Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 07 Febrero 2020

Sigue circulando cadena falsa sobre prohibición de microondas en Japón

Por José Felipe Sarmiento

A pesar de que ha sido desmentida varias veces en diferentes países, Colombiacheck recibió la cadena falsa por WhatsApp hace unos días.

Con un enlace a un artículo chileno que ya ni siquiera abre, todavía circula por redes sociales la cadena que asegura que “el gobierno japonés decidió deshacerse de todos los microondas en el país antes de finales de este año”, bajo amenazas de cárcel para los ciudadanos que no lo hagan, debido a una investigación científica que supuestamente demostró que el uso de estos hornos por 20 años hace más daño que la bomba de Hiroshima.

Cadena falsa de WhatsApp sobre la prohibición de los microondas en Japón

Esta y otras versiones, incluyendo una que le atribuye la prohibición a la Unión Soviética de los 70 y no al Japón actual, han sido desmentidas por el diario El Tiempo, la agencia AFP y portales de verificación alrededor del mundo como Snopes de Estados Unidos, Chequeado de Argentina, Maldita de España, Raskrinkavanje de Bosnia y Herzegovina, The Quint de la India, Rappler de Filipinas y el Taiwan FactChecker Center, entre otros. Pero como la desinformación volvió llegar a nuestro chat, le tocó el turno a Colombiacheck. Por si las dudas, es falsa.

La nota original fue publicada en el portal satírico ruso Panorama. En la misma página se aclara que su contenido está compuesto por parodias y, en consecuencia, las noticias que ahí aparecen “no son reales”. Pero los traductores a múltiples idiomas ignoraron el aviso.

En cambio, el portal oficial en inglés del gobierno japonés no ha publicado nada sobre prohibir microondas, como se puede comprobar en Google y directamente en su sección de noticias. Lo mismo sucede en el sitio de su Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Por supuesto, tampoco existe la supuesta investigación de la Universidad de Hiroshima en la que se basa la cadena. No hay ningún resultado de búsqueda en la dirección de internet de esa institución que incluya al mismo tiempo los términos ‘hornos’, ‘microondas’, ‘radiación’ y ‘bomba nuclear’ en japonés.

La que sí se ha pronunciado sobre los microondas desde hace al menos 15 años es la Organización Mundial de la Salud (OMS). En febrero de 2005, esta agencia de las Naciones Unidas se refirió a los mitos sobre los efectos dañinos de estos hornos.

El ente internacional explicó que las ondas de radio de alta frecuencia solo actúan con el electrodoméstico en funcionamiento; que calientan los alimentos cuando estos absorben su energía electromagnética, pero esto no quiere decir que queden “radioactivos”, y que el diseño del aparato evita que la mayoría de las ondas escape de él porque estas se comportan parecido a la luz, que es otra forma de radiación, y no pueden atravesar el metal. Por esta razón, los hornos cumplen con estándares internacionales de seguridad.

Esa información, en general, sigue vigente. El portal especializado Healthline, escrito y editado por médicos y otros profesionales de la salud, tiene una completa página que responde algunas preguntas más sobre estos electrodomésticos. “No hay evidencia científica de que puedan causar daño y sí alguna de que son mejores que otros métodos de cocción para conservar los nutrientes de los alimentos y evitar la formación de compuestos dañinos”, concluye.

Buena parte de estas afirmaciones coinciden con lo que dice una nota del área de publicaciones de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, que fue publicada en 2015 y actualizada por última vez en febrero de 2019. Hace apenas seis meses, científicos de Turquía y Arabia Saudí también demostraron que los microondas son mejores para secar pepinos y kiwis, conservando su valor nutricional, que los hornos convencionales.

No obstante, Healthline da algunas recomendaciones de uso adecuado para evitar riesgos. Por ejemplo, mantener los hornos en buen estado, no calentar leche humana en ellos y evitar el uso de recipientes plásticos que no estén etiquetados como seguros para microondas, ya que estos sí pueden contaminar la comida al calentarse. Además, “solo para estar seguro, no presiones tu cara contra la ventana y mantén tu cabeza al menos a 30 centímetros del horno, pues la radiación se reduce rápidamente con la distancia”.

La radiación sí puede tener efectos negativos a largo plazo, como insiste un artículo científico recién publicado por autores indios. Sobre todo porque otros dispositivos de uso cotidiano, e incluso más frecuente, también la producen. Es el caso de los celulares, computadores, televisores, torres de radio y módems de internet. El trabajo hace especial énfasis en la telefonía.

“La radiación no siempre es peligrosa. No obstante, nuestra exposición anual promedio a ella ha crecido dramáticamente en años recientes. Mucho de este exceso ocurre en casa, en el trabajo e incluso en los hospitales. Y algunas de sus formas pueden pueden impactar significativamente nuestra salud y la de nuestros niños, nacidos y no nacidos. [...] Entonces, la sobredosis de cualquier tipo de radiación debe ser evitada, especialmente en ellos, ya que tienen órganos muy sensibles”, recomienda el documento.

Esto, sin embargo, está lejos de demostrar lo que dice la parodia convertida en cadena falsa. El mismo artículo de la India recuerda que en Hiroshima y Nagasaki hubo personas que murieron “en agonía después de que su carne se derritió” tras la explosión de las respectivas bombas atómicas, lanzadas por aviones estadounidenses en lo que fue el acto final de la Segunda Guerra Mundial. Son efectos muy diferentes.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 06 Agosto 2021

“Ya tenemos 14.700 instituciones educativas que se han transformado en centros digitales”

Por Mónica Ospino Orozco

Este chequeo hace parte del especial sobre el discurso del presidente, Iván Duque, en la instalación de las sesiones ordinarias del Congreso el 20 de julio de 2021.

Entre las afirmaciones que el presidente Iván Duque realizó en su discurso acerca de los avances de su gobierno en el tema educativo y de conectividad, dijo que “ya tenemos 14.700 instituciones educativas que se han transformado en centros digitales”.

Al ponerle la lupa a esta afirmación encontramos que el proyecto de Centros Digitales que lidera el Ministerio de Tecnologías de la Información, Mintic, y que contempla la instalación de los 14.745 centros en los 32 departamentos del país tiene un cronograma de cumplimiento que culmina en julio de 2022, aunque se calcula que la instalación meta (es decir, los 14.745) se haría el 31 de mayo de 2022. Así que Duque se adelantó un año y dio una cifra de la meta que tienen para 2022, pero en un proyecto que, a abril de 2021, solo llevaba un 1 % de ejecución.

Los Centros Digitales son centros de conectividad compartida donde los estudiantes harán uso de diversas tecnologías que el Gobierno pondrá a su disposición para la formación académica de escuelas y colegios rurales en los que se garantiza la conectividad hasta el año 2031.

 

Cronograma del proyecto de Centros Digitales, fuente Mintic.

Este proyecto, que tiene un valor de 2,1 billones de pesos y cuyo detalle está colgado en este micrositio del Mintic, precisa que fue adjudicado en diciembre de 2020 a Comunicación Celular S.A. - Comcel S.A. y Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020.

El primero conectará 7.468 Centros Digitales en los departamentos de Antioquia, San Andrés, Atlántico, Caldas, Caquetá, Cesar, Córdoba, Guainía, Guaviare, Huila, La Guajira, Meta, Norte de Santander, Santander, Sucre, Tolima y Vaupés por un valor de $1,06 billones.

Y por su parte, el contratista Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020, como ejecutor de la Región B del proyecto, conectará 7.277 Centros Digitales en los departamentos de Amazonas, Arauca, Bolívar, Boyacá, Casanare, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Magdalena, Nariño, Putumayo, Quindío, Risaralda, Valle del Cauca, Vichada por un valor de $1,07 billones.

Sin embargo, el 18 de julio de 2021 (dos días antes del discurso del presidente Duque), la ministra TIC, Karen Abudinem, reveló que su cartera había declarado la caducidad del contrato de Unión Temporal Centros Poblados Colombia 2020, pues se detectó que había presentado tres garantías bancarias falsas. Ese contratista tenía bajo su responsabilidad la instalación de 7.277 centros digitales.

Al respecto, Abudinen admitió el pasado 2 de agosto en entrevista con La W Radio , que aunque la interventoría del proyecto no le ha entregado ningún colegio conectado de los que le corresponden al contratista Centros Poblados, “la empresa Hughesnet nos mandó una carta en la que nos dice que ya habían entregado 1.000 colegios conectados y que están dispuestos a mostrarnos cómo están funcionando”.

Adicionalmente, en esta investigación de La W, publicada el pasado 6 de junio, se encontró que “que el contrato de los casi 15 mil centros digitales para conectar a internet las zonas rurales más apartadas del país, que adjudicó el MinTIC en diciembre del año pasado, hasta abril de este año solo llevaba en promedio un 1% de ejecución”.

La W precisa que entre sus hallazgos, “que el contratista Comcel, remitió un comunicado argumentando situaciones de fuerza mayor y solicitud de prórroga de la fase 1 de instalación de los centros digitales el pasado 23 de abril. Hasta ese momento el avance acreditado de este contratista era de 0,9% de todo el contrato. No obstante, a la fecha, el Ministerio de las TIC asegura que Comcel ya ha instalado 700 puntos en algunas de las zonas adjudicadas y aunque dicen que ya están listos para entrar a operar, deben ser revisados y autorizados por la interventoría”.

Por otra parte, el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras, en su columna semanal en el diario El Tiempo del 25 de julio, cuestionó duramente el proceso de contratación del Mintic para el proyecto de Centros Digitales y aseguró que, “este capítulo no se cierra con la caducidad del contrato. ¿Quién va a responder por los 70.000 millones girados del anticipo? ¿Quién nos va a representar frente a la segura demanda que sobrevendrá? ¿No será el mismo Ministerio? ¿Quién va a reponer el tiempo perdido y los perjuicios causados en todos los departamentos, por cierto los más vulnerables, como Chocó, Nariño, Putumayo y Cauca, entre otros?”.

Así es que tras estas evidencias, concluimos que la afirmación del presidente Duque acerca de que en el país ya hay “14.700 instituciones educativas que se han transformado en centros digitales” es falsa, porque el avance de este proyecto es muy lento aún, porque se declaró la caducidad de uno de los dos contratos que se ejecutarían en estas instalaciones y porque el mismo proyecto, desde su inicio, está programado para terminar en el 2022.