Pasar al contenido principal
Miércoles, 12 Junio 2019

Corte Constitucional no ha prohibido lactancia materna en espacio público

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Tampoco ha decidido en contra del consumo de empanadas en la calle, como asegura un meme que circula en Facebook.

Una imagen publicada el pasado 8 de junio y compartida más de 10.000 veces en la red social difunde información falsa sobre lo que los magistrados de la Corte Constitucional han “prohibido y permitido” hacer en el espacio público.

Según el meme, mientras la corte prohíbe que las mujeres amamanten a sus hijos y que las personas coman empanadas en la calle, ha “avalado” que una pareja de homosexuales se bese y un grupo de jóvenes fume en el espacio público.

Meme Facebook

La polémica del meme se enmarca en la reciente decisión de la Corte Constitucional que tumba la prohibición del consumo de sustancias psicoactivas en espacio público.

Sin embargo, la información a la que refiere la publicación es Falsa.

Las prohibiciones

La Corte Constitucional nunca ha prohibido la lactancia materna en el espacio público. Por el contrario, ha tomado decisiones en varias sentencias que protegen a las mujeres en estado de embarazo y durante su período de lactancia.

Por nombrar unas de ellas, están la SU-075/18, T-030/18, la C-005/17 y la T-373/98 que proponen el amparo de los derechos fundamentales y la protección laboral reforzada a las mujeres en estado de embarazo y que están en periodo de lactancia afirmando que no pueden ser despedidas.

Por otro lado, frente a la supuesta prohibición de consumir empanadas en la calle, la corte no se ha manifestado hacia este respecto. Quien prohíbe este tipo de prácticas es el Código de Policía y precisamente, es posible que el meme utilice la multa de 835.000 pesos que unos agentes impusieron a un ciudadano en Bogotá en febrero de este año, con el propósito de desinformar.

La multa mencionada se produjo por el artículo 140, numeral 6 del Código de Policía, sin embargo, como contamos en un chequeo anterior hay quienes manifiestan que la norma fue malinterpretada. Por esta razón, un ciudadano demandó la misma y el caso está en la Corte para estudiar su constitucionalidad.

La foto que utiliza el meme en este punto ni siquiera es de Colombia. En ella aparece la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y fue publicada en su perfil de Facebook el 30 de septiembre de 2017.

Lo avalado

Sobre las manifestaciones de cariño de parejas del mismo sexo en espacios públicos, la corte no ha dicho nada al respecto. Lo único que ha hecho alrededor de este tema fue aprobar el matrimonio civil igualitario en 2016 a través de la sentencia 214.

Y finalmente, la Corte Constitucional decidió la semana pasada tumbar  dos normas del Código de Policía que prohibían cualquier tipo de consumo de licor y sustancias psicoactivas, y en cualquier lugar del espacio público; pero esto no significa que “avale” el consumo de estas sustancias en los parques.

Lo que dijo la corte en la sentencia que será emitida más adelante, es que el decomiso de las drogas y las multas por su consumo no son un medio justificable para promover la tranquilidad y la relaciones respetuosas en el espacio público.

En una nota del periódico El Tiempo que analizó la decisión se explicó sobre el fallo que “la corte señaló que una restricción debe atender circunstancias de cada caso, ser proporcional y razonable, pues no se puede partir de la premisa de que todo tipo de consumo en el espacio público altera la tranquilidad. Por eso, la Corte dijo que ‘otro tipo de norma o restricción diferente a la analizada en esta ocasión podrá ser expedida y dará lugar a un juicio de constitucionalidad, en caso de ser cuestionada’”.

Miércoles, 03 Julio 2019

El sector panelero sufre crisis de precios, pero estos varían en las regiones del país

Por Sania Salazar

El gremio panelero protesta en Colombia por los bajos precios del producto, pero no se puede hablar de tarifas fijas de producción y de venta, pues estas varían según la zona del país y de la calidad.

En un video publicado en Facebook el ingeniero agrónomo Hugo Rosas Romero, quien aparece en la grabación como Director Administrativo de Mercadeo en la Gobernación de Boyacá, asegura que producir un kilo de panela le vale más de 2.400 pesos a un productor, mientras que en el mercado ese kilo se vende a 1.200 pesos. En el video se anuncia el paro que el sector panelero convocó para el 28 de junio por los bajos precios del producto.

Colombiacheck califica la afirmación como cuestionable, pues si bien hay una evidente crisis de los precios de la panela en el país que confirman los productores y Fedepanela, la agremiación panelera, los precios del producto dependen de la región y de la calidad.

Colombiacheck llamó a la Gobernación de Boyacá, donde informaron que Rosas Romero ya no trabaja allí, también intentó contactarlo a través de Facebook y Twitter, pero hasta el momento no hemos obtenido respuesta. 

Carlos Guerrero, Director comercial de Fedepanela, le explicó a Colombiacheck que los costos de la panela dependen de la región, pero que en promedio en las zonas campesinas el costo de producción está alrededor de los dos mil pesos y que a las empresas formalmente constituidas, que cumplen con todos los parámetros de ley, la producción de un kilo les cuesta alrededor de 2.400, 2.500 pesos.

“Hoy los precios de mayoristas en el mercado están en el orden  de 1.300, 1.400 pesos y, claramente, la gente está perdiendo, un 60% de los costos del cultivo son de mano de obra en el proceso de cultivo, transformación y producción”, indicó Guerrero.

El director comercial de Fedepanela explicó también que los costos de venta de la panela normalmente son un 10% más cuando se hace a intermediarios locales, es decir, cuando un productor saca su panela para vender en los mismos mercados regionales, y que los costos comerciales para llegar a las cadenas y a los supermercados están en el orden del 30% al 70%, dependiendo de promociones, logística comercial, en los que hay que tener en cuenta procesos de de clasificación, selección y empaque y promociones comerciales.

Un estudio sectorial del mercado de panela en el Huila muestra que en esa zona del país en febrero de 2016 el precio de venta fue de $1.573/Kg, en promedio y en enero de 2017 alcanzó los $3.310/Kg, con un incremento promedio/mes de $167,48/Kg. Además, que el promedio global de los precios de venta fue de $2.320 por mes. 


Los productores

A Mario Arroyave, productor de panela en Neira, Caldas, una paca de panela, que contiene 24 kilos, le cuesta 47.000 pesos y la vende al público en su negocio Granero Central, en la plaza de Neira, a 50 mil pesos, lo que quiere decir que solo le gana tres mil pesos. El kilo de panela le vale 2.000 pesos y lo vende a 2.300, es decir, vendiendo al menudeo, le gana un poco más.

Arroyave explica que el precio de la panela también depende de la calidad, en su negocio, vende panela  de 2.000 pesos el kilo y de 2.300.

Para él, el bajo nivel de los precios se debe a que hay mucha producción.

Aunque Arroyave no recuerda un precio más bajo en los 10 años que lleva comercializando panela, no ha pensado en dejar de venderla “porque es un producto de primera necesidad”, concluye.

Guillermo García lleva 20 años produciendo panela en la finca La Rondalla, en la vereda Tareas, entre los municipios caldenses de Aranzazu y Neira. De costos de producción prefiere ni hablar porque asegura que está perdiendo plata, pero dice que vende la paca de panela, (de 24 kilos), a 45.000 o 46.000 pesos (1.916 pesos cada kilo). Lo que sí dice García es que la mano de obra es muy costosa, pues necesita entre seis y siete trabajadores para cortar la caña y en el momento de la molienda, que hacen cada 15 días, necesita dos personas más. Cada uno de esos trabajadores le cuestan entre 250.000 y 280.000 al mes. Es decir, esos 9 trabajadores le cuestan alrededor de 2.250.000 pesos al mes.

García vende alrededor de 140 pacas mensualmente y dice que la vende así sea a barata porque tiene que pagarle a los trabajadores y que como la caña no está dando plata y su finca no produce nada más, está pensando en despedir a los trabajadores. 

Para García los precios bajos se deben a las panelas baratas y de mala calidad que llegan de otros departamentos como el Valle del Cauca. Recuerda que hace unos cinco años vendía cada paca a 90 mil pesos. “Nadie frena eso, nos ayudaría mucho tener estabilidad en los precios”, concluye.


Tomado de un estudio de Fedepanela

 

Esta gráfica, de un documento de Fedepanela, muestra la inestabilidad de los precios de la que hablan los productores de Neira.