Pasar al contenido principal
Viernes, 03 Abril 2020

Explicador: Lo que se sabe de los asintomáticos en el Covid-19

Por Sania Salazar

Hay asintomáticos en todos los casos de enfermedades infecciosas, pero se sabe poco de quienes no presentan síntomas de Covid-19.

En medio de la pandemia global por Covid-19 hay un factor del que se tiene poca información, las personas que tienen el virus, pero no presentan síntomas, los llamados asintomáticos.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “algunas  personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal y la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

¿Pero por qué esto es importante? Entre otras cosas, porque es clave para determinar en qué proporción pueden estar contagiando, lo que marcará pautas para la atención de la pandemia.

¿Qué es un asintomático?

María Fernanda Gutiérrez, doctora en Virología y magíster en comunicación de la Universidad Javeriana, le explicó a Colombiacheck que son personas que al hacerles la prueba para el diagnóstico viral salen positivas, pero al examinarlas o preguntarles no tienen síntomas. Ellos se detectan bien sea por pruebas de screening (pruebas hechas a la población al azar) o por tener personas positivas sintomáticas cerca (cuidadores de sintomáticos o que conviven con ellos). El problema es que no se sabe si después de hacer la prueba y determinar que son asintomáticos, pueden aparecer los síntomas.

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, explicó que en todas las enfermedades infecciosas hay personas que se contagian, pero no presentan síntomas. 

¿Por qué hay asintomáticos?

Según Gutiérrez, esto puede ser por causas asociadas a la susceptibilidad genética, es decir, a las características propias de cada persona que se heredan y que dan la posibilidad de infectarse y de reaccionar ante el virus mucho o poco a pesar de no haber recibido la vacuna o el medicamento contra el virus. 

Gutiérrez indica que en el mismo contexto está el umbral del dolor. Esto significa que hay personas que ante un dolor de cabeza, un malestar general e inclusive algo de fiebre, no lo perciben ni lo manifiestan.

Por otro lado menciona un componente sicológico que hace que unas personas no informen de sus síntomas o los confundan.

“Ante la información de que el 80% de los casos son asintomáticos y que los síntomas son similares a una gripa, una persona con síntomas leves puede quedarse en su casa y no darse cuenta que realmente lo que tiene es el virus. Esta persona pasa por asintomática a pesar de haber tenido síntomas leves”, señaló la profesora.

Vélez aseguró que que hay personas con un sistema inmune más fuerte que otras. “Se sospecha que en los países donde se aplica la vacuna contra la tuberculosis la población tiene mayor inmunidad que en los países donde no se aplica sistemáticamente esa vacuna”, comentó.

El profesor indicó que hay múltiples factores relacionados con la mayor o menor susceptibilidad a la infección, entre ellos el tipo de sangre pues una asociación estadística parece mostrar que a las personas que tienen AB, B u O les da con menos gravedad que los que son A, pero resaltó que son observaciones preliminares.

Durante una presentación en la Universidad Javeriana, la epidemióloga Zulma Cucunubá, explicó que se sabe que entre menor edad hay más probabilidad de ser asintomático y entre mayor edad más probabilidad de tener síntomas.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

Según la OMS, el riesgo de contraer COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen el virus solo presentan síntomas leves. “Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados”, aclara la organización en su página web.

En el caso del Covid-19 hay poca información sobre los asintomáticos, ¿qué tanto se puede demorar la ciencia en recolectar  esa información y qué tan importante es tenerla para la contención de la epidemia?

Gutiérrez calcula que la epidemiología se demora hasta tres años para poder tener una historia completa del comportamiento de una pandemia como la del Covid-19, pero aclaró que eso no quiere decir que cada población no pueda ir recolectando y notificando lo que va observando o no pueda ir entregando los resultados de proyectos de investigación puntuales. 

“La importancia de tener la información completa radica en que esta genera políticas públicas para el manejo de situaciones similares, destapa falencias crónicas en los servicios de salud, evidencia la importancia de la formación de científicos que colaboren en los procesos de contención de estos sistemas, evidencia falencias de comunicación y de apropiación social de la ciencia así como de comprensión de temas científicos y hace evidentes los problemas de conectividad. Lo más grave que evidencian estos problemas son las inequidades sociales y los efectos que esto tiene en la población”, indicó la doctora en virología.

El director del Pecet le dijo a Colombiacheck que es muy importante detectar a los asintomáticos para cortar la transmisión de la enfermedad antes de que los síntomas se manifiesten, por lo que ese programa presentó ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación un proyecto para cuantificar los asintomáticos en Colombia a partir de los contactos, una tarea que describió como compleja.

La epidemióloga Cucunubá explicó en la charla en la Universidad Javeriana que el sistema de vigilancia de casos se basa en la identificación de las personas con síntomas para hacerles las respectivas pruebas y estimó que, en promedio, “uno de cada tres casos importados pueden ser fácilmente detectables”.

“Pensamos que sí son transmisores, pero desconocemos el mecanismo y no sabemos en qué proporción lo son con respecto a los sintomáticos”, le dijo la epidemióloga al diario El Espectador.

¿Una persona puede contraer el virus y presentar síntomas mucho después del periodo de incubación?

Según la OMS, “el «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días”. La organización aclara que esas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

Teniendo claro eso, Vélez dijo que sí se pueden presentar síntomas mucho tiempo después de la incubación, debido a que ese periodo de incubación es variable según la enfermedad, la persona y otras factores.  Explicó también que cuando la cantidad de virus al que se expuso la persona es muy grande el periodo de incubación se acorta y hay más tendencia a que la infección sea de mayor magnitud y al contrario.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Miércoles, 20 Mayo 2020

Explicador: ¿Qué características debe tener un buen tapabocas?

Por Sania Salazar

Los desechables no se deben usar por más de ocho horas y los lavables deben estar hechos de tela antifluido.

Usar tapabocas cuando se está en contacto con otras personas es una de las formas de prevención de contagio de COVID-19 en el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de tapabocas por las personas en general, por lo que siguen estudiando datos científicos al respecto y actualizando sus orientaciones. 

Pero debido a que el tapabocas se convirtió en un elemento de primera necesidad, varios lugares lo exigen para salir a la calle, y a que algunas personas prefieren usar reutilizables para proteger el medio ambiente, les traemos la información básica para comparar uno de buena calidad. Eso sí, recuerden que la OMS ha resaltado que usar tapabocas debe combinarse con el lavado de manos y el distanciamiento social para evitar infecciones de COVID-19. 

También es importante recordar que el tapabocas debe llevarse siempre cubriendo boca y nariz y que no se debe tocar la parte frontal. Así mismo, que hay que lavarse las manos antes de ponérselo y después de quitárselo.

¿De qué tipo de tela debe estar hecho?

Los lineamientos del Ministerio de Salud para la fabricación de tapabocas recomienda a los productores utilizar tela no tejida de polipropileno y poliéster, pellón de grosor medio (F800, A500 o #87).

Gloria Inés Duque, diseñadora textil y profesora de diseño de modas de la Universidad Autónoma de Manizales, le explicó a Colombiacheck que debe estar elaborado en un textil que tenga repelencia a los fluidos (no permite el fácil paso del agua ni de la luz, se puede mojar o poner a contraluz para verificar. Cuando se moja debe retener el agua unos segundo antes de dejarla pasar).

¿El grosor de la tela tiene qué ver en el nivel de protección?

La diseñadora explicó que no, pues hay telas gruesas que permiten el fácil paso del agua y telas delgadas que no lo permiten.

¿Es mejor cosido o termosellado?

En el Minsalud le aseguraron a Colombiacheck que esa cartera no ha dicho que los tapabocas tengan que ser termosellados (manera como se unen las tres capas de tela que tienen los desechables).

Duque explicó que los tapabocas cosidos tienen varias capas y que la costura está en el borde (lejos de nariz y boca), por lo que, si está bien confeccionado y no tiene costuras en la mitad, no reduce la protección.

¿Qué tamaño debe tener?

Los lineamientos del Minsalud para la fabricación de tapabocas recomiendan:

• Para adulto: mínimo de 20 cm x 15 cm 

• Para niño: mínimo de 18 cm x 12 cm

Duque recordó que debe tapar boca y nariz.

¿Qué información debe tener el empaque del tapabocas?

Según el Minsalud, la información mínima con la que debe distribuirse el tapabocas y otros insumos es: 

• Composición: Tela no tejida de polipropileno y poliéster, pellón de grosor medio (F800, A500 o #87)

• Fecha de producción

 • Cantidad

• Nombre del fabricante 

• Teléfono 

Además, se recomienda informar si el tapabocas es de un solo uso (o dar una aproximación de las veces que se pueda usar si es reutilizable). Y se recomienda conservarlo bajo condiciones de almacenamiento y seguridad adecuados. 

También hay que recordar que, durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, el uso del tapabocas y otros insumos es indispensable para el personal de salud, de personas con síntomas respiratorios y sus cuidadores 

Duque indicó que en la etiqueta debe decir en qué tela está elaborado (lo ideal es que la tela esté recubierta con antifluido).

¿Cuál es la vida útil de los tapabocas?

Duque explicó que algunos de los reutilizables informan en la etiqueta una aproximación del número de lavadas que soportan y señaló que al lavarlos, la facilidad con la que el agua traspasa la tela es un indicador del nivel de protección.

“El tapabocas se puede usar durante un día de manera continua, siempre y cuando no esté roto, sucio o húmedo, en cualquiera de esas condiciones debe retirarse y eliminarse”, indica el Minsalud en los lineamientos generales para el uso de tapabocas convencional y agrega que no se debe reutilizar.

¿Qué precauciones hay que tener para hacerlos en casa?

La diseñadora textil recomendó ponerle una capa de tela antifluido, por dentro o por fuera, a los tapabocas hechos en casa porque eso es lo que bloquea el paso de los fluidos y utilizar una tela poco porosa para que proteja más, es decir con los hilos más juntos. Eso se puede verificar poniendo a contraluz para ver qué tanto se filtra a través de la tela.

Además, explicó que las telas de algodón son más porosas.

¿Qué deben usar quienes tienen alergias en la piel?

“Deberían usar un textil con un recubrimiento antimicrobiano en la parte interna, que es la que tiene contacto con la piel. Hay textiles con este tipo de recubrimiento que vienen en tejido de punto, similar a la franela, lo que ayuda a la transpiración, a la permeabilidad y al paso del aire y va a mantener más fresca la zona de la boca”.