Pasar al contenido principal

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Jueves, 10 Octubre 2019

No hay cómo comprobar si se necesitan 900.000 millones de pesos para malla vial de Bucaramanga

Por Vanguardia

Uno de los temas más recurrentes en la campaña electoral en Bucaramanga es el estado de la malla vial. Prácticamente todos los candidatos han hecho propuestas para incrementar la inversión en el mantenimiento de la capa asfáltica de los 499 kilómetros de vías urbanas que tiene la ciudad.

No obstante, hubo una cifra pronunciada por el candidato Juan Carlos Cárdenas Rey en el debate del canal TRO que llamó la atención. Según él, para recuperar la malla vial se requieren 900.000 millones de pesos.

“Acá no hemos dimensionado el problema, estamos hablando que la recuperación de la malla vial puede ser del orden de los 900.000 millones y en esta administración solamente (tiene) 15.000 millones, que a última hora el Concejo de la ciudad aprobó, creo que hay que hacer un cambio importante en el Concejo de la ciudad”, afirmó Cárdenas en el debate.

Esta misma cifra es mencionada por Claudia Lucero López en su plan de gobierno.

El equipo de RedCheq trató de verificar si esta cifra es precisa, pero encontró que hay tantas versiones al respecto y factores a tener en cuenta que la consideramos ‘inchequeable’.

¿De dónde salió la cifra?

Según Julián Silva Cala, jefe de campaña de Juan Carlos Cárdenas Rey, explicó que la cifra surgió luego de hablar con varios expertos y de un estudio de la UIS.

“El último estudio realizado por la UIS hace 5 años aproximadamente daba una cifra cercana a los 600.000 millones. (...) Lo que hicimos fue consultar con expertos y tratar de estimar cuánto costaría hoy, con base en ese estudio, el deterioro progresivo de la malla vial y trayendo el costo a valor presente”, afirmó Silva.

Le preguntamos a Cala si nos podía facilitar una copia del estudio de la UIS, pero a la fecha no hemos tenido acceso a ese documento.

Por el lado de López hay una versión similar. Según ellos, la inversión que se requería para 2012 era de 576.000 millones, pero desde entonces las intervenciones han estado por debajo de lo proyectado en el Plan Maestro de Movilidad (Luis Francisco Bohórquez invirtió unos 42.000 millones y Rodolfo Hernández menos de 20.000 millones) y esto habría llevado a que a la fecha se requiera un cálculo aproximado de más de 900.000 millones para la malla vial.

A pesar de estas versiones, Vanguardia consultó con la Secretaria de Infraestructura de Bucaramanga, Fany Arias, quien explicó que si bien sí hay estudios sobre el estado de la malla vial en la Administración Municipal, no existe un documento que indique y especifique una cifra exacta de lo que vale reparar toda la capa asfáltica del área urbana de Bucaramanga.

Una respuesta similar nos dio el Grupo de Geomática de la UIS, donde aseguraron que ellos no tienen un estudio reciente del estado de la malla vial que permita indicar cuánto cuesta reparar la malla vial de la ciudad.

Rastreando la cifra real

El primer dato que encontramos fue el que arroja el Plan Maestro de Movilidad 2011-2030 de Bucaramanga, que en la tabla 30 (indicadores de oferta), afirma que la inversión necesaria para mejorar la malla vial es de 143.695 millones.

Para ello citan el ‘Estudio de gestión de pavimentos para el municipio de Bucaramanga’, realizado en el marco de un convenio interadministrativo entre la Alcaldía y la UIS. Este estudio, no obstante, tiene aproximadamente 10 años y desde entonces se han hecho algunas inversiones en mantenimiento de la malla vial y al mismo tiempo la capa asfáltica ha tenido su deterioro normal.

Años después de publicado el plan, el entonces Alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, afirmó en una entrevista que sería preciso invertir una suma cercana a los 480.000 millones de pesos.

Esta misma cifra fue retomada cuatro años más tarde por el Secretario de Infraestructura, Clemente León Olaya, quien una vez más aseguró que se requerían esos 480.000 millones, advirtiendo que los 42.000 millones que se iban a invertir en la administración de Luis Francisco Bohórquez se iban a enfocar en los puntos críticos.

Para agregar más a la confusión, Fabiola Figueredo, subsecretaria de Infraestructura de Bucaramanga, asegura que si lo que se busca es reparar toda la malla vial es necesaria una inversión de 1,8 billones de pesos. Según ella, la totalidad de los 499 km urbanos de Bucaramanga tienen algún nivel de deterioro.

Al ser consultada sobre cómo se puede calcular la cifra Arias, la Secretaria de Infraestructura, dio una cifra un poco menor (1,6 billones) e indicó que se deben tener en cuenta factores como el costo por kilómetro, los estudios previos y la interventoría.

Lo que dice la Alcaldía

Según Arias, un cálculo aproximado se puede hacer multiplicando el costo promedio del metro cuadrado pavimentado ($394.654) por el total de metros cuadrados que hacen parte de la malla vial.

La ciudad tiene 28 km de vías arterias primarias (784.000 m²), 39 km de vías arterias secundarias (273.000 m²), 50 km de vías primarias terciarias (350.000 m²), 97 km de vías locales nivel 1 (679.000 m²) y 265 vías locales nivel 2 (1’995.000 m²).

En otras palabras, los 499 km de vías urbanas a cargo del municipio representan un total de 4’081.000 metros cuadrados de malla vial. Esto da aproximadamente, al multiplicar por los 394.654 pesos que cuesta recuperar un metro cuadrado, un total de 1’610.582’974.000 pesos.

Esta cifra, tal y como está calculada, hace referencia a cambiar toda la malla vial, incluyendo la base granular, la subbase y en general toda la estructura de la red vial.

En ese sentido, es preciso advertir que no todo se puede invertir al tiempo, que en algunos casos es probable que no se requiera intervención o sólo haga falta un reparcheo. Es decir, se debe diferenciar qué es lo que se va a intervenir y en qué periodo de tiempo.

También se debe tener en cuenta el tipo de pavimento, si es rígido o flexible, pues el primero es más costoso, se usa para vías de tráfico pesado (como las de Metrolínea), pero tiene una mayor vida útil.

También están factores como la modalidad de contratación, si es por autopavimentación (se reduce el costo de mano de obra) o un solo contrato grande para toda la ciudad.

Todos esto puede llevar a que varíe el valor de la cifra, que según los criterios que se manejen pueden implicar un incremento o una disminución.

El estado de la malla vial

El Plan Maestro de Movilidad 2011-2030 de Bucaramanga fijó unos indicadores de gestión que mostraban las metas que se debían lograr cada cinco años, incluyendo el mantenimiento de la malla vial. Esto según el nivel de deterioro de los casi 500 km de vías que tiene la ciudad.

Estos datos se encuentran en la página 130, tabla 33. Indicadores y metas de gestión.

Según el plan, para 2015 (inicio del período actual) se debía realizar el mantenimiento de 113,3 km de red vial arterial, 46,3 km de red vial local 1 y de 97,8 km de red vial local 2.

Para 2020, estos indicadores aumentan a 139,1 km, 56,9 km y 120,1 km, respectivamente. En otras palabras, en los primeros 10 años del Plan Maestro de Movilidad el 60% de la malla vial de Bucaramanga debió tener algún tipo de mantenimiento.

Para 2030, la proyección es que los casi 500 km de vías de la capital santandereana deben haber sido recuperados o rehabilitados en algún momento entre 2010 y los siguientes 20 años.

RedCheq

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Martes, 09 Julio 2019

En Manizales hay un carro por cada dos ciudadanos

Por Sania Salazar

Jorge Hernán Mesa, candidato a la Alcaldía de Manizales, acertó en la proporción de habitantes y cantidad de carros en Manizales. Expertos indican que una de las prioridades de la ciudad es política pública en transporte público.

El candidato a la alcaldía de Manizales por el Partido Liberal, Jorge Hernán Mesa, dijo en una entrevista en La Patria Radio que en la ciudad hay “un promedio de un vehículo por cada dos ciudadanos”.

Colombiacheck califica la información como verdadera, pues coincide con la información disponible al respecto.

En el equipo de prensa del candidato le dijeron a Colombiacheck que Mesa tomó la cifra de la Secretaría de Tránsito y Transporte de Manizales, según la cual a 2 de julio de 2019 había 188.467 carros matriculados en la ciudad entre particulares y de servicio público. Esa cifra la compararon con la proyección de población del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, que, según el equipo de prensa de Mesa, para 2019 que se calcula en 401.600 habitantes.

La Secretaría de Tránsito y Transporte de Manizales le envió a Colombiacheck una tabla en la que consta que, efectivamente, en la ciudad había matriculados hasta el pasado 2 de julio 188.467 carros entre oficiales y particulares, como lo dijo el candidato.

Secretaría Tránsito Manizales

Colombiacheck revisó las proyecciones de población del Dane y encontró que para 2019 la población de Manizales está calculada exactamente en 401. 398 habitantes. (La cifra que nos dio el equipo de prensa del candidato fue de 401.600 habitantes).

Para verificar el resultado de la operación que hizo el candidato Colombiacheck tomó en cuenta la recomendación de expertos de multiplicar el resultado por 1.000 para obtener la relación de carros por cada 1.000 mil habitantes.  Al dividir los 188.467 carros matriculados actualmente en la ciudad entre los 401.398 habitantes, el resultado es 469 carros por cada 1.000 habitantes. Es decir, una relación similar a la indicada por el candidato.

Según el Informe de Calidad de Vida Manizales Cómo Vamos 2018, “cerca de 1 de cada 3 ciudadanos tiene la moto o el carro como medio de transporte principal y un 32% de los viajes de la ciudad se realizan en estos tipos de medio de transporte. Aunque desde el punto de vista económico es positivo que la población tenga acceso a bienes durables como los carros o las motos, desde el punto de vista de la movilidad es inconveniente el uso irracional de estos vehículos”.

La siguiente tabla, del mismo informe, indica que en 2017 había unos 424,8 carros por cada 1000 mil habitantes.

Informe Manizales Como Vamos

El informe advierte que la tasa de motorización en Manizales muestra un crecimiento acelerado pues en 2017 la ciudad había 169.000 vehículos matriculados frente a 158.000 registrados en 2016. “Este incremento de 11.000 vehículos representó un crecimiento del 7 por ciento en el último año”, concluye el informe, que además indica que “todos los años a partir de 2009 han entrado a circular en la ciudad en promedio 12.000 vehículos nuevos, de estos, en promedio cada año han entrado cerca de 5500 carros y 6500 motos”.

El informe indica también que aunque Manizales aún es la ciudad de la Red Cómo Vamos con mejor percepción de movilidad, la tendencia de los últimos años indica que de no tomar acciones en el mediano plazo la ciudad podrá empezar a experimentar problemas de tráfico como en las demás ciudades del país. 

Diego Escobar, director de la maestría en infraestructura y sistemas de transporte de la Universidad Nacional sede Manizales, indicó que  según el documento Transporte en cifras, del Ministerio de Transporte, en 2017 Colombia tenía 13’149.423 automotores, es decir, 266 (autos, motos, tractomulas, camperos, camiones, buses, etc) por cada 1.000 habitantes. (El promedio se obtuvo dividiendo la proyección de población del Dane para 2017, que era de 49.291.609 habitantes, entre el número de carros matriculados en el país para el mismo año y multiplicando por mil para obtener la cifra por cada mil habitantes). 

“Manizales tiene un parque automotor que es el doble del promedio nacional, lo que pasa es que aquí no se siente tanto como en Bogotá, por ejemplo, porque aquí somos 400.000 y allá son 8 millones”, indicó Escobar.

El académico atribuye el alto número de carros, primero, a idiosincracia, pues los colombianos tienden a pensar que quien tiene buen nivel económico es quien tiene carro. Segundo, que en la ciudad hay una capacidad adquisitiva alta, lo que hace que las familias puedan comprar vehículos. Tercero, la deficiencia en el transporte público porque hay ciertas zonas de la ciudad que no están debidamente atendidas por el transporte público y se ven obligados a usar carro particular.

“Las consecuencias son nefastas porque a mayor cantidad de vehículos utilizando un corredor vial, la demanda va a necesitar cada vez más infraestructura y eso no puede ser porque no hay tanto dinero para construir infraestructura y la ciudad no tiene espacio para darle cabida a tanto vehículo, lo que hay que hacer es  buscar que haya un sistema estratégico de transporte público tan bueno, que los que utilizan ese montón de vehículos decida usar el transporte público”

Para Escobar, una de las prioridades de la ciudad es diseñar política pública en transporte público.

*Foto: cortesía La Patria.