Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 09 Marzo 2017

Visitas a zonas veredales, otro rifirrafe entre el Gobierno y las Farc

Por Sania Salazar

El integrante del secretariado de las Farc dice que restricciones a visitas en las Zonas veredales son incumplimiento de lo acordado. Gobierno dice que no están prohibiendo la entrada. Varios medios consultados dicen no haber tenido mayor problema para entrar.

¿La Policía y el Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación están violando el Acuerdo de cese al fuego al impedir el ingreso de visitas a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización?

Eso es lo que denuncia Carlos Antonio Lozada, integrante del secretariado de las Farc (cuyo verdadero nombre es Julián Gallo), en un trino publicado en su cuenta personal el pasado 26 de febrero.

 

 

Colombiacheck solicitó una entrevista con Lozada al equipo de comunicaciones de las Farc por medio de correo electrónico para conocer en detalle la situación que denuncia en el trino, pero hasta el momento de publicación de esta nota no hemos recibido respuesta. También se le dejó un mensaje en su cuenta de Twitter, pero tampoco ha respondido.

Según el punto tres del Acuerdo Final que habla sobre el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, exactamente en el apartado 3.1.4.1 que explica lo relacionado con las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (Zvtn) “Cada Zvtn cuenta con un área de recepción, para atender las personas que lleguen a la misma. En los campamentos no hay ni puede ingresar población civil en ningún momento”.

“Dentro de cada vereda vamos a delimitar un área específica y dentro de esa área vamos a tener unos campamentos, dentro de ellos va a estar alojada las Farc únicamente, le vamos a pedir a los pobladores aledaños a los campamentos que no entren allí porque esos campamentos van a estar habilitados para llevar a cabo la dejación de las armas”, explicó Alejandro Reyes Lozano, Asesor de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, en el programa Agenda Colombia, de la Presidencia de la República.

En resumen, las visitas pueden entrar a las Zvtn, pero no a los campamentos, pues allí los excombatientes aún están armados y se quieren evitar incidentes que involucren a población civil. La semana pasada se presentó un enfrentamiento entre guerrilleros que dejó a uno de ellos herido en la zona veredal de Buenos Aires, Cauca, hecho que investiga el Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación, MM&V (conformado por el Gobierno, la ONU y miembros de las Farc). El proceso de desarme inició el pasado 1 de marzo.

Colombiacheck le preguntó al gerente de las Zonas veredales, Carlos Córdoba, cómo está funcionando lo acordado con respecto a dichas visitas.

“En las zonas veredales no solamente no están prohibidas las visitas, sino no está prohibida ninguna actividad pública o privada porque son zonas que solamente están delimitadas para que las personas de las Farc no salgan, pero eso no quiere decir que no pueda entrar nadie”, indicó.

Córdoba explicó que los campamentos no están claramente delimitados todavía. “Hemos tenido demoras por parte de las Farc en la delimitación de esos campamentos y si ese límite es difuso, también es difuso hasta dónde pueden entrar los civiles y hasta donde no”. El funcionario aseguró que desde la Oficina del Alto Comisionado le han pedido formalmente al MM&V que se delimiten rápidamente estos campamentos y admitió que no todas las zonas de recepción están listas.

Según el Gerente de las Zvtn la queja de Lozada “se debe a varias cosas, ellos, especialmente allá (se refiere a Icononzo, Tolima, donde está Lozada) por estar tan cerca a Bogotá, han hecho mucha convocatoria de movilización política, han llamado estudiantes de distintas universidades, ONG, cooperación, etc, y creo que en algún momento el Mecanismo de Verificación también ha dicho, bueno un segundo, que a esto hay que ponerle un orden. Las Zonas no son para hacer política”, enfatizó y agregó que el Gobierno está interesado en facilitar el tránsito de las Farc a la vida legal y política, pero que el proceso tiene un orden.

Colombiacheck habló con periodistas de El Colombiano, El Espectador, La Opinión y con corresponsales internacionales y coincidieron en que no han tenido mayores dificultades para entrar a las distintas Zonas veredales, pero aclararon que las visitas más recientes se realizaron cuando todavía no había terminado la entrada de los excombatientes a las zonas y aún no empezaba formalmente la supervisión del Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación.

“El respeto mutuo y la disciplina militar espontánea son la tónica de la convivencia en las zonas veredales, que se han convertido, asimismo, en un hervidero de civiles de distintas tendencias políticas -además de periodistas- que entran a los campamentos y salen para informarse sobre los pormenores de estos preparativos para la paz definitiva”, relata una nota de la Agencia Informativa Prensa Latina, que dice además que muchos familiares se encuentran por primera vez allí con sus seres queridos, a quienes no veían por décadas”.

¿Por qué son importantes las Zvtn?

El Gobierno ha insistido en que el principal objetivo de la negociación con las Farc es que hagan política sin armas. En ese proceso las Zvtn juegan un papel muy importante porque son los lugares definidos para que el grupo guerrillero se deshaga de ellas y empiece su tránsito a la legalidad.

“Estas Zonas son territoriales, temporales y transitorias, definidas, delimitadas y previamente concertadas entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, y cuentan con el monitoreo y verificación del Mecanismo Tripartito, que por cada Zvtn contará con Equipos de Monitoreo Local”, precisa el Acuerdo Final.

Inicialmente se pactaron 20 Zvtn y 7 puntos, pero finalmente se establecieron 19 y los puntos se mantuvieron en el mismo número.

En detalles como estos, que podrían calificarse como pequeños, se refleja la necesidad de que ambas partes cumplan a cabalidad con lo pactado, para que los límites estén claramente definidos y sea también más fácil definir quién está incumpliendo y definir soluciones rápidas y efectivas. Urge que se terminen las acusaciones mutuas.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 28 Mayo 2019

Cablenoticias se equivocó de editorial del NYT sobre la paz en Colombia

Por José Felipe Sarmiento

En lugar de la reciente crítica del medio estadounidense al gobierno Duque, el pasado 24 de mayo, la web del canal reseñó una opinión que el mismo periódico publicó en 2016 sobre el senador Uribe.

Una nota del sábado pasado en el portal del canal de televisión Cablenoticias se titula "Uribe es el hombre que bloquea la paz de Colombia, según NYT". El primer párrafo asegura que, con esa afirmación, "el diario norteamericano The New York Times sigue mostrando su posición sobre la situación actual de Colombia en cuanto a la paz".

Captura de pantalla de la nota de Cablenoticias del 24 de mayo de 2019

Captura de pantalla de un tuit del canal que promociona la misma nota

Pero el titular y todas las citas textuales que trae a colación el artículo provienen de la editorial que el medio neoyorquino publicó del 14 de octubre de 2016, cuando se cumplían 12 días del apretado triunfo del 'No' en el plebiscito que buscaba refrendar el Acuerdo de Cartagena. La página colombiana incluso entrecomilla la sugerencia que el Times le hizo en ese entonces al expresidente y senador Álvaro Uribe en el sentido de que "debería enviar una delegación a La Habana para buscar compromisos en temas como justicia y participación política".

La publicación del canal también interpreta que el periódico califica como "poco realistas" los intentos de cambiar la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). En cambio, la referencia original es a las peticiones que buscaban "deshacerse del sistema de justicia transicional y del tribunal especial al corazón del acuerdo" en el contexto de la renegociación posterior a la derrota en las urnas de lo pactado inicialmente con la guerrilla, proceso que avanzaba en ese momento y que terminó en noviembre de ese año con la firma del Acuerdo del Teatro Colón.

El NYT sí se ha referido a Colombia varias veces desde el pasado 18 de mayo, cuando una investigación del periodista Nicholas Casey denunció la existencia de nuevas órdenes y sistemas de evaluación en el Ejército con características similares a los que impulsaron los asesinatos de civiles para presentarlos como bajas en combate ('falsos positivos') en el gobierno de Uribe. Pero ninguno de estos artículos recientes contiene las expresiones citadas por Cablenoticias.

Lo que expresó la editorial reciente del diario, del 24 de mayo de este año, fue una serie de críticas a la implementación del Acuerdo de Paz con las Farc por parte del presidente actual, Iván Duque. El NY Times señaló, además del retorno de las cuestionadas prácticas de guerra, los asesinatos de líderes sociales y excombatientes, el incumplimiento de las promesas sobre desarrollo rural, la falta de recursos para la sustitución de cultivos ilícitos y, ahora sí, las presiones para reformar la JEP, entre otros argumentos para advertir una posible crisis de la paz.

Es decir que la nota reciente en la web del canal colombiano es cuestionable, porque fue hecha con base a la editorial equivocada. En lugar de basarse en la de ese mismo día, reseñó otra del New York Times, pero de hace casi tres años.