Pasar al contenido principal
Viernes, 10 Julio 2020

Explicador: ¿el coronavirus se puede contagiar a través del aire?

Por Con base en un texto de Catalina Roig - Chequeado

La OMS reconoció que·hay “evidencia emergente” sobre este tipo de transmisión. También actualizó las maneras en las que es posible que se transmita para incluir contagios mediante el aire. Pero aún no hay anuncios de nuevas medidas de precaución.

Este artículo fue publicado originalmente por Chequeado el 9 de julio de 2020. Es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo. El 13 de julio fue actualizado por Adolfo Ochoa, periodista de Colombiacheck. 

En un estudio titulado “Es hora de abordar la transmisión aérea del COVID-19” un grupo de 239 científicos de todo el mundo pidieron a las organizaciones internacionales que tengan en cuenta la evidencia que muestra que existe un riesgo de transmisión por vía aérea a través microgotas que podrían viajar hasta varios metros. 

“La mayoría de las organizaciones de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), no reconocen la transmisión por el aire, excepto en los procedimientos de generación de aerosoles realizados en entornos de atención médica”, explica el documento publicado en la revista Clinical Infectious Diseases (Enfermedades Clínicas Infecciosas) y agrega que, aunque el lavado de manos y el distanciamiento social son apropiados, “son insuficientes para proporcionar protección contra las microgotas respiratorias portadoras de virus liberadas en el aire por personas infectadas”

Al día siguiente, la OMS anunció en una conferencia de prensa que reconocía que había “evidencia emergente” sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por vía aérea. “Creemos que debemos estar abiertos a esta evidencia y comprender sus implicaciones con respecto a los modos de transmisión y a las precauciones que deben tomarse”, explicó Benedetta Allegranzi, responsable de Prevención y Control de Infecciones de la organización. 

Sin embargo, hasta la fecha no hubo ningún cambio en las políticas o recomendaciones de la OMS, que sostiene que las formas de transmisión de la enfermedad COVID-19 es “a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala”. Al mismo tiempo, el organismo anunció que pronto se publicará un resumen respecto a las nuevas evidencias sobre las formas de transmisión del virus

Qué evidencia hay

Entre los estudios mencionados por la petición de los científicos, se destaca una investigación que analiza un brote en un restaurante en China, donde los miembros de 2 familias se contagiaron de coronavirus tras sentarse en las mesas contiguas a una familia que acababa de llegar de la ciudad de Wuhan (China), como contamos en esta nota

Los investigadores concluyen que “la transmisión en aerosol de SARS-CoV-2 debido a una ventilación deficiente puede explicar la propagación comunitaria de COVID-19”

Por qué es importante el criterio de la OMS respecto a las vías de transmisión

Como analizó el sitio especializado Salud con Lupa en este hilo de Twitterlos gobiernos de todo el mundo basan sus políticas y presupuestos a partir de las recomendaciones de la OMS, por lo que si la organización anunciara que existe una certeza de que la COVID-19 puede transmitirse por vía aérea, entonces sería necesario hacer cambios en las políticas de bioseguridad. 

Por ejemplo, además de las medidas de distanciamiento físico de 1 a 2 metros, sería también necesaria la obligatoriedad del uso de tapabocas en todos los espacios y no sólo donde haya aglomeraciones

Por otro lado, también se debería pensar en recomendaciones y protocolos con respecto a la ventilación de los lugares cerrados. “Este asunto es de mayor importancia ahora, cuando los países se vuelven a abrir después de los bloqueos, lo que lleva a las personas a sus lugares de trabajo y a los estudiantes a las escuelas, colegios y universidades”, explica la petición de los 239 científicos. 

Actualización

Como lo había anunciado, el 9 de julio la OMS actualizó en su página oficial el resumen científico publicado el 29 de marzo de 2020 titulado Modos de transmisión del virus que causa COVID-19: implicaciones para las recomendaciones de precaución de prevención y control de infecciones e incluyo “nueva evidencia científica disponible sobre la transmisión de SARS-CoV-2”.

En la nueva versión aparece la transmisión aérea como una manera en la que se contagia el SARS-CoV-2. La OMS la define como “la propagación de un agente infeccioso causado por la diseminación de núcleos de gotitas (aerosoles) que permanecen infecciosos cuando se suspenden en el aire a largas distancias y en el tiempo”.

La organización, sin embargo, está actualmente definiendo si estos contagios por aerosoles se pueden dar en espacios cerrados. “La OMS, junto con la comunidad científica, ha estado discutiendo y evaluando activamente si el SARS-CoV-2 también puede propagarse a través de los aerosoles en ausencia de procedimientos de generación de aerosoles, particularmente en interiores ajustes con poca ventilación”.

Hasta el momento, no hay un consenso ni entre los científicos ni en la OMS sobre cómo ocurren estos contagios, aunque ya existen teorías al respecto. La organización no ha anunciado nuevas medidas de precaución. 

“Varias gotas respiratorias generan aerosoles microscópicos (<5 µm) al evaporarse , y la respiración normal y la conversación resultan en aerosoles exhalados. Por lo tanto, una persona susceptible podría inhalar aerosoles y podría infectarse si los aerosoles contienen el virus en cantidad suficiente para causar infección en el receptor. Sin embargo, se desconoce la proporción de núcleos de gotitas exhaladas o de gotitas respiratorias que se evaporan para generar aerosoles, y la dosis infecciosa de SARS-CoV-2 viable requerida para causar infección en otra persona, pero se ha estudiado para otros virus respiratorios”, explicó la OMS.

La organización explicó que ha venido realizando experimentos para determinar el nivel de infección de los aerosoles y su tiempo de permanencia en el aire.

“Los estudios experimentales han generado aerosoles de muestras infecciosas utilizando nebulizadores de chorro de alta potencia en condiciones controladas de laboratorio. Estos estudios encontraron ARN del virus SARS-CoV-2 en muestras de aire dentro de aerosoles durante hasta 3 horas en un estudio y 16 horas en otro, que también encontraron virus viables competentes en replicación. Estos hallazgos fueron inducidos experimentalmente aerosoles que no reflejan condiciones normales de tos humana”.
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Viernes, 03 Abril 2020

Explicador: Lo que se sabe de los asintomáticos en el Covid-19

Por Sania Salazar

Hay asintomáticos en todos los casos de enfermedades infecciosas, pero se sabe poco de quienes no presentan síntomas de Covid-19.

En medio de la pandemia global por Covid-19 hay un factor del que se tiene poca información, las personas que tienen el virus, pero no presentan síntomas, los llamados asintomáticos.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “algunas  personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal y la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

¿Pero por qué esto es importante? Entre otras cosas, porque es clave para determinar en qué proporción pueden estar contagiando, lo que marcará pautas para la atención de la pandemia.

¿Qué es un asintomático?

María Fernanda Gutiérrez, doctora en Virología y magíster en comunicación de la Universidad Javeriana, le explicó a Colombiacheck que son personas que al hacerles la prueba para el diagnóstico viral salen positivas, pero al examinarlas o preguntarles no tienen síntomas. Ellos se detectan bien sea por pruebas de screening (pruebas hechas a la población al azar) o por tener personas positivas sintomáticas cerca (cuidadores de sintomáticos o que conviven con ellos). El problema es que no se sabe si después de hacer la prueba y determinar que son asintomáticos, pueden aparecer los síntomas.

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, explicó que en todas las enfermedades infecciosas hay personas que se contagian, pero no presentan síntomas. 

¿Por qué hay asintomáticos?

Según Gutiérrez, esto puede ser por causas asociadas a la susceptibilidad genética, es decir, a las características propias de cada persona que se heredan y que dan la posibilidad de infectarse y de reaccionar ante el virus mucho o poco a pesar de no haber recibido la vacuna o el medicamento contra el virus. 

Gutiérrez indica que en el mismo contexto está el umbral del dolor. Esto significa que hay personas que ante un dolor de cabeza, un malestar general e inclusive algo de fiebre, no lo perciben ni lo manifiestan.

Por otro lado menciona un componente sicológico que hace que unas personas no informen de sus síntomas o los confundan.

“Ante la información de que el 80% de los casos son asintomáticos y que los síntomas son similares a una gripa, una persona con síntomas leves puede quedarse en su casa y no darse cuenta que realmente lo que tiene es el virus. Esta persona pasa por asintomática a pesar de haber tenido síntomas leves”, señaló la profesora.

Vélez aseguró que que hay personas con un sistema inmune más fuerte que otras. “Se sospecha que en los países donde se aplica la vacuna contra la tuberculosis la población tiene mayor inmunidad que en los países donde no se aplica sistemáticamente esa vacuna”, comentó.

El profesor indicó que hay múltiples factores relacionados con la mayor o menor susceptibilidad a la infección, entre ellos el tipo de sangre pues una asociación estadística parece mostrar que a las personas que tienen AB, B u O les da con menos gravedad que los que son A, pero resaltó que son observaciones preliminares.

Durante una presentación en la Universidad Javeriana, la epidemióloga Zulma Cucunubá, explicó que se sabe que entre menor edad hay más probabilidad de ser asintomático y entre mayor edad más probabilidad de tener síntomas.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

Según la OMS, el riesgo de contraer COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen el virus solo presentan síntomas leves. “Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados”, aclara la organización en su página web.

En el caso del Covid-19 hay poca información sobre los asintomáticos, ¿qué tanto se puede demorar la ciencia en recolectar  esa información y qué tan importante es tenerla para la contención de la epidemia?

Gutiérrez calcula que la epidemiología se demora hasta tres años para poder tener una historia completa del comportamiento de una pandemia como la del Covid-19, pero aclaró que eso no quiere decir que cada población no pueda ir recolectando y notificando lo que va observando o no pueda ir entregando los resultados de proyectos de investigación puntuales. 

“La importancia de tener la información completa radica en que esta genera políticas públicas para el manejo de situaciones similares, destapa falencias crónicas en los servicios de salud, evidencia la importancia de la formación de científicos que colaboren en los procesos de contención de estos sistemas, evidencia falencias de comunicación y de apropiación social de la ciencia así como de comprensión de temas científicos y hace evidentes los problemas de conectividad. Lo más grave que evidencian estos problemas son las inequidades sociales y los efectos que esto tiene en la población”, indicó la doctora en virología.

El director del Pecet le dijo a Colombiacheck que es muy importante detectar a los asintomáticos para cortar la transmisión de la enfermedad antes de que los síntomas se manifiesten, por lo que ese programa presentó ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación un proyecto para cuantificar los asintomáticos en Colombia a partir de los contactos, una tarea que describió como compleja.

La epidemióloga Cucunubá explicó en la charla en la Universidad Javeriana que el sistema de vigilancia de casos se basa en la identificación de las personas con síntomas para hacerles las respectivas pruebas y estimó que, en promedio, “uno de cada tres casos importados pueden ser fácilmente detectables”.

“Pensamos que sí son transmisores, pero desconocemos el mecanismo y no sabemos en qué proporción lo son con respecto a los sintomáticos”, le dijo la epidemióloga al diario El Espectador.

¿Una persona puede contraer el virus y presentar síntomas mucho después del periodo de incubación?

Según la OMS, “el «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días”. La organización aclara que esas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

Teniendo claro eso, Vélez dijo que sí se pueden presentar síntomas mucho tiempo después de la incubación, debido a que ese periodo de incubación es variable según la enfermedad, la persona y otras factores.  Explicó también que cuando la cantidad de virus al que se expuso la persona es muy grande el periodo de incubación se acorta y hay más tendencia a que la infección sea de mayor magnitud y al contrario.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus