Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 26 Marzo 2018

Las cifras de la violencia contra la mujer

Por Ana María Saavedra

Dos electos representantes a la Cámara por Bogotá se comprometieron a combatir la violencia contra la mujer. Para enfatizar sus promesas citaron cifras de homicidios, abuso sexual y maltrato intrafamiliar.

La lucha por la violencia contra la mujer fue una de las promesas de las campañas de los candidatos a la Cámara de Representantes por Bogotá: Samuel Hoyos, del Centro Democrático y José Daniel López, de Cambio Radical, quienes hablaron del tema este mes que se conmemora el Día de la Mujer.

Hoyos aseguró, en twitter, “en nuestro país cada tres días una mujer es asesinada a manos de su pareja o expareja. Tan solo en Bogotá el año pasado hubo 15.000 casos de violencia contra las mujeres”.

 

 

Y López, en un video de su campaña publicado por Bluradio, señaló que “en Bogotá cada tercer día una mujer es asesinada. Cada ocho horas una es víctima de violencia sexual y tres mujeres por hora son víctimas de violencia intrafamiliar”.

Al verificar en el Observatorio de Violencia de Medicina Legal las cifras dadas por los congresistas electos, encontramos que los datos relacionados con los homicidios sí son correctos, pero los otros cálculos están errados. Las frases de ambos candidatos son Ligeras.

Hoyos aseguró que el cálculo de que “en nuestro país cada tres días una mujer es asesinada a manos de su pareja o expareja” es información que dijo el presidente Santos. Y nos remitió a una noticia de EFE, publicada por el diario El Colombiano, el 25 de noviembre del año pasado.

Ese día, el portal de la presidencia también reportó las declaraciones de Santos en la instalación del puesto de mando unificado para prevenir la violencia contra la mujer. “Tenemos aquí en Colombia una mujer asesinada cada tres días. Según los reportes, cada día se producen 55 casos de violencia sexual contra las mujeres”, dijo el presidente.

En todo el país, en el 2016, 128 mujeres fueron asesinadas por sus parejas y en 2017, la cifra fue de 139.

Colombiacheck le pidió a dos analistas que realizaran los cálculos para comparar las cuentas de los dos congresistas electos.

Katherine Aguirre, economista con maestría en estudios de desarrollo e investigadora del Instituto Igarapé, realizó la cuenta y coincidió en la cifra dada por Hoyos.

Para hacer estos cálculos, explicó Aguirre, 128 se divide en 365 días, lo que da 0,35. Con esta proporción, se estima que aproximadamente en tres días muere una mujer a manos de su pareja. El mismo cálculo lo hizo para el 2017 y arrojó igual resultado.

Álvaro José Pretel, economista con maestría en economía aplicada y coordinador del Observatorio de la Violencia en Cali, llegó a la misma conclusión, usando la fórmula de dividir 365/128, lo que le dió 2,8. Esto quiere decir una mujer cada tres días. Igual cálculo se hizo con la cifra de 2017, que dio 2,62 (lo que estadísticamente se redondea a 3).

En cuanto a los 15.000 casos de violencia contra las mujeres en Bogotá, Hoyos no contestó cuál fue la fuente para esta cifra. En este punto, verificamos las cifras de 2017 con Medicina Legal, que reportó 110 mujeres asesinadas, 3.511 víctimas de abuso y 14.181 de violencia intrafamiliar (incluye de pareja y de familiares) en la capital del país. Al sumarlos todos la cifra es de 17.802, superior en 2.802 casos a la dada por el hoy congresista electo.

También se verificaron los datos de 2016, que sumaron 18.341.

 

Una mujer, asesinada cada tercer día

Entre tanto, López nos dijo que sus cifras provenían de Medicina Legal y nos remitió su propuesta para erradicar la violencia contra la mujer. En este documento, incluye gráficos de homicidios de mujeres, abuso sexual y violencia de pareja.

“Para el caso de Bogotá D.C., en términos de homicidios de mujeres, en el año 2016 se asesinó 1 mujer cada 3,34 días”, se indicó en el documento.

López también envió “una alerta por el enorme subregistro que acompañan estas cifras. No tanto en materia de homicidios, pero sí de violencia intrafamiliar y sexual. La discusión sobre las cifras reales va a ser siempre una discusión parcial, pues pareciera ser que un número muy importante de casos nunca son denunciados y, por ende, no tenemos un conocimiento de la verdadera dimensión del fenómeno”.

Prettel y Aguirre realizaron una vez más los cálculos con las cifras del informe de Medicina Legal para el 2016. Ese año en Bogotá fueron asesinadas 109 mujeres.

Entonces, por un lado, se dividieron los 109 casos entre 365 días y esto dio 0,298. Esto da una proporción de una mujer asesinada cada tres días.

En el segundo método al dividir 365/109 da los 3,34. Entonces, la afirmación de López es correcta.

El problema de la afirmación de López son los números de la violencia sexual y de la intrafamiliar. Aunque en su documento, asegura que en 2016 se presentaron en Bogotá D.C. cerca de 10 casos diarios de violencia sexual -lo que daría un caso cada tres horas--, él en su trino aseguró que “cada ocho horas una mujer es víctima de violencia sexual”.

Además, las cifras que maneja de violencia de pareja, en las cuales cita como fuente a Medicina Legal, no coinciden con los datos del Observatorio y de Forensis 2016.

Mientras López, en su documento, indicó que en 2016 se presentaron 3.518 casos de violencia intrafamiliar (nos aclaró que se refiere a la de pareja), Medicina Legal contabiliza 10.734.

Por un lado, al hacer el cálculo de la cifra del congresista electo, no concuerda con su propia afirmación, pues aseguró que cada hora tres mujeres son víctimas de violencia intrafamiliar en Bogotá. Con los 3.518 casos, el cálculo daría una mujer cada dos o tres horas horas, en promedio.

Y en las cifras reales de Medicina Legal, al hacer el mismo cálculo de dividir 8760 (horas en un año) por los 10.734 casos, el promedio es de una mujer, víctima de violencia de pareja, cada hora.

Puede ingresar aquí a ver la tabla con las cifras.

Una cifras que preocupan

Aparte de las imprecisiones de las cifras de la violencia contra la mujer, lo que sí es cierto es que este es un flagelo que afecta al país. El propio Director Nacional del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, aseguró que “el feminicidio en todo el país se detecta con más facilidad ahora; pero hay una crisis de valores que se refleja en el irrespeto a la mujer, a los niños. No es gratuito ver cómo la violencia intrafamiliar ha aumentado y se ha convertido en caldo de cultivo para las demás formas de violencia”.

Los homicidios de mujeres, cometidos por sus parejas o exparejas, son considerados feminicidios. Según la Ley 1761, llamada Rosa Elvira Cely, el término abarca también el asesinato de mujeres, por su condición de mujer o por motivos de su identidad género o para ejercer sobre su cuerpo actos de instrumentalización de género o sexual.

Frente a este tema, la también electa representante a la cámara por Bogotá, María José Pizarro, aseguró que en Colombia el 90 % de los feminicidios quedaba impune.

Colombiacheck verificó en esa ocasión la afirmación y la encontró Aproximada. Este es el chequeo.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 18 Junio 2018

Claudia López y las cuentas de la Coalición Colombia

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Claudia López ha insistido que “la Coalición Colombia es hoy la mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia”. Su afirmación es Inflada porque su margen de acción está limitado.

En más de una ocasión Claudia López, ex candidata vicepresidencial por la Coalición Colombia, se ha referido públicamente a la fuerza que tiene su movimiento, al que ha llamado la “mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia” y que permite hacer “control político serio, riguroso e independiente como lo ha hecho siempre” a cualquier gobierno.

Esta afirmación que realizó en W Radio ya la había dicho el pasado 31 de mayo en entrevista para el programa televisivo Semana en Vivo.

Colombiacheck.com verificó esta afirmación y al ponerla en contexto la calificó como Inflada, teniendo en cuenta lo que representaría esa “fuerza alternativa” en el Congreso, tras el triunfo presidencial de Iván Duque y sus alianzas.

Para explicar en detalle a qué hizo referencia Claudia López con “fuerzas alternativas”, consultamos a su equipo de prensa. Uno de sus voceros le dijo a Colombiacheck.com que con el término la excandidata se refiere a la unión de dos partidos (Alianza Verde y Polo Democrático) y un movimiento (Compromiso Ciudadano) que están localizados en el centro del espectro político. Además, cuenta como fuerzas alternativas, según el vocero, también a los Decentes de Gustavo Petro.

Los números muestran que, efectivamente, como dijo Claudia López, la Coalición Colombia, como fuerza alternativa, ha tenido la mayor participación hasta el momento en el Congreso de la República.

En las elecciones del pasado 11 de marzo, los dos partidos de la Coalición Colombia aumentaron su votación con respecto al Congreso de 2014 - 2018. De acuerdo con el preconteo de la Registraduría, el Verde sacó 10 puestos en el Senado y 9 en la Cámara y el Polo sacó 5 y 2. Juntos suman 26, es decir, 3 curules más que hace cuatro años.

Yann Basset, director del observatorio de procesos electorales de la Universidad del Rosario, sin embargo, advierte que no es la primera vez que hay una fuerza alternativa al bipartidismo tan fuerte, aunque ciertamente estas elecciones fueron en las que más puestos consiguieron en el Congreso las fuerzas alternativas.

En las elecciones para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, el partido nacido de la desmovilización del M-19, la Alianza Democrática M-19 (ADM-19), obtuvo 19 puestos. Fue la segunda mayor fuerza, después del Partido Liberal, que obtuvo 25.

Para las elecciones legislativas de 1991, este mismo movimiento sacó 21 curules, nueve en el Senado y 12 en la Cámara. Cuatro años más tarde la ADM-19 dejó de aparecer políticamente, aunque tanto el Polo Democrático como la Alianza Verde nacieron con la antigua personería jurídica y con la participación de varios miembros de este partido.

Aún así, no es sino hasta 2006 que un movimiento no nacido de partidos tradicionales vuelve a la rama legislativa. Para ese Congreso, el Polo se estrenó con 10 senadores y 8 representantes.

Cuatro años más tarde consiguió 8 senadores y 5 representantes, mientras el debut del Partido Verde se dio con cinco senadores y tres representantes. Aunque aún no eran coalición estos partidos juntos sumaron entonces 21 curules.

“Sin duda sí hay una diferencia, pero no es tan grande”, sostiene Felipe Botero, codirector de Congreso Visible. Pero para Milanese, jefe del departamento de estudios políticos de la Universidad Icesi, lo importante ahora es ver si la Coalición Colombia va a trabajar como tal en el Congreso, “porque si se va a comportar por partidos individuales, los superó el M-19”.

En ese sentido, Milanese está de acuerdo con que el número de congresistas obtenidos por la Coalición Colombia les permite liderar un ejercicio de control político, pero, advierte, “solos no lo pueden hacer”.

Las cuentas en el nuevo Congreso

Claudia López explicó ayer en RCN Radio que el Partido Verde y la Coalición Colombia siguen respaldando a Gustavo Petro después de los resultados del 17 de junio. “El apoyo a Gustavo no significaba acabar ese proyecto que ayer le puso 3.200.000 votos a la candidatura de opción de cambio”, dijo la excandidata.

En las cuentas de López, las fuerzas alternativas le harán contrapeso al proyecto conservador en temas como la paz, la lucha contra la corrupción, los derechos de las mujeres y las comunidades LGBTI.

Y precisamente, Gustavo Petro dijo en su discurso de derrota que, como oposición, se avecinan oportunidades importantes para consolidar el movimiento con el cual consiguió ocho millones de votos. Estas son la consulta anticorrupción, convocada para el próximo 26 de agosto y liderada por López y Angélica Lozano, y las elecciones regionales de 2019 para elegir alcaldes y gobernadores.

Este movimiento de oposición podría conformar una especie de “coalición de fuerzas alternativas” que ahora no solo incluya a la Coalición Colombia, sino también a los Decentes, los indígenas (que durante toda la campaña hicieron público su apoyo a Petro) y el partido de la Farc.

Gráfica de barras con la representación de cada partido y bancada en el Congreso

*Estos datos corresponden al preconteo. Aún no se tiene información de cuándo salgra el escrutinio final. Sin embargo, según miembros del partido cristiano Justa Libres, el Consejo Nacional Electoral les avaló la personería jurídica al igual que la adición de tres senadores. Esto significaría que el tablero político podría moverse.

Esto último enmarcado dentro de la modificación en la composición de este Congreso, con el Acto legislativo 02 de 2015 y el acuerdo de paz con las Farc, que le suma una curul en cada cámara a la fórmula presidencial que quede en segundo lugar, y cinco asientos en Senado y cinco en Cámara para el partido de la Farc.

La Coalición Colombia, sola, representa el 9% del Congreso. Y si se suman estas fuerzas, incluyendo a Gustavo Petro y a Ángela María Robledo, crecen a 47 congresistas, que representan 16% del Congreso. En la Cámara serían 20 curules (Farc, Polo, Verdes, Decentes, Indígenas e incluye a Gustavo Petro y Angela Robledo), lo que representa el 11%. En el Senado tienen 27 curules, que les significa el 25%.

Por el otro lado estaría Duque y su partido, el Centro Democrático, y las alianzas con los partidos Conservador, Mira, Cambio Radical, Opción Ciudadana y Colombia Justa Libres, que aglutinan el 49% del Legislativo. En Cámara tienen 87 curules, el 50%, y en Senado 52 curules, que les da el 48%.

Según Milanese, es complicado que en el primer año del gobierno de Duque las fuerzas alternativas puedan obstaculizar proyectos impulsados por el ‘establecimiento’, que siempre inicia fuerte. “Pero lo que tendencialmente ocurre es que a medida que va pasando el tiempo las fuerzas de oposición tienden a ganar espacio dentro del Congreso”, agrega el experto.

Asimismo, indica que para determinar qué tanto pueden incidir en la oposición de proyectos de ley los números son variables, no son absolutos. “Hay que ver como quedan distribuidas las comisiones y eso se sabrá hasta julio”.

En lo que sí puede torpedear el camino de Duque es en actos legislativos (si quieren hacer reformas constitucionales) y leyes estatutarias. En estos casos deben ser aprobados por la mayoría absoluta --la mitad más uno-- en la Cámara y Senado.

En este caso es necesario esperar cómo se alinean los congresistas liberales, el partido de La U y los afro, pues ellos definirán la mayoría absoluta del Congreso.

Además que a las 47 curules de las fuerzas alternativas también se le pueden sumar, según Milanese, “algunos liberales desencantados” y miembros del partido de La U que han anunciado su apoyo indiscutible a la paz.


 

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: “La Coalición Colombia es hoy la mayor fuerza alternativa que haya tenido el Congreso de Colombia en su historia.”

    Autor: Claudia López, excandidata vicepresidencial de la Coalición Colombia.

    Fuentes: Congreso de la República, Claudia López, Semana en Vivo, RCN Radio, W Radio.

    Yann Basset, director del observatorio de procesos electorales de la Universidad del Rosario.

    Juan Pablo Milanese, jefe del departamento de estudios políticos del ICESI.

    Felipe Botero, codirector de Congreso Visible.

    Contexto: Entrevista realizada por María Jimena Duzán en el programa de televisión Semana en Vivo.

    Calificación: Inflada.