Pasar al contenido principal
Viernes, 03 Abril 2020

Explicador: Lo que se sabe de los asintomáticos en el Covid-19

Por Sania Salazar

Hay asintomáticos en todos los casos de enfermedades infecciosas, pero se sabe poco de quienes no presentan síntomas de Covid-19.

En medio de la pandemia global por Covid-19 hay un factor del que se tiene poca información, las personas que tienen el virus, pero no presentan síntomas, los llamados asintomáticos.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “algunas  personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal y la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

¿Pero por qué esto es importante? Entre otras cosas, porque es clave para determinar en qué proporción pueden estar contagiando, lo que marcará pautas para la atención de la pandemia.

¿Qué es un asintomático?

María Fernanda Gutiérrez, doctora en Virología y magíster en comunicación de la Universidad Javeriana, le explicó a Colombiacheck que son personas que al hacerles la prueba para el diagnóstico viral salen positivas, pero al examinarlas o preguntarles no tienen síntomas. Ellos se detectan bien sea por pruebas de screening (pruebas hechas a la población al azar) o por tener personas positivas sintomáticas cerca (cuidadores de sintomáticos o que conviven con ellos). El problema es que no se sabe si después de hacer la prueba y determinar que son asintomáticos, pueden aparecer los síntomas.

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, explicó que en todas las enfermedades infecciosas hay personas que se contagian, pero no presentan síntomas. 

¿Por qué hay asintomáticos?

Según Gutiérrez, esto puede ser por causas asociadas a la susceptibilidad genética, es decir, a las características propias de cada persona que se heredan y que dan la posibilidad de infectarse y de reaccionar ante el virus mucho o poco a pesar de no haber recibido la vacuna o el medicamento contra el virus. 

Gutiérrez indica que en el mismo contexto está el umbral del dolor. Esto significa que hay personas que ante un dolor de cabeza, un malestar general e inclusive algo de fiebre, no lo perciben ni lo manifiestan.

Por otro lado menciona un componente sicológico que hace que unas personas no informen de sus síntomas o los confundan.

“Ante la información de que el 80% de los casos son asintomáticos y que los síntomas son similares a una gripa, una persona con síntomas leves puede quedarse en su casa y no darse cuenta que realmente lo que tiene es el virus. Esta persona pasa por asintomática a pesar de haber tenido síntomas leves”, señaló la profesora.

Vélez aseguró que que hay personas con un sistema inmune más fuerte que otras. “Se sospecha que en los países donde se aplica la vacuna contra la tuberculosis la población tiene mayor inmunidad que en los países donde no se aplica sistemáticamente esa vacuna”, comentó.

El profesor indicó que hay múltiples factores relacionados con la mayor o menor susceptibilidad a la infección, entre ellos el tipo de sangre pues una asociación estadística parece mostrar que a las personas que tienen AB, B u O les da con menos gravedad que los que son A, pero resaltó que son observaciones preliminares.

Durante una presentación en la Universidad Javeriana, la epidemióloga Zulma Cucunubá, explicó que se sabe que entre menor edad hay más probabilidad de ser asintomático y entre mayor edad más probabilidad de tener síntomas.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

Según la OMS, el riesgo de contraer COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen el virus solo presentan síntomas leves. “Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados”, aclara la organización en su página web.

En el caso del Covid-19 hay poca información sobre los asintomáticos, ¿qué tanto se puede demorar la ciencia en recolectar  esa información y qué tan importante es tenerla para la contención de la epidemia?

Gutiérrez calcula que la epidemiología se demora hasta tres años para poder tener una historia completa del comportamiento de una pandemia como la del Covid-19, pero aclaró que eso no quiere decir que cada población no pueda ir recolectando y notificando lo que va observando o no pueda ir entregando los resultados de proyectos de investigación puntuales. 

“La importancia de tener la información completa radica en que esta genera políticas públicas para el manejo de situaciones similares, destapa falencias crónicas en los servicios de salud, evidencia la importancia de la formación de científicos que colaboren en los procesos de contención de estos sistemas, evidencia falencias de comunicación y de apropiación social de la ciencia así como de comprensión de temas científicos y hace evidentes los problemas de conectividad. Lo más grave que evidencian estos problemas son las inequidades sociales y los efectos que esto tiene en la población”, indicó la doctora en virología.

El director del Pecet le dijo a Colombiacheck que es muy importante detectar a los asintomáticos para cortar la transmisión de la enfermedad antes de que los síntomas se manifiesten, por lo que ese programa presentó ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación un proyecto para cuantificar los asintomáticos en Colombia a partir de los contactos, una tarea que describió como compleja.

La epidemióloga Cucunubá explicó en la charla en la Universidad Javeriana que el sistema de vigilancia de casos se basa en la identificación de las personas con síntomas para hacerles las respectivas pruebas y estimó que, en promedio, “uno de cada tres casos importados pueden ser fácilmente detectables”.

“Pensamos que sí son transmisores, pero desconocemos el mecanismo y no sabemos en qué proporción lo son con respecto a los sintomáticos”, le dijo la epidemióloga al diario El Espectador.

¿Una persona puede contraer el virus y presentar síntomas mucho después del periodo de incubación?

Según la OMS, “el «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días”. La organización aclara que esas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

Teniendo claro eso, Vélez dijo que sí se pueden presentar síntomas mucho tiempo después de la incubación, debido a que ese periodo de incubación es variable según la enfermedad, la persona y otras factores.  Explicó también que cuando la cantidad de virus al que se expuso la persona es muy grande el periodo de incubación se acorta y hay más tendencia a que la infección sea de mayor magnitud y al contrario.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Viernes, 31 Julio 2020

Explicador: La historia detrás de la acusación de China a Kazajistán por una neumonía

Por Chequeado

El Ministerio de Salud del país asiático desmintió rápidamente las versiones chinas sobre la "neumonía desconocida" y, según las autoridades kazajas, se trata de simples casos de neumonía que coinciden epidemiológicamente con la COVID-19.

Este artículo fue publicado originalmente por Chequeado el 14 de julio de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Covid

Desde el viernes último diversos medios nacionales se hicieron eco de una noticia que, en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, causó temor. La embajada China en Kazajistán advirtió de una supuesta nueva neumonía desconocida en ese país que sería más mortal que el propio coronavirus SARS-CoV-2 que provoca la COVID-19. Rápidamente Kazajistán salió a desmentir las versiones.

Algunos medios argentinos publicaron notas sobre la polémica entre los 2 países (Página 12 e Infobae), mientras que otros eligieron reproducir la alerta de China (Clarín y La Nación), con información de las agencias AFP y Télam. En otros países la polémica también se viralizó (acáacá y acá).

A continuación, te contamos en detalle la historia.

China advirtió por una “neumonía desconocida” más mortal que el coronavirus

La embajada de China en Kazajistán difundió el jueves último por la plataforma WeChat un comunicado que advertía sobre una “neumonía desconocida” más mortal que el nuevo coronavirus, y señaló que la noticia había sido publicada por varios medios de comunicación de ese país.

“Desde mediados de junio, la incidencia de neumonía en [N.de R.: las ciudades de] Atyrau, Aktobe y Shymkent ha aumentado significativamente en comparación con el mismo período del año pasado. Actualmente, alrededor de 500 personas están infectadas y más de 30 están en estado crítico. En la primera mitad de este año, 1772 murieron de neumonía y sólo en junio murieron 628 personas, incluidos ciudadanos chinos”, afirmó con preocupación la embajada.

Además, destacó que la mortalidad por esta enfermedad es mucho mayor que por la nueva neumonía causada por el nuevo coronavirus y que “el Ministerio de Salud de Kazajstán y otras instituciones están realizando un estudio comparativo del virus de la neumonía, y la determinación final no ha sido aceptada”.

Para Kazajistán, una simple neumonía

Un día después, el Ministerio de Salud kazajo desmintió la advertencia china sobre la “neumonía desconocida” a través de un comunicado publicado en su página oficial, y de forma indirecta.

“Algunos medios chinos difunden información sobre casos reportados de una neumonía no conocida en Kazajistán que parece ser más letal que el coronavirus. El Ministerio de Salud de la República de Kazajistán oficialmente declara que esa información no es consistente con la realidad”, afirmó la cartera sanitaria, y estampó un sello de fake news a una nota del medio chino South China Morning Post.

Para las autoridades sanitarias de ese país estos casos son de neumonía, aunque en algunos casos no se especifica la etiología, es decir, el origen. Según justifican, los casos coinciden epidemiológicamente con el diagnóstico de la COVID-19, aunque los pacientes fueron testados negativos.

“La OMS introdujo códigos de neumonía en la Clasificación Internacional de Enfermedades – CIE 10, en los casos en que COVID-19 se diagnostica clínica o epidemiológicamente, por ejemplo con las opacidades de ‘vidrio esmerilado’ en los pulmones afectados, pero no es de laboratorio confirmado”, argumentan.

Como explicó el sitio de verificación de datos de ese país, Factcheck.kz, el ministro de Salud kasajistano, Alexei Tsoi, señaló un día antes que las cifras “no se esconden” y que hay “muchos casos fatales”. Según datos que brindó el ministro, en los últimos 6 meses 1.172 personas murieron de neumonía en Kazajistán.

De acuerdo con CNN, Tsoi detalló que los casos de neumonía en el país aumentaron más de 300% en junio último en comparación con el mismo mes de 2019, de 7.694 en 2019 a 32.724 en 2020, mientras que las muertes por esa causa lo hicieron en 129%.

Actualmente, el comunicado de la embajada china en el país asiático difiere del difundido originalmente. No habla de una neumonía “desconocida” ni tampoco se menciona que esa neumonía sería más mortal que el actual coronavirusChequeado contactó a la embajada china en la Argentina para conocer las razones del cambio en el comunicado, pero no obtuvo respuesta hasta el momento de la publicación de esta nota.

Qué dice la OMS

Michael Ryan, responsable de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó en una conferencia de prensa el viernes último que se está vigilando la situación de Kazajistán y que se está “trabajando con las autoridades sobre el terreno para investigar”.

Entre una de las posibles razones para explicar el aumento de casos registrados como neumonía se barajan fallas en los testeos.“Estamos analizando las pruebas reales y la calidad de las pruebas para asegurarnos de que no haya habido pruebas de ‘falsos negativos’ para algunas de esas otras neumonías que son negativas en forma provisional. Es probable que sea una de las principales causas de esto”, afirmó Ryan, y destacó la posibilidad de que muchos de los casos sean COVID-19 y no hayan sido diagnosticados correctamente. “Tenemos la mente abierta”, indicó.

De vuelta al aislamiento

Kazajistán tiene 59.899 casos de la COVID-19 y registra 375 fallecidos a causa de la enfermedad que provocó la pandemia que cambió al mundo. El país se vio inmerso en una cuarentena desde el 16 de marzo hasta el 11 de mayo último, cuando fue levantado el aislamiento.

Ante el aumento de casos del nuevo coronavirus sumado al aumento de casos de neumonía, el país volvió a la cuarentena a partir del 5 de julio último, restricción que inicialmente iba a durar 2 semanas. El presidente, Kasim-Yomart Tokáyev, informó hoy a través de su cuenta de Twitter que el aislamiento durará al menos dos semanas más.

Falta de transparencia en las cifras

Los medios kazajos denuncian la falta de transparencia en las estadísticas de salud y sostienen que las cifras oficiales sobre el coronavirus no reflejan la imagen real de lo que está sucediendo en el país. “Las autoridades de salud afirmaron que los pacientes con neumonía tuvieron pruebas negativas para el coronavirus, pero los pacientes mismos a menudo informaron que no hicieron las pruebas. Dejaron de hacer pruebas para los muertos, debido a que esto retrasó el funeral cada vez más”sostienen en una declaración conjunta 7 medios kazajos, -entre los que se encuentra el sitio Factcheck.kz-.

Por eso, crearon una base de datos propia para recolectar datos sobre las muertes por coronavirus y neumonía: los familiares de personas que hayan muerto por alguna de las dos enfermedades pueden sumar sus datos allí.

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.