Pasar al contenido principal
Sábado, 11 Julio 2020

Explicador: COVID-19 y los supercontagiadores

Por Sania Salazar

Aunque no hay investigaciones concluyentes, hay indicios de que los “supercontagiadores” pueden ser más ciertas situaciones que personas que contagian más que el promedio y, sobre todo, la suma de ambos factores.

Como muchos otros aspectos relacionados con el coronavirus SARS-CoV-2, los “supercontagiadores” o “superdiseminadores” están aún en investigación. Aunque parece que hay personas con mayor carga viral (más cantidad del virus) que pueden contagiar más, las fuentes consultadas para este artículo coinciden en que son sobre todo, situaciones de confinamiento, poca o mala ventilación y contacto cercano las que favorecen los contagios masivos.

Acá les contamos lo que se sabe hasta ahora sobre los supercontagiadores y qué precauciones tener:

¿Qué son?

Lucy Gabriela Delgado, doctora en ciencias farmacéuticas, profesora titular de la Universidad Nacional y asesora de la Secretaría de salud de Bogotá, explicó que hay más evidencia que indica que los supercontagiadores se refieren principalmente a cierto tipos de situaciones que favorecen el contagio.

Pero también dijo que algunos estudios, aunque demasiado incipientes, muestran que en el caso de los individuos pareciera que hay algunos (generalmente sin síntomas o presintomáticos, es decir antes de que aparezcan los síntomas) que tienen una carga viral mayor y por lo tanto una capacidad mayor de contagio.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “muchas personas con COVID‑19 presentan solo síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Es posible contagiarse de alguien que solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. Según algunas informaciones, las personas sin síntomas pueden transmitir el virus”. Pero la OMS aclara que aún no se sabe con qué frecuencia ocurre y resalta que está estudiando las investigaciones en curso sobre esta cuestión y que seguirá informando sobre las conclusiones que se vayan obteniendo.

Las situaciones que pueden generar contagios masivos son aglomeraciones en sitios poco o mal ventilados y con contacto cercano y prolongado entre las personas.

Delgado recordó que esta pandemia se debe a un microorganismo de alta infecciosidad comparado con otros virus respiratorios donde generalmente la tasa de contagio es uno a uno. “En el caso de COVID-19 se ha dicho que el contagio es uno a tres, ahí es donde se habla que son las situaciones o los espacios que colaboran con esa superdispersión. Entonces si hay una carga viral elevada y el ambiente de contagio resulta efectivo para el virus, obviamente ya no se van a contagiar tres personas, sino diez con una carga viral suficiente. Estamos frente a un microorganismo con unos niveles de virulencia significativos comparativamente con otros virus respiratorios y estamos frente a un microorganismo que a baja carga viral logra colonizar más efectivamente un individuo”, especificó.

Un artículo de Colombia Médica, publicación médica de la Universidad del Valle, señala que, para el cálculo de la tasa de infección, los modelos generalmente asumen que los contactos se producen al azar, sin embargo, existen eventos multitudinarios clasificados de epicentros de contagio o eventos supercontagiadores. “Un ejemplo de esto fue el partido [de la Champions League] disputado el 19 de febrero 2020 jugado ante más de 40.000 hinchas del Atalanta [equipo de fútbol italiano] que viajaron de Bérgamo a Milán, que resultó en un gran número de personas infectadas por COVID-19”, recuerda la publicación.

Para Rita Elena Almanza, enfermera epidemióloga y líder de epidemiología de la Secretaría de salud de Medellín, los supercontagios se dan cuando se suman los dos factores, un contagiado con una carga viral alta en un escenario que favorece la propagación, como estar a menos de dos metros de las demás personas sin utilizar tapabocas y por un tiempo mayor a 15 minutos, y los espacios confinados con poca ventilación.

¿Hay alguna característica que tengan los individuos supercontagiadores?

“Cuando se habla de supercontagiadores también se está hablando de aquellos individuos que tienen una característica importante, no tienen sintomatología asociada a COVID-19 porque nunca la van a tener o porque están en la fase previa a que aparezcan los síntomas y su carga viral puede ser significativa, es algo que se está estudiando”, resaltó Delgado.

La profesora señaló que cuando el sistema inmune no puede controlar el microorganismo es cuando aparecen los síntomas y que hay un estudio que indica que hay mayor carga viral en los individuos que están en una UCI, por ejemplo, que en aquellos que están en su casa.

“En un principio los asintomáticos serían los que menor carga viral tienen porque están infectados, pero su sistema inmune les ayuda a tener niveles bajos del virus, pero hay una hipótesis que dice que en el caso de los superdispersores parece que pudieran tener cargas virales similares a las que tienen los pacientes enfermos con síntomas y que por eso se considera que son más efectivos en su capacidad de contagiar a otros, pero no está comprobado”, aclaró.

Un artículo de la revista Science recuerda que la mayor parte de la discusión sobre la propagación del SARS-CoV-2 se ha concentrado en el número promedio de nuevas infecciones causadas por cada paciente. “Sin distanciamiento social, este número de reproducción (R) es aproximadamente tres. Pero en la vida real, algunas personas infectan a muchas otras y otras no transmiten la enfermedad en absoluto”, asegura el artículo.

Almanza resaltó que, según la experiencia en Medellín, buena parte de los afectados han tenido síntomas muy leves, que pueden pasar inadvertidos (que se manifiestan entre uno y tres días como tos y fatiga muscular) y por eso no siguen todas las medidas de protección. “En redes sociales se habla del apocalipsis, la gente percibe lo más grave, por eso cuando les duele la garganta dicen, ‘no yo qué voy a tener coronavirus, lo que tenía era fatiga que me duró poco, por eso no me protegí en la casa, porque me sentía muy bien’. La gente no asume que está enferma, pero están infectados, que es tener el virus en el organismo, y la gente percibe la enfermedad como tal cuando los síntomas son bastante notorios o graves y no todos desarrollan los síntomas ni tienen dificultad respiratoria, ese es un escenario que favorece la propagación”, explicó.

¿Qué es la carga viral?

Es la cantidad de virus que puede expulsar una persona infectada, a mayor cantidad de virus mayor carga viral. Almanza explicó que las pruebas que se hacen actualmente detectan la presencia del COVID‑19, pero no son cuantitativas, es decir, no miden la cantidad de virus.

¿Por qué son importantes los supercontagiadores?

“La importancia de detectar los asintomáticos es la necesidad de aislarlos para que no sigan saliendo a dispersar el virus porque pueden contagiar a personas que sí se van a enfermar, que se pueden agravar y morir”, explicó Delgado.

La profesora aseguró que no hay evidencia de que existan demasiados supercontagiadores, pero resaltó que ellos no deberían estar en espacios donde haya demasiadas personas porque se ha visto que aún con el tapabocas se logra generar algo de expulsión o de diseminación del virus. “La recomendación adicional es que procuren no estar en ambientes congestionados sin buena ventilación por lo menos durante los 14 días después a que la prueba haya dado positiva porque no se puede saber si un individuo es superdispersor o no si no se le ha practicado una prueba que determine si es positivo para el virus, pero asintomático”, concluyó Delgado.

Almanza resaltó por último que no se pueden pasar inadvertidos los síntomas leves y de corta duración y que eso no quiere decir que no se pueda infectar a otras personas. “En este tipo de infección hay que obrar siempre con un principio de precaución. Todos somos potenciales hiperpropagadores si estamos infectados”.

Miércoles, 22 Abril 2020

En datos: Así va la epidemia de COVID-19 en Bogotá

Por Juan Martín Villazón, Mariana Garzón y María Isabel Magaña - Unisabana medios

Bogotá es la ciudad de Colombia con más casos detectados de COVID-19. En esta radiografía analizamos la evolución del virus en la capital, según los datos publicados por la Secretaría de Salud diariamente.

Este artículo fue publicado originalmente por Unisabana Medios el 22 de abril y será actualizado constantemente por su equipo.

Como ha explicado la alcaldesa Claudia López, el virus se desarrolló con fuerza en el norte de la ciudad, aunque poco a poco ha migrado a otras localidades donde hay población que continúa trabajando fuera de casa, por motivos de fuerza mayor. Así se ve el mapa de contagio al día de hoy:

Contagio según edad y sexo Esta gráfica nos muestra el total de contagiados detectados según su edad y sexo. En general, son las mujeres las más contagiadas, especialmente en el rango de 30 a 39 años. Para el caso de los hombres, los mayores infectados están en el rango de edades de 10 a 19 años y de 50 a 59 años. Es importante que el contagio no crezca en el rango de 59 años en adelante, pues esta es la población más vulnerable y lo más probable es que requieran atención en UCIs. Estado en el que se encuentran los contagiados La mayoría de casos se encuentra en estado moderado, lo que quiere decir que tiene síntomas leves que no requieren hospitalización. Solo el 2% está en estado crítico, que implica atención en hospital y -en muchos casos- el uso de ventiladores. Esto es bueno porque quiere decir que la mayoría de la población no requiere aún cuidados intensivos que hagan colapsar al sistema sanitario. Hay que tener en cuenta que, si esto cambia, las personas que tengan preexistencias médicas son las más propensas a tener complicaciones respiratorias, como explicamos aquí. Donde están pasando cuarentena los contagiados La mayor parte de los contagios detectados se encuentra recuperándose en casa; solo el 8% se encuentra en Unidad de Cuidados Intensivos o en hospitales. Por ahora, la capital se está preparando aumentando la capacidad instalada del sistema sanitario. Ejemplo de ello es el hospital transitorio en Corferias, con capacidad de 2 mil camillas, para atender personas que no se encuentren contagiadas del Covid-19 y así descongestionar los centros médicos y hospitales. La buena noticia es que la capacidad sanitaria de Bogotá aún sigue fuerte. Las camas en Unidades de Cuidado Intensivo que destinó Bogotá para atender la pandemia todavía tienen mucho espacio para recibir más enfermos. El objetivo del gobierno local es que se logre la inmunidad de rebaño sin desbordar al sistema sanitario, como explicamos aquí. En esta tabla puedes ver cómo va la ocupación diaria de las camas de hospital destinadas a atender el COVID-19 en cada hospital de la ciudad. Evolución de casos acumulados Esta gráfica muestra cómo ha evolucionado la curva del total contagios detectados en Bogotá. El 20 de abril fue el primer día, desde que llegó el virus a la ciudad, en el que no se identificaron nuevos casos, aunque esto puede verse afectado por el número de pruebas que aún no se han reportado. ¿Cómo van las pruebas en Bogotá? Bogotá tiene el Laboratorio de Salud Distrital dedicado al análisis de pruebas para la capital, al igual que otros laboratorios en cinco universidades. La alcaldesa Claudia López indicó que la capital tendrá 400 mil pruebas adicionales divididas de la siguiente manera: 200 mil pruebas moleculares desde el 13 de abril y otras 200 mil pruebas rápidas que llegarán a Bogotá en tres tandas de aquí a principios de mayo. Por ahora, las cifras oficiales responden a los datos de las pruebas PCR aplicadas en la capital. Estas gráficas muestran la evolución de la cantidad de pruebas procesadas acumuladas, al igual que las pruebas que están en análisis.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus