Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 16 Enero 2020

Camión botando basura a un río de la Amazonía fue grabado en 2015

Por José Felipe Sarmiento

Una nota que circula por Facebook presenta las imágenes fuera de contexto. Además, es inexacta sobre el afluente que recibe los residuos de la volqueta.

Según una supuesta noticia publicada el pasado 27 de diciembre, que circula por Facebook en México y Colombia, un “camión fue filmado tirando toneladas de plástico y basura al río Amazonas”. El artículo solo presenta fotogramas del video, no toda la grabación, tampoco da mayores detalles sobre el lugar de los hechos.

Captura de pantalla de la nota sobre camión tirando basura a un río

Colombiacheck encontró que la información es cuestionable porque el video es viejo y el contexto es inexacto.

Las fuentes de la nota son dos publicaciones en inglés en otras páginas, que dicen más o menos lo mismo, pero sí presentan el video. Una es del día anterior, 26 de diciembre, y la otra es de octubre de 2019. Pero al entrar al enlace de YouTube se puede ver que su contenido fue subido a esa red en 2015.

Una búsqueda inversa en Google, con la herramienta InVID, llevó a otra publicación de 2017 sobre contaminación de ríos en general, que usa una captura del vídeo como ilustración. Según el pie de foto, el río que recibe la carga de desechos es el Huallaga, en Perú, no el río Amazonas. Además, le da el crédito a Wikimedia Commons.

En este banco de imágenes aparece la foto con las coordenadas donde fue tomada. La descripción señala que es cerca de Tingo María, una ciudad peruana de unos 50.000 habitantes y capital de la provincia Leoncio Prado, en el centro del país. Al consultar la ubicación exacta en la vista satelital de Google Maps, la orilla del río se ve sin vegetación y con lo que parecen ser, en su lugar, los mismos montículos de basura que aparecen en el video.

El río Huallaga, en efecto, es el que pasa por ahí. No obstante, sus aguas van al río Marañón, más de 800 kilómetros abajo, que a su vez conforma el Amazonas al unirse con el Ucayali otros 350 kilómetros más adelante.

Esta imprecisión, junto con la fecha equivocada, hacen que la publicación que circula en Facebook sea cuestionable.

La Defensoría del Pueblo de Perú le pidió a la ciudad que cierre el botadero de basura La Muyuna, que queda en ese lugar, desde abril de 2018. El Ministerio de Ambiente firmó un convenio con la Alcaldía un año más tarde con ese propósito y abrió una licitación en agosto pasado para construir una celda transitoria de residuos sólidos en la zona para que fuera posible clausurar el basurero a más tardar en diciembre pasado.

Colombiacheck le escribió a la Alcaldía de Tingo María y su Gerencia de Gestión Ambiental y Defensa Civil para averiguar si se había cumplido con la meta en ese plazo y qué otras acciones se habían tomado para descontaminar el río y sus riberas. Sin embargo, no ha recibido respuesta.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 10 Abril 2018

La confusa respuesta de Vargas Lleras sobre la contaminación del aire

Por Colombiacheck

Al candidato le preguntaron por la contaminación en el país y contestó con una cifra inflada sobre deforestación. En su campaña anunciaron que presentarán la propuesta ambiental.

Durante el debate presidencial realizado por Teleantioquia y la revista Semana se les preguntó a los candidatos qué hacer con el tema ambiental y la contaminación en las ciudades capitales.

Mientras que los demás candidatos respondieron prometiendo, por ejemplo, promover el uso de vehículos eléctricos, utilizar energías renovables o que el desarrollo tenga un enfoque ambiental, Germán Vargas Lleras aseguró que el principal enemigo del medio ambiente es la ilegalidad y mencionó el reciente derrame de petróleo, en Barrancabermeja. Para redondear su respuesta también soltó esta cifra: “200 mil hectáreas se deforestan al año en este país”.

Colombiacheck contactó a los encargados de prensa de la campaña para averiguar en qué fuente basó el candidato la cifra. Nos indicaron que la fuente es el Ideam, que según la campaña, reportó en 2017 190.00 hectáreas deforestadas.

Pero según la última medición del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, publicada en 2016, en el país se deforestaron 178.597 hectáreas. Lo que quiere decir que en su respuesta en el debate Vargas Lleras aumentó el problema en 21.403 hectáreas, por lo que calificamos su afirmación de inflada.

Es más, aunque en la última medición se registró un aumento del problema en un 44%, en los registros de los últimos tres años las cifras no se han acercado a las 200 mil hectáreas. En 2015 fueron 124.035 y en 2014 el área deforestada se calculó en 140.365 hectáreas.

Lo ambiental no aparece dentro del plan de gobierno publicado en la página web de Vargas Lleras. En la oficina de prensa del candidato aseguraron que tienen una propuesta en esa materia, pero que no la han presentado, por lo cual no aparece todavía en la página.

La respuesta de Vargas Lleras sorprende si se tiene en cuenta que el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, fue nombrado en la administración de Juan Manuel Santos como cuota de Cambio Radical, el partido que creó Vargas Lleras y que hoy lo apoya en su aspiración presidencial.

A Murillo le ha tocado enfrentar los graves problemas que tiene el país para controlar la deforestación de bosques y cumplir con la meta que se planteó el gobierno Santos de reducir la tala en la Amazonía a cero en 2020.

Recientemente el funcionario confesó, en entrevista con El Colombiano, que la deforestación era su principal dolor de cabeza, y, en otra con El Espectador, reconoció que la meta real para acabarla (en la Amazonía) no sería en 2020 sino en 2022 o 2025.

En lo que sí atinó Vargas Lleras es en que el principal enemigo del medio ambiente son los actores ilegales. Según el último reporte del IDEAM los principales motores de deforestación están relacionados con el acaparamiento de tierras, los cultivos de uso ilícito, la minería y la tala ilegal.

En el ministerio de Ambiente le explicaron a Colombiacheck.com que ese acaparamiento de tierra es, por lo general, para la agricultura y la ganadería, que representa un 45%, seguida por los cultivos de uso ilícito con un 22% y la ejecución de obras de infraestructura 10%.