Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 28 Febrero 2019

Camiones fueron quemados del lado venezolano del puente, no en Colombia

Por José Felipe Sarmiento

En redes se ha dicho que los vehículos que llevaban ayudas a Venezuela fueron atacados en territorio colombiano, pero ya habían cruzado la frontera física.

La foto que circula por redes sociales es real. Los camiones que aparecen allí y el paisaje alrededor coinciden con los que se ven en las transmisiones en directo que diversos medios de comunicación hicieron el pasado 23 de febrero desde el puente internacional Francisco de Paula Santander, en la frontera Colombia-Venezuela.

Los vehículos llevaban ayuda desde Cúcuta para la población venezolana. Aparecen humeantes porque fueron atacados y quemados antes de pasar el puesto de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que les bloqueaba la entrada a su país.

Eso no quiere decir que todavía estuvieran en territorio colombiano, como aseguran muchos usuarios en internet, incluidos el senador Gustavo Petro y la activista María Fernanda Carrascal. Esa información es falsa. Los vehículos ya habían cruzado la frontera física entre los dos países y, por ende, ya se encontraban en Venezuela cuando fueron incinerados.

Imagen viral en redes sobre ubicación de los camiones quemados.

La Cancillería colombiana hizo la aclaración por medio de un mensaje en un chat para periodistas: "(los camiones) cruzaron por el puente Francisco de Paula Santander hasta el lado venezolano, (el incendio) sí se dio en ese territorio y NO en el lado colombiano, como se ha especulado". Adjuntó una imagen en la que señaló qué orilla del río Táchira le corresponde a cada país.

Imagen enviada por la Cancillería donde señala qué lado del río y extremo del puente le corresponde a cada país.

Colombiacheck, además, buscó el tratado bilateral López de Mesa-Gil Borges, que definió la frontera en 1941 para verificar. En ese punto, ambos estados acogieron como definitivo el límite establecido por el laudo arbitral suizo en 1922: la línea media del río.

En 1925, por medio de un intercambio de notas diplomáticas (que también se encuentran en el enlace del laudo suizo), se convino que la jurisdicción de cada país llega hasta la mitad del "puente sobre el río Táchira". También que Colombia y Venezuela lo reconocen como “neutral” en caso de cualquier guerra.

En las imágenes es evidente que los camiones quemados ya habían superado el punto medio del puente y la línea media del río. De hecho, estaban justo al frente los oficiales de la Guardia que les impedían pasar el control fronterizo. Esto se puede comparar con un mapa satelital del sitio, en el que las vallas y el puesto de los guardias del lado de Venezuela coinciden con los observados en las fotografías.

Captura de Google Maps con señas de la ubicación de los camiones quemados

Foto de los camiones incendiados en la frontera con señas del mapa anterior.

El geopolítico Francesco Mancuso, experto en relaciones internacionales de Sudamérica y profesor de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, también confirmó ese análisis. De paso, señaló que tampoco se violó la neutralidad del puente “porque los camiones fueron atacados al ingreso a Venezuela, ya muy cerca del ‘checkpoint’, pero pudieron salir de Colombia y transitaron hasta el otro lado”.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 26 Agosto 2020

Colombia sí fue portada del NYT, pero no ‘por la pobreza que ha traído Duque al país’

Por Laura Bayer Yepes - RedCheq

Es cierto que Colombia salió en el periódico estadounidense, pero hace más de un mes y la publicación original no habla de las medidas que ha tomado el gobierno ante la crisis económica generada por el COVID-19.

Un mensaje compartido más de 3.000 veces en Facebook, y reenviado varias veces a través de WhatsApp, afirma que “Colombia es portada del New York Times por la pobreza que ha traído Duque al país”. 

Agrega, además, que “uno de los periódicos más importantes del mundo [The New York Times]” revela “la pobreza en el país por causa de la pandemia y las pocas medidas que ha tomado el ‘presidente’ Duque para salvar a los más vulnerables de la hambruna”.

En el mensaje, se puede observar un fragmento de la portada de la edición impresa de The New York Times del 12 de julio de 2020, en el que se encuentra la fotografía de un niño con un tapabocas, captada en Bucaramanga por el fotógrafo Federico Ríos, acompañada de un pie de página que describe el éxodo inverso de refugiados venezolanos en medio de la pandemia del COVID-19 y debajo de este, un artículo titulado “En pandemia, para los pobres de Colombia, la esperanza ha terminado”.

Desinformación

El texto con el que circula la fotografía pertenece al portal pluralidadz.com, en el que se afirma que “la pandemia e Iván Duque tienen a los colombianos más pobres según The New York Times”.

Colombiacheck califica esta publicación como cuestionable, pues aunque un reportaje que tuvo como escenario a Colombia sí salió en el diario estadounidense el mes pasado, el mensaje con el que se está difundiendo la portada no corresponde al contenido publicado por el periódico. 

La fotografía y la información de la portada, como ya lo habían anotado nuestros colegas de La Silla Vacía, se refieren a un reportaje que cuenta diversas historias en diferentes ciudades de Colombia sobre lo que la pandemia por COVID-19 ha significado para los colombianos de más bajos recursos y los refugiados venezolanos en el país. 

Al verificar el artículo completo que salió en The New York Times, llamado “La pandemia amenaza con ampliar la desigualdad en América Latina”, hecho por las periodistas Julie Turkewitz y Sofía Villamil, y el reportero gráfico Federico Ríos, se puede constatar que no relata ni describe hechos, causas o consecuencias de las decisiones del Gobierno para intervenir los efectos de la pandemia en la economía del país. 

En cambio, el reportaje desglosa historias de colombianos y venezolanos en Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cúcuta, las ciudades que las reporteras recorrieron en su viaje de recolección de entrevistas y fotografías. Cuentan cómo una mujer recicladora se quedó sin sustento porque sus clientes cerraron; cómo un cultivador de fresas debió tirar su cosecha y despedir a sus recolectores; cómo familias venezolanas pasaron las noches en parques, plazas y terminales de transporte esperando regresar a su país, entre otras experiencias que ejemplifican los efectos de la llegada del COVID-19 a Colombia. Pero no mencionan que esto sea consecuencia de “la pobreza que ha traído Duque”.

Por lo tanto, las afirmaciones del mensaje que circula por la cadena de WhatsApp, como “Dolorosa publicación que le dio la vuelta al mundo y deja mal parado a las políticas sociales del presidente de Colombia Iván Duque” y “El reportaje indica que Colombia deberá iniciar de nuevo”, constituyen una opinión del emisor original de este mensaje y hacen que esta publicación sea cuestionable.