Pasar al contenido principal
Viernes, 31 Julio 2020

Explicador: La historia detrás de la acusación de China a Kazajistán por una neumonía

Por Chequeado

El Ministerio de Salud del país asiático desmintió rápidamente las versiones chinas sobre la "neumonía desconocida" y, según las autoridades kazajas, se trata de simples casos de neumonía que coinciden epidemiológicamente con la COVID-19.

Este artículo fue publicado originalmente por Chequeado el 14 de julio de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Covid

Desde el viernes último diversos medios nacionales se hicieron eco de una noticia que, en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, causó temor. La embajada China en Kazajistán advirtió de una supuesta nueva neumonía desconocida en ese país que sería más mortal que el propio coronavirus SARS-CoV-2 que provoca la COVID-19. Rápidamente Kazajistán salió a desmentir las versiones.

Algunos medios argentinos publicaron notas sobre la polémica entre los 2 países (Página 12 e Infobae), mientras que otros eligieron reproducir la alerta de China (Clarín y La Nación), con información de las agencias AFP y Télam. En otros países la polémica también se viralizó (acáacá y acá).

A continuación, te contamos en detalle la historia.

China advirtió por una “neumonía desconocida” más mortal que el coronavirus

La embajada de China en Kazajistán difundió el jueves último por la plataforma WeChat un comunicado que advertía sobre una “neumonía desconocida” más mortal que el nuevo coronavirus, y señaló que la noticia había sido publicada por varios medios de comunicación de ese país.

“Desde mediados de junio, la incidencia de neumonía en [N.de R.: las ciudades de] Atyrau, Aktobe y Shymkent ha aumentado significativamente en comparación con el mismo período del año pasado. Actualmente, alrededor de 500 personas están infectadas y más de 30 están en estado crítico. En la primera mitad de este año, 1772 murieron de neumonía y sólo en junio murieron 628 personas, incluidos ciudadanos chinos”, afirmó con preocupación la embajada.

Además, destacó que la mortalidad por esta enfermedad es mucho mayor que por la nueva neumonía causada por el nuevo coronavirus y que “el Ministerio de Salud de Kazajstán y otras instituciones están realizando un estudio comparativo del virus de la neumonía, y la determinación final no ha sido aceptada”.

Para Kazajistán, una simple neumonía

Un día después, el Ministerio de Salud kazajo desmintió la advertencia china sobre la “neumonía desconocida” a través de un comunicado publicado en su página oficial, y de forma indirecta.

“Algunos medios chinos difunden información sobre casos reportados de una neumonía no conocida en Kazajistán que parece ser más letal que el coronavirus. El Ministerio de Salud de la República de Kazajistán oficialmente declara que esa información no es consistente con la realidad”, afirmó la cartera sanitaria, y estampó un sello de fake news a una nota del medio chino South China Morning Post.

Para las autoridades sanitarias de ese país estos casos son de neumonía, aunque en algunos casos no se especifica la etiología, es decir, el origen. Según justifican, los casos coinciden epidemiológicamente con el diagnóstico de la COVID-19, aunque los pacientes fueron testados negativos.

“La OMS introdujo códigos de neumonía en la Clasificación Internacional de Enfermedades – CIE 10, en los casos en que COVID-19 se diagnostica clínica o epidemiológicamente, por ejemplo con las opacidades de ‘vidrio esmerilado’ en los pulmones afectados, pero no es de laboratorio confirmado”, argumentan.

Como explicó el sitio de verificación de datos de ese país, Factcheck.kz, el ministro de Salud kasajistano, Alexei Tsoi, señaló un día antes que las cifras “no se esconden” y que hay “muchos casos fatales”. Según datos que brindó el ministro, en los últimos 6 meses 1.172 personas murieron de neumonía en Kazajistán.

De acuerdo con CNN, Tsoi detalló que los casos de neumonía en el país aumentaron más de 300% en junio último en comparación con el mismo mes de 2019, de 7.694 en 2019 a 32.724 en 2020, mientras que las muertes por esa causa lo hicieron en 129%.

Actualmente, el comunicado de la embajada china en el país asiático difiere del difundido originalmente. No habla de una neumonía “desconocida” ni tampoco se menciona que esa neumonía sería más mortal que el actual coronavirusChequeado contactó a la embajada china en la Argentina para conocer las razones del cambio en el comunicado, pero no obtuvo respuesta hasta el momento de la publicación de esta nota.

Qué dice la OMS

Michael Ryan, responsable de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó en una conferencia de prensa el viernes último que se está vigilando la situación de Kazajistán y que se está “trabajando con las autoridades sobre el terreno para investigar”.

Entre una de las posibles razones para explicar el aumento de casos registrados como neumonía se barajan fallas en los testeos.“Estamos analizando las pruebas reales y la calidad de las pruebas para asegurarnos de que no haya habido pruebas de ‘falsos negativos’ para algunas de esas otras neumonías que son negativas en forma provisional. Es probable que sea una de las principales causas de esto”, afirmó Ryan, y destacó la posibilidad de que muchos de los casos sean COVID-19 y no hayan sido diagnosticados correctamente. “Tenemos la mente abierta”, indicó.

De vuelta al aislamiento

Kazajistán tiene 59.899 casos de la COVID-19 y registra 375 fallecidos a causa de la enfermedad que provocó la pandemia que cambió al mundo. El país se vio inmerso en una cuarentena desde el 16 de marzo hasta el 11 de mayo último, cuando fue levantado el aislamiento.

Ante el aumento de casos del nuevo coronavirus sumado al aumento de casos de neumonía, el país volvió a la cuarentena a partir del 5 de julio último, restricción que inicialmente iba a durar 2 semanas. El presidente, Kasim-Yomart Tokáyev, informó hoy a través de su cuenta de Twitter que el aislamiento durará al menos dos semanas más.

Falta de transparencia en las cifras

Los medios kazajos denuncian la falta de transparencia en las estadísticas de salud y sostienen que las cifras oficiales sobre el coronavirus no reflejan la imagen real de lo que está sucediendo en el país. “Las autoridades de salud afirmaron que los pacientes con neumonía tuvieron pruebas negativas para el coronavirus, pero los pacientes mismos a menudo informaron que no hicieron las pruebas. Dejaron de hacer pruebas para los muertos, debido a que esto retrasó el funeral cada vez más”sostienen en una declaración conjunta 7 medios kazajos, -entre los que se encuentra el sitio Factcheck.kz-.

Por eso, crearon una base de datos propia para recolectar datos sobre las muertes por coronavirus y neumonía: los familiares de personas que hayan muerto por alguna de las dos enfermedades pueden sumar sus datos allí.

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Miércoles, 29 Abril 2020

Explicador: Soy víctima de violencia de género, ¿dónde puedo denunciar durante la cuarentena?

Por Sania Salazar

Hay alerta por el aumento de la violencia de género en Colombia en el último mes. Acá explicamos los tipos de violencia y recopilamos las principales líneas y rutas de atención nacionales y regionales.

En Colombia las autoridades han alertado sobre el incremento de casos de violencia de género durante la cuarentena por Covid-19 y varias de las administraciones locales han fortalecido y ampliado las rutas de atención para facilitar las denuncias.

En Bogotá se puede pedir ayuda en alrededor de 630 supermercados y droguerías, donde el personal activará la ruta de atención a petición de las mujeres que lo soliciten, y las secretarías de la mujer de Medellín y Antioquia dan consejos de autocuidado e informan sobre las rutas de atención a través de cartas sonoras, entre otras iniciativas.

El más reciente informe del Observatorio Colombiano de las Mujeres de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer sobre el comportamiento de las llamadas recibidas a través de la línea 155 entre el 25 de marzo y el 11 de abril de 2020, en comparación con el mismo periodo del 2019 concluyó que los reportes de violencia intrafamiliar aumentaron en un 142% (982 llamadas más). En el mismo periodo del año pasado se registraron 692 llamadas por ese delito.

En este artículo les explicamos qué es la violencia de género y les informamos cuáles son las rutas para denunciarlo en Colombia.

¿Qué es la violencia de género?

El Ministerio de Salud y Protección social define la violencia de género como “cualquier acción o conducta que se desarrolle a partir de las relaciones de ​poder asimétricas basadas en el género, que sobrevaloran lo relacionado con lo masculino y subvaloran lo relacionado con lo femenino. Son un problema de salud pública por las graves afectaciones físicas, mentales y emocionales que sufren las víctimas; por la gravedad y magnitud con la que se presentan y porque se pueden prevenir”. 

Unicef, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, resalta que aunque tanto históricamente como en la actualidad “el término se utiliza principalmente como una forma de poner de relieve la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas a las diversas formas de violencia en los lugares donde son víctimas de la discriminación porque son mujeres”, hay que recordar que la interpretación más amplia de la violencia de género también incluye tipos específicos de violencia contra hombres y niños.

¿Cuáles son específicamente ese tipo de violencias?

La violencia de género puede ser de tipo psicológico, verbal, físico o patrimonial. Aunque estas conductas se pueden dar a diario, a veces son difíciles de identificar.

“Culturalmente se ha entendido que es normal que una mujer sea violentada y las agresiones justificadas porque antes se consideraba que eran propiedad de los maridos. ‘Quién sabe qué hizo’, ‘jode mucho’ o ‘se lo buscó’ son expresiones que normalizan la violencia contra las mujeres y que dan cuenta de que hay un trabajo específico por hacer para desnaturalizar eso que no sucede con la violencia contra los hombres”, le dijo Juliana Martínez Londoño, Secretaria de las Mujeres de la Alcaldía de Medellín, a Unimedios, de la Universidad Nacional. 

Martínez Londoño también le aseguró a ese medio que la violencia contra las mujeres es prevenible y las señales de alerta son, por ejemplo, humillaciones en público, culpabilizaciones, negligencia y ejercicio de control sobre ellas, prohibiciones, chistes o bromas hirientes, amenazas de muerte, entre otras actitudes.

 

En entrevista con el Centro de Estudios sobre seguridad y drogas, Cesed, de la Universidad de Los Andes, Diana Rodríguez, Secretaria Distrital de la Mujer de Bogotá, indicó que de las llamadas que reciben por violencia el 50 por ciento son por violencia sicológica, el 28 por ciento de violencia física y el 14 por ciento de violencia económica.

“La violencia económica es, por ejemplo, que a la mujer le retengan el sueldo o no le den la plata para comprar algo de primera necesidad”, explicó Rodríguez, quien anotó que a veces esa violencia es difícil de identificar.

El colectivo La Ciudad en Voz de Mujeres tomó como referencia otros violentómetros para hacer uno en el que se reflejan los tipos de violencia que más se están registrando durante la cuarentena.

El objetivo de la herramienta es que las mujeres identifiquen diferentes tipos de violencia y midan el nivel de gravedad de cada una para que pidan ayuda. La propuesta está basada en las violencias físicas, económicas, sexuales, patrimoniales y sicológicas con más frecuencia durante la cuarentena en los hogares, explica el colectivo.

Violentómetro

“El violentómetro tiene tres niveles de medición: uno rosa, en el que se encuentran las violencias que son “más invisibles” o más normalizadas, las que nos cuesta percibir; uno azul, que es un nivel medio, en el que empiezan a hacerse más evidentes las afectaciones sobre nosotras y en donde empezamos a sentir que nuestra integridad puede estar en peligro; finalmente un nivel fucsia, donde las situaciones amenazan con afectar nuestra integridad física y la de los más vulnerables (niños, niñas) y nuestra vida en sí”, precisa. 

¿A dónde acudir durante la cuarentena para denunciar y buscar protección?

Hay líneas nacionales de atención como la 155 y la 122, (de la Fiscalía), pero algunas administraciones municipales y departamentales han diseñado rutas alternas:

En Bogotá está la Línea Púrpura (018000112137) que también tiene WhatsApp 3007551846 y correo lpurpura@sdmujer.gov.co. En el Valle del Cauca la línea de atención es la 106 y en Manizales, Caldas, está el correo denunciascomisariasdefamilia@manizales.gov.co.

La secretaria de la mujer de Bogotá también resaltó el programa Casas Refugio en el que acogen a las mujeres en riesgo de feminicidio por alrededor de cuatro meses con los integrantes de su núcleo familiar que sean menores de 18 años.

El colectivo La Ciudad en Voz de Mujeres recopiló varios números de atención:

Violentómetro2

¿Cuáles son los derechos de las víctimas?

El Ministerio de salud y protección social recuerda que las víctimas de violencia de género tienen derecho a:

  • Recibir atención integral a través de servicios con cober​tura suficiente, accesible y de calidad.
  • Recibir orientación, asesoría jurídica y asistencia técnica legal con carácter gratuito, inmediato y especializado desde el momento en el que el hecho constitutivo de violencia se ponga en conocimiento de la autoridad.
  • Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con sus derechos y con los mecanismos y procedimientos.
  • Dar su consentimiento informado para los exámenes médico-legales en los casos de violencia sexual y escoger el sexo del facultativo para la práctica de los mismos dentro de las posibilidades ofrecidas por el servicio.
  • Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con la salud sexual y reproductiva.
  • Ser tratada con reserva de identidad al recibir la asistencia médica, legal, o asistencia social respecto de sus datos personales, los de sus descendientes o de los de cualquier otra persona que esté bajo su guarda o custodia.
  • Acceder a los mecanismos de protección y atención para ellas y sus hijos e hijas.
  • La verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición frente a los hechos constitutivos de violencia.
  • La estabilización de su situación conforme a los términos previstos en la Ley.
  • A decidir voluntariamente si puede ser confrontada con el agresor en cualquiera de los espacios de atención y en los de procedimientos administrativos, judiciales o de otro tipo.