Pasar al contenido principal
Lunes, 09 Julio 2018

Hisgaura, el puente cuya altura récord es solo fama

Por Sania Salazar

En el Fondo de Adaptación han repetido, con orgullo, que construyen el puente atirantado más alto de Suramérica. La información es Ligera porque no hay una fuente confiable para sustentar esa afirmación.

El Hisgaura es “el puente atirantado más alto de Suramérica”, esa frase la ha dicho en repetidas ocasiones Iván Mustafá, gerente del Fondo de Adaptación, la entidad creada para gerenciar el desarrollo de la infraestructura en zonas en riesgo por el cambio climático. La afirmación también ha sido titular de varios medios de comunicación.

Pero no hay una fuente confiable en la cual basarse para afirmar que este puente es el puente atirantado más alto de Suramérica, por lo que Colombiacheck califica la afirmación como Ligera.

Publicación de Mustafá en Instagram sobre el puente Hisgaura

En el Fondo de Adaptación le explicaron a Colombiacheck que basan ese récord en las clasificaciones internacionales como las de las sociedades de ingenieros o de medios de comunicación (no especifican cuáles), pues explicaron que “no hay una organización como la de Récord Guinness que determine esto”.

Según el Fondo de Adaptación, la pila, o columna principal, del Hisgaura mide 148,3 metros de altura, pero Colombiacheck encontró que en Brasil el puente atirantado Río Negro mide, en total, 185 metros de alto, 37 metros más que el colombiano.

Josué Galvis Ramos es profesor emérito del departamento de ingeniería de la Universidad Nacional y experto en puentes. Él analizó los datos de ambos puentes y concluyó que, para determinar cuál es más alto, habría que comparar los planos de construcción de ambas estructuras. No es suficiente comparar por medio de fotos o con la información disponible en internet. Sin esa información técnica precisa no es posible sacar conclusiones.

El Hisgaura se construye en la vía Curos-Málaga, en el municipio de San Andrés, Santander. La obra se entregará en agosto próximo.

Ubicación del puente Hisgaura en Santander

El puente Río Negro se inauguró en 2011 y pasa por encima del río Negro, en Brasil, donde comunica a Manaos, capital del estado de Amazonas, con Iranduba, municipio del mismo estado.

El profesor Édgar Eduardo Muñoz, del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Javeriana, advirtió que, como lo reconocen en el Fondo de Adaptación, no existe una institución o juez que mida los puentes y los clasifique. Indicó que entre más largo y más alto un puente, más compleja es su construcción, por lo cual con este tipo de anuncios se mandan señales de que se está haciendo ingeniería más compleja.

Galvis Ramos dice que tampoco conoce un organismo autorizado que certifique o clasifique los puentes desde estos puntos de vista. “De tal manera que todos estos calificativos serán subjetivos y con efectos mediáticos. Esperamos que estos recursos públicos hayan sido bien invertidos y que la obra cumpla adecuadamente con su función”, indicó.

La importancia del puente

En el Fondo de Adaptación explicaron que el puente Hisgaura atraviesa la falla del mismo nombre, que tiene una longitud de tres kilómetros, debido a la cual se presentan constantes derrumbes en la vía Curos-Málaga, que es de 147 kilómetros.

En la entidad le dijeron a Colombiacheck que más allá del récord de ser “el más alto”, lo importante es lo que significa la obra para el país, pues resaltaron que es un puente con altos estándares de calidad y que se adapta al cambio climático, pues cuenta con una especie de amortiguadores que permiten que la estructura sea resistente y estable ante movimientos fuertes.

Además, aseguraron que el Hisgaura optimizará la conexión del departamento de Santander y se integrará a la conectividad proyectada para esa región que comprende las vías Duitama-Pamplona y Bucaramanga-Bogotá.

Destacaron, por último que el puente será un atractivo turístico en la cordillera oriental.

Puentes similares en Colombia

El puente Chirajara, también atirantado, que se construía en la vía al Llano y que se cayó el 15 de enero de 2018 iba a tener 280 metros de altura (132 metros más que el Hisgaura) y estaba planeado para inaugurarse en marzo de 2018. Su reconstrucción tardará entre 18 y 24 meses.

En la capital santandereana se construyó el puente Viaducto La Novena, también atirantado, este de 132 metros de altura.

Domingo, 10 Diciembre 2017

Emparamados: ¿está o no la mina Soto Norte en Santurbán?

Por David Tarazona

El pasado miércoles 15 de noviembre de 2017 el ministro de Minas Germán Arce negó en Caracol Radio que la mina Soto Norte de Minesa invada el páramo de Santurbán. “La licencia es por fuera del páramo, es por fuera del área protegida”, dijo Arce en los micrófonos de la emisora. Colombiacheck verificó esta afirmación.

El pronunciamiento del ministro Arce se dio tres días después de que él mismo había confirmado en Abu Dhabi la inyección de 1.000 millones de dólares en el proyecto minero Soto Norte por parte del fondo de inversión Mubadala, del Gobierno de Emiratos Árabes Unidos. La mina espera extraer 9 millones de onzas de oro en 25 años. El anuncio de Arce generó una ola de indignación en el país incluyendo voces como la del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández y la de ambientalistas de la zona, que dicen que la actividad minera en la zona podría afectar sus fuentes de agua, ubicadas en cercanías de Santurbán.

 

Cortesía: Caracol Radio

Tras consultar al Ministerio de Minas, MinAmbiente, a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la comunidad en contra de la explotación minera en Santurbán y a un especialista en temas legales y ambientales, Colombiacheck calificó la declaración del ministro Arce según la cual “la licencia [de Minesa] es por fuera del páramo, es por fuera del área protegida” como Ligera.

La vigencia de la zona protegida de Santurbán y la disputada extensión del páramo

El anuncio de la inyección de capital del fondo Mubadala en Soto Norte no se pudo dar en un peor momento para el Gobierno. Una semana antes la Corte Constitucional publicó en su página web el fallo que tumbó la delimitación que el Ministerio de Ambiente había establecido para la zona protegida del páramo de Santurbán por no haber consultado a las comunidades afectadas por la demarcación. En este caso, la Corte ordenó realizar consulta previa con los afectados.

La Corte, en su sentencia T-361/17, dejó sin efecto la Resolución 2090 de 2014 del Ministerio de Ambiente que delimitaba la zona protegida de Santurbán, pues consideró que no se respetó el derecho a la consulta previa de las comunidades afectadas. El alto tribunal ordenó al Ministerio de Ambiente que “en el término de un 1 año[...] emita una nueva resolución para delimitar el Páramo en las Jurisdicciones Santurbán – Berlín” en un proceso deliberativo e incluyente con las comunidades tras fallar una tutela interpuesta por la Corporación Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez. El año comenzó a correr desde el pasado 17 de noviembre.

El abogado ambientalista Rodrigo Negrete habló con Colombiacheck de su preocupación sobre mina Soto Norte en cercanías de Santurbán. Crédito: Rodrigo Negrete
El abogado ambientalista Rodrigo Negrete habló con Colombiacheck de su preocupación sobre mina Soto Norte en cercanías de Santurbán. Crédito: Rodrigo Negrete

Según el abogado ambientalista Rodrigo Negrete y asesor legal en temas de consulta previa de comunidades preocupadas por los potenciales impactos de la minería en Santurbán, no solo se desconoce si con los nuevos límites que se decidan antes de que se acabe el año dado por la Corte Constitucional, la mina Soto Norte estaría dentro del páramo, sino que también la duración de la licencia solicitada por Minesa ante la ANLA, por 25 años, genera incertidumbre. “Mantener por un año la delimitación [por parte de la Corte] es en virtud del principio de precaución de que no se generen nuevas afectaciones en la zona delimitada, pero, además, hay una posibilidad que el título de Minesa pueda quedar [después] incluido dentro del páramo [con la nueva delimitación]”, dijo Negrete a Colombiacheck.

Como respuesta a la indignación que generó el proyecto de Minesa en cercanías de Santurbán, la ANLA, por su parte, anunció que no se tomarán decisiones frente a la licencia a la que postuló la compañía hasta que se termine el proceso consultivo ordenado por la Corte Constitucional para definir los nuevos límites del páramo, lo que no significa que el trámite de la licencia se detenga.

El ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo enfrenta el delicado tema de la minería en Santurbán. Cŕedito: Ministerio de Ambiente
El ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo enfrenta el delicado tema de la minería en Santurbán. Cŕedito: Ministerio de Ambiente

Si bien es cierto que el proyecto minero Soto Norte está fuera de la zona protegida, según los límites cuya durabilidad solo tienen un año, precisamente por el fallo de la Corte y la consulta previa que aún falta, es ligero afirmar que a largo plazo seguirá fuera del área de páramo cuando nadie conoce cuál será la nueva demarcación. Además, el Ministerio de Ambiente delimitó en 2014 la zona protegida de Santurbán con 98.954 hectáreas, a pesar de que tenía como insumo el estudio del Instituto Alexander von Humboldt de 2012 en el que el páramo tenía la extensión de 142.000 hectáreas, 43.046 menos que las que decidió el Gobierno.

A la luz de los documentos, las entrevistas realizadas y la incertidumbre que hay sobre la extensión del páramo, Colombiacheck califica la declaración del ministro Arce de que “la licencia [de Soto Norte] es por fuera del páramo” como Ligera porque sus argumentos solo tienen vigencia de un año y después de esto la incertidumbre frente al tema es total, con lo cual no se puede afirmar con certeza que el proyecto Minesa quedó fuera de los límites del páramo de Santurbán.

El biólogo Gonzalo Andrade criticó la perspectiva del Gobierno frente a la minería en Santurbán. Cŕedito: Agencia de Noticias UNAL
El biólogo Gonzalo Andrade criticó la perspectiva del Gobierno frente a la minería en Santurbán. Cŕedito: Agencia de Noticias UNAL

De alguna manera, la firma de este proyecto genera una presión para las autoridades colombianas al trazar esos límites, cuestión que no es la ideal para decidir un tema tan imperioso como éste. "El tema no es sencillo, es delicado" nos confirmó el biólogo Gonzalo Andrade, profesor en la Universidad Nacional y conocedor de la problemática de Santurbán. "El presidente [Santos] protegido por la ley y por la norma decidió impulsar este proyecto [de Minesa], pero desde un punto de vista biológico y ambiental es un adefesio" dijo el biólogo a Colombiacheck. Andrade, además, explicó que el ecosistema de páramo no está aislado y espera que el Gobierno haga un análisis juicioso para definir los nuevos límites.

Los límites subterráneos de la mina

Aunque es cierto que la parte superficial de la mina está a 400 metros en bajada del límite de la zona protegida, el abogado ambientalista Rodrigo Negrete, dice que el área subterránea de la mina puede invadir los límites actuales, pues el proyecto minero funcionará con túneles, algunos ya construidos. “Hay una línea superficial, pero no se sabe la [línea] asociada al tema subterráneo y ahí es donde el túnel toma agua, chupa agua y ahí puede haber afectación. No sé cuánto kilómetros van a tener esos túneles porque no va a ser uno solo”, explicó Negrete a Colombiacheck.

El Ministerio de Minas respondió a Colombiacheck que el área subterránea de la mina será de 460 metros por debajo de la línea de páramo, aunque reconoce que solo la ANLA tiene la última palabra para determinar –de manera oficial– que los túneles no invadirán el área protegida. “La cota de los túneles en su punto más alto es de 2.640 metros sobre el nivel del mar de ahí[...] En ese sentido, el desarrollo del proyecto va en sentido contrario a la línea del páramo que inicia a los 3.100 metros sobre el nivel del mar.” afirmó el Ministerio de Minas a Colombiacheck.

De hecho, según un informe del periódico santandereano Vanguardia Liberal, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) confirmó que hay una investigación para determinar si hubo daño ambiental del proyecto minero Soto Norte durante la construcción de un túnel subterráneo de exploración conocido como El Gigante. La pesquisa determinará si la responsabilidad por un posible daño ambiental sería de Minesa o de Aux Colombia, empresa que habría iniciado la obra antes de cederla a la primera.

Los potenciales riesgos de la minería en cercanías de Santurbán

Según los especialistas, en la zona hay más arsénico y otros metales pesados que el oro. La liberación de estos metales pesados durante la explotación minera y su posterior contacto con el oxígeno pueden afectar la salud humana si llegan a mezclarse con el agua. “Se contaminan los suelos y las aguas y como la bocatoma del acueducto de Bucaramanga está abajo, puede haber contaminación de esas aguas con arsénico” advirtió el abogado Rodrigo Negrete. Por lo que solicitan al Ministerio de Ambiente y al de Minas la prohibición de la minería a gran escala y la suspensión de los trámites de licencia ambiental en la zona.

Al respecto, el Ministerio de Minas respondió a estas inquietudes: “si el proyecto genera un riesgo[...] no va a pasar la evaluación medioambiental [de la ANLA]”.

Aunque la última palabra solo la tendrán la ANLA y la nueva delimitación, en la baraja de variables a sortear en este caso, se juntan: la incertidumbre sobre los límites del área subterránea de la mina, la duración de 25 años de la licencia solicitada por Minesa, la discutida extensión real del páramo de 142.000 hectáreas recomendadas por el Instituto Von Humboldt 43.000 más que las aceptadas por el Gobierno y la vigencia por solo un año de la demarcación actual de la zona protegida. Por esto creemos que el ministro de Minas Germán Arce no podía salir de manera ligera y afirmar que todo está en orden.