Pasar al contenido principal

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Martes, 29 Junio 2021

Cifra de 3.107 bloqueos en el Paro Nacional citada por Valencia es contradictoria

Por Andrés Felipe Martínez

Este artículo forma parte del chequeo múltiple a un video en el que la senadora del Centro Democrático hizo varias críticas al Paro Nacional 2021.

En sus primeros minutos de video, la senadora Valencia menciona varias cifras sobre afectaciones en el marco del Paro Nacional, incluyendo el recuento de bloqueos en vías.

“Colombia en este paro pacífico lleva 3.107 bloqueos y dictadores entonces empiezan a aparecer”, dice Valencia mientras el video muestra imágenes del senador Gustavo Petro. 

Consultamos a la senadora sobre la fuente de información de todos los datos que dio en el video objeto de este Chequeo Múltiple, pero no obtuvimos respuesta de su parte hasta el momento de publicación. Sin embargo, esto es lo que encontró Colombiacheck al revisar cada una de las cifras que dio Valencia en este apartado del video:

Pudimos constatar que la cifra de bloqueos fue tomada de un informe del Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, publicado el 9 de junio, que incluye el conteo de bloqueos en vías del país desde el 28 de abril hasta el 2 de junio. El informe está disponible para revisar aquí.

Consultamos al Ministerio de Defensa sobre cómo se calcula el número de bloqueos y nos respondieron que los datos incluyen “cualquier afectación a un eje vial”. 

De acuerdo con la cartera, “se define bloqueo como la obstaculización temporal o permanente, selectiva o general de las vías o la infraestructura de transporte”, teniendo en cuenta el Artículo 353 del Código Penal. 

Sin embargo, encontramos una contradicción en el informe oficial, pues si bien en el total de bloqueos se cuentan 3.107, cuando se desglosa por departamentos, la cifra suma 843.

Consultamos al ministerio y a la Policía Nacional por esta diferencia en las cifras pero no obtuvimos respuesta. 

La contradicción se presenta varias veces en el informe. En el siguiente párrafo no coinciden las cifras de cada departamento con el porcentaje sobre el total:

“En los 36 días de Paro Nacional, se han presentado 3.107 bloqueos (...) las zonas con mayor concentración de bloqueos son: Valle del Cauca 230 (27%), Cundinamarca 75 (8,9%), Bogotá D.C. 64 (7,6%), Risaralda 59 (7,0%), Boyacá 57 (6,8%) y Cesar 43 (5.1%)”.

Es decir, si en el Valle del Cauca los bloqueos son 230, no correspondería al 27 % de los 3.107 bloqueos, sino al 7,40 %. En el caso de Bogotá, los 64 bloqueos representarían el 2,05 % del total; no el 7,6 %. Y así pasa con el resto de departamentos mencionados.

En ese sentido, al no tener la aclaración por parte de la Policía Nacional, y ser esta la única entidad que lleva el registro del número de bloqueos, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, no podemos contrastar este dato ni calificar su veracidad. Por ello, concluimos como Inquequeable la cifra compartida por la senadora Paloma Valencia en su video. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 10 Abril 2019

En el archivo: ley estatutaria de JEP no da impunidad para reincidentes

Por Colombiacheck

Paloma Valencia repitió un argumento falso en contra de la JEP, diciendo equivocadamente que las objeciones a su ley estatutaria son necesarias para que reincidentes sean investigados por la Fiscalía.

Este 9 de abril, la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia trinó un mensaje en apoyo a las objeciones a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, enviadas por el presidente Iván Duque al Congreso. En ese mensaje, dijo:

"¿Ud está de acuerdo con que quienes reincidan en crimen habiendo recibido beneficios de las JEP, sean investigados por la Fiscalía? Si es así ud está #DeAacuerdoConLasObjeciones".

Trino Paloma Valencia

Sin embargo, como ya habíamos explicado en un chequeo reciente titulado "Ley estatutaria de la JEP no da impunidad a exguerrilleros que vuelvan a delinquir", este argumento es falso.

En esa publicación escribimos que, 

en general, los exguerrilleros de las Farc que se sometieron a la JEP y que cometan delitos después de la Firma del Acuerdo Final serán juzgados por la justicia ordinaria y se arriesgan a perder los beneficios de la JEP, jurisdicción que debe revisar si la nueva falta va en contra de los compromisos adquiridos ante ella.

Esto está explícito en el artículo 5 del acto legislativo 01 de 2017, que dice que “si con posterioridad a la entrada en vigencia de este Acto Legislativo y a la finalización del proceso de dejación de armas algunas de las personas sujetas a la jurisdicción de la JEP cometiera un nuevo delito, este será de conocimiento de la jurisdicción ordinaria”. 

Además, precisamos que

En el Acuerdo Final, en efecto, se estableció que la JEP se aplicará “únicamente a conductas cometidas con anterioridad a su entrada en vigor”, es decir antes del 1 de diciembre de 2016.

Y también es cierto que la Corte Constitucional le hizo una modificación a este límite. El cambio se refiere específicamente a los delitos de “ejecución permanente”, que son los que se prolongan en el tiempo, como el secuestro, que no cesa hasta que aparezca la víctima.

En 2017 la Corte, al revisar el acto legislativo 01 de 2017determinó que los casos de delitos de ejecución permanente (que hayan comenzado antes del 1 de diciembre de 2016 y no hayan terminado después de esa fecha) serán juzgados por la JEP.

En la Sentencia C 080 de 2018 en la que la Corte Constitucional revisó la constitucionalidad del proyecto de ley estatutaria de la JEP también se refiere al tema y deja claro que “si se trata de acciones posteriores al 1 de diciembre de 2016, que no se hallen conectadas con un delito de ejecución permanente iniciado antes del 1 de diciembre de 2016 o con el proceso de dejación de armas, configurarán un nuevo delito y su conocimiento será de competencia, como ya se dijo, de la jurisdicción ordinaria”.

Hay que recordar también, que uno de los requisitos principales para ser aceptado por la JEP y recibir los beneficios que otorga es garantizar la no repetición, es decir no volver a cometer delitos.