Pasar al contenido principal
Miércoles, 09 Octubre 2019

Foto de pancarta que dice ‘No más Uribe’ es un montaje

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La imagen realmente corresponde a la manifestación “Un millón de voces contra las FARC” del 4 de febrero de 2008 en Caracas y la pancarta original decía “No más FARC”.

Desde el pasado 7 de octubre ha sido compartida más de 41.000 veces en Facebook una foto de una pancarta que dice “No más Uribe” en lo que parece una multitudinaria manifestación.

Ayer, 8 de octubre, fue llamado a indagatoria en la Corte Suprema de Justicia el expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez, por presunta manipulación de testigos; luego la supuesta pancarta da la idea de corresponder a marchas en contra del expresidente.

La foto, según pudo determinar Colombiacheck, es un montaje.

Haciendo búsqueda inversa de imágenes encontramos que en Google el resultado arroja la búsqueda “millón de voces contra las Farc” y en imágenes similares aparece una galería de fotos del diario El Siglo de México publicado el 5 de febrero de 2008. Una de las fotos de la galería es la misma pancarta pero con el texto “No más Farc”. 

Según este diario, las fuente de las fotos son las agencias Agency Press y EFE. 

Al buscar en la fototeca de EFE encontramos una foto de la pancarta que dice “No más Farc” en un ángulo distinto. Y según la agencia española, la foto fue tomada en Caracas, Venezuela, por el fotógrafo David Fernández.

Posteriormente hicimos la misma búsqueda de la foto en AP Images y encontramos la misma foto, recortada en un ángulo más cerrado, y se corresponde con la misma ubicación (Caracas) y el mismo día que refería EFE.

Según un artículo de Revista Semana, que aparece como segundo resultado en la búsqueda de Google, el 4 de octubre del 2008 millones de personas alrededor del mundo salieron a las calles para unirse a la marcha cívica que se llamó “Un millón de voces contra las Farc”. 

Según la nota, la iniciativa tenía como propósito “expresar el rechazo contra los actos de violencia y el terrorismo cometidos por la guerrilla de las Farc [actualmente desmovilizada], como atentados con carro bomba, el reclutamiento de niños, la siembra de minas antipersonales, el desplazamiento forzado, las masacres perpetradas y el secuestro de miles de colombianos y extranjeros, más allá que clamar por un acuerdo de paz”.

De modo que concluimos que la foto publicada en Facebook el 7 de octubre de 2019 en la que se lee “No más Uribe” es un montaje.

Lunes, 30 Julio 2018

Declaraciones antiguas de Álvaro Uribe generan cadena falsa en contra del exmagistrado Rubén Darío Pinilla

Por Carlos González

En los últimos días se ha estado moviendo por redes sociales una imagen relacionada, al parecer, con la investigación en curso contra del expresidente Álvaro Uribe, acusado de soborno y fraude procesal en un caso de manipulación de testigos.

En esta imagen se afirma no solo que el exmagistrado Rubén Darío Pinilla Cogollo “ordenó iniciar la investigación contra Alvaro Uribe Vélez en época electoral”, sino además que fue guerrillero del M-19 y participó en la toma del Palacio de Justicia.

Publicación falsa sobre magistrado Pinilla

Colombiacheck encontró que estas dos afirmaciones son falsas.

Por una parte, no es claro a qué investigación se refiere la imagen. Rubén Darío Pinilla no pudo haber comenzado la investigación actual contra Uribe, pues fue magistrado del Tribunal Superior de Medellín (y no de la Corte Suprema, la entidad que tiene a cargo la investigación contra Uribe que se ha movido en estos días) hasta 2017. Ese año renunció a su cargo a través de una carta en la cual aclaró que no estaba de acuerdo con algunas decisiones que venían tomando varios jueces.

Sin embargo, Pinilla sí inició una investigación en contra de Uribe en 2013 (año en la que no hubo elecciones ni presidenciales, ni legislativas, ni locales en Colombia) por supuestos vínculos con el paramilitarismo y su relación con las masacres de El Aro y La Granja.

(Lea aquí la providencia de Pinilla contra Uribe)

A causa de esa investigación, Uribe mismo ya había afirmado, por lo menos desde 2015, que Pinilla había sido integrante de la guerrilla del M-19, pero sin dar pruebas de su afirmación.

Desde principios de este año, Uribe ha aumentado los ataques contra Pinilla. En febrero, por ejemplo, dijo: “Pido a la Fiscalía y a la Procuraduría adelantar la investigación al exmagistrado Rubén Dario Pinilla Cogollo, exmilitante del M19, que de acuerdo con testigo, que comuniqué a la Fiscalía y a la Procuraduría, puede estar involucrado en el holocausto del Palacio de Justicia”. Sin embargo, nunca reveló el nombre del testigo, ni las pruebas de esas declaraciones.

Pinilla nunca ha dicho haber sido parte del M-19, a pesar de que es de conocimiento público la militancia de buena parte de los desmovilizados de esa guerrilla (que entregó las armas en 1990) que ahora ocupan cargos públicos. Por ejemplo, Everth Bustamante, exsenador del Centro Democrático, el partido del presidente Uribe, fue militante de esa guerrilla.

Además, las fechas de la carrera laboral de Pinilla no cuadran con una supuesta militancia en el M-19. Según un perfil de El Tiempo, el abogado nació en Montería en 1956 y muy joven se trasladó a Medellín. Según su hoja de vida, Pinilla estudió la carrera de derecho en la Universidad de Antioquia, de donde se graduó en 1980 y en donde, según el perfil de El Tiempo, coincidió con Álvaro Uribe en asambleas estudiantiles.

En 1970, cuando se formó el M-19, Pinilla apenas tenía 14 años. Nueve años después, justo antes de graduarse de derecho, el exmagistrado empezó a trabajar como segundo juez del juzgado civil de Turbo, Antioquia. Después pasó a ocupar el mismo cargo en Fredonia, Antioquia, y luego empezó a trabajar, entre 1981 y 1989, como fiscal de los juzgados 8 y 15 Superior de Medellín. Así que en 1985, cuando fue la toma del Palacio de Justicia, Pinilla era funcionario público.

Su esposa Gloria López, en declaraciones a El Tiempo, reseñó que Pinilla “entró a la universidad a los 16 años, fue juez a los 22 y magistrado a los 33”.

En 1989 (un año antes de la desmovilización del M-19), empezó a desempeñarse como magistrado de conocimiento de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín. En 2011 pasó a ser magistrado de la Sala Penal del mismo Tribunal, del cual fue presidente entre 2005 y 2007.

Desde marzo, aunque Pinilla ya no hace parte de la rama judicial, el exmagistrado ha denunciado amenazas de muerte a causa de las acusaciones de Uribe.