Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 03 Mayo 2021

Este video del ELN anunciando un paro armado es de febrero de 2020

Por Ana María Saavedra

En redes sociales difunden las imágenes como actuales para hablar de un supuesto paro armado del ELN en el marco de las actuales protestas en el país. Pero el video es viejo.

En medio de las manifestaciones contra la reforma tributaria, en redes sociales circulan varias desinformaciones como videos o imágenes de hechos ocurridos en años anteriores o en otros países.

Una de estas desinformaciones consiste en un video, que fue publicado en Facebook y en Twitter el pasado 29 de abril de 2021, y en el que se asegura que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) está anunciando un paro armado en sus zonas de influencia y amenazando a la población civil.

Del Centro Cibernético de la Policía nos enviaron el video que se difunde en redes y nos indicaron que también se estaba enviando por cadenas de WhatsApp en las que con ese video se alertaba “de un supuesto paro armado pronunciado por el ELN”. Según la Policía, “al realizar la verificación se evidencia que este fue fraccionado en diferentes partes y que el video original fue realizado en el mes de febrero del año 2020 por el ELN”.

En Colombiacheck también verificamos el video difundido en redes sociales y confirmamos la información dada por la Policía: que se trata de imágenes difundidas en febrero del año pasado.

Al realizar una búsqueda de videos en Facebook con la palabra ELN, encontramos publicaciones del 10 de febrero de 2020. También encontramos en la misma fecha, el video en YouTube.

Efectivamente, en medios de comunicación encontramos publicaciones sobre dicho paro en febrero de 2020 (1 y 2). Por ejemplo, en el periódico de Santander, Vanguardia publicaron el 13 de febrero de 2020 la noticia titulada “Más de cinco mil hombres resguardan a Santander tras anuncio de paro armado del Eln”. 

Así que el video usado para asegurar que el ELN anunció un paro armado, en el marco de las protestas contra la reforma tributaria y el proyecto de ley 010, que continuaron tras el anuncio presidencial del retiro del proyecto de ley de la tributaria, es de febrero de 2020. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 15 Julio 2021

Trino viral de Vargasvil desinforma sobre informe de CIDH acerca del paro en Colombia

Por José Felipe Sarmiento

Por redes circula una captura de pantalla de un trino del humorista en el que le atribuye a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos falsas consideraciones frente a las protestas en Colombia.

El humorista Crisanto Alonso Vargas, conocido como Vargasvil, publicó este trino el 7 de julio de 2021: “Para la CIDH [Comisión Interamericana de Derechos Humanos], los bloqueos son cortes de ruta. Incendiar los CAI son juegos de niños. Quemar buses y acabar con el transporte público [es] una diversión sana. Matar policías es defensa personal. En resumen: volver mierda el país por orden de la oposición, es un derecho fundamental”.

Trino de Vargasvil con falsedades sobre la CIDH

El mensaje fue retrinado más de 1.500 veces. Además, en Facebook circulan capturas de pantalla que suman más de 500 interacciones adicionales, según la plataforma de monitoreo de redes sociales CrowdTangle. Las imágenes han aparecido en grupos como “Apoyo al presidente Uribe y a las Fuerzas Militares de Colombia”, “Coronel Hernán Mejía la mejor opción en 2022” e incluso “Petro Presidente Colombia Humana 2022-2026”.

Desde este último, varios usuarios reportaron el contenido como una posible noticia falsa. De esta manera, el meme llegó a la plataforma del Programa de Verificación de Datos Independiente (3PFC, en inglés) de Facebook, del que hace parte Colombiacheck como medio signatario de la International Fact-Checking Network (IFCN).

La revisión de las afirmaciones nos permitió concluir que se trata de una desinformación producida por Vargas, quien fue candidato a la Asamblea de Antioquia por el partido Centro Democrático en 2019. La CIDH, que ese mismo 7 de julio publicó sus observaciones y recomendaciones para Colombia por las violaciones de derechos humanos cometidas durante el Paro Nacional 2021, no planteó lo que le atribuye la publicación viral.

El organismo interamericano sí se refiere en ocasiones a los bloqueos como “cortes de ruta”, pero esto no les resta gravedad a los efectos negativos que algunos de estos tuvieron sobre personas ajenas a las manifestaciones. Por el contrario, el informe condena de forma explícita “que algunos bloqueos hayan comprometido gravemente derechos como la vida, la provisión de alimentos, la potabilización de agua, la salud, entre otros”.

La comisión tampoco le bajó el tono a los ataques contra la Fuerza Pública. En contraste con lo que dice Vargasvil, al revisar el documento encontramos que la entidad no calificó la quema de comandos de atención inmediata (CAI) de la Policía como un “juego de niños”. El punto 137 del documento dice:

“La CIDH condena el fallecimiento de 3 integrantes de la fuerza pública en el marco de las manifestaciones. Asimismo, deplora el presunto secuestro, la desaparición y asesinato del agente Carlos Andrés Rincón Martínez, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado con señales de tortura en la ciudad de Cali. Adicionalmente, la Comisión tomó nota el incendio de un CAI de la Aurora con 10 policías en su interior; el ataque a 6 policías con una bomba incendiaria en Pasto; así como los 1.343 policías lesionados, 4 de los cuales aún continuaban internados. De igual manera, el Estado indicó que, ‘en el marco del paro, 14 policías prestando su servicio para garantizar la manifestación pública y pacífica han sufrido lesiones oculares, 12 con objetos contundentes, 1 con arma de fuego y 1 con agente químico”. 

En ninguna parte califica estos crímenes como “defensa personal” ni nada parecido.

Las observaciones también mencionan los datos oficiales sobre daños al transporte público sin referirse a esas acciones como una “diversión sana”. Así, el informe cita que fueron afectados 1.251 vehículos y 240 estaciones, con especial énfasis en Bogotá. Además, señala como “preocupantes” los incendios del Palacio de Justicia de Tuluá, en el Valle; el Instituto de Medicina Legal en Popayán y la Gobernación de Nariño, entre otros hechos.

En consecuencia, no son estos actos los que la institución protege como un “derecho fundamental”. Por un lado, señala que hay un “derecho a la protesta” reconocido en virtud de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Por otro, admite que este “puede ser restringido, [pero] no en razón a su modalidad sino a la gravedad de la afectación a otros derechos fundamentales; entre ellos, el derecho a la vida, a la protesta libre de violencia, el aprovisionamiento de alimentos y el derecho a la salud”.

Esto quiere decir que las afirmaciones del meme y del trino de Vargasvil que le dio origen son falsas. Le atribuyen a la CIDH pronunciamientos completamente contrarios a lo que dice en su informe sobre el Paro Nacional.