Pasar al contenido principal
Jueves, 08 Febrero 2018

Vargas Lleras elude responsabilidades

Por Juan Sebastián Jiménez

El exvicepresidente ha dicho que no tiene nada que ver con el desplome del puente Chirajara y que quienes lo acusan “tacan burro”. Colombiacheck encontró evidencias de que sí tuvo mucho que ver, como coordinador de las grandes obras de infraestructura, y hasta sacó pecho varias veces por la del caído puente.

El 16 de enero, un día después del desplome del puente Chirajara, en el que 10 personas murieron , el exvicepresidente y hoy candidato presidencial Germán Vargas Lleras respondió que quienes lo acusaban por esta tragedia tacaban “burro”.

Su argumento: que el contrato para la construcción del puente, y en general de la doble calzada Bogotá-Villavicencio, se había firmado en 2010, “cuatro años antes de que yo asumiera responsabilidades en el sector de la infraestructura”, como dijo en un trino de ese mismo 16 de enero.

 

 

A Vargas Lleras le asiste la razón en cuanto al contrato, pues este es del 22 de enero de 2010, lo que no lo exime en absoluto de responsabilidad ya que fue durante su paso por la Vicepresidencia que estas obras se construyeron. Con base en documentos y en declaraciones del mismo Vargas Lleras, Colombiacheck califica su afirmación como Engañosa.

En 2014, el presidente Juan Manuel Santos, mediante el decreto 1647 del 2 de septiembre, le dio a Vargas Lleras un poder sin precedentes para un vicepresidente: el de coordinar las obras de infraestructura a nivel nacional: algo con lo que soñaba desde su paso por el Ministerio de Vivienda.

Gracias a este, a Vargas Lleras se le confió la “misión de coordinación interinstitucional e intersectorial que contribuya al desarrollo de aquellos proyectos relacionados con los sectores de vivienda e infraestructura, proyectos especiales de renovación urbana y desarrollo espacial”. Fue la confirmación de algo que ya se sabía: que Vargas Lleras iba a ser el amo y señor del sector infraestructura.

Lo había dicho él mismo semanas antes de la expedición del 1647: “El presidente de la República espera que desde la Vicepresidencia asumamos competencias relacionadas con apoyar y dar impulso al ambicioso plan que en materia de infraestructura va a ejecutarse a lo largo de este cuatrienio”.

Para ese momento la construcción de la doble calzada Bogotá-Villavicencio ya había sido otorgada a Coviandes -un consorcio creado precisamente para esta obra y cuyo mayor accionista es el multimillonario Luis Carlos Sarmiento- en virtud de un viejo Contrato de Concesión: el 444 de 1994.

El 22 de enero de 2010, finalizando el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, el INCO y Coviandes firmaron un adicional al contrato para la realización de una doble calzada entre El Tablón (Cundinamarca) y Chirajara (Meta). Todo -contrato y adicional- por un valor de 3.1 billones de pesos y con 2023 como fecha de terminación. Los diseños, en particular, costaron 12.478 millones y fueron reconocidos con el Premio Nacional de Ingeniería del año 2010. Ese año se dio inicio a la construcción de un primer tramo.

Desde que llegó a la Vicepresidencia, Vargas Lleras se puso al frente de la obra. El 2 de octubre de 2014, recorrió la construcción junto con la entonces ministra de Transporte Natalia Abello y el entonces director de la ANI, Luis F. Andrade. Y dijo que las obras iban “a todo vapor” y que los colombianos “van a ver lo que este país es capaz de lograr cuando se propone sacar algo adelante”.

El primer tramo, de los ocho en los que se dividió la obra, se inauguró el 5 de junio de 2015 en un evento en el que el entonces vicepresidente aseguró que, con esta obra, “seguimos cumpliendo el compromiso del Gobierno para dejar atrás el rezago en infraestructura que tenía el país”.

La inauguración de esos primeros 12.5 kilómetros vino acompañada de un anuncio: que el gobierno y Sarmiento Angulo habían llegado a un acuerdo para que Coviandes, en virtud de un contrato de Iniciativa Privada por un valor de $1.9 billones, construyera el resto de la doble calzada. Es decir: desde el final del sector 4A, en el que se encuentra el puente Chirajara, hasta Villavicencio. Esto explica la importancia que tiene, para la doble calzada, el desplomado puente Chirajara, sobre el que hoy se discute si terminarlo o demolerlo.

Pero, para ese momento, el puente estaba, apenas, en planos, aunque su construcción ya había sido entregada, por parte de Coviandes, a dos subcontratistas que ya contaban con experiencia en la realización de puentes, en particular, en esta vía: Gisaico e ICMO.

El pasado 4 de febrero, en entrevista con Colprensa, el gerente de ICMO, Camilo Torres, explicó que primero Coviandes (en realidad, Coninvial, una firma que fue delegada por esta) subcontrató a Gisaico. Y luego, a los pocos meses, Gisaico subcontrató a ICMO “para hacer la estructura”.

Las obras del puente de 458 metros de largo empezaron, de acuerdo con Gisaico, en abril de 2016.

En septiembre de ese año, Vargas Lleras visitó la obra e inauguró otro tramo. Hasta le alcanzó el tiempo para hacer señalamientos en contra de la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, a la que criticó por demoras en la construcción de la malla vial del departamento y hasta acusó de corrupta.

Finalmente la gobernadora se fue del lugar malhumorada y el vicepresidente cortó el listón sólo. En ese momento dijo que lo complacía “mucho inaugurar y entregar obras modernas y seguras”. Seguramente, de haber seguido en la vicepresidencia, Vargas Lleras habría asistido a la inauguración más reciente, la del pasado 17 de noviembre, pero no pudo porque para ese momento ya era candidato presidencial.

Ahora no quiere saber nada de la doble calzada. Pero en redes sociales le recordaron todas las veces que inauguró sonriente tramos de la carretera Bogotá-Villavicencio. Y no solo los internautas. Por ejemplo, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, le respondió a Vargas Lleras diciendo que “al Gobierno actual le ha encantado inaugurar las obras que les dejamos, sin recordar de dónde vienen (...) Vargas Lleras me acusa de haber contratado el puente derrumbado. Siquiera me preocupé por construirle doble calzada al Llano”.

 

 

Así que, aunque es cierto que esta obra se contrató en 2010 y tampoco es cierto que pueda atribuirse de manera apresurada toda la responsabilidad a un funcionario, tampoco es real que Vargas Lleras no tuviera responsabilidad alguna frente al proyecto, pues la obra se construyó bajo su mandato como coordinador de proyectos en el sector de infraestructura. Valga la pena recordar lo que dijo en un reportaje de febrero de 2015, publicado por la revista Semana: “Si uno no está encima de las cosas estas no se hacen”. Pero ahora Vargas Lleras niega haber estado encima porque las cosas no se hicieron bien.

Martes, 26 Junio 2018

¿ELN presionó en municipios de Antioquia para votar por Petro?

Por Ana María Saavedra y José Manuel Cuevas

Paola Holguín, del Centro Democrático, manifestó que el grupo guerrillero presionó a los habitantes de Segovia. “Algo similar pasó en Urabá, pasó ahí en Vigia del Fuerte”, dijo. Colombiacheck encontró que esta información es Falsa.

En las pasadas elecciones presidenciales, Iván Duque arrasó en Antioquia, sin embargo, Gustavo Petro le ganó cinco municipios en el departamento, lo que la senadora Paola Holguín, del Centro Democrático, le atribuyó en parte a presiones del ELN a los votantes.

“En Antioquia nosotros tuvimos un problemita y fue que perdimos en cinco municipios. A nosotros nos ganó en Segovia, Apartadó, Chigorodó, Murindó y Vigía del Fuerte. Logramos recuperar Turbo, que lo habíamos perdido en la primera vuelta, Giradota y Remedios, pero no pudimos con esos cinco. En Segovia yo le denuncié a la gente de la Policía, el ELN presionando en la zona rural y urbana, que tenían que votar por Petro; y nos dicen que una cosa similar pasó en Urabá, pasó ahí en Vigia del Fuerte”, dijo la senadora en el programa La Hora de la Verdad, de Fernando Londoño.

 

 

Al conocer esa afirmación, Colombiacheck se comunicó con la senadora del Centro Democrático. La congresista afirmó que la información le llegó por medio de un tercero (de quien no va a revelar su identidad).

“Yo misma le denuncié, por ejemplo, lo de Segovia a la Policía de Antioquia”, nos dijo y agregó que el nombre del denunciante y los datos se los dio a la Policía.

“En otros municipios se hizo otras denuncias, pero eso las hizo públicas el senador Álvaro Uribe”, agregó.

Al buscar estas denuncias en medios de comunicación y revisar la cuenta de Twitter del senador Uribe se encontró que el Centro Democrático sí denunció presiones y amenazas del ELN para votar por un candidato en varios municipios chocoanos, en ninguna parte mencionan las poblaciones antioqueñas nombradas por Holguín. Tampoco está Bojayá, municipio chocoano ubicado frente al antioqueño Vigia del Fuerte.

 

 

Colombiacheck verificó las supuestas presiones con la Policía, la Fiscalía, la Misión de Observación Electoral, MOE, la Defensoría, un líder social y las autoridades locales de las poblaciones mencionados y encontró que, de acuerdo a las fuentes en esos municipios no se reportó ningún caso de presiones. Con estos elementos, se calificó la afirmación de la senadora como Falsa.

Al consultar a la Fiscalía de Antioquia, un vocero de la entidad le aclaró a Colombiacheck que, hasta el momento, no han recibido ninguna denuncia de presiones para votar por algún candidato por parte de un grupo ilegal en las elecciones presidenciales.

El comandante de la Policía Antioquia, coronel Mauricio Sierra, (comprende 100 municipios de este departamento, entre ellos Segovia) también aseguró que no se dio ninguna denuncia de presiones por parte del ELN en Segovia.

Por su parte, Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), manifestó que estuvo en constante comunicación con las autoridades en Antioquia y en ningún momento recibió reporte de influencia del ELN en ningún sector, pues en estas zonas (especialmente las poblaciones del Urabá antioqueño) operan, mayoritariamente, bandas criminales.

 

Mapa Duque-Petro en Antioquia

¿Qué pasó en Segovia?

En la población de Segovia, donde la senadora aseguró que el ELN presionó a los pobladores a votar por Petro, votaron en segunda vuelta 7.330 personas, el 54,25 % de ellas por Gustavo Petro.

 

Votación segunda vuelta presidencial 2018 en Segovia, Antoquia

 

No solo la Policía y la Fiscalía negaron la información de las presiones del ELN, tanto el Secretario de Gobierno como la concejal del Centro Democrático Luz Estella Vanegas le aseguraron a Colombiacheck que no tenían conocimiento de estas denuncias.

“Es irresponsable decir eso. Aquí no tuvimos ningún incidente, la gente votó libremente. Además, en el casco urbano no hay presencia del ELN sino en la zona rural. Y al revisar la votación, según el reporte que me dio la Inspectora de Policía, en la mesa de votación de la zona rural ganó Duque, mientras que en la parte urbana, Petro”, agregó el secretario Johan Esteban Pulgarín.

Pero, al poner en contexto las votaciones en Segovia, población afectada por el conflicto y que tiene, según la Unidad de Víctimas, 9149 víctimas reportadas, Al consultar en la Registraduría se encontró que en el plebiscito por la paz de 2016, perdió por un amplio margen.

Sin embargo, en esta población minera del nordeste antioqueño, en primera vuelta ganó Sergio Fajardo. De acuerdo con un análisis realizado por La Silla Paisa, el senador Jorge Robledo tiene mucha influencia en ese gremio (en las legislativas de marzo, fue el senador más votado en Segovia, con el 20 % de los votos), y aunque él en segunda vuelta votó en blanco los mineros acompañaron a Petro.

En el informe de la Silla, el concejal verde y cofundador de la Mesa Minera del Nordeste de Antioquia, Gustavo Lezcano, les explicó que el apoyo a Petro, en segunda vuelta, se debió a que el gremio esperaba que Robledo se fuera en contra del candidato uribista porque durante el segundo gobierno Uribe la multinacional Gran Colombia Gold obtuvo un título minero en zonas que ellos han trabajado hace décadas.

Resultados electorales en Segovia, Antioquia

 

Y, de acuerdo con datos de la Registraduría, en las elecciones presidenciales de 2014, en segunda vuelta, el presidente Juan Manuel Santos ganó en los cinco municipios mencionados por la senadora, por encima del candidato uribista Óscar Iván Zuluaga.

Ariel Ávila, subdirector de de la Fundación Paz y Reconciliación, indicó que “la votación se puede explicar porque este fue un fortín en el pasado de la Unión Patriótica y movimientos de izquierda y ahora, con todo el tema minero, hay muchos sindicatos en este sector que se inclinaron por el candidato de la Colombia Humana.

Ávila también explicó que en esta población hay injerencia de una compañía de 200 hombres del ELN, pero que es una compañía de 200 hombres, pero no tienen mayor control territorial.

“La votación se puede explicar porque este fue un fortín en el pasado de la Unión Patriótica y movimientos de izquierda y ahora, con todo el tema minero, hay muchos sindicatos en este sector que se inclinaron por el candidato de la Colombia Humana”, dijo Ávila.

La presencia del ELN ha sido denunciada por la Defensoría del Pueblo, con su sistema de alertas tempranas, que el pasado 14 de junio advirtió el creciente riesgo de violaciones de derechos humanos por cuenta de la agresiva expansión y el fortalecimiento militar del ELN y las Autodefensas Gaitanistas en el nordeste antioqueño.

El Urabá antioqueño

La Defensoría también había alertado que tanto Vigía del Fuerte como Murindó, poblaciones ubicadas en el río Atrato, tienen presencia del ELN. Y ha emitido alertas en la primer población (ubicada frente a Bojayá) por las disputas entre ELN y Autodefensas Gaitanistas.

Sin embargo, un vocero de la Defensoría le manifestó a Colombiacheck que en las elecciones de segunda vuelta ni en las de primera tuvieron reportes de presión para votar en estas poblaciones, ni en Segovia. Además, el defensor Carlos Negrete dijo en una rueda de prensa que “en las 38 regionales que está la Defensoría no hay reporte de ningún inconveniente”.

Además de esto, la información de las presiones fue desmentida por Juan Camilo Restrepo, presidente de Augura, gremio que agrupa a los bananeros del Urabá, quien manifestó que en ningún momento se escuchó presiones del ELN.

Por su parte, Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, habló de la presencia de grupos ilegales, bacrim y carteles de la droga en los cuatro municipios del Urabá antioqueño, en los que ganó Petro.

“En estas zonas votaron por Petro porque las víctimas quieren que les devuelvan las tierras que les robaron, en donde ahora hay cultivos de palma y banano. Por eso Petro ganó en esos municipios, porque se sienten identificados con la restitución de tierras”, agregó.

La Unidad de Víctimas tiene reportadas en Apartadó 84.008 víctimas; en Vigía del Fuerte, 6520; en Murindó, 1770, y en Chigorodó, 46.102.

Precisamente, Leyner Palacios, líder de víctimas de Bojayá (ubicado frente a Vigía del Fuerte), le dijo a Colombiacheck que los señalamientos de la senadora son falsos y “me sorprende porque aquí en esta región las condiciones de pobreza son extremas. La clase política tradicional poco ha hecho y la gente ha estado decepcionada de ellos. Por eso a la gente la propuesta de Petro le gusto. Ví gente cogiendo su bote, que antes no había votado, y fue a votar”.

Palacios también aseguró que la campaña de Petro “constituyó un equipo con sede en Quibdó y hacía un trabajo político en la región del Medio Atrato, incluyendo Vigía hasta Murindó. Y en esa población conocí de un bote de indígenas que se vinieron a canalete a votar por Petro desde su comunidad, eran como 15. Es que el MAIZ (movimiento político indígena que apoyó a Petro) los aglutina”.

La Silla había explicado que en el caso de Murindó la fuerza de los indígenas, que son el 40 % de la población, fue vital para el triunfo del candidato de la Colombia Humana.

 

 

El propio alcalde de Murindó, Jorge Eliécer Maturana, nos confirmó que a su despacho no llegó ninguna queja de presiones por parte del ELN para votar por algún candidato.

Colombiacheck también habló con secretaría de Gobierno de Apartadó, Leanis Yepes, que aclaró, primero que en su municipio no hay presencia del ELN y que “la Defensoría no decretó una alerta, como si lo hizo en las elecciones del Congreso cuando se alertó por posible presión de las AUC”.

“Es importante revisar cómo votó esta población en las elecciones pasadas y como lo hizo en el plebiscito”, agregó.

 

 

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: “En Antioquia nosotros tuvimos un problemita y fue que perdimos en cinco municipios. A nosotros nos ganó en Segovia, Apartadó, Chigorodó, Murindó y Vigía del Fuerte. Logramos recuperar Turbo, que lo habíamos perdido en la primera vuelta, Giradota y Remedios, pero no pudimos con esos cinco. En Segovia yo le denuncié a la gente de la Policía, el ELN presionando en la zona rural y urbana, que tenían que votar por Petro; y nos dicen que una cosa similar pasó en Urabá, pasó ahí en Vigia del Fuerte

    Autor: senadora Paola Holguín, del Centro Democrático

    Fuentes: Alejandra Barrios, MOE; Áriel Ávila, Fundación Paz y Reconciliación; Registraduría Nacional, Policía de Antioquia; senadora Paola Holguín; Defensoría del Pueblo; La Silla Paisa; Leyner Palacios, líder de víctimas; Jorge Eliécer Maturana, alcalde de Murindó; concejal del Centro Democrático en Segovia Luz Estella Vanegas; Johan Pulgarín, secretario de Gobierno de Segovia, y secretaría de Gobierno de Apartadó, Leanis Yepes.

    Contexto: La senadora le dio una entrevista a Fernando Londoño en la Hora de la Verdad. La frase la dijo cuando este le dijo que en Caldas Duque tuvo un marcador mejor, en las elecciones de segunda vuelta. Y le preguntó en cuántos municipios de Antioquia ganó y en cuántos perdió.

    Calificación: Falsa