Pasar al contenido principal
Jueves, 21 Marzo 2019

De la Calle puso palabras sobre la JEP en la boca de Duque

Por José Felipe Sarmiento

Unas declaraciones del presidente sobre la ley estatutaria de la JEP causaron diversas interpretaciones en febrero. No es claro que al objetarla se haya contradicho a sí mismo, como afirmó el exnegociador.

El excandidato presidencial Humberto de la Calle, quien fue el jefe del equipo del gobierno de Juan Manuel Santos que negoció la paz con las Farc, le dijo al diario El País de España que “en el mes de febrero del año 2019 el presidente (Iván) Duque declaró que no iba a objetar la ley estatutaria (de la Justicia Especial para la Paz, JEP) porque no podía hacerlo, y porque no podía enfrentar a la Corte Constitucional”.

La versión del exnegociador hace parte una una entrevista publicada por el periódico europeo el pasado 15 de marzo. Cinco días antes, el mandatario colombiano objetó seis apartes del proyecto que consideró “inconvenientes” y, de esta manera, devolvió la iniciativa al Congreso para que decida si ratifica lo que ya había aprobado y que la Corte avaló o, por el contrario, le hace modificaciones que resuelvan las preocupaciones del Ejecutivo.

Para De la Calle, esta decisión fue contradictoria con el supuesto anuncio hecho con anterioridad por Duque. El excandidato se basó en la cita textual que trajo a colación el columnista Pascual Gaviria el pasado 13 de marzo en El Espectador. Según el texto, las palabras del presidente fueron:

“Yo no voy a entrar a controversias con la Corte Constitucional, tengo una preocupación, pero desafortunadamente esa preocupación no es objetable porque salió del texto… Es preferible tener ley estatutaria que no tenerla porque se necesitan normas claras y no la incertidumbre normativa”.

Duque sí usó esas expresiones a mediados de febrero. Primero, en el encuentro que sostuvo el 16 de ese mes con colombianos en Washington (Estados Unidos); luego, ante medios de comunicación tras su regreso a Colombia, el día 18. Las frases fueron retomadas en múltiples notas periodísticas. La mayoría se basó en un cable de la agencia Colprensa y varias titularon que el primer mandatario había descartado la objeción.

“Tengo una preocupación, pero desafortunadamente esa preocupación no es objetable porque salió del texto”, señaló el presidente en referencia a la inclusión en la JEP de los delitos sexuales cometidos contra niños en el marco del conflicto armado. El registro también quedó en video y fue presentado en Noticias Caracol y Noticias Uno, aunque con interpretaciones diferentes: respectivamente, que se estaba evaluando la decisión y que era probable la objeción ante las presiones del partido Centro Democrático.

Pese a la falta de claridad en el mensaje, Duque había expresado su intención de examinar en detalle la ley durante los días que tenía para ello desde antes de irse para Washington, en entrevista con RCN Radio el 15 de febrero. Además, el comunicado de Presidencia sobre la reunión con colombianos en la capital estadounidense ignoró las declaraciones de ese día sobre la JEP, es decir que no había un anuncio oficial sobre el tema.

La oficina de prensa solo destacó una respuesta al debate el 20 de febrero. Ese día, de nuevo, el presidente enfatizó en que el proyecto era “importante”, pero advirtió que se tomaría todo el plazo para evaluar el articulado, “obrando dentro de los tiempos que me da la ley”.

El 10 de marzo, finalmente, se materializaron las seis objeciones justo cuando se vencía el plazo para la decisión y Duque hizo el anuncio en alocución presidencial. Resulta cuestionable afirmar que esto contradijo su posición previa, porque nunca anunció expresamente que la fuera a sancionar.

Miércoles, 16 Noviembre 2016

La JEP “funcionará hasta por diez años”, un engaño del presidente Santos

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Con la firma del nuevo acuerdo de paz con las Farc comienzan a aparecer en el debate público nuevas imprecisiones sobre su alcance. Esta vez el ‘pinochito’ fue el presidente Juan Manuel Santos, quien omitió decir varias cosas al hablar del límite de la Jurisdicción Especial para la Paz.

El 12 de noviembre, con un discurso que duró 23 minutos, Juan Manuel Santos, primer mandatario de los colombianos, anunció que se había firmado el nuevo acuerdo de paz entre su gobierno y las Farc. Durante su alocución el Presidente explicó los límites de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), entre otros temas.

Santos sostuvo que la JEP “funcionará hasta por diez años”, algo que Colombiacheck encontró engañoso gracias a la inspección del texto del nuevo acuerdo, el cual, pese a la promesa del Presidente de que los colombianos podríamos leerlo al día siguiente, solo se pudo revisar 35 horas después, a las 6:53 de la mañana del 14 de noviembre, cuando finalmente el Equipo de Paz del Gobierno lo divulgó.

 

 

Sobre el plazo en que va a operar la JEP el presidente explicó que, respondiendo a una petición expresa de limitarla, “funcionará hasta por diez años y solo podrán recibir solicitudes de investigación durante los dos primeros años”.

Sin embargo, tras revisar los nuevos acuerdos revelados por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, encontramos que los diez años no son el verdadero límite y que, específicamente en el numeral 9 del punto 5.1.2., queda claro que se podrá extender su vigencia en el tiempo:

El plazo para la conclusión de las funciones de la Jurisdicción Especial para la Paz consistentes en la presentación de acusaciones por la Unidad de Investigación y Acusación, de oficio o como consecuencia de los informes que tratan los literales b) y c) del numeral 48, será de 10 años contados a partir de la entrada efectiva en funcionamiento de la totalidad de Salas y Secciones de la Jurisdicción Especial para la Paz, y un plazo posterior de 5 años más para concluir su actividad jurisdiccional, plazo este último que de ser necesario podrá ser prorrogado para concluir su actividad. La Sección de estabilidad y eficacia de Resoluciones y Sentencias prevista en el último párrafo del numeral 52 podrá constituirse en cualquier momento en que resulte necesaria, sin limitación temporal alguna”.

El tema de un tiempo límite para la JEP fue propuesto por varios críticos del acuerdo de paz que no logró la refrendación el 2 de octubre, por ejemplo, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien expresó que “era apropiado fijar límites de tiempo a esa jurisdicción para que la justicia ordinaria no sea reemplazada”.

Con el nuevo acuerdo se habla de un límite de tiempo pero no queda claro de cuánto será, lo cierto es que pueden ser más de 10 años, algo que no dijo el presidente Santos en su discurso.

El 'taximetro' de la JEP

El primer escollo que Colombiacheck encontró para verificar la frase del Presidente sobre los diez años en que operará la JEP, es que estos solo se empezarán a contar cuando todas las salas y secciones estén en funcionamiento. Es decir, en principio habrá salas y secciones que inicien su operación mucho antes que otras. Por ejemplo, la Sala de Reconocimiento empezará a operar mucho antes que la de Amnistía e Indulto.

Colombiacheck buscó a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz con el objetivo de corroborar esta información y en dicha entidad lo confirmaron, sin embargo, recalcaron que todas estas salas y secciones de la justicia transicional funcionarán de manera pronta.

Pero el problema no solo es cuándo arranca, el numeral referido por Colombiacheck y no mencionado por el presidente Santos en su discurso dice expresamente que la JEP tendrá otros cinco años de funcionamiento, los cuales podrán prorrogarse.

Es decir, la JEP tendrá diez años para investigar, imputar cargos y juzgar. Luego los otros 5 se usarán para cierres o, como lo dice el propio acuerdo, “para concluir su actividad jurisdiccional”.

Otro punto que no fue mencionado por el presidente Santos es que este mecanismo de justicia transicional tendrá una sección que funcionará a perpetuidad, por lo menos así lo dice expresamente el nuevo acuerdo. Será la Sección de Estabilidad y Eficacia de Resoluciones y Sentencias que funcionará “sin limitación temporal alguna”.

En Colombiacheck no podemos explicar cuál es la razón para que el presidente, al dirigirse a millones de colombianos en su intervención televisada del 12 de noviembre, dijera que la JEP “funcionará hasta por diez años” y omitiera todas las otras posibilidades que ofrece el nuevo acuerdo.

Pero consideramos que este no es un asunto menor ya que al hablar del funcionamiento del mecanismo especial también hablamos de recursos públicos. No es lo mismo mantener la justicia transicional por una década que por 15 años y tampoco es igual buscar recursos para un mecanismo alternativo de justicia con una sección que funcionará eternamente.