Pasar al contenido principal
Sábado, 12 Octubre 2019

Aporte del SITP a contaminación del aire en Bogotá depende del tipo de emisión

Por José Felipe Sarmiento

El programa de gobierno de Miguel Uribe dice que los colectivos generan 20 por ciento de las emisiones de fuentes móviles. Se acerca en material particulado, pero no en el resto de sustancias.

El programa de gobierno de Miguel Uribe Turbay, candidato a la Alcaldía de Bogotá con el aval de cinco partidos y el grupo significativo de ciudadanos Avancemos, dice que “los buses colectivos contaminantes del SITP generan el 20 por ciento de las emisiones móviles” y luego promete sustituirlos por otros más modernos, que afecten menos la calidad del aire en la ciudad.

Aunque la campaña no le confirmó a Colombiacheck el origen de la cifra, la entidad que lleva el inventario de emisiones provenientes de fuentes móviles es la Secretaría de Ambiente de la ciudad. Esta ya nos había enviado los datos con corte a 2016, que sigue siendo la actualización más reciente, para un chequeo de noviembre pasado en el que contamos que el informe completo es reservado y, por ende, no se conoce con exactitud la metodología de la medición.

Tabla de fuentes móviles de emisiones contaminantes en Bogotá. Fuente: Secretaría de Ambiente.

En todo caso, el cálculo del plan de Uribe solo se acerca a los datos de un tipo de emisión contaminante: el material particulado de 10 micras de diámetro (PM10). El transporte público colectivo (TPC) y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) Provisional aportan 13,63 por ciento y los buses zonales, 7,98 por ciento. Esto da 21,61 por ciento.

La suma para los óxidos de nitrógeno (NOx) es de 24,4 por ciento, un dato un poco más lejano del que da el programa. Mientras que las otras dos sustancias están muy por debajo: el resultado da 2,8 por ciento para el monóxido de carbono (CO) y 0,2 por ciento, para los hidrocarburos totales (THC).

Por otro lado, no hay medición de partículas más pequeñas (PM2,5), que provienen de procesos combustión y que sí se usan para evaluar, por ejemplo, el impacto del Día Sin Carro, como contamos en otro chequeo.

Un documento técnico de 2017, este sí público y elaborado por la Secretaría de Ambiente con datos hasta 2014, muestra cifras cercanas a las más recientes e incluso mide más sustancias. En el caso del PM, el resultado es de 21 por ciento entre TPC y SITP sin TransMilenio, aunque no aclara si es de 10 micras, de 2,5 o ambos. En NOx es 25 por ciento; en dióxido de carbono (CO2), 14 por ciento; en óxidos de azufre (SOx), menos de 10 por ciento; CO, menos del 5 por ciento y compuestos orgánicos volátiles (COV), 0 por ciento.

El director del Centro de Investigaciones en Ingeniería Ambiental (CIIA) de la Universidad de los Andes, Ricardo Morales Betancourt, dice que esta forma de medir por separado cada contaminante es la correcta. Según el profesor, “cada uno tiene efectos y fuentes diferentes, por eso no existe y no tendría sentido hacer un dato agregado de contaminación”.

El mayor productor de partículas, en los dos estudios de la Secretaría, es el transporte de carga con 42 por ciento en 2014 y 43,64 por ciento en 2016. Para el CO, las que lideran son las motos con 38 y 48,3 por ciento, respectivamente. Los camperos y las camionetas son los máximos contaminantes de THC con 33,8 por ciento en las cifras de 2016. Los automóviles producen más de la mitad de los SOx (56 por ciento) y también encabezan en CO2 con 34 por ciento, según el corte de 2014.

Con las cifras de 2016, el SITP solo lidera en NOx, con 15,6 por ciento para el provisional y el TPC. Aunque a este le siguen de cerca los vehículos de carga con 15,3 por ciento, al primero se le podrían sumar el 8,8 por ciento de los buses zonales y hasta el 3,2 por ciento de los articulados de las troncales de TransMilenio, con lo que todo el sistema completaría 27,3 por ciento.

Algo similar pasa con los datos de 2014, donde el liderato sería del transporte de carga con 17 por ciento. Pero al sumar 11 por ciento de TPC y 14 por ciento de SITP (contando TransMilenio), da 23 por ciento.

Así, la generalización que hace el programa de Uribe Turbay sobre la contribución del SITP a las emisiones contaminantes, con base en una cifra aproximada de un solo tipo de partículas, resulta cuestionable.

RedCheq

Lunes, 21 Octubre 2019

Roberto Ortiz no dijo que no cree en Dios ‘porque va en contra de las apuestas’

Por TuBarco

El candidato a la alcaldía de Cali no ha dicho esto, ni ha propuesto “que todas las religiones tengan su sede”, como lo asegura una imagen con su foto que circula en redes

En la red social Facebook apareció hace algunas horas una fotografía del candidato a la Alcaldía Roberto Ortíz en la que se le adjudica la siguiente frase:

“A pesar de no creer en Dios porque va contra las apuestas, queremos que todas las religiones tengan su sede”, dice la imagen.

Buscamos esta frase en Google y no encontramos ningún resultado.

La publicación apareció en un perfil de Facebook que simula al perfil Cali es Cali Oficial. Se llama Cali es Cali Noticias y se creó el pasado 15 de agosto. Cuenta con 197 seguidores.

En diálogo con TuBarco, medio aliado de RedCheq, los administradores de Cali es Cali Oficial informaron que se trata de una suplantación de su página, que tiene más de 400.000 usuarios y que nació hace varios años.

Este medio también consultó con el candidato Roberto Ortiz sobre la frase en cuestión.
Manifestó que “soy un hombre creyente en Dios, respetuoso de todas las religiones, nací en un hogar católico pero respeto a los cristianos, a los pentecostales y a los no creyentes”, dijo.

Su afirmación concuerda con varias entrevistas que durante campaña ha dado a medios de comunicación, entre ellos el diario El País, donde el pasado 8 de octubre, en un perfil sobre su vida y su candidatura titulado “Mascotas, la cocina y la 'Mechita', las pasiones de Roberto Ortiz”, reiteró sus creencias religiosas.

En este mismo perfil habla sobre su vida en el negocio de las apuestas.

También revisamos el plan de gobierno del candidato para saber si hay alguna iniciativa relacionada con sedes para todas las religiones que se practican en Cali.

Aunque su plan tiene un capítulo dedicado a la “atención a poblaciones específicas” en él solo se hablan de grupos específicos como las personas con discapacidad, juventud, adulto mayor, víctimas del conflicto y población LGTBI.


Después de analizar estos elementos, calificamos esta información como “Falsa” pues el candidato no ha dicho la frase sobre Dios y las apuestas que se le endilga y en su programa de gobierno no aparece ninguna propuesta relacionada con sedes para las religiones que se practican en la ciudad.
 

RedCheq