Pasar al contenido principal
Domingo, 02 Abril 2017

Pifia del Presidente revela incumplimiento en dejación de armas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Según el Acuerdo Final, ya debería estar en manos de la ONU el 60% de las armas de las Farc. Hasta la fecha solo han entregado 140, lo que genera incertidumbre. Colombiacheck verificó que el cronograma de la dejación se incumplió y encontró que aún no existe uno nuevo.

La dejación de armas ha sido un tema que ha permitido unir a defensores y opositores del proceso de paz, los ha unido en torno a la confusión. Primero fue la senadora uribista Paloma Valencia quien con vehemencia sostuvo que las Farc no entregarían las armas, algo que Colombiacheck desmintió en “La Dejación de armas despalomó a la senadora Valencia”.

El turno luego fue para el senador Roy Barreras, quien se pasó de optimista y por medio de un trino (que después borró) manifestó que la dejación de armas de las Farc sería mucho más rápido de lo que inicialmente se pactó. Colombiacheck también desmintió esa afirmación por medio del chequeo “Roy Barreras mete y saca la pata en Twitter”.

Pasó el tiempo y nuevos personajes se refirieron al tema, pero el más importante fue Juan Manuel Santos, el presidente de los colombianos, quien trinó algo tan descabellado y falso, que en breve tuvo que eliminar el tuit de su cuenta de Twitter.

Tuit del presidente Santos sobre entrega de armas de las Farc

El 17 de marzo el Presidente se dejó llevar por la premura de las redes sociales y trinó que 14.000 armas de las Farc ya estaban en poder de la ONU, algo que resultó totalmente falso por lo que el primer mandatario tuvo que eliminar su tuit, claro está, sin retractarse por la avalancha desinformativa que generó. Se limitó a borrar el tuit y a publicar uno nuevo en el que manifestó:

 

 

El Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) de la ONU negó tajantemente que haya recibido ese número de armas, aunque claro, lo hizo de manera diplomática por medio de un comunicado, el mismo 17 de marzo, después del trino eliminado.

“La Misión de la ONU tendrá el número total del inventario de las armas de las Farc cuando se concluya el proceso de registro e identificación, que está en curso. Grupos de observadores de la Misión ya se encuentran en campamentos de las Farc para la observación de las armas allí presentes. En estos sitios, la Misión recibirá progresivamente las armas bajo el monitoreo de sus observadores”.

En la misiva el MM&V aseveró que están trabajando en el inventario de las armas de las Farc y que hasta ahora solo tienen 140 armas dejadas por los farianos.

Colombiacheck, más allá de desmentir lo que el propio mandatario eliminó de su cuenta de Twitter o de advertir de la imprecisión de Santos, lo que ya realizó Las Dos Orillas, aprovecha este error para aclarar cómo va el panorama de la dejación de armas por parte de la guerrilla de las Farc y, sobre todo, señalar que en este tema en particular, se viene incumpliendo abiertamente con el Acuerdo Final.

¿Incumpliendo lo pactado?

“La Misión de la ONU en Colombia ha recibido 140 armas individuales de hombres y mujeres de las Farc quienes integran el Mecanismo de Monitoreo y Verificación. Ello corresponde a las etapas anunciadas el 28 de febrero”, dice uno de los apartes del comunicado.

Esa fecha, el 28 de febrero, pasará a la historia porque fue el día en que el Gobierno y las Farc decidieron realizar la dejación de armas de manera diferente a como quedó planteado en el Acuerdo Final promulgado en el Teatro Colón.

Según lo pactado en el Acuerdo Final, el día D+90 las Farc tendrían que dar el primer 30% de las armas en su poder. Ese D+90 ya pasó, era el 1 de marzo, la misma fecha que el MM&V señaló para iniciar “el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc”.

El primer plazo para entregar el 30% de las armas de las Farc venció el 1 de marzo y el segundo plazo para entregar otro 30% también se cumplió ayer, 1 de abril. Sin embargo, por diferentes inconvenientes de ambas partes solo hasta el 1 de marzo se logró un consenso “para iniciar sin más demora el proceso de dejación de armas”. Por eso se puede afirmar que ambas partes incumplieron el literal 3.1.7.1 concerniente al procedimiento para la Dejación de las Armas que sin ambigüedades estableció:

“La recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual que permanece en poder de los (as) integrantes de las Farc dentro de los campamentos en las zonas se hace de manera secuencial y en tres fases así: Primera Fase: D+90, el 30% (1 de marzo), Segunda Fase: D+120, el 30% (1 de abril) y Tercera Fase: D+150, el 40% (1 de mayo), según la hoja de ruta del cronograma de eventos acordada por el Gobierno Nacional y las Farc que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final”.

Aunque se incumplió con la primera fecha para la dejación de las armas, lo que sino cambió en la hoja de ruta señalada ese 28 de febrero es que sí habrá una dejación de armas de manera escalonada y que se mantiene el plazo del día D+180 como fecha máxima para la dejación de todas las armas de las Farc, “ la Misión empieza el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc que debe concluir, por acuerdo entre las partes, el día D+180, es decir el próximo 29 de mayo”, sentenció el comunicado del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU .

¿De dónde surgió la confusión presidencial?

En un mundo ideal esta pregunta la tendría que responder el primer mandatario de los colombianos, lo buscamos pero no fue posible obtener una respuesta.

Santos o la persona que le gestiona sus redes sociales, podrían haberse dejado llevar por cifras parecidas pero muy muy diferentes. Según el MM&V, las primeras armas que se entregaron fueron solo 140 y no 14.000 como sostuvo el Presidente. Sumarle dos ceros al 140 resulta fatal a la hora de hablar de armas o de cualquier cosa.

Las 140 armas a las que se refirió el MM&V son de 140 integrantes de las Farc que hacen parte del comité de verificación y ya trabajan en distintas labores de monitoreo, por ende dejaron las armas.

De acuerdo al informe del secretario general sobre la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, con corte al 24 de marzo de 2017, además de las 140 armas que entregaron estos farianos miembros del MM&V, lo que sigue es que “en breve” los demás integrantes de las Farc designados para promover actividades relacionadas con la paz, dejen sus armas en la Misión de la ONU. Pero eso todavía no ocurre.

¿Se cambió el cronograma de la dejación?

La respuesta es sí. Como ya lo mencionamos anteriormente las fechas pactadas para la dejación de armas se han incumplido abiertamente, de acuerdo con la ONU, el hecho de no tener listos los campamentos y las zonas a donde llegaron las Farc, contribuyó en gran manera al retraso de varios puntos del acuerdo, como la dejación de armas.

Si se incumplió con el cronograma, ¿hay listo uno nuevo para la dejación de armas? Respecto al tema Jean Arnault, director de la Misión de la ONU en Colombia, explicó en rueda de prensa del 29 marzo que “en los próximos dos días vamos a acordar con las Farc y en coordinación con la fuerza pública un cronograma detallado de este proceso de recolección y traslado de las armas en caletas a los contenedores”.

Hasta la fecha de publicación de este chequeo no se ha conocido el nuevo cronograma pero lo cierto es que sí habrá uno nuevo y que la fecha del D+180 (29 de mayo) para la dejación de la totalidad (100%) de las armas es un plazo que ambas partes quieren cumplir.

 

Actualización

En comunicado del 4 de mayo el MM&V anunció que el 5 de mayo ya tendría 1.000 armas más provenientes de las Farc, lo que sumaría unas 1.140 armas dejadas por los farianos. Sin embargo, el MM&V no se pronunció en lo absoluto sobre el incumplimiento en el Acuerdo Final referente a que el día D + 150 (1 de mayo) ya las Farc deberían haber dejado la totalidad de la armas. En entrevista con Red Más Noticias Iván Márquez, miembro de las Farc, sostuvo que la organización guerrillera solicitaría formalmente al MM&V una extensión para permanecer en las Zvtn y así poder culminar con la dejación de las armas. La extensión sería hasta el día D + 270, es decir, contrario a como se planteó en el Acuerdo Final en el que se estableció que los farianos estarían en las Zvtn hasta el D + 180 ó 29 de mayo.

Respecto al tema, el vicepresidente de los colombianos, Óscar Naranjo, sostuvo que "el plazo de dejación de armas no se va a modificar".

Martes, 12 Diciembre 2017

Santrich: “Farc han hecho no menos de 10 actos de reconocimiento de responsabilidades”

Por Sania Salazar

La frase es de Jesús Santrich, de la Farc. La calificamos de Aproximada.

En el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y la Farc quedó el compromiso expreso del Gobierno en apoyar “Actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva”. Seusis Pausivas Solarte, más conocido como Jesús Santrich, de la Farc, aseguró durante un foro sobre el balance de la implementación del Acuerdo Final, el pasado 1 de diciembre, que han hecho por lo menos 10 de esos actos.

El excombatiente y actual candidato a la Cámara de Representantes por el partido político que conformó esa guerrilla mencionó siete actos:

1.Acto de reconocimiento de responsabilidad ante las víctimas de Bojayá

2. De la masacre de La Chinita

3. Del secuestro y asesinato de los diputados del Valle del Cauca

4. Acto privado de perdón por las “retenciones” cometidas a los largo del conflicto

5. Encuentro de reconciliación con las víctimas del club El Nogal

6. Encuentro de reconciliación con la comunidad de Granada, Antioquia

7. Encuentro con Constanza Turbay, a quien además de pedirle perdón por matar a su madre y a dos hermanos, le prometieron devolverle la tierra de la que la despojaron.

“Estos son algunos ejemplos”, concluyó Santrich. Durante su intervención se proyectó una diapositiva en la que se veían enumerados 11 actos.

Colombiacheck hizo un rastreo de prensa y encontró reseñados seis “Actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva”, que son los que están resaltados en el párrafo anterior.

Santrich no pudo precisar cómo, cuándo o con quiénes específicamente se realizaron tres de los actos enumerados en la diapositiva, además Colombiacheck no encontró registro de los 11 actos de los que habla el exguerrillero ni en la Oficina del Alto Comisionado para la Paz ni en medios de comunicación, por lo que califica la afirmación de Aproximada.

En la diapositiva se repetía la actividad con las víctimas del club El Nogal. Además, había un punto que decía “conversaciones con cinco grupos de a 12 personas víctimas del conflicto”, pero no se decía con precisión en qué lugar, cuándo o con quién se había hecho. Había otro punto que indicaba “reuniones con los W y los WA y Magdalena Medio”.

Colombiacheck entrevistó personalmente a Santrich y le pidió claridad sobre estos puntos, él se comprometió a averiguar, pues dijo no tener precisión sobre ellos e hizo alusión a que por su limitación visual no vio lo que decía la diapositiva. Dijo que no sabía qué era lo de las “reuniones con los W y los WA y Magdalena Medio” y aclaró que se han reunido varias veces con las víctimas de El Nogal. Finalmente no obtuvimos la información, pues según informó el grupo de prensa de la Farc Santrich “no tuvo tiempo de corroborar la información porque tuvo reuniones con el Gobierno”.

“El perdón es un asunto de la conciencia íntima, como la religiosidad, uno no puede estar esperando a que le pidan perdón, o a pedir perdón, sino que debe nacer de la conciencia íntima”, indicó Santrich y agregó que “hay que entender que es un proceso, una construcción, que eso no se puede matematizar, es una actitud abierta y permanente que debes tener”.

Estos actos de reconocimiento de responsabilidad fueron pensados para crear un ambiente favorable para la construcción de la paz en el marco del fin del conflicto con las Farc. “Con el fin de contribuir con la satisfacción de los derechos de las víctimas y marcar el momento simbólico de un nuevo comienzo”, dice el Acuerdo Final. Pero están pensados también para otros sectores de la sociedad que puedan haber tenido alguna responsabilidad en el conflicto armado. El Acuerdo no estipula un número específico de estos actos con los que deba cumplir la Farc. En el Acuerdo se indica que son la “expresión de voluntad de contribuir a un definitivo Nunca Más”, además, que estos actos serán “formales, públicos y solemnes, y se llevarán a cabo tanto en el ámbito nacional como en el territorial”, precisa el Acuerdo Final.

Estos actos son independientes a la verdad que deben aportar los excombatientes al comparecer a la Jurisdicción Especial para la Paz.

Santrich resaltó que lo importante son las víctimas y que esas actividades se hacen según los requerimientos de ellas, quienes deciden si el acto es público o privado. Además, dijo que la Farc no está obligada a rendir cuentas sobre estos actos.

En la Oficina del Alto Comisionado para la Paz tienen registrados como actos oficiales el de Bojayá, el de La Chinita y el de los familiares de los diputados del Valle y, como no oficiales, el acto privado con los familiares de las víctimas de El Nogal y otro acto privado en Granada, Antioquia. Cinco en total. En esa dependencia corroboraron que la Farc no tiene obligación de reportar los actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva.

¿La Farc ya pidió perdón por el atentado del club El Nogal?

Aunque se conoció que las víctimas de El Nogal habían llegado a un acuerdo con la Farc para hacer una acto público de perdón por el atentado, Bertha Lucía Fries, líder de un grupo de víctimas de ese hecho, le explicó a Colombiacheck que han tenido varios encuentros privados, pero que concertaron la realización de un acto público en el que querían que estuviera el Papa Francisco aprovechando su visita a Colombia, en septiembre pasado. Pero el acto no se pudo realizar porque el Papa decidió no reunirse con ningún exguerrillero de la Farc.

Fries contó que aunque las víctimas de El Nogal y la Farc realizaron una jornada de reconciliación, a la exguerrilla le falta cumplir varios de los siete puntos que acordaron ambas partes, entre ellos, el de verdad, decir a quien estaba dirigida la bomba y por qué la pusieron.

La representante del grupo de víctimas contó que visitó una Zona veredal transitoria de normalización y que allí varios excombatientes le pidieron perdón y posteriormente la abrazaron al mismo tiempo.

“Trabajar en la reconciliación conjuntamente con quien te partió la vida, que la gente se dé la oportunidad de sentarse con su victimario a mirar cómo se reconcilian, que la gente salga liviana de esos encuentros”, ahí está, para Fries, la importancia de esos actos de perdón.