Pasar al contenido principal
Domingo, 17 Noviembre 2019

Sí hay proyecto de Uribe que proponía pago por horas, pero no reforma laboral del Gobierno

Por José Felipe Sarmiento

La Gaceta del Senado que circula en redes con la iniciativa es verdadera, pero el Ejecitivo no le había dado apoyo. Actualización: el proyecto avanzó a segundo debate pero sin los artículos polémicos.

Actualización 5 de diciembre de 2019, 10:00 a.m.

En la sesión del martes 3 de diciembre, la comisión séptima del Senado aprobó el proyecto en primer debate en lo referente a la reducción gradual de la jornada laboral sin afectar salarios (los primeros cuatro artículos) y la vigencia (el último). El resto del contenido, incluyendo el artículo que establecía el pago por horas para jóvenes estudiantes y personas de la tercera edad, fue eliminado por consenso y con votación unánime.

Actualización 27 de noviembre de 2019, 12:50 p.m.

El pasado martes 26 de octubre, el expresidente y senador Álvaro Uribe anunció en la sesión de la Comisión Séptima del Senado que retirará el artículo del proyecto de ley que establece el pago por horas para jóvenes estudiantes y adultos mayores. “Creemos que ahí hay un problema social por resolver, pero hay que dar tiempo para que sigan pensando cómo hacerlo”, explicó.

Sin embargo, este cambio todavía no se ha oficializado en comunicación a los demás congresistas de esa comisión. “En la ponencia aún no está esa modificación”, le dijo a Colombiacheck otro de sus integrantes, el senador Carlos Fernando Motoa.

***
 

El presidente, Iván Duque, dijo esta semana que “no existe ninguna reforma laboral presentada por nuestro gobierno”, como una aclaración frente a uno de los argumentos que se ha usado para apoyar el paro del 21 de noviembre que es, justamente, la crítica a una reforma laboral supuestamente propuesta por el Ejecutivo.

Pero en respuesta a esta afirmación del mandatario, algunos usuarios de Twitter han puesto a circular imágenes de un proyecto de ley del expresidente y senador Álvaro Uribe, acompañadas por mensajes que lo presentan como si se tratara de una de iniciativa gubernamental. Esto llevó a que varios usuarios le preguntaran a Colombiacheck sobre la veracidad de esas versiones.

Por ejemplo, un trino asegura que “en la Gaceta del Congreso sale esta belleza” y muestra un facsímil de la publicación, luego de cuestionar a Duque por negar la existencia de la “reforma laboral”.

Tuit que presenta proyecto de ley laboral de Uribe como reforma del Gobierno

Aunque la iniciativa que se ve en la Gaceta es real y fue firmada por toda la bancada del Centro Democrático, que es el partido de Uribe y del presidente, el mensaje es ‘verdadero pero’ porque no es una reforma general del Código Sustantivo del Trabajo y tampoco es de autoría del Gobierno ni el Ejecutivo le ha manifestado su apoyo (o rechazo).

El contenido

El Proyecto de ley 212 de 2019 del Senado sí fue publicado en la Gaceta del Congreso 973 del pasado 2 de octubre. Sin embargo, la jefe de prensa de Uribe, Stephanie Carrillo, aclaró que no es una reforma laboral porque “no aborda temas como relación o contratos de trabajo, remuneración o prestaciones sociales”.

Al revisar el texto, se puede comprobar que modifica directamente un solo artículo del Código Sustantivo del Trabajo, el 161. Este cambio consiste en reducir la jornada laboral de 48 a 45 horas semanales. También disminuye de diez a nueve el máximo diario y elimina el mínimo, que actualmente es de cuatro horas continuas.

La propia exposición de motivos del proyecto reconoce que este cambio no es profundo porque esta nueva jornada “es la que ya se tiene implementada en la práctica”. Para demostrarlo cita la versión más reciente (2016-2017) de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo del DANE que, en efecto, determinó que el promedio actual es de 45,1 horas laborales a la semana a pesar de que la ley permite 48 como máximo.

Las siguientes disposiciones establecen claridades sobre esos puntos. Una es que estas nuevas normas podrían ser implementadas de forma gradual por los empleadores hasta llegar a la meta, a más tardar, en tres años. Otra es que esto no puede afectar los salarios ni otros derechos adquiridos por los trabajadores.

Enseguida, dice que lo anterior exonera a los empleadores de cumplir con el Artículo 163-A del Código, creado por la reforma de 1990, que establece que dos de las 48 horas semanales de trabajo máximas actuales deben ser para actividades recreativas en las empresas con más de 50 empleados. Lo mismo hace con el 5-A de la Ley de Protección a la Familia, adicionado a esta en 2017 para flexibilizar los horarios de quienes trabajan y además cuidan de sus parejas u otros parientes.

El Artículo 6 de la propuesta es el que plantea la contratación y el pago por horas para personas de 18 a 28 años que estudien y trabajen, así como para quienes sigan laborando después de la edad de jubilación, que actualmente es de 57 años para las mujeres y 62 para los hombres. El siguiente, le da seis meses de plazo al Ministerio de Trabajo para reglamentar el funcionamiento del sistema de salud para quienes coticen con esa nueva modalidad. Y el último, como en cualquier proyecto, establece la vigencia.

Para el abogado laboralista Camilo Cuervo Díaz, profesor de la Universidad Javeriana, “lo único medianamente novedoso [del Artículo 6] es que permite pagar seguridad social por menos del mínimo nominal, lo cual ya se puede hacer hoy en algunos sistemas que permiten cotizar por días”.

Aunque la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sí considera, a partir de su Estudio Económico de Colombia 2019 publicado en el 24 de octubre, que hoy existe una “penalización del empleo a tiempo parcial” y sugiere establecer un salario mínimo por horas para evitarla, el docente explica que no hay ninguna norma que prohíba expresamente esa modalidad de contratación. Así que la iniciativa está lejos de ser una gran reforma laboral. Por el contrario, Cuervo la considera un “globo”.

Y mientras el Legislativo lo eleva, el Ejecutivo no ha dicho si está a favor o en contra.

La posición del Gobierno

El senador uribista Honorio Henríquez ya elaboró una ponencia para que el proyecto sea aprobado en primer debate en la comisión séptima, pero este fue aplazado el pasado miércoles, entre otras razones, porque los ministerios de Trabajo y Hacienda no se han pronunciado sobre su contenido. Esto lo confirmaron Carrillo y el autor de la proposición de aplazamiento, Carlos Fernando Motoa, de Cambio Radical.

Colombiacheck buscó un pronunciamiento del MinTrabajo a través de su oficina de comunicaciones sin obtener respuesta hasta el momento de publicar esta nota.

No obstante, Duque y la ministra Alicia Arango han insistido en que no presentarán una reforma en esta materia sin pasar por la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, en la que participan gremios y sindicatos. Lo manifestaron precisamente ante ese organismo el martes pasado y en octubre, así como la semana pasada en el taller ‘Construyendo País’ de Barichara, Santander, y el Congreso Nacional Agropecuario.

El presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CGT), Luis Miguel Morantes, le dijo a Colombiacheck que en esa mesa “no hay todavía ninguna propuesta concreta de reforma por parte del Gobierno”. Además, aclaró que el proyecto de Uribe tampoco se ha discutido en esa instancia “porque no ha llegado oficialmente a la agenda, aunque se sabe que existe”.

El único pronunciamiento de Arango sobre el pago por horas ha sido en respuesta a una propuesta que la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) hizo en septiembre, de abrir esa posibilidad para actividades específicas como el diseño gráfico, la programación informática o la gastronomía; pero esta no hacía alusión a la edad, que es el factor diferencial en el proyecto del Centro Democrático. En todo caso, la jefa de cartera dijo entonces que “nosotros, como gobierno, no estamos totalmente de acuerdo”.

De modo que sí existe el proyecto del uribismo en trámite, pero no tiene los alcances de una reforma ni ha sido promovido por el Ejecutivo, que tampoco ha planteado una posición clara sobre ideas similares.

Viernes, 11 Octubre 2019

Bandera con mensaje 'Uribe es culpable' no fue puesta en Valle del Cauca

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Otras publicaciones en redes sociales la ubicaron en Medellín. Por medio de las herramientas de Google confirmamos que fue puesta en la capital de Antioquia.

Desde el pasado 8 de octubre ha sido compartida una foto de una bandera instalada en un puente sobre una autopista, que dice “Uribe es culpable”. Según algunos trinos que circulan en redes, con más de 8.000 interacciones, la bandera fue puesta en el Valle del Cauca.

Imagen 1

La foto es real, al igual que la bandera, pero no fue tomada en el Valle del Cauca sino en Medellín.

Al hacer búsqueda inversa de la foto encontramos otras publicaciones de redes en donde se señala que la fotografía fue tomada frente a la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín.

Un usuario de Facebook, incluso, publicó otra foto de la bandera, desde otro ángulo, en la cual se alcanza a ver que los buses que transitan por la calle dicen “Transportes Medellín”.

Imagen 2
El diario Publimetro publicó, el mismo 8 de octubre, una nota en la que agregó algunos de los post que compartieron la foto. Y en el mismo artículo se señala que la bandera estaba “ubicada en el puente peatonal de la Universidad Nacional”.

Por medio de Google Maps ubicamos el punto exacto del puente peatonal.

Y través de Google Street View visualizamos la entrada peatonal de la institución educativa. De esta manera, confirmamos que las imágenes de la herramienta sí se corresponden con las fotografías compartidas en redes.

Imagen 3

Por lo cual, concluimos que las fotos sí fueron tomadas en Medellín, y no en el Valle del Cauca, como señalan algunos usuarios en Twitter.

A raíz del llamado a indagatoria en la Corte Suprema de Justicia del expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez, por presunta manipulación de testigos, circulan en redes distintos mensajes de apoyo y rechazo.

En Colombiacheck ya habíamos verificado la foto de una pancarta falsa y de una valla verdadera instalada en Cali.