Pasar al contenido principal
Miércoles, 29 Enero 2020

Citan mal a Vivanco para acusar a Farc de asesinar a líderes sociales

Por José Felipe Sarmiento

El director de Human Rights Watch para las Américas menciona a las disidencias de la exguerrilla entre otros responsables de esos crímenes, pero en redes usan esto contra el partido político.

Un trino viral le atribuye a la ONG internacional Human Rights Watch (HRW) el haber dicho que “los autores de los asesinatos de Iíderes sociales son Farc, ELN y CIan del Golfo” y adjunta un video en el que su director para las Américas, José Miguel Vivanco, supuestamente da esas declaraciones. El mensaje es cuestionable porque la cita está mal y va en la misma línea de otras palabras que se le atribuyen falsamente en redes.

Tuit con cita errónea de Vivanco, que atribuye asesinatos de líderes a Farc

En las mismas declaraciones que adjunta la usuaria se evidencia que la frase textual del activista es diferente. Él no habla de las Farc, que dejaron de existir como guerrilla y se convirtieron en partido político tras firmar el Acuerdo Final de Paz del Teatro Colón en 2016, sino de sus disidencias. Estas surgieron de antiguos frentes que se negaron a continuar en el proceso y fueron expulsadas de la organización por sus máximos jefes, como ya ha explicado Colombiacheck en otras ocasiones.

Es decir, lo que realmente dice Vivanco, con base en datos de la Fiscalía, es que “no cabe duda de que quienes están detrás de estos crímenes son disidencias de las Farc, grupos sucesores del paramilitarismo como el Clan del Golfo y otros, que hoy en día los denominamos como bacrim [bandas criminales], y el ELN”.

El directivo de HRW hizo ese pronunciamiento el pasado 24 de enero, en una reunión con la Comisión de Paz del Senado. Quien le preguntó por el tema fue la senadora Paloma Valencia (a quien menciona en la grabación), que es copresidenta de esa célula del Legislativo. La congresista del Centro Democrático publicó el mismo video en un trino propio con la descripción correcta.

Al contrastar con imágenes publicadas por otros miembros de la comisión presentes y la cuenta oficial de la corporación, así como un reporte de RCN Radio y un video que la jefe de prensa del senador Roy Barreras le envió a Colombiacheck por WhatsApp, se confirma que la grabación es de ese día.

Sin embargo, también cabe aclarar que el orden en el que los grupos armados fueron mencionados por Vivanco no necesariamente responde al número de casos en los que cada uno ha participado. Según los datos públicos más recientes de la Fiscalía, que siguen siendo los de agosto pasado en los que se basó otro chequeo, 41,39 por ciento de los crímenes todavía no tiene un autor establecido y, entre los que sí han sido esclarecidos, solo 58,19 por ciento son atribuibles a organizaciones criminales.

En 17,51 por ciento por de los casos, estas pertenecen a la delincuencia común. Los segundos responsables más frecuentes son el Clan del Golfo y las disidencias (Grupos Armados Organizados Residuales, GAOR), con 11,86 por ciento de los casos cada uno. Les siguen el ELN con 7,91 por ciento, el EPL con 3,39 por ciento y los Caparros o Caparrapos con 2,26 por ciento. Mientras tanto, las Farc tienen dos señalamientos, que representan el 1,13 por ciento.

Es posible que el periodo analizado cubra meses o incluso años antes de la firma y entrada en vigencia del Acuerdo Final de Paz. Esto explicaría la inclusión de crímenes cometidos por la guerrilla en armas, pero no es seguro.

Según Alejandro Jiménez, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) dedicado a la documentación de estos asesinatos, el último líder que mató esa organización fue Genaro García, representante del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera en Tumaco, Nariño, el 3 de agosto de 2015. Incluso el autor del crimen, Juan Carlos Caicedo, le pidió perdón a la comunidad como condición de un preacuerdo con la Fiscalía en septiembre de 2016, antes de la firma del Acuerdo de Cartagena.

El analista también dijo que las Farc podrían haber estado involucradas en la desaparición de Henry Pérez Ramírez, líder campesino del corregimiento La Gabarra en Tibú, Norte de Santander. No se sabe nada de él desde el 26 de enero de 2016, pero en su caso también ha habido otras hipótesis, que han apuntado al ELN (que en su momento negó tenerlo retenido) y el EPL.

El ente acusador no le ha respondido a Colombiacheck cuál es la fecha de inicio de su conteo de 302 líderes asesinados en total hasta el comunicado de agosto. Aunque sus cifras se basan en los casos confirmados por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en Colombia, puede organizar la información de forma distinta porque esta le pasa un reporte semanal.

De todas maneras, sumando los informes anuales de esa institución desde 2017 y los datos que se conocen sobre 2019 y las primeras semanas de 2020, van cerca de 350 casos confirmados. Por su parte, el relator especial de la ONU para la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, documentó 323 desde la firma del acuerdo hasta finales del año pasado. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que los 177 esclarecimientos que cuenta la Fiscalía no implican que los responsables estén condenados o presos. La entidad incluye indagaciones en diferentes etapas. Hasta el comunicado de agosto, solo 33 tenían una sentencia, 55 estaban en juicio, 45 iban en imputación de cargos y 41 tenían orden de captura.

En cualquier caso, la afirmación es cuestionable porque tergiversa el contenido del video (que no todo el mundo ve), con una confusión grave entre las disidencias de las Farc y el actual partido político.

Jueves, 12 Diciembre 2019

No, indígenas del Cauca no están armados con tatucos

Por Ana María Saavedra

Unas fotos que muestran a indígenas con granadas de mortero hechizas están siendo usadas para señalarlos de narcos y guerrilleros. Pero las imágenes fueron tomadas en 2012 cuando la Guardia Indígena desmanteló unas caletas de las Farc en la vía a Toribío. 

Una serie de fotos de indígenas que cargan tatucos (granadas de mortero hechizas) están siendo difundidas en redes sociales con mensajes como “Los inocentes y tiernos narco-Indígenas del Cauca, que pecado, tan indefensos que están.....” o “Guardia indígena del MINGA: Movimiento Indígena Narco Guerrillero Armado”.

faceb

 

twi

Los señalamientos contra los indígenas del norte del Cauca se dan luego de que una delegación de la Guardia Indígena llegara a Bogotá para apoyar el Paro Nacional. Sin embargo, al realizar las verificaciones encontramos que las imágenes están siendo tergiversadas y que su contexto es otro.

Al contrario de lo que aseguran los mensajes en redes, los explosivos no son de los indígenas sino que se trata de un hallazgo por parte de la Guardia Indígena de una caleta con granadas de mortero. Estas fotos fueron tomadas por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin, el por el reportero gráfico de La Nación Sergio Reyes en julio del 2012.

En esa fecha, los indígenas del norte del Cauca se declararon en Asamblea Permanente y pidieron la salida de los grupos armados de su territorio, debido a la violencia que sufrían. Las poblaciones estaban en medio del fuego cruzado de los combates entre las Farc y el Ejército.

Esta situación fue denunciada por diferentes medios de comunicación como Verdad AbiertaBBC, La Silla Vacia, Semana, El Espectador y El Heraldo, que publicaron reportajes acerca de  la tragedia que vivía el pueblo Nasa. 

En Colombiacheck nos contactamos con Guiovany Yule, dinamizador político del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, (la ACIN es una de las asociaciones de cabildos que pertenece al Cric). Yule   nos dijo que las imágenes habían sido tomadas durante “actividades del ejercicio del control territorial en el que desmantelamos las caletas de las Farc en los territorios indígenas” en la vía entre Toribío y Santander de Quilichao durante una visita del entonces presidente Juan Manuel Santos.

 Aquí le contamos la verificación que hicimos de cada una de estas fotos. 

Foto 1

tat

 

Esta imágen ya había sido verificada en marzo y abril pasado por la Silla Vacia y AFP Factual cuando fue usada para desinformar durante la Minga Indígena, en la que los Nasa protestaron por el incumplimiento por parte del Gobierno de acuerdos anteriores.

Además, la imagen había sido compartida en enero del 2018 en Twitter por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

uribe

Sin embargo, al realizar una búsqueda inversa en google encontramos que la foto había sido publicada en julio de 2012 en el sitio web de la ONG colombiana Corporación Nuevo Arco Iris. En la publicación titulada “Cauca: ¿Una nueva etapa de la guerra?” aparece esta imagen con el siguiente pie de foto: “Indígenas del Cauca en la vía que conduce a Toribío retiran morteros”. El crédito de la foto dice que es del Tejido de Comunicación de la Acin.

El equipo de verificación de la AFP, se contactó con  Eduin Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la ACIN, quien les confirmó que la imagen fue tomada por esa organización en 2012 en una zona próxima a Toribío. Capaz les dijo que los proyectiles que allí aparecen fueron encontrados por los indígenas durante las "acciones de barrido" efectuadas por  la Guardia Indígena para expulsar a los guerrilleros de las Farc de su territorio.

Esa misma foto fue publicada por Caracol Radio para ilustrar la noticia Indígenas detienen a tres guerrilleros y les quitan las armas, del 18 de julio de 2012.

Foto 2

solo

Esta imagen en la que un miembro de la Guardia Indígena sostiene otra granada de mortero fue tomada en la misma fecha y contexto que la anterior. 

Al realizar la búsqueda inversa de la imagen en google encontramos que la imagen fue publicada en julio de ese año en el reportaje Toribío, entre la paz y la guerra del medio La nación, de Neiva. En la historia, publicada el 12 de julio de 2012, la periodista que visitó la zona relató que acompañó una delegación de los indígenas que se desplazaba hacia El Palo, corregimiento de Caloto, Cauca.  

“En el camino, la guardia indígena encontró cinco tatucos y bombas artesanales, escondidos entre la maleza. Eran granadas de mortero de 60 milímetros, fabricadas artesanalmente por la guerrilla y utilizadas para atacar a la fuerza pública. Los nativos retiraron las peligrosas cargas explosivas de la zona y las sacaron en camionetas, para desactivarlas”, publicó La Nación. 

Al contactar a la periodista Ginna Tatiana Piragauta, nos remitió a Sergio Reyes, reportero gráfico que la acompañó en el recorrido y autor de la imagen.

Reyes le dijo a Colombiacheck que se trató de una caleta de tatucos que se encontraron a orilla de una de las vías cerca a Toribío. “La Guardia Indígena los recogió y los puso a disposición de las respectivas personas que les correspondían”, dijo el fotográfico y agregó que las tres imágenes difundidas en redes corresponden a ese hecho.

Foto 3

foto 3

Al realizar la búsqueda inversa en google de esta foto, nos arroja que había sido publicada en noviembre de 2014 por la revista Semana para ilustrar la noticia del asesinato de dos indígenas Nasa por parte de las Farc. En el pie de foto dice “Guardias indígenas sostienen dos cohetes artesanales incautados a la guerrilla (...) ” y tiene el crédito del archivo de Semana.

Sin embargo, al analizar la imagen encontramos que uno de los indígenas de la camioneta con los tatucos aparece también en la primera foto que mencionamos. Además, Reyes nos aseguró que esa imagen había sido tomada en el mismo momento.

Con estas evidencias concluímos que las fotos no corresponden a indígenas armados con tatucos ni demuestran que sean narcos o guerrilleros, por esa razón calificamos los mensajes de redes sociales como falsos.