Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 22 Agosto 2020

Trino de Duque sobre número de masacres tiene comparaciones no válidas 

Por Ana María Saavedra

El Presidente trinó un cuadro comparando las masacres entre 2010 y 2018, (en el gobierno de Santos) con las de 2019 y 2020 (en su gobierno). Pero el cuadro incluye datos inexactos y la comparación no es la correcta.

En la mañana de hoy, antes de su visita al barrio Llano Verde de Cali, donde fueron masacrados cinco jóvenes, y momentos antes de que se conociera otra masacre en Tumaco, Nariño, el presidente Iván Duque publicó el siguiente trino:

“Nos duelen los muertos que deja la violencia producto de narcotráfico y terrorismo. Entre 2010 y 2018, nuestro país vivió 189 homicidios colectivos, y entre 2019 y 2020, 34 hechos de esa naturaleza. Seguiremos combatiendo a disidencias FARC, ELN, Clan del Golfo, carteles y otros”.

Este gráfico no incluye a las por lo menos 17 personas que fueron asesinadas en tres nuevas masacres ocurridas en varios puntos de Colombia entre el viernes y hoy en El Tambo, Cauca; Arauca y Tumaco.

De todas maneras verificamos los datos y el gráfico compartido por Duque y calificamos su trino como cuestionable por varias razones: las cifras no incluyen las tres nuevas masacres, los datos del gráfico son diferentes a los del propio mensaje del trino y, por otro lado, no es válido hacer la comparación entre un período de nueve años y otro de un año y siete meses y 17 días.

Para este chequeo nos comunicamos con el equipo de prensa de Presidencia para preguntar por las cifras de ese gráfico y aclarar qué meses de 2020 incluye. Hasta la publicación de esta nota no hemos tenido una respuesta.

Precisamente, en un chequeo del discurso de Duque del 7 de agosto pasado verificamos cuatro afirmaciones del Presidente frente a sus logros en seguridad. En ese chequeo citamos un informe del Ministerio de Defensa en el que se daban cifras de diferentes delitos y resultados operacionales.

Entre las cifras se encontraban las de homicidios colectivos y el número de víctimas de estos hechos. Los cuadros incluían la comparación de los casos desde 2010 hasta junio de 2020.

Número de masacres

Homicidios colectivos

Número de víctimas

Víctimas de masacres

Aparte de esto, nos comunicamos con el equipo de prensa del Ministerio de Defensa y nos enviaron este cuadro con las cifras de masacres desde 2010 hasta el 17 de agosto de 2020.

Cifras de masacres

Al revisar los años de la tabla del trino de Duque con los años del mensaje que la acompaña encontramos que son diferentes: en uno habla de 2010-2018, 2018-2020 y en su mensaje asegura que las comparaciones son entre 2010 y 2018 y 2019 y 2020.

En la tabla de trino de Duque se da la cifra de 34 masacres con 173 víctimas entre 2018 y 2020, pero al sumar los datos del Ministerio de Defensa sería 46 con 232 víctimas, desde el 2018 hasta el 17 de agosto de este año.

Una comparación no válida

El trino de Duque generó una serie de críticas de diferentes analistas. Álvaro José Pretel, excoordinador del Observatorio de Seguridad de Cali, indica que en el trino Duque está comparando dos periodos de tiempo diferentes, lo que no es una buena práctica estadística. Segundo, no especifica qué hechos analiza. Por lo cual, el universo del periodo más largo es indeterminado.

A su turno, Katherine Aguirre Tobón, investigadora del Instituto Igarapé de Brasil, aclara que “de entrada, la gráfica está errada porque compara períodos que no son los mismos. Bajo ninguna lógica son comparables dos periodos de tiempo que no tienen el mismo número de años o meses”.

Juan Carlos Garzón, experto en temas de seguridad de la Fundación Ideas para la Paz, publicó un trino al respecto, en el que indicó que, según las cifras de MinDefensa, el gráfico de homicidios colectivos (corrigiendo la comparación, con periodos iguales de tiempo) se vería como en la imagen más abajo. 

“Tenemos casi el doble de las víctimas y esto no tiene en cuenta las últimas masacres. El deterioro existe. Negarlo no lo va a solucionar”, dice Garzón.

Asimismo, en este gráfico que realizamos basados en los datos del Ministerio de Defensa, vemos cómo, a partir de 2014, el número de masacres en el país descendió, pero el año pasado se incrementó de nuevo.

Masacres

Esa realidad también la evidenció la twittera Daniela Lozano y el exmagistrado Iván Velásquez, quienes compartieron un gráfico que tiene como fuente la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. 

Estas cifras, efectivamente, fueron entregadas por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como se ve en este trino.

Los números de esta tabla no coinciden con los datos de Duque. Mientras que para el Gobierno este año, hasta el 17 de agosto, iban 12 masacres, en 2019 fueron 22, en 2018 fueron 12, y en 2017 fueron 13; los datos de la ONU dan cuenta de 33 casos este año, 36 en 2019, 20 en 2018 y 11 en 2017. 

La ONU, en un comunicado, expresó su preocupación por lo que está ocurriendo en Colombia: “estos hechos violentos, con serios impactos humanitarios, están ocurriendo en territorios con presencia de grupos armados ilegales y otras organizaciones generadoras de violencia, de economías ilegales, pobreza y caracterizado por una limitada presencia del Estado. Por lo tanto, es crucial avanzar y profundizar la implementación integral del Acuerdo de Paz especialmente su capítulo 3.4 sobre garantías de seguridad que ofrece mecanismos e instrumentos de prevención, protección y seguridad”.

Es que desde el 11 de agosto a la fecha, los medios de comunicación han registrado cinco masacres en Cali, Samaniego, Arauca, El Tambo y Tumaco.

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU ya había alertado de la violencia en el país el año pasado. “En 2019 se registraron en el país 36 masacres que implicaron la muerte de 133 personas, la cifra más alta registrada por esta oficina desde 2014”, se indicó en una noticia de El Tiempo en la que citaban a ese organismo.

En un documento de la ONU se explica que una masacre ocurre cuando tres o más personas son asesinadas en el mismo hecho (mismo lugar y momento) y por el mismo presunto perpetrador. Este concepto es similar al del Ministerio de Defensa, como nos aclararon en la oficina de prensa, pero cambia en el número de víctimas, pues el gobierno colombiano considera una masacre* un homicidio colectivo de cuatro o más víctimas.

Así que calificamos el trino de Duque como cuestionable, pues no incluye las últimas tres masacres (dos de ellas ocurridas antes de su trino), los datos del mensaje y de los gráficos son diferentes y, finalmente, porque está comparando períodos de tiempo muy diferentes.

[Aclaración del 24 de agosto de 2020:] En el texto utilizamos el término "masacre", con su definición de la Real Academia de la Lengua: "Matanza de personas, por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida", pero los datos del Ministerio hablan de "homicidio colectivo". Para el Ministerio de Defensa se entiende como "homicidio colectivo" un hecho que resultan muertos cuatro o más personas en estado de indefensión en el mismo lugar, la misma hora y por los mismos actores.

Así que aclaramos que el concepto dado por prensa del Ministerio era de "homicidio colectivo" y no "de masacre", pues ellos no han utilizado esa palabra. Sin embargo la ONU sí utiliza el término "masacre".

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 25 Mayo 2018

La receta secreta detrás de la lechona de Iván Duque

Por José Felipe Sarmiento Abella

Por redes sociales han circulado fotos y videos de simpatizantes ofreciendo plata y lechona en actos de campaña del candidato del Centro Democrático. Chequeamos su veracidad.

Al lugar común que se usa para hablar de las elecciones en Colombia, el que dice que aquí se vota por un plato de lechona o a cambio de unos pesos, le salieron unas supuestas pruebas que han circulado por las redes sociales para acusar al candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, de comprar votos (que es delito) o al menos de atraer público a sus actos de campaña con ese tipo de incentivos.

El señalamiento podría parecer anecdótico. Pero de comprobarse un acto de corrupción al sufragante, como lo denomina el Código Penal, los responsables estarían expuestos a pasar hasta siete años y medio en prisión, además de pagar 586 millones de pesos de multa. Incluso el votante que acepte la plata puede terminar con una pena de tres años.

Colombiacheck.com encontró que las fotografías de la repartición de lechona en Paipa (Boyacá) y el video donde se ofrece plata en Soacha (Cundinamarca), en ambos casos durante actos de campaña de Duque en los respectivos municipios, son reales.

No obstante, hacen falta pruebas contundentes para afirmar que la campaña se involucró de forma directa en esa práctica, como lo insinuaron algunos usuarios.

Por eso consideramos una cadena como aproximada y la otra como engañosa.

 

De compras en Soacha

El caso más explícito es el de la plaza principal de Soacha, al sur de Bogotá, donde el aspirante uribista hizo un acto público el pasado 12 de mayo. Ese día se hizo viral un video en el que se oye el discurso del candidato al fondo y se ve la discusión entre la denunciante que graba y un grupo de personas que estarían ofreciendo dinero a los asistentes en la esquina de la calle 13 con carrera 7.

 

 

La campaña respondió con un video acompañado de la etiqueta #SolucionesNoAgresiones, que usan para desmentir las noticias falsas que perjudican al candidato en redes sociales. En él aseguraron que se trata de un intento por “incriminarlo”, negaron estar detrás de la entrega de dinero en efectivo y afirmaron que, de hecho, no lo maneja.

El director municipal del partido, Ferddy Alexander González, reconoció que el episodio sí se presentó pero se lo atribuyó a un grupo político local que se unió a la campaña “hace poco” pero “nunca antes había hecho parte” de ella. Este, agregó, estaría vinculado a un funcionario de la Gobernación de Cundinamarca. “Nosotros no aprobamos eso”, enfatizó. Aunque también admitió que no tiene pruebas de las acusaciones, por lo que pidió mantener en reserva los nombres propios que señaló.

De todas formas Colombiacheck.com indagó por la filiación política de las personas que, según él, estaban involucradas y encontró que no pertenecen al uribismo ni a sus aliados en estas elecciones. Quien lidera la colectividad incluso apoya de forma abierta en sus redes sociales a otro candidato presidencial. Aun así, el portal buscó su versión y le preguntó por Facebook, por WhatsApp y hasta fue a su oficina, pero nunca consiguió respuesta.

No es claro entonces si se trató de un saboteo de otra campaña contra la de Duque o si las personas que aparecen en el video, con camisetas y gorras del candidato, de verdad trabajaban para él.

Sin embargo, la entrega de plata fue reconocida como un hecho incluso si los organizadores del partido no tuvieron responsabilidad en ella. En consecuencia calificamos la afirmación como aproximada.

 

Lechona boyacense

La otra cadena que se viralizó en los últimos días tiene como protagonista a la gastronomía electoral colombiana, que se asocia con el tamal y la lechona como los platos típicos para atraer ciudadanos a las manifestaciones e incluso a las urnas. En este caso, la cocina tolimense se habría tomado un acto de campaña de Duque en Paipa (Boyacá).

Así lo denunció el actor Bruno Díaz, quien apoya la candidatura presidencial de Gustavo Petro por la coalición Colombia Humana, el pasado 17 de mayo.

 

 

No solo es evidente que las personas que reciben la comida están vestidas con prendas alusivas al candidato del Centro Democrático.

Además, las fotografías sí fueron tomadas sobre la vía Tunja-Sogamoso. Al fondo se ve el estadio del municipio y el andén corresponde al que está junto a esa vía al lado del lago Sochagota, emblemático de la misma población.

Pero además Duque sí tuvo una reunión con empresarios boyacenses en Paipa el día anterior. El representante uribista Ciro Ramírez, organizador de la campaña en ese departamento, reportó el encuentro en el hotel Estelar. El sitio está a diez minutos en carro de donde se estaba parqueado el camión de la lechona. Para ir solo había que rodear el lago por 4 kilómetros.

Pero el presidenciable no está en la foto. El congresista Ramírez dijo que todo el evento se desarrolló en un espacio cerrado del hotel y que Duque nunca estuvo con simpatizantes en ese punto de la carretera.

La explicación que dio es que los empresarios llevaron a sus empleados al acto de campaña y, como algunos iban desde Samacá (que queda a 73 kilómetros) u otros municipios, pararon por el camino para darles algo de comer.

En resumen, dijo que la campaña “no puso un peso para refrigerios” y que lo único que pagó fue el salón de eventos.

Colombiacheck.com pudo establecer que la orden fue registrada en la lechonería a nombre de Incarsa, Industria Carbonífera de Samacá S.A.S. Esta empresa se encarga de la explotación subterránea y el procesamiento del carbón coquizable (el que se usa para fabricar acero) que luego exporta C.I. Milpa S.A., propietaria de su infraestructura.

Aunque esto demuestra que ni Duque ni su partido o sus directivos encargaron la comida, la compañía que lo hizo sí es cercana a ellos. La presidenta de Incarsa, María Ángela Parra Castiblanco, le donó 25 millones de pesos a su campaña para la consulta del 11 de marzo. Lo mismo puso su hermana Martha Cecilia, una de las cabezas de Milpa.

Pero eso no implica una compra de votos, aunque la repartición de lechona haya existido, porque fue una empresa privada la que pagó la comida para sus empleados (aunque fuera para llevarlos al evento) y no la campaña. De modo que la acusación de Díaz y otros usuarios de las redes es engañosa.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase

    1. "A la campaña de Iván Duque en Soacha le tocó repartir plata para llenar la plaza".

    2. "El candidato joven, el de la renovación, el de las nuevas formas de hacer política, repartiendo lechona en Paipa".

    Autor

    1. @Edson_Chavarro (viral en redes sociales).

    2. @BrunoDiazACTOR (viral en redes sociales).

    Fuentes

    1. Freddy Alexander González, directivo del Centro Democrático en Soacha; video de la campaña de Iván Duque, redes sociales de las personas señaladas por González (se les buscó también en persona y por teléfono pero no atendieron), Código Penal.

    2. Mapas y fotos de Google, redes sociales del candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque; representante a la Cámara por Boyacá Ciro Ramírez, por teléfono y redes sociales; lechonería Doña Ana, Industria Carbonífera de Samacá S.A.S. en el Registro Único Empresarial (RUES) de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), perfil en LinkedIn de Comercializadora Internacional Milpa S.A., relación de contribuciones o donaciones de los particulares a la campaña de Duque en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

    Contexto

    Ambas publicaciones se hicieron virales en Twitter y Facebook después de eventos de campaña de Iván Duque en los respectivos municipios.

    Calificación

    1. Aproximada.

    2. Engañosa.