Pasar al contenido principal
Lunes, 05 Agosto 2019

Es verdad que Duque escribió una columna contra Uribe en 1998

Por José Felipe Sarmiento

Hace 21 años, el actual presidente publicó una opinión en la que criticaba a quien luego sería su mentor político.

El pasado fin de semana circularon en redes sociales las fotos de una vieja columna de prensa titulada “Los pecados de Álvaro Uribe”, hoy expresidente y senador, y firmada por el actual mandatario, Iván Duque.

La publicación llamó la atención por las críticas que le hacía a Uribe quien luego ha sido discípulo suyo, senador y jefe de Estado con el aval del partido Centro Democrático, fundado por el hoy congresista. Aunque atribuía algunos de los calificativos a terceros anónimos, Duque se refería a su futuro mentor como un “oportunista” y una “expresión clara de la extrema derecha colombiana”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook con la columna

Del mismo escrito se infiere que su contexto es pocos días después de la segunda vuelta presidencial de 1998, que ganó el conservador Andrés Pastrana contra el liberal Horacio Serpa. Precisamente, los reclamos del autor tienen que ver con los efectos negativos que, según él, tuvo Uribe para la campaña del candidato derrotado, especialmente en Antioquia.

Las imágenes fueron compartidas en Twitter por la revista El Gallo, un proyecto cultural liderado por Edwin Gutiérrez, estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad del Tolima. En el mensaje que las puso a rotar, señaló que su fuente fue una edición de julio de 1998 del semanario Tolima 7 Días, propiedad de El Tiempo Casa Editorial.

Gutiérrez dice que se trató de un descubrimiento “accidental” que hizo mientras adelantaba un trabajo sobre la memoria colectiva del departamento para su revista. Explica que esta “es un proyecto propio, pero se da en el marco de mi estudio de pregrado”.

La fecha exacta del periódico, que está en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional, es el 1 de julio de 1998. Junto a la margen derecha de la página 5 está el escrito de Duque con su foto de joven y la firma como “politólogo-investigador”. La acompaña el encabezado de la sección “Tribuna”, tal y como se ve en las fotos. El hoy presidente era un invitado ocasional en ese espacio.

Páginas 4 y 5 de Tolima 7 Días, edición del 1 de julio de 1998

Por tanto, se trata de una publicación verdadera. En ese entonces, Duque tenía 22 años y estudiaba Derecho en la Universidad Sergio Arboleda. Si firmaba sus escritos para El Tiempo como investigador, era por cuenta de su trabajo con la Fundación Buen Gobierno. Además, militaba en el liberalismo por herencia de su papá, el exministro Iván Duque Escobar.

Uribe también formaba parte del partido rojo y recién había dejado la Gobernación de Antioquia el año anterior. Por eso Duque le atribuía responsabilidades en la derrota de Serpa en ese departamento e incluso a nivel nacional, por el rechazo que su nombre habría generado en las Farc, como posible ministro de Defensa en caso de que triunfara el aspirante liberal.

Miércoles, 06 Marzo 2019

El Ubérrimo no es tan grande como lo pintan en Twitter

Por José Felipe Sarmiento

Un mapa le adjudicó todo San Carlos y gran parte de otros municipios de Córdoba a la finca de Álvaro Uribe. Él y su familia son dueños solo del 1 por ciento del área demarcada.

Un usuario de Twitter publicó un mensaje con una imagen en la que comparte un mapa donde compara la supuesta extensión de la hacienda El Ubérrimo, la famosa finca del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y su familia en Córdoba, con los tamaños de Montería y Bogotá como un argumento sobre la desigualdad en Colombia:

“Sí no sabe que tan grande es la finca de Uribe Velez le cuento que mide: 123 mil hectáreas = 1.230 Km2 y Bogotá mide 1.587 Km2” (sic), dice el mensaje. En la imagen, un gran círculo amarillo rodea lo que supuestamente es el terreno y uno rojo señala la capital departamental. “En el área roja viven 657.000 personas. En el área amarilla, una familia”, indican las convenciones.

Tuit y mapa falsos sobre la extensión de El Ubérrimo

El senador Gustavo Petro retuiteó otra publicación que llevaba exactamente el mismo contenido. Además, el congresista de Colombia Humana añadió una crítica en contra del “gran latifundio improductivo, camuflado como ganadería extensiva”, al que acusó de generar desempleo y desindustrialización.

La verdad es que El Ubérrimo sí está ubicado dentro del círculo amarillo pero su área no es de 123.000 hectáreas, es muchísimo más pequeña. 

En una entrevista con Blu Radio en 2017, el exmandatario afirmó que su familia tiene “una explotación agropecuaria de alrededor de 1.500 hectáreas”. Es decir que, según él, la suma de sus tierras y las de sus parientes equivale solo a 1,2 por ciento de lo que dice el trino.

Tres años antes el senador Iván Cepeda y el exrepresentante –en ese entonces candidato– Alirio Uribe, dos acérrimos opositores del líder del Centro Democrático, hicieron cuentas incluso más bajas en su libro Por las sendas de El Ubérrimo (Ediciones B, 2014). En las páginas 99 a 103 presentan un listado de 61 predios de los Uribe Moreno en Córdoba, que suman 1.311,2 hectáreas.

La investigación de los autores arrojó que, según los certificados de libertad y tradición, 38 de los terrenos (752,8 Ha) estaban a nombre de Agropecuaria El Ubérrimo S.A.S., empresa familiar que gerencia la ex primera dama Lina Moreno de Uribe. Otros 17 predios (que suman 341,3 Ha) aparecieron con el propio expresidente como titular; dos lotes más (de 130,6 Ha) eran directamente de su esposa y los cuatro restantes (86,5 Ha) pertenecían a sus dos hijos, Tomás y Jerónimo.

El área demarcada en el mapa como si fuera la hacienda, no obstante, sí tiene cerca de 1.230 kilómetros cuadrados. Esto es 163 veces más grande que las tierras de la sociedad y 94 veces más que el área total que poseía la familia en 2014, según los datos obtenidos y publicados por los mencionados políticos del Polo Democrático.

El área demarcada en el mapa del trino también equivale casi a la cuarta parte (23,7 por ciento) de toda la subregión Sinú Medio, que es la tercera más grande del departamento con 5.178 kilómetros cuadrados, según la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y el San Jorge. Montería ocupa 60,7 por ciento de esa provincia con sus 3.141 kilómetros cuadrados; el resto lo componen Cereté, Ciénaga de Oro, San Carlos y San Pelayo.

De hecho, solo cinco de los 30 municipios en que se divide el departamento superan la extensión que el mapa falsamente les atribuye a los Uribe. Además de la capital, son Tierralta (5.025 km2), Ayapel (2.098 km2), Puerto Libertador (2.062 km2) y Montelíbano (1.820 km2).

Entonces, ¿qué queda ahí?

Colombiacheck ubicó la zona buscando la finca en Google Maps y en el portal de consulta catastral del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac). Luego midió en ambas plataformas el área demarcada en el mapa de Twitter, tomando como guía las carreteras cercanas al perímetro del círculo amarillo. El circuito es Montería-Cereté-Ciénaga de Oro-La Ye (Sahagún)-El Viajano (Sahagún)-Pueblo Nuevo-Planeta Rica-Montería.

Medición aproximada del área demarcada por el círculo amarillo en el Igac

Medición aproximada del área del el círculo amarillo en Google Maps

Como lo indican las vías, al interior de la figura hay territorios de siete municipios que se extienden mucho más allá de las propiedades de los Uribe Moreno; poblaciones enteras, que cuentan con infraestructura pública, y hasta una ciénaga. Para empezar, está casi todo San Carlos, incluída su cabecera. Según su plan de desarrollo actual, tiene un área de 502 kilómetros cuadrados, menos de la mitad de la que le atribuye el mapa a la hacienda, y más de 27.000 habitantes.

El círculo también encierra gran parte de Ciénaga de Oro. En el falso Ubérrimo quedaron sus dos principales centros poblados: la cabecera, habitada por más de 25.000 personas según Planeación Nacional, y Berástegui, donde incluso hay una sede de la Universidad de Córdoba; así como otros pueblos en el sur de su jurisdicción (Las Palmitas, Rosa Vieja, Santiago Pobre, San Antonio de Táchira, entre otros) y la ciénaga Charco Grande.

Otros sectores presentados como falsos dominios de la finca corresponden a partes más pequeñas de Cereté, Sahagún, Pueblo Nuevo, Planeta Rica y Montería. En el caso de la capital cordobesa, hasta el aeropuerto Los Garzones entró parcialmente en la demarcación del mapa mentiroso.