Pasar al contenido principal
Lunes, 12 Agosto 2019

Publicidad del Polo Joven con datos sobre bicicletas contiene información aproximada

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Tres de cuatro datos son verdaderos, pero les hace falta contexto o más información que permita comprenderlos en su integridad.

El pasado 16 de julio comenzó a circular en redes sociales una imagen titulada “Bogotá no es la capital mundial de la bicicleta”. Debajo del título se leen cuatro afirmaciones que servirían de argumentos para respaldar la idea principal, entre los que se cuentan cifras de hurto a bicicletas, homicidios o el lugar que ocupa la la ciudad en un ranking mundial. Tanto la imagen como la publicación fue impulsada por Polo Joven, una colectividad de jóvenes pertenecientes al partido político Polo Democrático Alternativo.

Todo parece indicar que las cifras de la imagen fueron tomadas, parcialmente, de un informe de la Personería de Bogotá. En abril de este año, la entidad publicó el comunicado de prensa “Bogotá no es la ‘capital mundial de la bicicleta’, en el cual aparecen dos de los datos utilizados por Polo Joven.

Estas cifras surgen, aparentemente, en respuesta a una campaña impulsada por la Alcaldía de Enrique Peñalosa, quien en el lanzamiento del libro ‘Bogotá Capital Mundial de la Bici, una visión de ciudad’ en el marco de la Feria del Libro, aseguró que la ciudad cada vez se consolida más en el uso de la bicicleta

Colombiacheck decidió verificar cada una de las afirmaciones de la imagen de Facebook para revisar la veracidad de los datos allí dispuestos.

  1. El hurto a bicicletas ha aumentado en los últimos tres años en más del 400 por ciento.

Falsa

Según la información de la Personería de Bogotá, “en 2016 se presentaron 1.799 hurtos de bicicletas; en 2017, 3.133 y en 2018 se pasó a 7.732, lo que representa un aumento del 429% en tres años”.

Consultamos la Oficina de la bicicleta de la Secretaría Distrital de Movilidad y lo que nos dijeron es que no es posible comparar los últimos tres años en cifras de hurto, debido a un cambio en la metodología de recepción de las denuncias. 

En abril de 2018 la Alcaldía de Bogotá publicó una presentación de “Aclaración sobre las implicaciones de los cambios metodológicos introducidos por la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación en las cifra de criminalidad en Bogotá”. 

Y de acuerdo con esta presentación, el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo (Siedco) de la Policía Nacional (principal fuente de información para el análisis criminológico en el país) se fusionó con el Sistema Penal Oral Acusatorio (Spoa) de la Fiscalía General de la Nación en marzo de 2017 “en un esfuerzo por unificar las cifras de criminalidad del país”, según dice la presentación.

Pero además, en agosto de 2017 se implementó el canal de denuncia virtual “A denunciar” que permitió facilitar la recepción de las denuncias.

De modo que la fusión de estas fuentes, más el canal virtual, pudieron haber generado un incremento en las denuncias dando la impresión de un aumento en la criminalidad. Asimismo, imposibilita la comparabilidad de las cifras desde el año 2015 hasta enero de 2018.

Y, tomando las únicas cifras comparables, según la Secretaría Distrital de Seguridad, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2018 se presentaron 3.744 hurtos de bicicletas, frente a 3.769 ocurridos en el mismo periodo de 2019; es decir, un aumento de apenas el 1 por ciento.

2. Aumentaron en 15 por ciento los homicidios producto de los hurtos.

Verdadero, pero

Según la información de la Personería, Bogotá “registra actualmente un aumento del 15% en homicidios cometidos durante el hurto de bicicletas en el primer trimestre del año, respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 13 a 15”.

Para verificar esta afirmación acudimos a la Oficina de la Bicicleta, pero nos dijeron que no contaban con esta información pues eso le correspondía a la Secretaría Distrital de Seguridad. En esta última entidad tampoco nos dieron respuesta pues esa información no era de su competencia. 

De modo que acudimos a la Policía Metropolitana de Bogotá. Sin embargo, en esta última institución, a pesar de haber insistido en la pregunta, hasta el momento de publicar la nota no obtuvimos ninguna respuesta. Por esta razón, tomamos lo dicho por la Personería.

3. Entre enero y mayo, 27 ciclistas murieron.

Verdadero, pero

Esta cifra es correcta, según la Oficina de la Bicicleta. Y es exactamente la misma cifra que se presentó durante el mismo periodo en 2018; es decir que no hubo aumento ni reducción. Sin embargo, a junio de este año van 33 muertos; dos menos que el mismo periodo del año pasado, lo que significa una reducción del 6%.

 

4. En el global Bicile Cities Index 2019 ocupa el puesto 81 de 90 (sic).

Verdadero, pero

Aunque está mal escrito, la publicación se refiere al Bicycle Cities Index 2019 en el que, efectivamente, Bogotá ocupa el puesto 81 entre 90 ciudades calificadas.

Darío Hidalgo, experto en movilidad, sin embargo, señala que este es apenas uno de los índices que evalúa el desempeño de las ciudades frente a la inclusión de la bicicleta como medio de transporte, y los criterios de cada índice no son consistentes y dependen un poco de pautas subjetivas. El índice Bicycle Cities es absoluto, según el experto, mientras que el Copenhagenize es de crecimiento.

Este último incluyó en 2019 a Bogotá en su top 20 en el puesto 12 y al respecto dijo:

“Aunque todavía hay metrópolis congestionadas de automóviles que sufren de mala calidad del aire, Bogotá definitivamente merece los puntos que ha ganado en el Índice de este año. Como líder de las personas y las iniciativas centradas en la bicicleta en América del Sur, se ha hecho mundialmente famoso por popularizar la Ciclovía, una actividad dominical semanal que ve más de 60 millas de calles de la ciudad cerradas a los automóviles para que los ciudadanos jueguen a pie o en bicicleta”.

Jueves, 10 Mayo 2018

Petro insiste en el metro subterráneo, pero no está en sus manos

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

El candidato asegura que de llegar a la Presidencia va a hacer el metro subterráneo en Bogotá. Sin importar que esté aprobada la versión elevada. Encontramos que no lo puede hacer.

Inmediatamente el 7 de agosto me posesione, iniciamos la licitación de la construcción del metro subterráneo de Bogotá”, dijo el candidato de la Colombia Humana en el debate realizado por Canal Capital. Esa afirmación generó polémica porque todos los demás candidatos a la Presidencia dijeron que iban a respaldar el metro elevado de Peñalosa.

Su argumento lo basa en que, según él, el metro elevado está ad portas de su construcción sin contar con los estudios completos; mientras que los hechos por su administración, el subterráneo, ya tenía lista la fase III y solo faltaba abrir la licitación.

Colombiacheck.com logró confirmar que efectivamente se hicieron los estudios para el metro subterráneo durante el gobierno de Gustavo Petro como alcalde de Bogotá. Según Jose Gabriel Cano, miembro de la firma Cano Jiménez Estudios que participó en los estudios del metro subterráneo, la fase III tomó 18 meses en su diseño y contempla un túnel de 25 kilómetros.

No obstante, más allá del debate sobre si es mejor o no para la ciudad un metro subterráneo o uno elevado o si el uno tiene más o menos estudios, la cuestión es que no es del todo cierto que Gustavo Petro, de llegar a la Presidencia, pueda echar para atrás un proyecto de tal importancia para la capital e imponer su modelo.

En primer lugar porque el Artículo 1 de la Constitución de 1991 sostiene que “Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales”.

Es decir, quien tiene la competencia para decidir qué obras de infraestructura contratar es el mandatario de cada municipio o ciudad del país. Y en el caso específico de Bogotá, el decreto 1421 de 1993 determina que el gobierno y la administración del Distrito Capital están a cargo, entre otros, del Alcalde Mayor.

Entonces, el Presidente de la República no puede tomar decisiones sin el aval de las autoridades territoriales. En otras palabras, Petro no puede contratar sin Enrique Peñalosa y la posibilidad de “convencerlo”, como afirmó en el debate, es muy poco probable.

El candidato progresista insiste, sin embargo, en que si la Nación financia el 70% la obra, él puede, simplemente, redirigir los recursos hacia lo que es más pertinente para Bogotá de acuerdo con él.

Para Francisco Suárez, socio de la firma Infraestructura Legal, esto es parcialmente cierto, pues “si la Nación decidiera retirar sus compromisos, es posible que Peñalosa no pueda contratar el metro. Pero eso significaría 5 años más sin metro para Bogotá”. Es decir, que Peñalosa tampoco puede hacer el metro sin Petro de presidente.

Luis Guillermo Plata, director de ProBogotá, dice que hacer un nuevo proceso para construir el metro subterráneo podría retrasar nuevamente el inicio de la obra. Y también es pesimista del tiempo de construcción.

Hace al menos 50 años se hizo la primer propuesta de darle un metro a Bogotá. Y en esta oportunidad, el sueño parece estar más cerca porque finalmente un alcalde mayor consiguió la aprobación tanto del concejo de la capital como del Gobierno Nacional para lograr su financiación.

Apenas un par de días atrás se aprobó el Conpes que da vía libre a las tres operaciones con los bancos internacionales que permitirán los créditos para la construcción de la primera línea.

Está previsto que en julio se inicie la selección de las empresas que harán parte de la licitación y si todo sale como se espera, para el año 2024 Bogotá tendría por fin su anhelado medio de transporte. Pero si Gustavo Petro insiste en su idea es muy difícil que se consiga.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    1. Frase: “Inmediatamente el 7 de agosto me posesione, iniciamos la licitación de la construcción del metro subterráneo de Bogotá”

    2. Autor de la frase: Gustavo Petro

    3. Fuentes consultadas y expertos:

    Decreto 1421 de 1993.

    Constitución Política de Colombia

    Francisco Suárez, socio de Infraestructura Legal.

    Jose Gabriel Cano, socio de Cano Jiménez Estudios.

    Luis Guillermo Plata, director de Probogotá.

    4. Contexto: Lo dijo durante el debate realizado por Canal Capital el pasado 8 de mayo.

    5. Calificar la afirmación: Falsa.