Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Miércoles, 01 Julio 2020

Sí, en Popayán la capacidad de almacenamiento de cadáveres es precaria

Por Mónica Ospina Orozco - RedCheq

Una alerta lanzada hace unos días generó preocupación en el Cauca, pues el gerente del Hospital Universitario San José de Popayán aseguró que la capacidad de almacenamiento de cuerpos de dicho centro de salud se había copado.

 “Cuatro neveras que tiene el Hospital Universitario San José están copadas, no tenernos espacio para más”, dijo César Sarria Porras, gerente del Hospital San José de Popayán,  en esta nota del noticiero de Canal 1

La alerta hecha por Sarria Porras, se lanzó porque entre el 8 y el 13 de junio los cuatro refrigeradores para almacenamiento de cuerpos que dispone el Hospital Universitario San José de Popayán, se llenaron.

Indagamos cuál es la situación para el almacenamiento de cadáveres en la capital caucana y encontramos que es precaria y que la afirmación del funcionario es verdadera.

Consultamos a Sarria Porras por su afirmación y nos dijo que tres fallecidos sospechosos de COVID-19, y otro caso con diagnóstico confirmado del virus, durante el mencionado periodo, coparon la capacidad de ese hospital. Sin embargo, la situación ya fue superada.

“La verdad es que tuvimos que lanzar esa alerta porque el Hospital estaba copado en el aspecto que tiene que ver con el almacenamiento de cuerpos. Generalmente, los cadáveres no se pueden almacenar por mucho tiempo porque tenemos una capacidad limitada y usualmente, tras un fallecimiento las familias disponen de los cuerpos relativamente rápido, pero ahora con la pandemia, solo le podemos entregar los cuerpos a funerarias autorizadas para su debida disposición”, dijo el gerente del Hospital San José de Popayán.

Y es que dicho centro de salud es el hospital de referencia para 17 municipios del centro y sur del Cauca, pues los restantes (13 en el norte y tres en la costa pacífica) remiten sus urgencias a Buenaventura o Cali, en el departamento del Valle del Cauca.

El municipio de Piamonte, ubicado al extremo de la bota caucana, remite a Mocoa, Putumayo, y generalmente los dos del oriente, Inzá y Paéz – Belalcázar, al Huila. Así lo explicó el secretario de Salud Municipal de Popayán, Óscar Ospina, quien agregó que en efecto la situación del almacenamiento de cadáveres en Popayán es limitada y que los casos descritos por el gerente de ese centro de salud, fueron los que coparon la capacidad del mismo.

El funcionario aseguró que ante esta situación la dependencia a su cargo ya tramitó “el alquiler de un contenedor refrigerado de la Cruz Roja Internacional que llegará una vez las necesidades de la ciudad se manifiesten gravemente y tiene capacidad para almacenar 18 cuerpos. Así creemos que podremos estar mejor preparados en caso de que la situación de contagios pueda llegar a demandar más recursos de este tipo”, dijo Ospina.

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Salud, INS, para el 19 de junio, en Popayán había 72 casos confirmados de COVID-19, un solo fallecido y 34 personas recuperadas. Hoy 1 de julio, el reporte del INS indica que hay 141 casos, de ellos 55 recuperados y 3 fallecidos.

“Aunque en general la población en Popayán se ha comportado muy bien durante la cuarentena, ahora vemos un aumento en los casos de contagio y eso se debe, claro, a que desde el 1 de junio hay más gente en la calle. Es que en mayo tuvimos 20 casos y resulta que en los primeros días de junio doblamos esa cifra”, dijo el secretario de Salud Municipal de Popayán. 

En general en el país la capacidad de refrigeración de cuerpos es limitada, tal como lo cita este artículo de la revista Dinero, titulado: Capacidad funeraria, otro riesgo a la vista, en el que se registra que “la refrigeración de los cadáveres, una práctica común en muchos países antes de cremarlos, en Colombia no es habitual”. 

Es importante recordar que la disposición de los cuerpos de las personas fallecidas por contagio o sospechosas de tener el virus COVID-19 se realiza de acuerdo con las normas que el Ministerio de Salud, estableció en el documento Orientaciones para el manejo, traslado y disposición final de cadáveres por sars-cov-2 (COVID-19-19).

Dicho documento establece, en el apartado No. 9: “Actividades y responsabilidades de los prestadores de servicios de salud”, que “el alistamiento del cadáver será realizado en el ámbito hospitalario del mismo sitio del deceso, y para ello, el personal de salud autorizado para la manipulación deberá contar con los elementos de protección personal y seguir los procedimientos de bioseguridad”.

Adicionalmente, en lo que se refiere al traslado del cuerpo, el Ministerio de Salud, asegura en su documento orientador que, “después del alistamiento del cadáver, el personal de salud informará al servicio fúnebre encargado y trasladará el cuerpo a la morgue o depósito de cadáveres donde será entregado al personal del servicio funerario para su depósito en ataúd o contenedor de cremación o inhumación y posterior traslado al sitio de destino final (horno crematorio y/o cementerio) o lugares destinados para tal fin en el territorio de pertenencia étnica, luego de completar toda la documentación necesaria. Cuando deba practicarse necropsia médico legal, el cuerpo será entregado a los servidores del sistema judicial quienes asumirán la custodia”.

Por su parte, el líder del proceso de Vigilancia Epidemiológica en Salud Pública del departamento del Cauca, el médico epidemiólogo, Duván Elí Quintero, le confirmó a Colombiacheck que “el hospital San José de Popayán es el único en el Cauca con un departamento de patología habilitado para hacer necropsias y por tanto el único que tiene capacidad para almacenar cuerpos en congelamiento”.

Quintero, sin embargo, aseguró que las autoridades departamentales están trabajando de la mano con el municipio de Popayán para apoyar todos los procesos de aumento de capacidad sanitaria, a todos los niveles, para que se puedan atender debidamente las contingencias derivadas de la pandemia por el virus Sars - CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19.

Así que las cuatro personas fallecidas en el Hospital San José de Popayán, entre el 8 y el 13 de junio, de acuerdo con su gerente, hicieron colapsar el servicio, que se recuperó una vez los alcaldes de los municipios de los cuales eran naturales estas personas (Guapi, Timbiquí y Bolívar) lograron realizar contratación con funerarias y disponer de un servicio de cremación. El último cuerpo, natural de Popayán (sospechoso por COVID-19), fue retirado por trámite de la familia con un servicio funerario autorizado, relató el gerente César Sarria.

Tras estas evidencias concluimos que es verdad y que en efecto en Popayán hubo una delicada contingencia con el almacenamiento de los cuerpos que, sin embargo, fue superada.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 06 Julio 2020

Foto del incendio de Ciénaga en la que se ve un rostro es un montaje

Por Johan Solano - RedCheq

Si bien la placa de la camioneta tiene los números 666, el rostro que se observa en la estela de humo es un montaje

Muchas imágenes sobre la tragedia en la vía Ciénaga - Barranquilla han circulado en las redes sociales luego de que un camión transportador de gasolina se volcara hoy (6 de julio) en el kilómetro 47 de la vía que comunica a Barranquilla (Atlántico) con el municipio de Ciénaga (Magdalena). 

Una de las imágenes difundidas muestra una foto de una camioneta (cuya placa termina en 666) que transporta en el platón seis personas y detrás, una nube de humo.

Esa nube supuestamente muestra un rostro que relacionan con la placa, cuyo número (666) es asociado a temas diabólicos por su aspecto bíblico: Apocalipsis 13:18 "Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, que calcule el número de la bestia, porque el número es el de un hombre, y su número es seiscientos sesenta y seis."

La foto ha sido compartida en Facebook más de 1.300 veces, acompañada de un texto que dice “El fin está cada vez más cerca”.

Captura de pantalla Fake

Esta casualidad entre el número y la matrícula del vehículo de la concesionaria Ruta del Sol II sirvió de base para que se especulara en algunas imágenes sobre el sentido “oscuro” del lamentablemente hecho. Algunos usuarios de la red social pusieron comentarios en la foto diciendo. “Yo veo como la cara de un demonio” y “Los tres seis de la placa de la camioneta y la cara fea en el humo ....que coincidencia…”.

Sin embargo, la “coincidencia” es en realidad un retoque digital en el que se agregó la imagen de un rostro "malvado" en el humo que sale del carro tanque en llamas. 

Incluso el análisis en Fotoforensics muestra la alteración digital.

Haciendo una búsqueda inversa en Google, además, encontramos la foto original, publicada por la emisora de Yopal Violeta Estéreo, y que, si se detalla la nube, se puede ver que la supuesta cara no está.

Comparación

Al comparar las dos fotografías, la original tomada por las autoridades que atendieron la emergencia con la que circula en redes sociales se puede deducir que se trata de una imagen Falsa.