Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 23 Septiembre 2021

Greta Thunberg nunca ha invitado ‘a los chinos a dejar de usar palillos’

Por José Felipe Sarmiento

No existe ningún registro de ese supuesto pronunciamiento de la activista sueca. La frase se le atribuye en publicaciones de redes sociales en las que se asegura que su propósito era “salvar árboles”.

Una foto de la ambientalista sueca Greta Thunberg aparece en una publicación de Facebook en la que se dice que ella “invitó a los chinos a dejar de usar palillos para salvar los árboles”. Según el mismo mensaje, “los chinos le han pedido a ella y a sus amigos que vuelvan a la escuela, donde aprenderán que los palillos en China están hechos de bambú, ¡y el bambú en China es una hierba! Los chinos también invitaron a Greta y a sus amigos a no limpiarse el trasero con papel higiénico ¡porque está hecho de árboles!”.

Pantallazo de la publicación en Facebook sobre Thunberg y los palillos

El mensaje fue reportado como una posible noticia falsa por los usuarios de la red social, de manera que entró a su programa de verificación de datos independiente (3PFC). Ya que Colombiacheck es uno de los medios que forman parte de esa alianza, tiene acceso a una herramienta donde aparecen los contenidos sospechosos señalados por la gente.

En este caso, la atribución de esas palabras a la activista efectivamente es falsa. No hay ningún registro que confirme ese supuesto pronunciamiento. Por el contrario, desinformaciones similares que circulan al menos desde enero de 2020 han sido desmentidas desde marzo del mismo año por verificadores en diferentes países e idiomas.

Entre quienes han llegado a esta conclusión están Maldita de España, Snopes de Estados Unidos, Reuters del Reino Unido, Faktisk de Noruega, Aktuellt Fokus, justamente de Suecia, y Factcheck de Kirguistán. Incluso el equipo de comunicaciones de Thunberg le respondió a la agencia francesa AFP que ella “nunca hizo tal declaración”.

La mayoría de las verificaciones coinciden en que, al buscar esta desinformación en inglés con los términos “Greta Thunberg” y “chopsticks” (“palillos chinos”) en Google, el resultado más antiguo es un trino de la usuaria @Geoloong del 14 de enero de 2020. Sin embargo, el mensaje apenas ha sido retrinado siete veces en 20 meses.

Pantallazo de trino de enero de 2020 con desinformación sobre Thunberg y palillos

Por otro lado, Snopes encontró la historia en el portal humorístico Joe-ks.com (según su sección de preguntas frecuentes, el nombre del sitio es una variación de la palabra ‘joke’, que significa ‘broma’ en inglés, con el nombre de su creador, Joe). Esta página no tiene fecha de publicación, pero Colombiacheck usó una búsqueda avanzada de Google para comprobar que el artículo existe al menos desde el 13 de enero de 2020, un día antes de la publicación en Twitter.

Pantallazo de la búsqueda por "Greta chopsticks" en Joe-ks.com

La sátira o humor es una de los tipos de desórdenes informativos identificados por la investigadora Claire Wardle, fundadora de la iniciativa de verificación First Draft. En estos casos, algunas audiencias confunden este tipo de contenidos con intenciones humorísticas como verdaderos, compartiéndolos sin intención de dañar o confundir.

Una consulta por las noticias reales que había sobre la joven por esos días da cuenta de la expectativa por su aparición ante el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, que empezaría el 21 de enero. También se hablaba sobre su reclamo al tenista Roger Federer por aceptar financiación de un banco ligado a la explotación de combustibles fósiles.

Esa misma semana, apareció una pregunta sobre la desinformación en la red social Quora: “¿Qué piensan de que Greta Thunberg pida a China prohibir los palillos?”. La respuesta más antigua es del 16 de enero de 2020. En ella, el usuario Ryan Hart afirmaba que no había encontrado ninguna fuente de esa supuesta afirmación y señalaba que en China ya existía presión desde hacía al menos una década para prohibir los palillos de un solo uso.

Según explicó, “aunque el bambú crece muy rápido, están llegando de forma acelerada al punto en el que no lo podrán cultivar con la velocidad suficiente para satisfacer la demanda”. En efecto, una nota de la BBC en 2006 ya informaba sobre la creación de un impuesto a esos productos en el país asiático y señalaba que “han sido un objetivo de los ambientalistas chinos durante mucho tiempo”.

A pesar de esto, el comentario más popular sobre la pregunta de Quora es de un usuario chino que la respondió con indignación el 4 de abril de 2020. “¿Por qué no les pidió primero a los países occidentales que dejen de usar tenedores y cuchillos?”, reclamó, con el argumento de que la producción del acero con el que se fabrican algunos de estos cubiertos consume más recursos y genera más gases de efecto invernadero que la madera.

Lo que pasó entre enero y abril fue que la desinformación se difundió mucho más en sitios de internet de Rusia. Los términos “palillos chinos” y “Greta Thunberg” en ruso todavía arrojan varios de esos resultados en Google (1, 2, 3, 4, 5, 6), incluyendo una publicación de marzo de 2020 en la red social Pikabu, similar a la estadounidense Reddit, que fue marcada como falsa por los moderadores de contenido de la plataforma. También hay uno de Kazajistán.

Fue así como la falsedad pasó de una broma y un trino con apenas 30 interacciones a la difusión mundial. Varias de estas páginas rusas enlazan como fuente al portal Social Media News (SM), pero llevan a artículos que ya no existen. Una de estas direcciones sí contiene un título que coincide con el que usaron algunos de los blogs: “Greta Thunberg sugirió que los chinos abandonen tradiciones centenarias”.

Pantallazo de página borrada de SM con URL que coincide en términos con la de Rambler

Pantallazo de nota de Rambler sobre Thunberg y palillos con URL que coincide en términos con la de SM

En cambio, otra de las páginas de SM supuestamente relacionadas resultó ser una receta para una ensalada, según lo que encontraron otros verificadores. Colombiacheck probó el enlace, pero ahora también está roto.

Finalmente, hay que decir que las imágenes que acompañan esta historia falsa, incluida la del mensaje reportado en Facebook 3PFC, provienen del discurso que dio Thunberg en la Cumbre de Naciones Unidas sobre la Acción Climática de 2019. El trino del 14 de enero de 2021 incluso utiliza una animación GIF con la famosa frase que pronunció ese día: “¡Cómo se atreven!”.

No sobra decirlo: en esa intervención de cuatro minutos y medio no hubo ni una sola palabra sobre los palillos chinos.

Una búsqueda avanzada en Twitter muestra que las críticas de Thunberg a China en realidad tienen que ver con sus elevadas emisiones de gases de efecto invernadero, las más altas del mundo. Eso sí le ha traído críticas desde ese país.

“Sí, China está clasificada como una nación en desarrollo por la Organización Mundial del Comercio, ellos fabrican muchos de nuestros productos, etcétera. Pero eso, por supuesto, no es excusa para arruinar nuestras condiciones de vida presentes y futuras. No podemos resolver la crisis climática a menos que China cambie drásticamente su curso”, trinó la joven el 8 de mayo de 2021.

El diario Global Times, medio propagandístico a favor del gobierno chino, respondió con un artículo en el que recogía opiniones en línea contra la joven. Según el reporte, “la criticaron por su ‘hipocresía’, afirmaron que era una ‘activista ambiental selectiva’ y ‘con doble estándar’. Muchos también dijeron que era una ‘mascota’ de los políticos occidentales”. A pesar de esto, ni siquiera allí se hace mención de las supuestas críticas a los palillos.

Thunberg nunca hizo la supuesta invitación a dejar de utilizar esos tradicionales utensilios, por lo que las publicaciones que le atribuyen ese pronunciamiento son falsas. Su enfrentamiento con las autoridades chinas es mucho más profundo.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 06 Octubre 2020

“Colombia ha logrado una reducción acumulada de 30,9 millones de toneladas de CO2”

Por Laura Castaño Giraldo

Este es uno de los chequeos a la intervención del presidente, Iván Duque, ante la 75º Asamblea General de la ONU. 

Al comienzo de su discurso ante la Asamblea de las Naciones Unidas, el presidente, Iván Duque, afirmó que Colombia ha logrado una reducción acumulada de 30.9 millones de toneladas (MTon) de CO2 (min. 2:17). 

Para verificar esta afirmación nos comunicarnos con el equipo de prensa de Duque con el fin de obtener algunas precisiones indispensables sobre la información que dio el mandatario, como el período de tiempo al que corresponde la cifra que mencionó y el referente con el que hizo la comparación.

Sin embargo, hasta la fecha de publicación de este chequeo no recibimos ninguna respuesta. 

Lo primero que debemos aclarar es que el CO2 hace parte de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que, como explica la ONU, “se producen de manera natural y son esenciales para la supervivencia de los seres humanos y de millones de otros seres vivos”.  Este gas, a pesar de ser tan útil, “retiene el calor y, junto a otros, como el metano, contribuyen a formar una capa en la atmósfera que impide su salida y aumenta la temperatura de la superficie de la Tierra, causando el cambio climático”, dice Noticias ONU.

Lo que sucede, según este mismo portal de las Naciones Unidas, es que “las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, han desbalanceado su justa medida, provocando que se acumule mucho más CO2 del que es posible eliminar naturalmente”. 

De otro lado, para el proceso de verificación de la cifra dada por Duque acerca de la reducción de las 30,9 millones de toneladas de CO2, nos remitimos a la página del Ministerio del Medio Ambiente con el fin de revisar los reportes sobre este fenómeno en Colombia. Allí encontramos una nota del 5 de agosto de 2020 (un mes y medio antes del discurso de Duque) con datos que no coinciden con los que dio el presidente.

Según este reporte, “Colombia logró la reducción acumulada de 11,73 millones de toneladas CO2eq, mediante la reducción de la deforestación y la implementación de proyectos de desarrollo bajo en carbono”.  

Como ese diferencial es tan grande, hicimos el intento de comunicarnos con la persona encargada de prensa del Ministerio del Medio Ambiente para que nos facilitara las fuentes de dicha cifra y, de paso, nos explicara por qué es distinta de la que dio Duque, pero, de nuevo, no obtuvimos respuestas. 

Ante esa inconsistencia en la información, buscamos el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (INGEI), que es “el reporte sobre la cantidad de GEI emitidos y absorbidos hacia y desde la atmósfera como resultado de actividades humanas, para un período de tiempo y territorio definidos”. 

Le pusimos la lupa a dicho recurso, pero en la página principal del INGEI, que está alojada en el Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC), del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), solo vimos cifras actualizadas hasta 2012. 

Esos valores indican que “las emisiones totales del país en 2012 fueron de 258,8 Mton CO2eq” y ”las emisiones netas fueron de 185,6 Mton CO2eq”, una medida que sirve, según información del Observatorio Boliviano de Cambio Climático y Desarrollo (OBCCD), para “expresar en términos de CO2 el nivel de calentamiento global que tienen los otros gases de efecto invernadero”. 

Jacobo Arango, investigador del Centro de Investigación de Agricultura Tropical (CIAT), nos explicó que “las emisiones netas son las que tienen en cuenta también los procesos de fijar carbono, no solo las emisiones”. Eso significa que si se emiten, por ejemplo, “10 toneladas de CO2eq y por un bosque se captaron 3, entonces las emisiones netas son 7 toneladas (10-3)”. 

Para determinar cuáles eran los indicadores más actualizados, nos comunicamos con el equipo de prensa del IDEAM y nos confirmaron, con base en información dada por la subdirectora de Estudios Ambientales, que el último INGEI es de 2014 y aparece publicado en el Informe Bienal de Actualización (IBA, o BUR, por sus siglas en inglés) de 2018 ante la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC).

De acuerdo con dicho estudio, cuyas estadísticas resume Carlos Felipe Torres, consultor de Agricultura del IDEAM, en este documento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA, o FAO, por sus siglas en inglés), el total neto de las emisiones de CO2eq para 2014 fue de 215’349.000 MTon CO2eq. 

Como el presidente Duque habló de una reducción de 30,9 MTon de CO2, sin precisar los períodos de tiempo a los que se refirió, lo que hicimos fue restar la cifra de 2014 con la de 2012, que es la que muestra el SIAC en su página principal. 

Tras realizar la operación, nos dimos cuenta de que el número que dio Duque es cierto. El total neto de emisiones de CO2 en 2014 (215,3 MTon CO2eq) menos el total neto de emisiones de CO2 en 2012 (185,6 MTon CO2eq) es igual a 29.7 MTon CO2eq, número que coincide casi por completo con el que dio en su discurso. La diferencia es mínima y se debe a una cuestión de decimales. 

Con el fin de tener un respaldo sobre qué tan correcto fue el proceso que hicimos, acudimos nuevamente a Jacobo Arango y nos dijo que, desde su punto de vista, sí lo es. Además, él corroboró el dato con un colega del IDEAM que le dijo que “la cifra está bien teniendo en cuenta el año de referencia”. 

Pero ojo: Duque habló de millones de toneladas de CO2 (MTon) a secas y las cantidades que sustentan sus cifras en la tabla están en MTon de CO2eq, una unidad distinta. Por eso es preciso recordar que,  como dice el OBCCD, “la utilización de CO2 sólo comprende al gas dióxido de carbono. El empleo de CO2eq comprende al CO2, CH4, N2O y los gases fluorados”. 

Volviendo al número que dio el presidente, dejando de lado la unidad de medida, Arango dijo que eso le hace pensar que lo que hicieron “fue tomar un año de referencia donde la deforestación estaba disparada con una cifra muy alta”. De ahí que el número de emisiones al que se refirió Duque parezca un logro bastante significativo, aun cuando, desde la perspectiva del investigador, sigue siendo bajo. 

Finalmente, cabe precisar que el país tiene como propósito, según lo que plantea el Ministerio del Medio Ambiente, “reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% [o sea 66,5 MTon CO2eq] con respecto a las emisiones proyectadas para el año 2030”. Y si llega a contar con apoyo internacional, “podría aumentar su ambición para pasar de una reducción del 20% hasta una del 30% [es decir 97,5 MTon CO2eq] con respecto a las emisiones proyectadas para el año 2030”. 

Sin embargo, esas proyecciones siguen sembrando dudas porque el IDEAM dijo en 2016 que “en 20 años las emisiones del país aumentaron en un 15% (35 millones de toneladas de CO2 equivalentes). Pasó de 245 Mton CO2eq en el año 90 a 281,5 Mton CO2eq en el año 2010”. 

Por todo lo anterior, en Colombiacheck calificamos como cuestionable la afirmación del presidente, porque si bien la información está sustentada en los datos oficiales de las entidades correspondientes, hay que tener en cuenta tres aspectos principales: el primero es que la información que dio Duque coincide con datos de MTon de CO2eq, que incluyen, como mencionamos unas líneas más arriba, a los demás GEI, no solo al CO2. Lo segundo es que la reducción de emisiones de CO2 a la que se refirió en su intervención está enmarcada en un período de tiempo lejano al actual (2012 - 2014). Y lo tercero es que aún no hay reportes oficiales que muestren qué ha pasado con esas emisiones entre 2019 y lo que va corrido de 2020. 

De hecho, el IDEAM indica en una de sus hojas metodológicas que los INGEI “son elaborados y reportados según la disponibilidad de recursos económicos y humanos para tal fin, por lo que no existe un cronograma para la elaboración de los inventarios nacionales de GEI”.