Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 23 Agosto 2019

Morsas no se suicidan por el calentamiento global, como asegura publicación

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Es cierto que por el fenómeno climático la falta de hielo ha hecho que estos animales ocupen espacios para los que no están desarrollados. Pero asegurar que se están suicidando es incorrecto.

Un fragmento de minuto y medio del documental de Netflix ‘Our Planet’ (Nuestro planeta) está circulando en Facebook con un mensaje engañoso. 

Las imágenes muestran un grupo de morsas que caen de un acantilado y mueren por los golpes que les ocasionan las rocas, tras rodar peñasco abajo. El video se ha difundido con una viñeta que dice: “Morsas se suicidan por el calentamiento global”. Afirmación que es falsa.

Todo el video subido a la red social es verdadero y corresponde con el “behind the scenes” (Tras las cámaras) del documental Our Planet. 

Muestra lo que en los últimos minutos del capítulo dos del documental el narrador llama “la reunión de morsas más grande del planeta. Más de cien mil se han apilado en una sola playa. Lo hacen por desesperación, no por opción”.

Las morsas son unos mamíferos semiacuáticos que viven en los mares del Ártico (en el polo Norte). Normalmente habitan la banquisa, una capa de hielo flotante, plana y lisa, que se forma en las regiones oceánicas polares.

No obstante, como cuenta nuevamente el narrador del documental en el capítulo dos, “el hielo se ha retirado hacia el norte y este es el lugar más cercano a su área de alimentación, donde pueden descansar”. Según Susana Caballero, bióloga especialista en genética de vertebrados acuáticos y profesora Asociada del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes, lo que hacen las morsas en la banquisa, y a falta de ella en la tierra, es descansar y cuando sienten hambre vuelven al mar en busca de alimento.

Pero en la tierra no hay el espacio suficiente para todas ellas y por eso “luchan por subir acantilados de 80 metros de altura”, como dice el documental. Las morsas terminan en una superficie para la cual no están adaptadas y cuando intentan volver al agua es que caen y mueren.

El mismo video permite identificar el contexto en el que suceden las imágenes, pues las voces de los expertos, quienes hablan en inglés en el video, dicen: “Probablemente hay 200 o 300 morsas muertas en un tramo de playa de casi un kilómetro. Solían dormir en el hielo, bucear, comer, dormir en el hielo, fácil. Ahora nadan cien kilómetros, vienen aquí, escalan acantilados y están agotadas y caen. Se matan cuando caen o se aplastan unas a otras”. 

Es decir, la caída es accidental y no intencional. Las morsas no se lanzan porque quieran, decisivamente, matarse; sino porque intentan volver al mar y en su desespero por hacerlo, se resbalan.

Según Caballero, en términos de comportamiento, se asume que un animal joven y en buen estado de salud no se mataría. “No cometería un suicidio como nosotros lo entendemos”, aclara la bióloga. Hay animales que cuando ya están viejos o muy enfermos, y piensan que pueden llegar a ser carga para un grupo (generalmente animales que viven en grupos familiares), tienden a alejarse, dejan de comer y se dejarían morir; más no se suicidan. Y esta no es la situación que se presenta en este video. Por ello es falso afirmar que las morsas del video se están suicidando.

Frente al tema del calentamiento global, referido en la publicación de Facebook, Caballero le explicó a Colombiacheck que es claro que con el cambio climático las morsas, que normalmente usaban la banquisa para descansar han perdido esta posibilidad porque el hielo es muy débil o ya no está. “Son animales que han estado acostumbrados durante miles de años a la banquisa”, explica Caballero, “y no saben cómo comportarse cuando no hay hielo. Las morsas están morfológica y comportamentalmente adaptadas al hielo y el problema es que cada vez hay menos hielo en el verano en el Ártico”.

Esto mismo es lo que refiere el ‘Tras las las escenas’ de Our planet: “Esta es la triste realidad del cambio climático. Si pudieran estarían sobre hielo. Pero no hay otra opción más que ir al terreno”, dice una de las expertas.

Y el problema, de acuerdo con Caballero, es que el cambio está ocurriendo de una manera muy rápida frente a las condiciones ambientales de esta región, principalmente en los veranos.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 28 Enero 2019

Foto compartida en redes no es de hombre “envenenado” por sus tatuajes

Por Ana María Saavedra

Una foto que ronda en redes sociales de América Latina asegura que los tatuajes pueden causar enfermedades graves. Realmente se trata de una foto de Vietnam sobre el uso de heroína.

Una publicación compartida en grupos y usuarios de Facebook de México, Colombia, Brasil y Paraguay, entre otros países, dice: “Para aquellos amantes de los tatuajes. Esta persona tiene una enfermedad que se está consumiendo hasta los huesos por culpa de la tinta que es venenosa”, 

xox

Esta imagen puede herir la sensibilidad de algunas personas

Ver imagen

Supuesto envenenado por tinta de tatuajes

Al hacer una búsqueda inversa de la foto que acompaña el mensaje en los buscadores Google, Tineye y Yandex [advertencia: los resultados de esta búsqueda de imágenes pueden herir susceptibilidades] encontramos que ya había sido usada en otras ocasiones y que fue recortada de su versión original. En la imagen original aparecía una mujer, acompañada por un texto escrito en vietnamita.

Con la ayuda del profesor de ciencias sociales del colegio Marsella Hernán López, líder del proyecto AulaLink1, Colombiacheck contactó a las profesoras vietnamitas Durong Diêu y Nguyễn Trà Ly para preguntarles sobre esta foto y la información que se ha publicado en los portales y redes de su país.

La profesora Diêu nos explicó que esa foto había circulado en su país con mensajes relacionados con las drogas, en particular con el uso de heroína, y no con tatuajes. La docente Nguyễn Trà Ly agregó que el artículo original en el que se publicó la foto advierte a las personas que no deben jugar con la vida cuando están jóvenes, pues recibirán las consecuencias cuando envejezcan y su madre los cuidará.

Entre las páginas en las que aparecía la foto se encuentra el portal vietnamita Vitalk.vn. La imagen también rotó entre el Facebook y algunos blogs de este país.

Asimismo, en Brasil el portal de verificación E-Farsas había escrito una nota desmintiendo esa información sobre este caso del hombre que supuestamente estaba “envenenado por su tatuajes”.

Los tatuajes

Consultamos a un dermatólogo y a un toxicólogo para que analizaran la información que acompañaba la foto, en la que se asegura que esta “persona tiene una enfermedad que se está consumiendo hasta los huesos por culpa de la tinta que es venenosa”.

El dermatólogo Pedro Castro nos explicó que las tintas de los tatuajes profesionales son aprobadas por el Invima y los negocios son regulados por las secretarías de salud de cada municipio. “No es correcto decir que una persona se muera o se esté consumiendo por la toxicidad de una tinta, lo que puede generar son alergias de piel”, aseguró.

Lo que sí se debe tener cuidado es con los tatuajes artesanales, que se hacen las personas ellas mismas y usan cualquier tipo de tinta. “Como cuando se graban unas iniciales, con una aguja y una tinta de marcador. Esas tintas pueden contener plomo o metales que son tóxicos”, agregó.

Por su parte, Jorge Quiñones, quien fue el jefe de la Línea Toxicológica de Cali, explica que los riesgos de los tatuajes están más asociados a los usos de las agujas. Un riesgo que Quiñones describe como de un “potencial millonesimal”. Además, según Quiñones, es más probable que, la “falta de control en las agujas” resulte en “una enfermedad tipo sida o hepatopatía (VIH o Hepatitis)”.