Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 26 Marzo 2020

Coronavirus (Covid-19) no es ‘mezcla de SARS, VIH, tuberculosis y malaria’

Por Ana María Saavedra

Un audio de WhatsApp asegura esto, pero ni esa afirmación, ni varias otras que menciona, tienen sustento científico.

En redes sociales circula un mensaje de una mujer, con acento paisa, que asegura estar realizando un doctorado en España. En el audio la mujer da datos alarmantes sobre el coronavirus que causa la enfermedad Covid-19. Y, entre otras cosas, dice que un amigo que “hackeó al gobierno chino” descubrió que el virus tiene “cuatro cadenas de ARN de VIH”.

La mujer dice que esa información fue corroborada por “Sergio”, quien “es virólogo y director de una unidad de Cuidados Intensivos”. 

Varios de nuestros lectores nos pidieron por redes que verificáramos este mensaje.

Primero, les recordamos no confiar en notas de voz con datos alarmantes y pocas fuentes. Este es el caso de este mensaje, que es revelado por una persona anónima y supuestas fuentes de información también anónimas.

La mujer asegura estar en España y ser estudiante de un doctorado, pero no explica en qué universidad, en qué ciudad, ni que tipo de doctorado. Los datos que entrega tanto de “Sergio”, el supuesto virólogo y director de una UCI, y de Jairo, el hacker, también son poco específicos.

Este tipo de fuentes anónimas y generales son comunes en los audios falsos, como ya lo hemos explicado en otros chequeos. Estas fuentes, que no se identifican, aseguran tener un acceso que realmente no poseen a información clasificada y sensible. Así buscan ganarse la confianza de quien escucha para poder engañarlo.

El SARS-CoV-2 y el VIH

“El virus tiene cuatro cadenas de ARN de VIH”, dice la supuesta académica. Luego, agrega que todos los gobiernos de Europa saben que “eso es una mezcla de SARS, coronavirus de los coronavirus de los lectopodos, que son los murciélagos, VIH, que es lo que produce el Sida, tuberculosis reforzada y malaria”.

Sin embargo esta información ha sido desmentida por la comunidad científica. Aparte que la palabra lectopodos no existe. Los murciélagos son quirópteros

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana, que causa el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (conocido como Sida). Mientras que ARN hace referencia a ácido ribonucleico, un tipo de molécula que forma el material genético de varios virus y que también se encuentra en varias células.

Pero, aunque tanto el SARS-CoV-2 como el VIH son virus y contienen ARN, ¿esto quiere decir que  esto demuestra que el virus es “una mezcla” de varios virus y enfermedades, como dice el audio?

La respuesta es no.

Hace unos días, el editor de temas ambientales, salud y ciencia del periódico El Espectador, Pablo Correa, publicó este trino.

Correa cita el artículo "Es improbable que el coronavirus haya surgido en un laboratorio’: científicos”.

En este artículo se cita un estudio publicado en la revista científica Nature en el que se indica que “es improbable que el SARS-CoV-2 surgiera a través de la manipulación de laboratorio de un coronavirus similar a un SARS-CoV”.

Dicho artículo lo habíamos mencionado en nuestro chequeo “No hay evidencia de que ‘el coronavirus venga de un laboratorio biológico de Wuhan”. 

En ese chequeo explicamos un gráfico que supuestamente demostraba que el virus tenía cuatro insertos. Para esto, citamos a Andrés Fandiño, médico epidemiólogo, doctorado en ciencias de la salud y profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle, quien analizó esos gráficos y nos explicó que “cuando habla de insertos no quiere decir que sea de un laboratorio, sino que son estructuras similares entre virus que son de familias similares”.

También aclaró que el hecho de que el SARS-CoV-2 sea de familias similares al VIH no quiere decir que este tenga cadenas de ARN del VIH.

Nuestros colegas de Health Feedback, uno de los miembros de la alianza #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN, ya habían desmentido esas supuestas inserciones de VIH en el SARS CoV-2.

Health Feedback explicó que la afirmación de que el coronavirus contiene inserciones del VIH “se basa en un estudio que comparó secuencias de proteínas extremadamente cortas entre el nuevo coronavirus de 2019 y el VIH, una práctica que probablemente dé falsos positivos. Los autores del estudio también pasaron por alto la verificación de posibles similitudes entre el 2019-nCoV [ahora llamado SARS-CoV-2] y otros organismos. Al final resultó que estas secuencias cortas de proteínas eran similares a muchos otros organismos, no solo el VIH, refutando así la afirmación de que 2019-nCoV contiene ADN del virus del VIH”.

En cuanto a la malaria, este no es un virus, sino una enfermedad causada por parásitos, del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles, los llamados vectores del paludismo. Y la tuberculosis es causada por bacterias (Mycobacterium tuberculosis). 

Es decir que la afirmación de que el nuevo coronavirus es “una mezcla de SARS, coronavirus de los coronavirus de los lectópodos, que son los murciélagos, VIH, que es lo que produce el Sida, tuberculosis reforzada y malaria” no tiene ningún sustento científico, como lo aseguró Correa en su trino.

Fernando Suárez Obando, director del Instituto de Genética Humana, también lo explicó  en este hilo de Twitter, en el que indica que ‘todas las características notables de SARS-CoV-2, incluido el RBD y el RRAR, están presentes en coronavirus relacionados en la naturaleza, no es plausible un escenario de origen artificial en un laboratorio’.

 Entonces, este audio que asegura el nuevo coronavirus es una “mezcla” es falso.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 06 Mayo 2020

Fotos de cuerpos en una playa no son de ‘muertos por COVID-19 arrojados al agua en Ecuador’

Por Ana María Saavedra

Tres de las fotos son de un naufragio en Libia en 2014 y otra es de Ecuador, pero de 2017.

Cuatro imágenes se han viralizado en redes sociales con el mensaje:

“Muertos por COVID-19 arrojados al agua en Ecuador estarían causando mortandad de peces en Perú (Imágenes fuertes). PESCADORES DE CHIMBOTE ASEGURAN QUE LAS AGUAS ESTÁN CONTAMINADAS Y ALERTAN A NO COMER ALIMENTOS DEL MAR”.

Las imágenes han sido compartidas tanto en Facebook como en Youtube y en un portal llamado La Piragua.

Sin embargo, al realizar una búsqueda inversa en Google de estas imágenes (1, 2, 3, 4) encontramos que las primeras tres corresponden a los cuerpos de migrantes muertos en el Mediterráneo, en las costas de Libia en 2014.

Estas fotos fueron tomadas de un video difundido acerca de la tragedia por el medio turco Habeler, con fecha del 26 de agosto de 2014. En la nota se asegura que “el número de personas que murieron como resultado del hundimiento del bote que transportaba inmigrantes ilegales africanos en Libia superó los 200”.

La cuarta foto es una imagen tomada por la Armada del Ecuador en 2017 y publicada por el diario El Telégrafo en la noticia “Tres pescadores fueron rescatados tras choque de lanchas en Anconcito”. En el pie de foto se indica: “la lancha Niña Darina sufrió daños materiales debido al impacto con otra embarcación”.

Otro de los datos que evidencia la falsedad de esta información difundida es que Chimbote, Perú, no queda cerca de la frontera con Ecuador. Según Google Maps, son 1076 kilómetros por carretera hasta la provincia de Guayas, que es la zona de Ecuador que vive la mayor crisis por el número de contagios y muertos por la COVID-19.

Al 3 de mayo, según la información oficial divulgada en el portal coronavirusecuador en esta zona del país iban 683 personas fallecidas confirmadas y 13.053 contagiados.

Con la búsqueda inversa de las imágenes también descubrimos que estas también han sido usadas para publicar desinformaciones en otros países. En mayo del año pasado, el medio de comunicación brasilero Boatos publicó una verificación en la que desmintió que ese video se tratara de personas muertas por un ciclón en la playa de Beira, en Mozambique.

Así que es falso que estas imágenes correspondan a cuerpos de personas muertas por COVID-19 arrojadas al mar en Ecuador.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus