Pasar al contenido principal
Jueves, 17 Octubre 2019

Ángela Hernández no ha propuesto en su campaña ‘colegios para la comunidad LGBTI’

Por Jonathan Méndez – Unab

Aunque la candidata a la gobernación de Santander sí ha mencionado el tema en el pasado, no es una de sus propuestas en esta campaña.

En Facebook se está difundiendo una imagen, que se asemeja a una publicidad de la candidata a la gobernación de Santander Ángela Hernández Álvarez, con la frase “Crearemos colegios para la comunidad LGBTI y así nuestros niños estarán tranquilos con su sexualidad”.  

Aunque la exdiputada sí ha hablado de este tema en el pasado, no es cierto que esta sea una propuesta de su campaña, por lo que calificamos la imagen como “cuestionable”.

La imagen fue publicada originalmente en una página de Facebook que copiaba el estilo de la página oficial de la candidata. Pero esa página fue borrada esta semana. Luego, la misma imagen fue compartida desde otros perfiles y páginas de noticias de esta red social.

h

En RedCheq hablamos con la candidata, quien nos respondió que esto hace parte de una estrategia de creación de perfiles falsos con su nombre y publicidad engañosa en redes sociales con el propósito de afectar su candidatura.

Además, revisamos el programa de gobierno que la aspirante radicó ante la Registraduría Nacional y encontramos que este no incluye la creación de colegios para la “comunidad LGBTI”. De hecho, en ninguna de las 44 páginas del documento se hace referencia a la población LGBTI.

Hernández apareció en varios medios nacionales en 2016, siendo diputada de la Asamblea de Santander, cuando criticó la Ley 1620 de 2013 (o Ley de convivencia escolar) impulsada por el Ministerio de Educación y generó el llamado escándalo de las “cartillas de género” que terminó con la salida de Gina Parody de ese ministerio.

En medio de esta campaña, Hernández ha participado en al menos cuatro debates en los que han salido a relucir sus críticas a esas cartillas. Dos de ellos se realizaron en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab); uno, en la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) y otro en Enlace Noticias.  

Pero al revisar las declaraciones de Hernández, no encontramos que haya propuesto como parte de su campaña crear “colegios para la comunidad LGBTI”. 

Tampoco lo ha hecho en sus redes sociales @AngelaGoberna y @AngelaGobernadora.

Lo que sí ha manifestado en sus redes y en otros espacios es que es “defensora de la familia tradicional, los principios y valores”.

Por otra parte, en el debate en la Asamblea de Santander de 2016 en el que Hernández criticó las cartillas en los colegios sí hay una mención a “colegios LGBTI”. Aunque en el acta de esa sesión, que reposa en el archivo de la Asamblea, no se registró su discurso completo, si hay un video en el canal de YouTube de la ahora candidata donde se puede ver su intervención.

En esa ocasión, Hernández centró su discurso en lo que calificó como “una estrategia para implementar conductas LGBTI en los colegios, pasando por encima de los derechos de los niños y padres de familia”. 

En el minuto 8:27 de esa misma intervención, dijo: “Si en Colombia hubiera tantos padres de familia interesados en que sus hijos crecieran en esas costumbres, prácticas e ideologías LGBTI, pues que creen colegios LGBTI a ver cuántas personas van a matricular a sus hijos para que los enseñen y orienten en esa tendencia”.

Tras esa intervención, Hernández apareció en varios medios nacionales hablando sobre su posición. Por ejemplo, habló en W Radio. Al minuto 12:01 de esta entrevista, una periodista le preguntó: “¿Cuál entonces es la mejor forma que ustedes le sugieren al Ministerio de Educación, porque dicen que están sesgando un poco los ideales desde los niños de los niños que eduquen los padres desde la casa, cuál es la mejor forma si en los colegios no les pueden dar esta libertad?”.

La diputada respondió: “Al Ministerio le proponemos dos cosas: frente al tema de los baños, entonces cree un baño transgénero para todos los niños gay, lesbiana, travesti; créenles un baño especial para ellos donde no se vea esa contraposición de derechos, esa contraposición de morales entre los que creen una cosa y los que creen otra. Ahora si la educación en Colombia los padres de familia estuvieran interesados en que fuera con las tendencias LGBTI, creen colegios LGBTI para que los padres de familia que quieran que sus hijos los formen”. 

En ese momento, Julio Sánchez y Félix de Bedout, quienes estaban entrevistándola, la interpelaron y aseguraron que estaba proponiendo “colegios para niños gay”.

Hernández respondió: “Lo que estoy diciendo, por favor no me malinterpreten mis palabras, ni me pretendan colocar homofóbica porque no lo soy, que si lo que quieren hacer es educar a los niños con tendencias LGBTI pues creen colegios con esa tendencia. A los que quieran educar de esa manera, y a los papás que los quieran educar distinto, ellos dónde quedan. ¿Dónde queda la moral, dónde queda la ética de cada familia, de cada padre, que quiere formar a su hijo con unos derechos distintos?”.

Al analizar todos estos elementos, calificamos la imagen difundida como cuestionable, pues crear colegios LGBTI no hace parte de las propuestas de campaña de Hernández, pero la candidata sí había mencionado el tema en 2016 cuando era diputada de la Asamblea de Santander.

RedCheq

Viernes, 18 Octubre 2019

Bogotá tiene tarifa diferencial de transporte para estudiantes, pero no se aplica

Por Sania Salazar

La candidata a la alcaldía de la capital por el Partido Alianza Verde, Claudia López, tiene razón en que la tarifa diferencial no se está aplicando, prometió hacerlo de ser elegida.

Hace unos días, varias organizaciones sociales de Bogotá realizaron lo que denominador el “Gran debate por la justicia social” al que solo llegó la candidata por el Partido Verde, Claudia López. 

Allí, López aseguró que “hay un acuerdo de tarifa estudiantil diferencial que no se está aplicando, es un acuerdo del Polo Democrático que se tiene que aplicar”, esto en respuesta a la pregunta de si reduciría la tarifa del transporte público para esa población durante su mandato, a lo que además dijo que el acuerdo se tiene que aplicar.

Colombiacheck califica la afirmación como “verdadero, pero”, porque es verdad que existe el Acuerdo del Concejo de Bogotá y que no se está aplicando, pero los involucrados en hacerlo realidad aseguran que no hay dinero.

El equipo de prensa de López le dijo a Colombiacheck que se trata de un acuerdo del Concejo de Bogotá, el 615 de 2015, con el que se creó la tarifa estudiantil en el sistema integrado de transporte público, Sitp, del distrito capital, “cuyo valor máximo será el equivalente al 70% de la tarifa ordinaria que aplique para los demás usuarios”.

El acuerdo establece que los beneficiados con la tarifa diferencial son los estudiantes de instituciones educativas del Distrito Capital, de grados sexto a once y los de instituciones de educación superior (técnica, tecnológica y universitaria) con sede en la capital que  pertenezcan a los estratos 1, 2 y 3 y residan a más de un (1) kilómetro de distancia de la institución educativa.

Además, establece que “los costos de la reducción en el valor del pasaje, producto de la aplicación de la Tarifa Estudiantil prevista en el presente Acuerdo, será con cargo a los recursos de operación del SITP sujetos a los estudios que para tal fin realice Transmilenio S.A o la entidad que haga sus veces, asegurando que no se ponga en riesgo la estabilidad financiera del sistema” y aclara que serán Transmilenio y la Secretaría de Educación los encargados de administrar los recursos para cumplir con el Acuerdo.

El Acuerdo se firmó en 2015 y según Celio Nieves, concejal de Bogotá por el partido Polo Democrático y autor de la iniciativa, debía empezar a regir en 2016, pero es consciente de que antes de la implementación hay que dar unos pasos de carácter administrativo para determinar cuál es la población que se beneficiará. Pero han pasado cuatro años desde la aprobación del Acuerdo en el Concejo y la tarifa diferencial no se ha aplicado,  por lo que interpuso una acción de cumplimiento en contra de la Secretaría de Educación de Bogotá y de Transmilenio.

Tanto el Juzgado Cincuenta administrativo del circuito de Bogotá, en primera instancia, (julio de 2019) como el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en segunda instancia, (30 de agosto de 2019) negaron las pretensiones de Nieves.

El concejal dijo que interpuso esa acción “porque el alcalde Enrique Peñalosa y el gobierno en general no le ubicó recursos para cumplir ese mandato”.

Nieves cree que falta voluntad política del gobierno Peñalosa para hacer realidad el Acuerdo. “Tengo la aspiración de que quien llegue a la alcaldía de Bogotá tiene que darle cumplimiento o si no para qué aprobamos acuerdos de ciudad”, se preguntó.

En el fallo de segunda instancia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca consta que Transmilenio dijo no tener dinero para cumplir con dicho acuerdo y aseguró que es la Secretaría Distrital de Hacienda “quien deberá garantizar las fuentes de los recursos así como la permanencia de estos en el tiempo”.

El equipo de prensa de la Secretaría de educación le explicó a Colombiacheck que en las próximas semanas entregarán a Transmilenio la actualización de un primer informe técnico que identifica a la población que cumple los requisitos para aplicarle la tarifa y que ya se había entregado a mediados de 2016, cuando se concluyó que no se tenía el dinero necesario para cumplir con el acuerdo. Con esa actualización, Transmilenio deberá hacer los estudios técnicos y financieros con las nuevas tarifas de transporte.

Fernando Rojas, experto en movilidad, explicó que el acuerdo está supeditado a la disponibilidad de dinero para hacerlo realidad. “No hay un único responsable en este caso, por más que Transmilenio quiera hacerlo, no tiene de dónde sacar los recursos, pero tampoco puede obligar a los operadores porque los operadores están quebrados, la responsabilidad es compartida entre Transmilenio y los operadores”, explicó Rojas, quien indicó también que el aporte de la administración distrital depende de la disponibilidad de dinero que tenga.

El experto enfatizó en que no es un problema de voluntad política, “es problema de una crisis estructural del sistema, como están hoy las finanzas del sistema es muy difícil que entre en funcionamiento porque no hay cómo cubrirlo, habría que quitarle esos recursos a otros rubros”, concluyó.

RedCheq