Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 26 Octubre 2019

La llegada de migrantes venezolanos a Ibagué no es una de las causas del aumento del desempleo de la ciudad

Por José Reinaldo Morera Molina

Una emisora les dijo a los candidatos de la alcaldía de esa ciudad que uno de los factores del desempleo es la llegada de venezolanos para preguntarles qué harían al respecto, pero esta afirmación va en contra de los datos disponibles.

La semana pasada BluRadio publicó un video en el que se les realizaban algunas preguntas a candidatos a la alcaldía de Ibagué, como parte de su sección “Los Candidatos Responden”. En el preámbulo de una de las preguntas se afirmaba lo siguiente:

“Según el último informe del Dane, con una tasa de desempleo del 14,2 por ciento, Ibagué es la sexta ciudad del país con mayor índice de desempleo. Uno de los factores es la migración de venezolanos que están desplazando la mano de obra de los ibaguereños y por este motivo ha aumentado el trabajo informal”.

Si bien es cierto que la ciudad posee una tasa de empleo del 14,2, no es la sexta ciudad con mayor índice de desempleo. El último boletín técnico del Dane posiciona a la ciudad en la séptima posición. En orden son: Quibdó, Cúcuta, Valledupar, Riohacha, Armenia, Florencia e Ibagué. Además, en ese boletín no se menciona ningún indicador que relacione a la migración venezolana con el desempleo.  

Según Carlos Eduardo Barrios Vásquez, asistente técnico del programa Ibagué Como Vamos, para determinar qué tan cierta es esta afirmación, es necesario comparar la tasa global de participación (TGP), la tasa de ocupación (TO) y la tasa de desempleo (TD) de la ciudad entre el periodo de 2015, año en el que incrementó la migración venezolana de manera significativa, a 2019. Estos datos hacen parte de las estadísticas del mercado laboral del Dane

La migración de población venezolana debería significar un aumento de las personas que están dispuestas a trabajar en Ibagué, asegura Barrios, sin embargo, en 4 años la tasa global de participación (TGP) pasó del 70,1% (2015) al 62,1% (2019). Eso significa que la gente que quiere y puede trabajar en Ibagué viene cayendo, no aumentando como se pensaba. La tasa de ocupación (TO) es el indicador de la capacidad que tiene el territorio para absorber mano de obra. Esta ha bajado del 61,9% al 52,5% en este mismo periodo de tiempo. Eso significa que la razón por la que las personas están dejando de trabajar en Ibagué es porque se están destruyendo puestos de trabajo, no por la llegada de población venezolana a la ciudad. 

Ahora bien, la cantidad de ciudadanos venezolanos que han llegado a Ibagué es de 3.805, de acuerdo con los datos de Migración Colombia. De estos, el 67,2% están incluidos en el indicador de tasa de ocupación según el módulo de migración del Dane. Además, la proporción de la población con una ocupación informal en la ciudad en el 2016 fue del 58,1%, en lo que va corrido del 2019 esta cifra es del 52,8%. 

La informalidad es un escenario en el que probablemente la mano de obra venezolana podría reemplazar a la ibaguereña dado a las condiciones en la que se establece, dice Barrios, pero sus porcentajes vienen cayendo. Entonces no hay razón para creer que se está empleando más población venezolana en condición de informalidad, por lo cual, no se puede atribuir a la llegada masiva de migrantes venezolanos un aumento de la informalidad o del desempleo. 

RedCheq

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 04 Septiembre 2019

El Expediente difunde información cuestionable sobre exalcalde de Quibdó

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Según el portal, Chalá pertenece al Partido Verde y fue avalado por Claudia López. Sí fue coavalado por los verdes (Cambio Radical y el Conservador), y sí usó el discurso anticorrupción, como todos los candidatos en el Chocó; pero eso no lo hace “el candidato de López”.

El portal El Expediente publicó hace unas semanas una entrada titulada “El alcalde de Claudia López en Chocó capturado por corrupción con los recursos de la salud”, en la que cuenta que “la Fiscalía General capturó al Alcalde de Quibdó (...), Isaías Chalá Ibargüen y 2 a contratistas por irregularidades y corrupción en la entrega de un contrato por valor de $4.944’395.314. para la construcción de Unidad Intermedia de Salud El Caraño (sic.)”. Información cierta de acuerdo con un artículo de El Espectador publicado el pasado 22 de agosto.

La nota de El Expediente, sin embargo, finaliza sosteniendo que “el alcalde capturado forma parte del Partido Verde y llegó a la alcaldía montado en el discurso anticorrupción respaldado por Claudia López”, aseveración que Colombiacheck califica de Cuestionable. 

Isaías Chalá Ibargüen es un profesor que llegó a la Alcaldía de Quibdó en 2015 con la bandera de la continuidad al gobierno de su antecesora y madrina política, Zulia Mena, según cuenta La Silla Vacía. ‘La mesa de la unión’, movimiento que avaló la candidatura de Mena, estaba integrado por Luis Gilberto Murillo (exministro de Ambiente), indígenas, afro, mujeres, el Partido Verde, el Polo, Cambio Radical y el Partido Conservador.

Cuando terminó el periodo de Mena, este mismo movimiento designó a Chalá como candidato a la Alcaldía en el periodo 2016-2019. De esta manera recibió el coaval del Partido Verde, así como el de Cambio Radical y el Conservador. Y en ese sentido Antonio Andrade, directivo del Partido Verde en Chocó, es categórico al afirmar que Chalá Ibargüen no forma parte del Verde, como dice El Expediente. 

Según Andrade, en el departamento es bastante común la tendencia de recibir coavales de partidos de distintas orillas, “porque los partidos son simplemente empresas electorales, sin fronteras ideológicas”, afirma Dilon Martínez, miembro de la Unión de Maestros del Chocó, Umach. Y porque los problemas del Chocó son suprapartidistas, de acuerdo con Andrade. 

También es cierto que el discurso anticorrupción hizo parte de la campaña de Chalá Ibargüen, como en el de los demás candidatos que se lanzan a un cargo de elección popular en el Chocó. Según Andrade “aquí nadie hace campaña sin luchar contra la corrupción”, afirmación que coincide con lo dicho por Martínez a Colombiacheck.

Pero el supuesto respaldo de Claudia López, excandidata a la vicepresidencia y actual candidata a la Alcaldía de Bogotá, no es tal en realidad. Dos fuentes consultadas por Colombiacheck, que decidieron no dar su nombre, confirmaron que López nunca hizo parte de la campaña de Chalá y afirman que el discurso anticorrupción no es exclusivo de la candidata. Pero además, de acuerdo con Andrade, el partido no responde a caudillos, de modo que contar con el coaval de los verdes no implica tener el aval de alguno de los miembros de este partido y viceversa.

Consultamos a la campaña de López para saber si en algún momento le dio el aval a Chalá mientras ella era senadora, pero hasta el momento de publicar esta nota no obtuvimos respuesta de su parte.

Finalmente, concluimos que la nota de El Expediente es cuestionable, de acuerdo a nuestras calificaciones, porque toma información existente y parcialmente verdadera para hacer una aseveración errónea.