Pasar al contenido principal
Martes, 21 Abril 2020

Explicador: Qué es y para qué sirve CoronApp-Colombia

Por Sania Salazar

Mientras el Gobierno promociona la aplicación persisten las dudas sobre la seguridad y la privacidad de los datos.

CoronApp es una aplicación que hace parte de la estrategia del Gobierno colombiano para atender la emergencia por Covid-19.

La aplicación hace parte de la campaña 'Por tu vida, por mi vida' que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Mintic, lanzó y cuyo fin es “que entre todos los colombianos y a través de la aplicación CoronApp Colombia, construyamos de forma colaborativa un mapa detallado, preciso y funcional del comportamiento de la epidemia para que entre todos logremos mitigar el impacto de la misma”, explicaron en esa cartera.

¿Para qué sirve?

La aplicación es uno de los canales dispuestos por el Gobierno para brindarle a la ciudadanía información oficial sobre las medidas y recomendaciones de prevención, ubicación de servicios de salud y reportes sobre el comportamiento del coronavirus en Colombia.

A través de la aplicación las personas podrán hacerse un autodiagnóstico para saber si tienen síntomas de Covid-19. 

¿Cómo se usa?

En el Mintic explican que una vez el ciudadano descarga la aplicación en su celular o tableta deberá registrarse, para lo cual diligenciará los campos del formulario. Por último deberá aceptar los términos de uso.

La aplicación tiene un menú con varias opciones, entre ellas, el reporte de su salud, la información actualizada sobre el virus y los centros de atención.

¿Se puede reportar un caso de coronavirus a través de la app?

El Mintic indica que las personas pueden informar su estado de salud en la opción '¿cómo me siento hoy?'. “Si selecciona que se siente mal: señale los síntomas que tiene, indique si ha tenido contacto con alguien que presente los mismos síntomas, si ha acudido a algún centro de salud o si ha estado por fuera del país y en dónde”, solicitan.

¿Cómo ayuda el reporte de mi salud a la localización y el monitoreo del coronavirus?

Según el Minitic, los datos suministrados a la app son monitoreados en tiempo real por el Centro de Operaciones de Emergencias del Instituto Nacional de Salud, INS, que con esta información podrá actuar y dar apoyo en coordinación con las autoridades locales departamentales y nacionales.

“Gracias a los datos de su estado de salud, las entidades pueden anticipar acciones, fortalecer su entendimiento sobre el virus, gestionar mejor los posibles casos de Coronavirus y alertar cuando sea es necesario, por medio de notificaciones vía texto a grupos específicos de la población”.

¿Qué hace el Gobierno con la información recogida en CoronApp?

“Con la información de síntomas y signos de alarma reportados y georreferenciado por los ciudadanos, el Gobierno puede tener un panorama nacional en tiempo real sobre la generación de síntomas y lugares específicos que puedan ser motivo de alarma sobre la propagación del virus”, explican, e indican que también pueden:

-Facilitar la atención a la población más afectada.

-Establecer patrones de virus en las zonas afectadas.

-Construir estimaciones geolocalizadas de posibles efectos de propagación.

-Caracterizar la población afectada (ubicación, hombres, mujeres, niños, adultos, etc.).

¿Se necesita Internet para usarla?

Sí, para descargarla y para usarla, pero el Mintic aclara que su uso no consume datos del plan de datos.

¿Cómo es el tratamiento de los datos personales?

“El análisis de la información se realiza de forma 100% anónima, cumpliendo con la Ley de Habeas Data. En algunos casos, se podrá compartir información a las autoridades de salud para el cuidado de los ciudadanos”, afirma el Mintic.

El pero, la seguridad de los datos

La directora de la Fundación Karisma, Carolina Botero, explicó en Blu Radio que les preocupa qué va a pasar después de la emergencia con los datos que las personas registren en la aplicación. “El aplicativo no cumple con las normas de protección de datos, por ejemplo, no tiene una política de protección de datos, tiene unos términos de uso donde algo dicen sobre política de protección de datos, pero, el consentimiento sobre el tratamiento no lo tienen, entonces valdría la pena que le metieran mucha mano”, recomendó.

Botero resaltó que no hay suficiente información sobre la aplicación ni la transparencia para hacer veeduría ciudadana.

Karisma publicó el pasado 17 de abril un análisis técnico de CoronApp Colombia y de CaliValle Corona y el formulario web Medellín Me Cuida basados en la preocupación sobre qué datos personales están recolectando esos sistemas y cómo lo están haciendo.

Para Mauricio Jaramillo, periodista, consultor digital y director de Hangouts de Periodismo, en zonas con baja densidad poblacional CoronApp será útil para informar a los ciudadanos, pero la utilidad ‘novedosa’ de la aplicación, la geolocalización y el ‘ contact tracing’ (seguimiento de contactos) por proximidad, generaría impactos sobre todo en las grandes ciudades.

Sobre el mapeo e identificación de contagiados Jaramillo indicó que se tiende a pensar que esto puede causar estigmatización, pero aclaró que la aplicación no muestra un mapa de los demás usuarios, así que aseguró que quien tenga ese temor puede estar tranquilo. “Lo que sí está entre las características prometidas es la visualización de mapas para identificar potenciales zonas de contagio, pero sin datos concretos de domicilios. Y en todo caso el Gobierno prometió que los datos serán anonimizados”, indicó.

Jaramillo aseguró que es prematuro evaluar los resultados de aplicaciones similares en el mundo. “Tal vez solo Corea del Sur, con su aplicación Corona 100m, puede considerarse un caso de éxito, en parte por la función de alertar sobre posibles contagiados en menos de 100 metros de distancia y porque se lanzó ya hace mucho (febrero). Todas las demás, a menos que haya alguna no oficial y no muy conocida, son más recientes y no se podría decir aún si han servido o no. El periodista indicó además, que hay que tener en cuenta la antigüedad y si se trata de aplicaciones oficiales o de terceros. “Me atrevería a decir que las oficiales nacionales son las que tienen más posibilidades de éxito”.

Por último, Jaramillo indicó que la privacidad es importante para todos los ciudadanos, por lo que la seguridad y la privacidad de la aplicación deben ser mejoradas, recomendación que basó en el informe de Karisma ya mencionado. Pero señaló que en esta etapa del desarrollo de la app no considera que esas fallas deban disuadir a los usuarios de instalarla y alimentarla.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Lunes, 13 Abril 2020

Explicador: Qué significa y para qué sirve que Colombia haya aislado el SARS-CoV-2

Por Sania Salazar

Esto permitirá estudiar la eficacia de diferentes compuestos en el tratamiento del virus.

En medio de los registros diarios de nuevos casos de contagio y de nuevos fallecimientos por Covid-19 (la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2), además de los efectos de toda clase que ha tenido la cuarentena en Colombia, la semana pasada se registró una buena noticia, investigadores de la Universidad de Antioquia lograron aislar el virus, pero ¿qué significa eso? ¿para qué sirve? y, sobre todo, ¿qué se puede esperar después de eso y qué no?

Colombiacheck se lo preguntó a María Teresa Rugeles, coordinadora del grupo de investigación de Inmunovirología de la Universidad de Antioquia, equipo que hizo el proceso.

¿Qué significa aislar el virus?

“Teníamos un cultivo de células (grupo de células) y allí pusimos la muestra de un paciente a quien el Instituto Nacional de Salud le había confirmado que tenía el virus. A los tres días empezamos a observar que había unos cambios en esas células, característicos de lo que estaba descrito en literatura que este tipo de Coronavirus le causaba a las células. Estas, que inicialmente eran alargadas, se veían redondeadas y empezaron a morirse hasta que ya se destruyó todo el cultivo. Ahí teníamos que comprobar que lo que estaba dañando las células realmente era el [virus] SARS-CoV-2”, explicó Rugeles.

Posteriormente, el equipo le hizo una prueba de biología molecular que detecta el genoma del virus al líquido en el que estaba creciendo esa célula, con lo que comprobaron que el agente que estaba dañando esas células era, en efecto, el SARS-CoV-2.

Lo que hicieron fue detectar unas de las estructuras de la partícula viral.

Finalmente hicieron una prueba más con una muestra de sangre que el mismo paciente les donó. Rugeles explicó que cuando una persona se infecta en respuesta a esa infección empieza a producir unas proteínas que se llaman anticuerpos que reconocen en una forma específica la estructura del virus. “Hicimos una prueba que se llama de inmunoflorecencia con el suero del paciente donde debían estar esos anticuerpos, los pusimos a reaccionar con las células infectadas y observamos que en efecto esas proteínas del suero del paciente se le estaban pegando al virus, lo que nos ayudaba a confirmar que el virus que teníamos ahí era el SARS-CoV-2 y nos ayudaba a ver que el sistema inmune del paciente estaba respondiendo a esa infección, estaba siendo capaz de empezar, digamos, a bloquear la replicación del virus”.

¿Para qué sirve?

Tener el virus en una botella de cultivo va a permitir evaluar una diversidad de compuestos que, se sospecha, tienen efectos contra él.

“Ahora vamos a poder evaluar la actividad antiviral de todos esos compuestos. Ahora nos toca empezar a amplificar ese virus, a crecerlo mucho para tener mucho virus para hacer todos esos ensayos. Ese proceso se demora unas tres semanas. En ese tiempo nosotros podemos estar listos para decirle a una empresa o a una farmacéutica: denos ese compuesto que nosotros le decimos en unos 10 días si tiene o no capacidad de bloquear el virus”.

El equipo de la Universidad de Antioquia empezó el trabajo con un número de partículas del virus que van a reproducir para tener más y cada una de esas partículas la pueden poner en contacto con cada uno de los desinfectantes o medicamentos que, se cree, tienen efectos contra el virus para ver si lo matan o lo bloquean.

“Recibimos 58 solicitudes para analizar distintos productos y compuestos, entre ellos hay medicamentos, desinfectantes, productos naturales que estamos priorizando porque no podemos evaluar los 58 compuestos de una, vamos a empezar por los compuestos que creemos que pueden tener una aplicación más inmediata, como los que estén listos para salir al mercado y que necesitan es la certificación de que tienen actividad contra el virus. La experiencia que tenemos con otros virus nos garantiza que eventualmente lo vamos a lograr en un periodo corto de tiempo”.

Rugeles contó que tienen mucha experiencia en aislamiento de virus. “Tengo en el grupo de investigación a un virológo, el profesor Francisco Javier Díaz Castrillón, con el que me conocí en la Universidad del Valle hace alrededor de 30 años, ambos aprendiendo a cultivar virus, y tuvimos la suerte de que, cuando empezamos a mirar en la literatura cómo lo habían aislado otros, teníamos tres de las cinco líneas celulares [el tipo de células donde crece el virus] donde lo habían aislado en otras partes del mundo. Entonces pudimos empezar y tuvimos la fortuna de que rápidamente nos creció”.

La investigadora también contó que se demoraron dos semanas evaluando las condiciones de bioseguridad para el procedimiento.

¿Qué puede esperar la gente con respecto a este avance y qué no puede esperar?

Rugeles resalta que no trabajan en vacunas, no tienen la capacidad, la tecnología, ni el músculo financiero para hacerlo. Explica que el primer paso para tener la vacuna es tener el virus, pero precisa que no tienen la experiencia en ese tipo de desarrollos científicos.

“Nosotros vamos a decir esto sirve o no sirve, pero nosotros tampoco somos los que vamos a llevar la investigación o el uso hasta llevárselo a la población. La empresa lo desarrolla y lo dona o lo vende. No dependen de nosotros las etapas posteriores desde el punto de vista farmacéutico para desarrollar un medicamento”.

En otros países ya habían aislado el virus, ¿cuál es la importancia de haberlo hecho en Colombia?

“Lo importante de tener el virus que está circulando en Colombia es que estos virus tienen muchísima capacidad de mutación, entonces una vacuna que se desarrolle en otra parte del mundo, dependiendo del tipo de vacuna, nos va a servir a nosotros o no dependiendo de qué tan distinto sea el virus que nosotros estamos teniendo en circulación y de ahí la importancia de que en cada región geográfica se pueda aislar el virus, porque puede cambiar y mutar mucho. A nosotros no nos interesa evaluar posibles medicamentos contra el virus que no se consiguen en Colombia, porque si no ha entrado a Colombia no nos sirve para hacerle frente a la pandemia. Nosotros podemos priorizar la evaluación de medicamentos que se consiguen acá y que en caso de que sirvan sea fácil implementarlos en los pacientes”, concluyó Rugeles.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus