Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 20 Enero 2021

Duque no irá a posesión de Biden porque EE.UU. no invita a mandatarios extranjeros a esa ceremonia

Por Mónica Ospino Orozco

La tradición diplomática dicta que los presidentes entrantes del país norteamericano no invitan a mandatarios extranjeros a las ceremonias inaugurales. Colombia será representada por el embajador Francisco Santos.

Una avalancha de tuits y publicaciones en otras redes sociales, en los últimos días, han sugerido que al presidente Iván Duque no lo invitaron a la posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y lo cierto es que en efecto no ha sido invitado, pero es porque ese país no tiene tradición de invitar mandatarios extranjeros a la inauguración que ocurre cada cuatro años, el 20 de enero.

En Colombiacheck decidimos verificar estas publicaciones que han circulado en páginas de Facebook como NJS Journal. En esta publicación de la mencionada página que divulga noticias del departamento de Sucre se indica: “Joe Biden invita a su posesión como presidente de EE.UU. a Juan Manuel Santos. Y No a Ivan Duque. Comienzan a comentar la invitación que hace el presidente electo de los Estados Unidos de América, Joe Biden quien no ha invitado al actual presidente de Colombia Iván Duque para su posesión como presidencial de EE.UU., sin embargo desde ya invito al ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos” (sic). 

La breve publicación ya tiene más de 96 compartidos y 22 comentarios. Este otro tuit con el mensaje: “Joe Biden no invita a Duque a su posesión, pero sí a @JuanManSantos. El uribismo se hunde solo en su propia podredumbre”, también se hizo viral y ya tiene más de 1.100 retrinos y 129 comentarios.

Al hacer una búsqueda en Twitter con las palabras Biden, Duque y posesión encontramos varios trinos que hacen alusión a la no invitación.

Sin embargo, las afirmaciones que circulan en redes son cuestionables. 

La profesora Lara Brown, directora de la escuela de graduados de Gestión Política en la Universidad de George Washington en la ciudad de Washington (Estados Unidos), aseguró en una charla del Departamento de Estado para el centro de prensa extranjera de esa entidad que “los dignatarios extranjeros, por lo general son invitados a los eventos oficiales, pero no necesariamente a la ceremonia”. 

“Parte de eso tiene que ver con la creencia de larga data de Estados Unidos y con el discurso de despedida de George Washington que sugiere que realmente Estados Unidos no debería tener ningún tipo de aliados u oponentes permanentes; que al final del día, queremos que nuestro presidente empiece su mandato como una especie de libro abierto y un jugador neutral que va a entrar y participar en la política exterior como mejor le parezca”, agregó.

Brown, explicó que “en realidad, se trata, en cierto modo, de proteger el carácter sagrado de esas relaciones diplomáticas y de garantizar que no haya percepciones políticas o partidistas asociadas a eso. Por ejemplo, ¿qué significaría si fulano de tal asistiera y fulano de tal no?”.

Sin embargo, el gobierno colombiano sí estará representado en el evento en el que tomará juramento el demócrata Joe Biden y su fórmula vicepresidencial, Kamala Harris, pues el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, confirmó que asistirá a la ceremonia con su esposa, de acuerdo con este artículo que fue publicado por el diario El Espectador.

El embajador Santos también le respondió a El Espectador sobre la pregunta que ha venido rondando en el país y así lo describe en la nota ya relacionada: “¿Por qué no va el presidente Iván Duque? Resulta que la tradición en Estados Unidos es que a la ceremonia de posesión del presidente asisten los embajadores acreditados en Washington y no los jefes de Estado. La invitación a otros presidentes de la región para asistir a una posesión ha sido característica, sobre todo, en América Latina”.

Es que las suspicacias en torno a la invitación de Duque se han suscitado debido al abierto apoyo que algunos miembros del partido del Centro Democrático dieron a Donald Trump durante la campaña en la que buscaba su reelección.

Lo que tampoco se ha confirmado es que el ex presidente Juan Manuel Santos haya sido invitado a la ceremonia y si, en últimas, asistirá. Santos es amigo personal de Biden y por eso se ha rumorado que él sí fue invitado al evento de este 20 de enero, pero el ex mandatario no se ha pronunciado al respecto, ni en medios de comunicación, ni en sus redes sociales

Aunque este martes en sus notas confidenciales de Caracol Radio, la periodista Diana Calderón aseguró que Santos sí había recibido invitación para dicho evento.

Y lo que sí se sabe es que el expresidente sí fue invitado a los conversatorios que se realizaron en el marco de la celebración del día de Martin Luther King, que fue este lunes 18 de enero, como lo confirma esta entrevista que la cadena CNN en español le hizo a Juan Manuel Santos

 De igual manera, la pregunta ha estado rondando en otros países de la región como México, en donde también se ha cuestionado por qué el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, tampoco fue invitado al evento inaugural de Joe Biden. Ante esa pregunta esta nota de la agencia Reuters ratificó que “tradicionalmente Estados Unidos no invita a mandatarios extranjeros a la inauguración presidencial”.

López Obrador, quien fue directamente cuestionado en una de sus tradicionales ruedas de prensa, aseguró que no irá a la posesión de Biden porque no ha sido invitado y que prefiere no salir del país en las actuales circunstancias, tal como lo recoge la mencionada nota de Reuters.

Una ceremonia diferente

Por otra parte, esta vez la inauguración presidencial será muy diferente a la de la mayoría de los predecesores de Biden, pues la actuales condiciones de la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos, además de las amenazas de grupos de extrema derecha, obligan a la restricción de eventos masivos. Por eso el comité organizador del traspaso de poder y el mismo Biden han optado por una ceremonia casi a “puerta cerrada”.

Así lo confirma el sitio web oficial de la inauguración de Biden, bideninaugural.org, en el que el texto de presentación de cronograma invita a seguir los eventos desde casa y evitar viajar a la capital con motivo de la ceremonia.

Finalmente, tal y como lo relata este informe del diario El País de España: “Los eventos públicos han sido limitados. No se llevará a cabo el tradicional desfile por la Avenida Constitución. Tampoco el baile inaugural, pues el centro de convenciones que lo acoge está convertido en un hospital de campaña para atender la pandemia. El número de invitados que presenciarán el juramento ha sido reducido”.

Por esta razones es que calificamos como cuestionable la afirmación de que al presidente Duque no lo invitaron a la posesión de Joe Biden; pues toma una información que es cierta, pero modifica el contexto real en el que sucede.

 

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 31 Agosto 2020

Expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Álvaro García, no fue quien estuvo a cargo del caso ‘Santrich’

Por Laura Castaño Giraldo

La sala encargada del proceso judicial del exguerrillero ‘Jesús Santrich’ es la Sala Especial de Instrucción y el magistrado García hace parte de la Sala de Casación Civil.

Tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia de ordenar la detención domiciliaria del expresidente y exsenador Álvaro Uribe, algunos usuarios de redes sociales mostraron su inconformidad al respecto a través de comparaciones con el caso del exguerrillero y miembro de la disidencia de las Farc, Seuxis Paucias Hernández, alias ‘Jesús Santrich’, a quien la Corte le concedió libertad porque consideró que quienes ordenaron su captura (luego de ser señalado de haber cometido un delito de narcotráfico después de haber firmado el acuerdo de paz) “no tenían competencia para su aprehensión y legalización”.

Muestra de ese sinsabor es una publicación que adjunta un collage de imágenes de Santrich y de un juez, acompañado de un texto que dice: “Se busca magistrado corrupto. Presidente de la Corte Suprema de Justicia dice que no cometió ningún error en el caso Santrich, porque no tenía argumentos para dictar orden de captura”. 

La publicación ha sido compartida más de 300 veces y, entre los comentarios que la acompañan, hay quejas sobre la falsedad del contenido, así que en Colombiacheck decidimos poner manos a la obra y verificarlo. 

Lo primero que hicimos fue una búsqueda inversa en Google para saber quién es la persona de la foto y nos dimos cuenta de que se trata del magistrado Álvaro Fernando García Restrepo, que es actualmente presidente de la Sala de Casación Civil, no presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), como indica la publicación. De hecho, ese cargo lo ocupó desde abril de 2019 hasta la elección de su reemplazo Jorge Luis Quiroz en marzo de 2020. 

Acto seguido hicimos una búsqueda avanzada en Google con el fin de encontrar pruebas de que García, en algún momento, hubiera dicho que “no cometió ningún error en el caso Santrich, porque no tenía argumentos para dictar orden de captura”, que es lo que se sugiere en la imagen que circula en Facebook, pero no obtuvimos resultados que coincidieran con esas supuestas declaraciones. 

Los dos datos anteriores dan pie para calificar la publicación como falsa porque ni Quiroz (actual presidente de la CSJ), ni García (expresidente de la CSJ) se han referido al caso ‘Santrich’ de esa manera. Sin embargo, profundizaremos en el contexto de la situación para que todo quede más claro.

Para empezar, hay que precisar que, como explicamos en este chequeo, la decisión de dejar en libertad a ‘Jesús Santrich’ fue tomada, según la providencia judicial, por la Sala de Casación Penal de la CSJ, bajo la ponencia del magistrado Eugenio Fernández y las firmas de Eyder Patiño, José Franciso Acuña, Eugenio Fernández, Luis Antonio Hernández, Patricia Salazar y Luis Guillermo Salazar. 

En ningún momento el magistrado García figuró en el proceso y la razón de ello es que él pertenece a la Sala de Casación Civil, no a la Sala de Casación Penal, que fue la que tomó las riendas de la situación judicial de ‘Santrich’ y remitió su caso a la Sala Especial de Instrucción de la CSJ. 

El caso ‘Santrich’

Pero este fue un proceso de ires y venires. En el chequeo que mencionamos unas líneas más arriba hicimos un recorrido por el caso Santrich, que podemos resumir de la siguiente manera: 

En abril de 2018, la Fiscalía lo capturó y lo acusó de cometer un delito de narcotráfico después de haber firmado el acuerdo de paz. La captura se dio, según un comunicado del ente acusador, luego de una solicitud de extradición que hizo una Corte del Distrito de Nueva York.

Así fue como Santrich llegó a la cárcel La Picota, donde no duró mucho tiempo, pues el 15 de mayo de 2019, la Justicia Especial para la Paz (JEP) ordenó su liberación porque consideró que “con las pruebas aportadas no se puede evaluar la conducta atribuida a Hernández Solarte ni tampoco determinar la fecha precisa de su realización”.

Pero la dicha le duró poco a Santrich. El día de su liberación (17 de mayo), la Fiscalía lo capturó otra vez bajo el argumento de nuevas pruebas. Sin embargo, el 28 de mayo, el Consejo de Estado resolvió mantener su investidura como congresista, lo cual llevó a la CSJ a restablecer su libertad por su condición de aforado constitucional (es decir que goza del derecho de ser juzgado por un tribunal distinto al que le correspondería a un ciudadano común), que hace que su caso sea competencia directa de la Sala de Casación Penal. 

Esta Sala delegó, como mencionamos anteriormente, las diligencias a la Sala Especial de Instrucción de la CSJ, que, en medio de su investigación, ordenó la captura de Santrich por no haber llegado a la indagatoria para la que estaba citado el 9 de julio de 2019 y la dirigió tanto a las autoridades nacionales como a la Interpol “para activar el trámite de publicación de notificación roja”, que “es una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar”.

Hasta ahora, Santrich sigue siendo un prófugo de la justicia colombiana, pero cabe anotar que, contrario a lo que dice la publicación de Facebook que estamos chequeando, la CSJ sí ordenó su captura, pero lo hizo cuando el exguerrillero incumplió la responsabilidad que tenía como parte de su proceso judicial.

Sobre esa situación, el magistrado García (que en ese entonces era presidente de la CSJ) le dijo a RCN Radio que el tribunal "fue burlado por la forma como actuó el señor Santrich. Sin embargo, eso no nos hace arrepentir sino pensar en que somos una Corte que respeta los derechos". Y en una entrevista en Blu Radio dijo que “fue una decisión motivada y una decisión de ley”.

Además, en RCN habló sobre los señalamientos (como el de la imagen de Facebook) que han aparecido respecto a la decisión de la Corte de no haber ordenado, desde un principio, la captura de ‘Santrich’: "Él había manifestado estar comprometido con la paz y con el país (...) La Corte esperaba que compareciera, por lo que debíamos abundar en garantías y reconocerle todos los derechos".

Con esto, insistimos, a pesar de que García se pronunció sobre el caso ‘Santrich’, que no fue él el encargado de determinar el rumbo de la libertad y de la situación judicial del exguerrillero.