Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 03 Diciembre 2019

Peñalosa acierta en desempleo de 2019, aunque aumentó en su alcaldía

Por José Felipe Sarmiento

El alcalde de Bogotá sacó pecho con que sí hubo disminución en la tasa de desocupación en la ciudad entre enero y septiembre, aunque la cifra empeoró a lo largo de su administración.

Con una gráfica que compara la tasa de desempleo de Bogotá en los trimestres móviles desde enero-marzo hasta julio-septiembre de este año, el saliente alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, sacó pecho en Twitter por la reducción en esa cifra y dijo que la más reciente es “inferior en 0,6 puntos porcentuales a la nacional en el mismo periodo (10,6 por ciento)”.

Captura de pantalla del tuit de Peñalosa sobre desempleo en Bogotá

La fuente de los datos, como se lee abajo del diagrama, es el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE). La comparación que hace el mandatario distrital coincide con las tasas de desocupación que calcula esa entidad dentro de sus datos sobre mercado laboral, tanto para el trimestre más reciente y su comparación con la cifra nacional para el mismo periodo, como en los valores correspondientes a los anteriores desde enero-marzo.

Sin embargo, la calificación es ‘verdadera pero…’ porque el balance de su administración en esta materia es negativo: en sus cuatro años de alcaldía, el desempleo subió. Además, la comparación que hace el DANE es con el mismo trimestre del año anterior y no entre trimestres de un mismo año.

Al igual que otros datos económicos, el empleo se ve afectado por factores ligados a los ciclos anuales (festivos, cosechas, etc.), por lo que la comparación más acertada es entre periodos iguales. En palabras del analista económico José Roberto Acosta, “por la naturaleza estacional del mercado laboral, se debe comparar con el mismo periodo de años pasados y cualquier otra referencia es, metodológicamente, una falacia o un error”.

En este caso, la tasa en la capital subió cuatro décimas, pues en julio-septiembre de 2018 era de 9,6 por ciento. Desde 2016, cuando tuvo esta misma proporción, la cifra se ha mantenido cercana a ese rango para estos meses, con un máximo de 10,1 por ciento en 2017. No obstante, en el mismo periodo de 2015 (último año de la administración anterior) fue de 8,8 por ciento. Es decir que el desempleo a corte de septiembre sí aumentó en esta alcaldía.

Además, 2019 tampoco ha sido un año de recuperación para la ciudad en términos generales. Al comparar cada uno de los siete trimestres móviles presentados en la gráfica de la Alcaldía con los mismos periodos del año anterior, cinco presentan aumento y solo en dos hubo reducción.

Colombiacheck incluso fue más allá y comparó los 13 trimestres móviles desde agosto-octubre de 2018 hasta el mismo periodo de 2019, que acaba de publicar el Dane, con los respectivos de un año antes. El desempleo empeoró en 11, incluyendo el último de 9,6 a 10,1 por ciento.

Lo que se le puede reconocer a Peñalosa es que, en el último año, el desempleo en Bogotá ha crecido menos que a nivel nacional. Para septiembre de 2017, la ciudad llegó a estar ocho décimas por encima del país; el año pasado, la brecha se redujo a una y ahora está, tal como dijo, seis por debajo. Pero el hecho de que las cifras sean ciertas no quita que la comparación esté mal hecha y que el balance de su administración en conjunto sea otro.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Martes, 25 Octubre 2016

La reforma tributaria se usó a favor del No en el plebiscito

Por Sania Salazar

Muchos ciudadanos se están preguntando por qué el Gobierno presentó una reforma tributaria que amplía los impuestos si el Acuerdo de Paz no fue refrendado en el plebiscito. Malas noticias, lo uno no tenía nada que ver con lo otro.

A las múltiples preocupaciones nacionales por el desenlace del proceso de paz con las Farc y el inicio de las conversaciones con el ELN, se suma por estos días la reforma tributaria. Medida económica de la que se viene hablando desde hace meses pero cuyo contenido apenas fue presentado por Mauricio Cárdenas, Ministro de Hacienda, el pasado 19 de octubre ante la Cámara de Representantes.

 

 

Es tanta la preocupación ante el anuncio sobre nuevos tributos que los ciudadanos recurren a sus legisladores buscando claridad. Tal fue el caso de Carlos Céspedes, quien preguntó por Twitter a Claudia López, senadora del partido Verde.

 

 

La respuesta de la congresista demuestra que ese tema estuvo entre los que se usaron para confundir a los colombianos frente al voto del plebiscito que pretendía refrendar el Acuerdo Final entre Gobierno y Farc.

 

 

R

Colombiacheck califica como verdadera la respuesta de López luego de verificar datos y consultar con expertos.

Este medio contactó el lunes 24 de octubre a Angie Palacio, de la oficina de prensa de la senadora López para solicitar una entrevista con ella, pero hasta la publicación de esta nota no se pudo concretar la cita.

Como lo explica de manera didáctica este video del periódico El Colombiano, la reforma se necesita debido a que los ingresos del país bajaron por la caída del precio del petróleo, el principal producto de exportación de Colombia. También porque el precio del dólar subió, lo que aumenta la deuda externa del país, pues esta se paga en dólares.

En resumen, Colombia tienen menos ingresos y una deuda más alta.

El economista Jorge Restrepo ya se había pronunciado en Twitter al respecto.

 

 

Varios tuiteros respondieron a la pregunta de Carlos Céspedes (@caralcest) en el mismo sentido.

 

 

 

 

 

 

Reforma tributaria, sí o sí

Para el economista Eduardo Sarmiento, la reforma tributaria está relacionada con un pésimo desempeño de la economía colombiana.

“Simplemente la reforma la anunciaron hace casi un año y el plebiscito fue después. La reforma tributaria es una medida económica y la otra es una medida política, no hay mucha relación entre lo uno y lo otro”, puntualizó.

José Roberto Acosta, también economista tiene la misma opinión. “La reforma venía con sí o con no, que de manera oportunista algunos quieran vincular la reforma con el resultado del plebiscito ya es del resorte ético de cada quien. No tienen nada que ver”, señaló.

Para Acosta el gasto público del país “ha sido irresponsable” porque se amarró a unos ingresos extraordinarios por cuenta de las exportaciones petroleras, “una situación que fue pasajera”, pero que el Gobierno pensó que iba a prolongarse.

Se desplomó el ingreso del país, pero no bajó el gasto, de ahí el hueco fiscal que hoy se busca tapar con la reforma.

“Estamos frente a un incremento del gasto público, especialmente en burocracia, y eso se puede verificar cuando se observa que el gasto en inversión no ha subido lo mismo que la burocracia. Políticamente o de manera oportunista, se puede decir que la reforma tributaria se debió al gasto desbordado del Gobierno Santos y podría uno, independiente del resultado del sí o el no, afirmar matemática y contablemente que eso es cierto”, indicó Acosta.

Otro de los argumentos con que se sustenta la reforma tributaria es no perder la buena nota que ha recibido la economía colombiana por parte de las calificadoras de riesgo, que en caso de caer afectaría la imagen del país ante los inversionistas extranjeros. Sobre ese tema Acosta escribió una columna en El Espectador en el que critica las calificadoras de riesgo y el temor que se les tiene en Colombia.

Finalmente, la única relación directa entre la reforma tributaria y el resultado del plebiscito son los incentivos tributarios pensados para empresas que se instalen en las zonas más afectadas por el conflicto con el objetivo de activar la economía en estas regiones, como lo explica al final de este artículo La Silla Vacía.