Pasar al contenido principal
Jueves, 28 Febrero 2019

Camiones fueron quemados del lado venezolano del puente, no en Colombia

Por José Felipe Sarmiento

En redes se ha dicho que los vehículos que llevaban ayudas a Venezuela fueron atacados en territorio colombiano, pero ya habían cruzado la frontera física.

La foto que circula por redes sociales es real. Los camiones que aparecen allí y el paisaje alrededor coinciden con los que se ven en las transmisiones en directo que diversos medios de comunicación hicieron el pasado 23 de febrero desde el puente internacional Francisco de Paula Santander, en la frontera Colombia-Venezuela.

Los vehículos llevaban ayuda desde Cúcuta para la población venezolana. Aparecen humeantes porque fueron atacados y quemados antes de pasar el puesto de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que les bloqueaba la entrada a su país.

Eso no quiere decir que todavía estuvieran en territorio colombiano, como aseguran muchos usuarios en internet, incluidos el senador Gustavo Petro y la activista María Fernanda Carrascal. Esa información es falsa. Los vehículos ya habían cruzado la frontera física entre los dos países y, por ende, ya se encontraban en Venezuela cuando fueron incinerados.

Imagen viral en redes sobre ubicación de los camiones quemados.

La Cancillería colombiana hizo la aclaración por medio de un mensaje en un chat para periodistas: "(los camiones) cruzaron por el puente Francisco de Paula Santander hasta el lado venezolano, (el incendio) sí se dio en ese territorio y NO en el lado colombiano, como se ha especulado". Adjuntó una imagen en la que señaló qué orilla del río Táchira le corresponde a cada país.

Imagen enviada por la Cancillería donde señala qué lado del río y extremo del puente le corresponde a cada país.

Colombiacheck, además, buscó el tratado bilateral López de Mesa-Gil Borges, que definió la frontera en 1941 para verificar. En ese punto, ambos estados acogieron como definitivo el límite establecido por el laudo arbitral suizo en 1922: la línea media del río.

En 1925, por medio de un intercambio de notas diplomáticas (que también se encuentran en el enlace del laudo suizo), se convino que la jurisdicción de cada país llega hasta la mitad del "puente sobre el río Táchira". También que Colombia y Venezuela lo reconocen como “neutral” en caso de cualquier guerra.

En las imágenes es evidente que los camiones quemados ya habían superado el punto medio del puente y la línea media del río. De hecho, estaban justo al frente los oficiales de la Guardia que les impedían pasar el control fronterizo. Esto se puede comparar con un mapa satelital del sitio, en el que las vallas y el puesto de los guardias del lado de Venezuela coinciden con los observados en las fotografías.

Captura de Google Maps con señas de la ubicación de los camiones quemados

Foto de los camiones incendiados en la frontera con señas del mapa anterior.

El geopolítico Francesco Mancuso, experto en relaciones internacionales de Sudamérica y profesor de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, también confirmó ese análisis. De paso, señaló que tampoco se violó la neutralidad del puente “porque los camiones fueron atacados al ingreso a Venezuela, ya muy cerca del ‘checkpoint’, pero pudieron salir de Colombia y transitaron hasta el otro lado”.

Domingo, 14 Julio 2019

El falso tiquete de Santrich a Cuba

Por Pablo Medina Uribe

Aunque el paradero de "Jesús Santrich" sigue siendo desconocido, la supuesta prueba que dio un portal para asegurar que el exjefe guerrillero había viajado a Cuba desde Venezuela tiene muchas inconsistencias.

El sábado 13 de julio, el portal El Expediente publicó un trino con el siguiente mensaje: "Dato: Recibimos información según la cual Jesús #Santrich viajó a Cuba después de pernoctar sobre suelo venezolano, en el 'campamento Santrich'. Se mueve con apoyo del G2 desde época del proceso de paz".

La única prueba que aportaron para estas afirmaciones fue una foto de una pantalla de un computador que publicaron en un trino posterior en la que, al parecer, se ve una reserva de tiquete de avión a nombre de Seuxis Paucias Hernández Solarte, el nombre de pila de alias "Jesús Santrich", en un vuelo de Caracas a La Habana.

Seuxis

Pero este "pantallazo" tiene varias inconsistencias.

Primero, en el pantallazo se ve que la reserva es para el vuelo V0111 de Conviasa, la aerolínea nacional venezolana, el domingo 7 de 2019 a las 2:30 p.m.

Sin embargo, al revisar la página de Conviasa, encontramos que el vuelo V0111, aunque sí realiza el trayecto Caracas-La Habana, lo hace los miércoles y no los domingos.

v0111

Esto lo verificamos revisando la página de Flight Radar, un servicio que rastrea todos los vuelos comerciales del mundo, donde vimos que, efectivamente, el vuelo que hace el trayecto Caracas-La Habana los domingos a las 2:30 p.m. es el V0100, mientras que el V0111 que aparece en el pantallazo de El Expediente vuela los miércoles a las 7:00 a.m.:

V0111V0111

Incluso, el texto "Domingo, 07 de Julio de 2019" parece haber sido añadido sobre la foto del pantallazo, como se ve en esta ampliación de la imagen:

Magnifier

Y debajo del texto "Precio de Ida", donde en la página de Conviasa mostraría el número de pasajeros, el texto en el pantallazo parece haber sido borrado, como se ve en esta comparación:

PasajerosPasajeros

En la página de la aerolínea comprobamos que los vuelos de ida y vuelta entre Caracas y La Habana cuestan 360 dólares y que el precio se muestra como "Precio de Ida y Vuelta".

En el pantallazo, también se ve el precio de 360 dólares, pero sólo se lee "Precio de Ida". Es más, la página de Conviasa no permite comprar vuelos internacionales solo de ida, pues exige comprar el regreso también:

Ida

Por otra parte, el nombre de "Jesús Santrich" sí es Seuxis Paucias Hernández Solarte, como se ve en varios documentos legales que lo mencionan (aunque a veces su segundo nombre es escrito "Pausias" o "Pausis"). Y el número "92275786", que aparece en el pantallazo de la supuesta reserva, sí corresponde a la cédula de "Santrich", como muestran las mismas menciones legales.

Pero cualquiera hubiera podido ingresar estos datos en la página de Conviasa. Además, en el pantallazo, su cédula aparece como si fuera su pasaporte ("PA") y es poco probable que haya incluido su nombre entero, pues la página de Conviasa solo pide primer nombre y primer apellido al reservar un tiquete:

Conviasa

Finalmente, como señalaron varios usuarios en internet, en el pantallazo no se ve ninguna confirmación de compra. Incluso, parece ser simplemente una búsqueda de itinerario, pues la pestaña de la página que se ve subrayada con color naranja es "Datos de Viaje", mientras que las pestañas de "Datos de pasajero y Pago" y de "Revisar y Finalizar" no están subrayadas y parecen ser pasos sucesivos para efectivamente comprar un tiquete.

Por todas estas razones, calificamos el supuesto tiquete de Santrich a Cuba como falso.