Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 14 Octubre 2020

De nuevo, indígenas del Cauca no están armados con tatucos

Por Ana María Saavedra

La imagen, que volvió a ser viralizada en redes sociales para señalar a los indígenas que participan en la Minga como guerrilleros y terroristas, tiene un contexto diferente. La imagen fue tomada cuando la Guardia Indígena desmanteló unas caletas de las Farc en la vía a Toribío. 

Mientras avanza la Minga Indígena en la que las comunidades Nasa del norte del Cauca esperan reunirse con el presidente Iván Duque, en las redes sociales reciclan viejas desinformaciones para señalar a los indígenas de guerrilleros. 

“Qué variedad de yuca tan rara cultivan los indígenas”, dice un post de Facebook en el que muestran una foto de dos miembros de la Guardia Indígena con tatucos (granadas hechizas de mortero) en sus manos. El post, publicado por el columnista de varios medios del Huila Luis Humberto Tovar Trujillo, ha sido compartido en Facebook casi mil veces y ha sido visto por más de 27.000 personas.

La misma imagen fue publicada el pasado 8 de octubre en Facebook por Samuel Ángel, abogado y director ejecutivo del Movimiento de Católicos Solidaridad, quien escribió: ‘Eso de que “indígenas’ sacan al Ejercito a machetazos, en nombre de su indigenismo, eso no tiene presentación. Aquí tenemos es terroristas y guerrilleros haciendo fiestas con la máscara de ‘indigenismo’. A `esos` les debe caer todo el peso de la justicia y la coerción estatal”.

En Twitter también ha sido compartida por personas como Marco Fidel Ramírez, que se hace llamar el Concejal de la Familia, quien el pasado 11 de octubre escribió en su trino: “Estos “pacíficos” miembros de la minga indígena ya están marchando a Bogotá. Dicen que son “nuestros mayores”, y como podemos observar, vienen con su mensaje de “amor y paz”.

Otra de las personas que publicó la foto es el periodista de la Otracara Sixto Pinto.

Sin embargo, esta imagen, que también ha sido difundida en redes sociales en años anteriores, incluso por el expresidente Álvaro Uribe, está sacada de contexto.

En Colombiacheck habíamos verificado varias imágenes, incluyendo la compartida en los últimos días, en diciembre del año pasado cuando una delegación de la Guardia Indígena llegó a Bogotá para apoyar el Paro Nacional. 

En esa ocasión explicamos que las imágenes, usadas para señalarlos de narcos y guerrilleros,  habían sido tomadas en 2012 cuando la Guardia Indígena desmanteló unas caletas de las Farc en la vía a Toribío. 

Estas fotos fueron tomadas por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin, y por el reportero gráfico de La Nación Sergio Reyes en julio del 2012.

En esa fecha, los indígenas del norte del Cauca se declararon en Asamblea Permanente y pidieron la salida de los grupos armados de su territorio, debido a la violencia que sufrían. Las poblaciones estaban en medio del fuego cruzado de los combates entre las Farc y el Ejército.

Esta situación fue denunciada por diferentes medios de comunicación como Verdad AbiertaBBC, La Silla Vacia, Semana, El Espectador y El Heraldo, que publicaron reportajes acerca de  la tragedia que vivía el pueblo Nasa. 

Para la verificación  publicada el año pasado en Colombiacheck nos contactamos con Guiovany Yule, dinamizador político del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, (la ACIN es una de las asociaciones de cabildos que pertenece al Cric). Yule   nos dijo que las imágenes habían sido tomadas durante “actividades del ejercicio del control territorial en el que desmantelamos las caletas de las Farc en los territorios indígenas” en la vía entre Toribío y Santander de Quilichao durante una visita del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Asimismo, realizamos una búsqueda inversa de las imágenes compartidas y encontramos que había sido usada en notas de prensa para hablar del decomiso realizado por los propios indígenas de tatucos. 

La foto también había sido publicada en julio de 2012 en el sitio web de la ONG colombiana Corporación Nuevo Arco Iris. En la publicación titulada “Cauca: ¿Una nueva etapa de la guerra?” aparece esta imagen con el siguiente pie de foto: “Indígenas del Cauca en la vía que conduce a Toribío retiran morteros”. El crédito de la foto dice que es del Tejido de Comunicación de la Acin.

En nuestra nota  del año pasado habíamos contado que esa imagen ya había sido verificada en marzo y abril del 2019  por la Silla Vacia y AFP Factual cuando fue usada para desinformar durante la Minga Indígena, en la que los Nasa protestaron por el incumplimiento por parte del Gobierno de acuerdos anteriores.

En esa ocasión, el equipo de verificación de la AFP, se contactó con  Eduin Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la ACIN, quien les confirmó que la imagen fue tomada por esa organización en 2012 en una zona próxima a Toribío. Capaz les dijo que los proyectiles que allí aparecen fueron encontrados por los indígenas durante las "acciones de barrido" efectuadas por  la Guardia Indígena para expulsar a los guerrilleros de las Farc de su territorio.

Además, la imagen había sido compartida en enero del 2018 en Twitter por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

Así que una vez más calificamos los post de Facebook como falsos pues aunque la imagen es real ha sido sacada de contexto para señalar a los indígenas de guerrilleros.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 15 Octubre 2020

Este joven armado no pertenece a la minga indígena y las imágenes no son actuales

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

Usuarios en redes comparten fotografías de un joven armado diciendo que se trata de un miembro de la actual minga indígena. Pero las imágenes circulan desde mayo pasado y su protagonista ha sido identificado como disidente de las Farc.

Mientras se desarrollan las concentraciones de la minga indígena nacional convocada por comunidades del Cauca, en redes sociales (1, 2, 3, 4) circulan fotografías de jóvenes indígenas que los usuarios han identificado como supuestos “miembros de la minga”, portando armas largas y posando junto a una bandera de las FARC.

En todas las fotografías se ve a un mismo joven, a veces acompañado, otras veces solo, que aparece en las imágenes con pistolas, fusiles y ropa de camuflaje. También se ve en otra ocasión sosteniendo prendas distintivas del CRIC, Consejo Regional Indígena del Cauca.

Una de las publicaciones en Facebook, compartida por la ex representante a la Cámara Lucero Cortés, dice: “Registro fotográfico de los miembros de la minga!! Importante que lo vean para que entiendan qué buscan y con qué fin”. 

En otra publicación en Twitter, publicada por Pedro Soto, quien se identifica en esta red social como “soldado de mi Patria por tres décadas, operador psicológico, servidor de mi país por el resto de mi vida. Uribista de corazón”, se lee: “Conozcan está ternurita, es un líder de la minga indígena”. 

Sin embargo, realizando una búsqueda inversa de las imágenes en Google, encontramos que las fotografías del joven armado no son recientes y que no es la primera vez que se usan para vincularlas a una manifestación indígena.

Las fotos circulan desde el mes de mayo anterior como se puede evidenciar en la nota Guerrillero se hacía pasar como guardia indígena para no ser capturado, publicada el 27 de mayo pasado en el periódicovirtual.com.

Las imágenes habrían sido publicadas por el mismo joven en sus redes sociales en el 2016, según informaron los líderes del CRIC, que negaron que se tratara de un participante de la minga o de la Guardia Indígena, y lo identificaron como integrante de un grupo disidente de las FARC.

De hecho, la Guardia Indígena aseguró haber capturado al joven en Caldono, Cauca, donde fue sometido a su justicia especial.

“Fue capturado por parte de la guardia indígena el comunero Eimar Valencia Poscue, identificado con la cédula de ciudadanía N° 1.193.098.482, perteneciente al Resguardo Indígena de San Lorenzo Caldono. Se logra esclarecer que el comunero no pertenece a la guardia indígena de nuestro territorio, pues no reposa acta firmada por la autoridad para realizar el ejercicio de control territorial y defensa de la vida. El comunero, de quien ya sabía sobre su condición de colaborador de la columna móvil Jaime Martínez, manifestó que pretendía blindarse sobre posibles acciones legales en su contra en la justicia ordinaria”, se lee en un comunicado del CRIC publicado el 26 de mayo en su sitio web y en Facebook en esa misma fecha.

Asimismo, Hermes Pete Vivas, consejero mayor del CRIC, dijo en una entrevista  con Caracol Noticias el 28 de mayo: “Todo indica que usaba nuestras insignias distintivas para evadir nuestros puestos de control y a la justicia ordinaria”.

En su comunicado, el CRIC advirtió que “otros menores de edad vienen informando su colaboración a grupos subversivos, utilizándolos como instrumento para divulgar mensajes, ser mandaderos o informantes, por medio de incentivos económicos como contraprestación a las actividades ilícitas realizadas, la utilización y exhibición de armas como se ve en las fotografías publicadas”.

Sobre las publicaciones actuales en redes, Rafael Perdomo, consejero del CRIC presente en las concentraciones que se dirigen a Bogotá, asegura que no es la primera vez que aparecen publicaciones en redes que pretenden “estigmatizar al movimiento”.

“Siempre se trata de desprestigiar a las manifestaciones de las comunidades indígenas. Ya ha sucedido en mingas anteriores, es una estrategia muy conocida. Tratan siempre de estigmatizar. En últimas, es algo que vemos casi a diario cuando hacemos estos procesos de manifestación”, dijo a Colombiacheck el líder indígena.

En efecto, recientemente verificamos otra información en redes que acusaba a estas comunidades de usar explosivos, con imágenes sacadas de contexto: ‘De nuevo, indígenas del Cauca no están armados con tatucos’.

Perdomo aseguró que las organizaciones indígenas son ajenas a las armas. “No estamos penetrados por grupos armados o ilegales. Nuestra lucha es como la venimos haciendo, pacífica. Las armas son cosas que no usamos. Lo que usamos son nuestros bastones de mando, como lo han visto las autoridades y los ciudadanos de Cali en los últimos días”.

De modo que calificamos como falsas las publicaciones que presentan al joven indígena como líder de la minga que se adelanta en el sur del país, pues no son fotografías recientes, ni tampoco es cierto que el joven haga parte de las autoridades indígenas, como lo aclaró el CRIC meses atrás. Aunque las imágenes son reales son usadas para hacer señalamientos falsos contra la Minga Indígena.

Las concentraciones de la minga indígena iniciaron el 10 de octubre en el norte del Cauca, se trasladaron a Cali, y a partir de este jueves 15 de octubre emprenderán una travesía hacia Bogotá, donde se unirán otras comunidades del país.

Su intención es presentarse ante el presidente Iván Duque y denunciar asesinatos a líderes, desplazamiento por grupos ilegales, reclutamiento armado de menores, entre otras situaciones de violencia en sus territorios.