Pasar al contenido principal
Jueves, 19 Abril 2018

El trino de Vargas Lleras destapa la división conservadora

Por Ana María Saavedra

El candidato presidencial trinó que había sido apoyado por el partido Conservador, tras una votación entre los parlamentarios, pero lo cierto es que la decisión no es de todo el partido, que se encuentra dividido.

A menos de dos meses de la primera vuelta presidencial, Germán Vargas Lleras repuntó en las encuestas y las adhesiones le han dado un impulso a su campaña. La semana pasada, el político anunció en su twitter la firma de un acuerdo programático con el partido de La U y el miércoles, tras una reunión de la bancada parlamentaria azul, los conservadores votaron en mayoría por apoyarlo.

El mismo Vargas dio la noticia con este trino:

 

 

Esta afirmación fue ratificada momentos después por la cuenta oficial del partido @soyconservador y por su presidente.

 

 

Pero ante el triunfalismo de Vargas Lleras, que celebraba la adhesión de los azules, varios líderes conservadores salieron a las redes sociales a aclarar que para que el partido elija candidato debe hacerse en una convención y no en una reunión de la bancada.

Colombiacheck encontró que la información divulgada por el político es Ligera, ya que, aunque la votación de la junta partamentaria fue de 31-21 a favor de Vargas Lleras, los conservadores como partido no han definido a quien respaldar. Y las reacciones ante este anuncio evidenciaron la división entre los godos.

Una de las voces que mostró esa división fue la del exministro del interior, Carlos Holguín Sardi, quien difundió un mensaje de voz en el que aseguró que la decisión fue de los parlamentarios y no del partido, “la única que puede tomar la decisión de apoyar un candidato que no es del partido llámese Vargas o Duque es la convención nacional y esta ni siquiera ha sido convocada”, se escucha.

Holguín Sardi es el director nacional de la campaña de Marta Lucía Ramírez, como vicepresidenta de Duque. En el Valle los azules han sido cercanos a Ramírez y ya habían anunciado su apoyo al Centro Democrático, como lo publicó La Silla Vacía, que contó de un acto de campaña el martes pasado en Cali, en el que participó el ex gobernador Ubeymar Delgado.

Pero la división en el partido no solo toca a los grupos del Valle, mientras los conservadores de la Costa, liderados por los senadores Efraín Cepeda (117.059 votos en las elecciones), David Barguil (139.147 votos) y Nora García (96.926 votos), apoyaron a Vargas Lleras, otras fuerzas anunciaron que continúan apoyando a Duque.

Estos bandos se mostraron especialmente en las redes sociales, toda una tribuna de los seguidores de las diferentes campañas.

Los vargaslleristas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los duquistas o uribistas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos mensajes de reconocidos dirigentes azules y de parlamentarios evidenciaron la división que hay en este partido y dejan ver que no todos apoyarán a Vargas Lleras.

Para el director del Observatorio de Procesos Electorales, Yann Basset, esta división del conservatismo también se presentó en las elecciones entre Juan Manuel Santos y Jorge Iván Zuluaga.

“Estos apoyos son simbólicos por la debilidad de los partidos en Colombia, aunque le dan un poco de ventaja. El Conservador da la sensación de ser un agrupamiento de personalidades más que de un partido”, dijo el politólogo.

Martes, 10 Abril 2018

La confusa respuesta de Vargas Lleras sobre la contaminación del aire

Por Colombiacheck

Al candidato le preguntaron por la contaminación en el país y contestó con una cifra inflada sobre deforestación. En su campaña anunciaron que presentarán la propuesta ambiental.

Durante el debate presidencial realizado por Teleantioquia y la revista Semana se les preguntó a los candidatos qué hacer con el tema ambiental y la contaminación en las ciudades capitales.

Mientras que los demás candidatos respondieron prometiendo, por ejemplo, promover el uso de vehículos eléctricos, utilizar energías renovables o que el desarrollo tenga un enfoque ambiental, Germán Vargas Lleras aseguró que el principal enemigo del medio ambiente es la ilegalidad y mencionó el reciente derrame de petróleo, en Barrancabermeja. Para redondear su respuesta también soltó esta cifra: “200 mil hectáreas se deforestan al año en este país”.

Colombiacheck contactó a los encargados de prensa de la campaña para averiguar en qué fuente basó el candidato la cifra. Nos indicaron que la fuente es el Ideam, que según la campaña, reportó en 2017 190.00 hectáreas deforestadas.

Pero según la última medición del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, publicada en 2016, en el país se deforestaron 178.597 hectáreas. Lo que quiere decir que en su respuesta en el debate Vargas Lleras aumentó el problema en 21.403 hectáreas, por lo que calificamos su afirmación de inflada.

Es más, aunque en la última medición se registró un aumento del problema en un 44%, en los registros de los últimos tres años las cifras no se han acercado a las 200 mil hectáreas. En 2015 fueron 124.035 y en 2014 el área deforestada se calculó en 140.365 hectáreas.

Lo ambiental no aparece dentro del plan de gobierno publicado en la página web de Vargas Lleras. En la oficina de prensa del candidato aseguraron que tienen una propuesta en esa materia, pero que no la han presentado, por lo cual no aparece todavía en la página.

La respuesta de Vargas Lleras sorprende si se tiene en cuenta que el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, fue nombrado en la administración de Juan Manuel Santos como cuota de Cambio Radical, el partido que creó Vargas Lleras y que hoy lo apoya en su aspiración presidencial.

A Murillo le ha tocado enfrentar los graves problemas que tiene el país para controlar la deforestación de bosques y cumplir con la meta que se planteó el gobierno Santos de reducir la tala en la Amazonía a cero en 2020.

Recientemente el funcionario confesó, en entrevista con El Colombiano, que la deforestación era su principal dolor de cabeza, y, en otra con El Espectador, reconoció que la meta real para acabarla (en la Amazonía) no sería en 2020 sino en 2022 o 2025.

En lo que sí atinó Vargas Lleras es en que el principal enemigo del medio ambiente son los actores ilegales. Según el último reporte del IDEAM los principales motores de deforestación están relacionados con el acaparamiento de tierras, los cultivos de uso ilícito, la minería y la tala ilegal.

En el ministerio de Ambiente le explicaron a Colombiacheck.com que ese acaparamiento de tierra es, por lo general, para la agricultura y la ganadería, que representa un 45%, seguida por los cultivos de uso ilícito con un 22% y la ejecución de obras de infraestructura 10%.