Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 15 Octubre 2016

¿Realmente Matthew afectó el resultado del plebiscito?

Por Miriam Forero

El plebiscito para el acuerdo entre el gobierno y las Farc estuvo marcado por fuertes lluvias e inundaciones en la Costa Caribe, lo que afectó 735 puestos de votación. Analistas culpan a la lluvia por la derrota del Sí, pero los datos indican que un mejor clima no necesariamente aseguraba su triunfo.

El coletazo del huracán Matthew, que causó 546 muertes en Haití, según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud, OMS, se sintió fuertemente en Colombia durante el pasado 2 de octubre, justo cuando el país se dirigía a las urnas para decidir si apoyaba o no el acuerdo de paz firmado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc.

Las inundaciones y lluvias le impidieron a muchas personas de la Costa Caribe, entre sufragantes y jurados de votación, llegar a sus puestos asignados para participar en la jornada democrática. Según la Misión de Observación Electoral -MOE-, “el 12% del censo electoral del país (4 millones de potenciales votantes) se han visto afectados por el clima, que ha impactado al 7% de los puestos de votación instalados (735 puestos, de los cuales el 38% son rurales)”.

Como lo advirtió la revista Semana, el huracán se convertiría en la excusa perfecta para explicar tanto el alto nivel de abstención, como el triunfo del No en las urnas.

 

 

 

 

 

Sin embargo, un análisis periodístico de datos realizado por Colombiacheck y CdR Lab -dos proyectos de Consejo de Redacción- encontró que la afirmación sobre la afectación del resultado del plebiscito por Matthew es ligera, pues la ausencia del huracán por sí sola no podría garantizar el triunfo del Sí.

Si las zonas afectadas por el clima hubieran tenido la misma participación que en la primera vuelta de la elección presidencial de 2014, de todos modos habría ganado el No en el total nacional; pero si esos mismos municipios hubieran salido a votar como lo hicieron en la segunda vuelta de aquel año, cuando la maquinaria política de quienes apoyaban a Juan Manuel Santos se activó fuertemente en la región, la historia se habría inclinado a favor del Sí.

Esto se deduce de un estudio que hicieron los capacitadores y participantes de CdR Lab, un laboratorio de entrenamiento para periodistas, que fue lanzado durante el segundo semestre de 2016. El primer ciclo de este proyecto tomó como punto de partida los datos de votación durante el plebiscito -depurados por Datasketck- y el histórico de participación ciudadana durante las últimas ocho elecciones de circunscripción nacional, para aplicar técnicas de periodismo de datos y el método de verificación de Colombiacheck.

Un trino de la MOE y las respuestas que recibió resumen los varios aspectos de la votación en la Costa Caribe que fueron inspeccionados para este chequeo:
 

1. En el Caribe la abstención sí fue alta.

 

 


La primera respuesta a este trino tiene una afirmación que se aleja de la realidad:

 

 

 

El promedio nacional de abstención por departamentos durante el plebiscito fue del 66 %, mientras que en la Costa Caribe este indicador llegó a 73,4 %.

Aunque no se puede saber a ciencia cierta si fue por el clima o no, está claro que la participación de la Costa Caribe en esta jornada democrática fue históricamente baja. Varios datos lo demuestran: en todos los departamentos de la región, el nivel de abstención fue superior al 65%; y todos, excepto San Andrés, alcanzaron su tope máximo de votantes ausentes en las últimas dos décadas de elecciones nacionales.

Al comparar con las pasadas elecciones presidenciales, en las diez ciudades del país con mayor potencial electoral la abstención aumentó de 1 a 10 puntos; pero en Barranquilla y Cartagena ese aumento fue mayor: 12 y 11 puntos, respectivamente. Además, los datos mostraron que en ningún municipio del Caribe la abstención disminuyó con respecto a la que hubo en la segunda vuelta electoral de 2014.

Además, una tabla de clasificación elaborada por los participantes de CdR Lab reflejó que el 83 % de los municipios de esta región alcanzó una abstención alta el 2 de octubre (entre 60 y 80 %). De hecho, el top nacional de municipios con menor participación en el plebiscito lo encabezan tres municipios del Caribe: Uribia, La Guajira (3,4 %); Aracataca, Magdalena (5,6 %) y Manaure, La Guajira (6,2 %).

 

2. Pero en años anteriores, la Costa también ha votado poco

Otro tuitero le contestó a la MOE con un dato cierto:

 

 

 

En la primera vuelta de 2014 los ocho departamentos del Caribe, que señala la MOE en su mapa, sumaron una abstención del 70,3 %, muy cercana a la de este año.

Y aunque la cifra del plebiscito sí fue un pico histórico nunca antes alcanzado en esa región -que venía con promedios inferiores al 65 %-, la gráfica de abstención de la Costa Caribe muestra que en las elecciones nacionales, desde 1998, siempre han estado entre 8 y 10 puntos por encima del nivel de abstencionismo total del país.

 

3. Mejor clima no aseguraba un cambio en la tendencia, la maquinaria política sí

La tercera respuesta de la cadena de trinos se aproxima a lo que el análisis de datos demuestra:

 

 

El tuitero Cristian de la Cruz hace referencia a las movidas políticas, alianzas y maquinaria que se puso en marcha para la campaña de segunda vuelta, que le dio el triunfo presidencial a Juan Manuel Santos en 2014. En esa ocasión la abstención de la Costa Caribe descendió a 56% y estuvo sólo a 3,7 puntos del nivel nacional.

De hecho, departamentos como Sucre y Córdoba tuvieron abstenciones inferiores al 48%, luego de que en primera vuelta habían estado por encima de 64%; y Atlántico mostró el cambio más drástico de la región ese año, al disminuir 19 puntos porcentuales entre la primera y la segunda ronda electoral. Algo similar ocurrió en las elecciones de 1998, cuando Andrés Pastrana también requirió una segunda vuelta para llegar a la Casa de Nariño. (Ver las gráficas de comparaciones históricas).

Una vez establecido que la participación en la Costa Caribe suele ser baja y se reactiva cuando se ponen a funcionar los potenciales que tienen los clanes políticos de la región, Colombiacheck hizo una proyección para saber qué habría pasado con el resultado del plebiscito si no se hubieran dado afectaciones por el huracán Matthew y si esa zona hubiera tenido los mismos niveles de participación de 2014.

Analizamos tres escenarios:

- Si los municipios afectados por las lluvias, (tomamos los que reportó la MOE y los que identificó El Heraldo) hubieran salido a votar el 2 de octubre como lo hicieron en la primera vuelta de 2014, de todos modos habría ganado el No. Si lo hubieran hecho con la participación que alcanzaron en la segunda vuelta, ahí sí habrían logrado cambiar el resultado nacional a favor del Sí.

- Si los ocho departamentos de la Costa Caribe hubieran participado este año como lo hicieron dos años atrás, tanto con los niveles que tuvieron en la primera vuelta como con los de la segunda, el resultado habría sido a favor del Sí. De hecho, en el segundo escenario, -el que toma la participación del 44% que tuvo esa región en junio de 2014-, la diferencia del Sí por encima del No habría llegado a 218.000 votos.

- En cuanto a todo el país, se necesitaba un nivel de participación como el que hubo en la segunda vuelta de 2014 (48 %) para voltear el marcador del plebiscito. De lo contrario, sólo con la participación de la primera vuelta (40 %) el No habría mantenido su liderato.

Este análisis se hizo cruzando los porcentajes de participación electoral de 2014 en cada municipio, con la votación y el censo electoral del plebiscito, manteniendo la proporción municipal de votos que obtuvo Sí y el No en cada caso.

Estas proyecciones demuestran que la ausencia de problemas climáticos no era suficiente para que el Sí obtuviera la victoria. Lo único que realmente podría haber causado un impacto en el resultado del plebiscito a nivel nacional era una mayor participación de toda la Costa Caribe, como la que hubo en 2014.

 

Más sobre datos y gráficos

Haga clic sobre la imagen para ver las infografías resultantes y descargar los datos analizados para este trabajo conjunto entre CdR Lab y Colombiacheck.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 10 Noviembre 2016

Uribe acusa en falso a gobernador de Santander

Por María Eugenia Mejía López

Una semana antes del plebiscito el expresidente Álvaro Uribe acusó al gobernador de Santander, Didier Tavera, de sobornar a los votantes con mercados para promover en Sí.

 

 

En este trino el senador y líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, publicó una foto donde se ve al mandatario santandereano entregando mercados que se encontraban dentro de una bolsa de fique con la inscripción “Didier Tavera gobernador”.

La foto ubica a Tavera en un recinto lleno de ciudadanos y con docenas de bolsas a su lado. Además, a través de Blu Radio el exmandantario acrecentó la polémica al señalar que se trataba de “un acto politiquero donde se quiere asegurar el voto por el Sí a toda costa tal como lo ha planteado el gobierno nacional”.

La controversia fue inmediata. El trino de Uribe fue publicado a las 21:58 del 25 de septiembre y Tavera, el gobernador de Santander, lo respondió a las 23:22 de esa misma noche.

 

 

Luego de conocer el mensaje de Uribe, el gobernador de Santander desmintió al exmandatario de los colombianos como lo registró la W Radio: “La gobernación de Santander asegura que son actividades que forman parte de la Expedición Santander donde se incentiva el consumo local y esos productos incluidos en los mercados son de la provincia que se visita cada fin de semana”, explicó el burgomaestre de los santandereanos.

Según la versión oficial entregada por Tavera, la foto de las mochilas que contenían mercado y que eran entregadas en el palacio municipal de Oiba fue “sacada de contexto por Uribe y la información atribuida es falsa ya que se corroboró que esa imagen corresponde a un programa que he venido desarrollando por varios municipios llamado Pujanza Santandereana”.

Ese programa se enmarca dentro del proyecto de Expedición Santander, una correría quincenal por todo Santander. “En nuestras expediciones lo que hemos hecho es fomentar la santandereanidad y por eso entregamos productos de nuestra región para que sean consumidos por nuestros pobladores, pero en ningún momento se están entregando mercados a cambio de votos”, confirmó Tavera.

Samuel Prada Cobos, secretario de Desarrollo Social de Santander terció en la polémica y dijo: “Esas afirmaciones surgieron de la coyuntura del momento que vive Colombia y se quiere confundir a la gente”.

“Pujanza Santandereana” es un programa que está establecido en el plan de desarrollo de “Santander nos une”, como parte de una estrategia oficial para fomentar el consumo y comercio de los productos de la región, agregó el funcionario.

Prada explicó que “las mochilas de fique son hechas en los hilados de San Gil, las cuales contenían galletas La Aurora, chocolate de Villanueva, aceite Bukaro, bocadillo de Mogotes, pan de Aratoca, pastas Gavassa, chorizo del Valle de San José, cafés especiales de Curiti, entre otros productos hechos en Santander que son repartidos a los ciudadanos para motivarlos a consumir alimentos autóctonos”.

Así que el domingo cada 15 días el gobernador y todo su equipo de trabajo descentralizan la administración departamental y llegan a las provincias del departamento, donde se realiza un taller y luego la entrega de 1000 kits, cada uno tiene entre 12 y 13 productos típicos de la región. Las jornadas duran de las 8 de la mañana y 12 del día, a veces se complementan con ferias de la salud.

Esos productos son comprados por la gobernación de Santander a los productores, cada kit tiene un costo aproximado de $60.000, la selección de los beneficiados la realiza el municipio sede de la jornada. Los productores son invitados a la tarima y cada uno explica su producto y presenta su empresa.

* Este chequeo es resultado del tercer reto periodístico propuesto por Plataforma de Periodismo y CdR en alianza con Colombiacheck.