Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 12 Diciembre 2019

No, indígenas del Cauca no están armados con tatucos

Por Ana María Saavedra

Unas fotos que muestran a indígenas con granadas de mortero hechizas están siendo usadas para señalarlos de narcos y guerrilleros. Pero las imágenes fueron tomadas en 2012 cuando la Guardia Indígena desmanteló unas caletas de las Farc en la vía a Toribío. 

Una serie de fotos de indígenas que cargan tatucos (granadas de mortero hechizas) están siendo difundidas en redes sociales con mensajes como “Los inocentes y tiernos narco-Indígenas del Cauca, que pecado, tan indefensos que están.....” o “Guardia indígena del MINGA: Movimiento Indígena Narco Guerrillero Armado”.

faceb

 

twi

Los señalamientos contra los indígenas del norte del Cauca se dan luego de que una delegación de la Guardia Indígena llegara a Bogotá para apoyar el Paro Nacional. Sin embargo, al realizar las verificaciones encontramos que las imágenes están siendo tergiversadas y que su contexto es otro.

Al contrario de lo que aseguran los mensajes en redes, los explosivos no son de los indígenas sino que se trata de un hallazgo por parte de la Guardia Indígena de una caleta con granadas de mortero. Estas fotos fueron tomadas por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin, el por el reportero gráfico de La Nación Sergio Reyes en julio del 2012.

En esa fecha, los indígenas del norte del Cauca se declararon en Asamblea Permanente y pidieron la salida de los grupos armados de su territorio, debido a la violencia que sufrían. Las poblaciones estaban en medio del fuego cruzado de los combates entre las Farc y el Ejército.

Esta situación fue denunciada por diferentes medios de comunicación como Verdad AbiertaBBC, La Silla Vacia, Semana, El Espectador y El Heraldo, que publicaron reportajes acerca de  la tragedia que vivía el pueblo Nasa. 

En Colombiacheck nos contactamos con Guiovany Yule, dinamizador político del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, (la ACIN es una de las asociaciones de cabildos que pertenece al Cric). Yule   nos dijo que las imágenes habían sido tomadas durante “actividades del ejercicio del control territorial en el que desmantelamos las caletas de las Farc en los territorios indígenas” en la vía entre Toribío y Santander de Quilichao durante una visita del entonces presidente Juan Manuel Santos.

 Aquí le contamos la verificación que hicimos de cada una de estas fotos. 

Foto 1

tat

 

Esta imágen ya había sido verificada en marzo y abril pasado por la Silla Vacia y AFP Factual cuando fue usada para desinformar durante la Minga Indígena, en la que los Nasa protestaron por el incumplimiento por parte del Gobierno de acuerdos anteriores.

Además, la imagen había sido compartida en enero del 2018 en Twitter por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

uribe

Sin embargo, al realizar una búsqueda inversa en google encontramos que la foto había sido publicada en julio de 2012 en el sitio web de la ONG colombiana Corporación Nuevo Arco Iris. En la publicación titulada “Cauca: ¿Una nueva etapa de la guerra?” aparece esta imagen con el siguiente pie de foto: “Indígenas del Cauca en la vía que conduce a Toribío retiran morteros”. El crédito de la foto dice que es del Tejido de Comunicación de la Acin.

El equipo de verificación de la AFP, se contactó con  Eduin Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la ACIN, quien les confirmó que la imagen fue tomada por esa organización en 2012 en una zona próxima a Toribío. Capaz les dijo que los proyectiles que allí aparecen fueron encontrados por los indígenas durante las "acciones de barrido" efectuadas por  la Guardia Indígena para expulsar a los guerrilleros de las Farc de su territorio.

Esa misma foto fue publicada por Caracol Radio para ilustrar la noticia Indígenas detienen a tres guerrilleros y les quitan las armas, del 18 de julio de 2012.

Foto 2

solo

Esta imagen en la que un miembro de la Guardia Indígena sostiene otra granada de mortero fue tomada en la misma fecha y contexto que la anterior. 

Al realizar la búsqueda inversa de la imagen en google encontramos que la imagen fue publicada en julio de ese año en el reportaje Toribío, entre la paz y la guerra del medio La nación, de Neiva. En la historia, publicada el 12 de julio de 2012, la periodista que visitó la zona relató que acompañó una delegación de los indígenas que se desplazaba hacia El Palo, corregimiento de Caloto, Cauca.  

“En el camino, la guardia indígena encontró cinco tatucos y bombas artesanales, escondidos entre la maleza. Eran granadas de mortero de 60 milímetros, fabricadas artesanalmente por la guerrilla y utilizadas para atacar a la fuerza pública. Los nativos retiraron las peligrosas cargas explosivas de la zona y las sacaron en camionetas, para desactivarlas”, publicó La Nación. 

Al contactar a la periodista Ginna Tatiana Piragauta, nos remitió a Sergio Reyes, reportero gráfico que la acompañó en el recorrido y autor de la imagen.

Reyes le dijo a Colombiacheck que se trató de una caleta de tatucos que se encontraron a orilla de una de las vías cerca a Toribío. “La Guardia Indígena los recogió y los puso a disposición de las respectivas personas que les correspondían”, dijo el fotográfico y agregó que las tres imágenes difundidas en redes corresponden a ese hecho.

Foto 3

foto 3

Al realizar la búsqueda inversa en google de esta foto, nos arroja que había sido publicada en noviembre de 2014 por la revista Semana para ilustrar la noticia del asesinato de dos indígenas Nasa por parte de las Farc. En el pie de foto dice “Guardias indígenas sostienen dos cohetes artesanales incautados a la guerrilla (...) ” y tiene el crédito del archivo de Semana.

Sin embargo, al analizar la imagen encontramos que uno de los indígenas de la camioneta con los tatucos aparece también en la primera foto que mencionamos. Además, Reyes nos aseguró que esa imagen había sido tomada en el mismo momento.

Con estas evidencias concluímos que las fotos no corresponden a indígenas armados con tatucos ni demuestran que sean narcos o guerrilleros, por esa razón calificamos los mensajes de redes sociales como falsos.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Lunes, 06 Febrero 2017

“La mayoría de las Zvtn están cerca de cultivos de coca”

Por Sania Salazar

La afirmación la hizo un columnista de El Heraldo, quien se basó en una comparación que a simple vista puede parecer ligera, pero un informe de la Fundación Ideas para la Paz le da la razón.

En su columna del pasado 15 de enero en El Heraldo titulada La reincorporación de las Farc Indalecio Dangond aseguró que la mayoría de las 19 zonas veredales transitorias de normalización (Zvtn) y 7 puntos donde se concentrarán las Farc para su desmovilización están cerca de cultivos de coca.

Esa afirmación llama la atención debido a que el Gobierno había dejado claro desde que anunció la ubicación de las mismas que estas no podían estar ubicadas en áreas de cultivos ilícitos. Basados en varios informes periodísticos y en una investigación de la Fundación Ideas para la Paz en Colombiacheck calificamos la frase de Dangond como verdadera.

Hablamos con Dangond para saber en qué basaba su afirmación y él explicó que buscó en Google el mapa de cultivos ilícitos en Colombia (del estudio de la ONU) y el mapa con la ubicación de las Zvtn y los imprimió. “Cuando tú pones un mapa encima del otro te das cuenta de que las 20 zonas y los 7 campamentos quedaron en las mismas zonas donde están los corredores geográficos de los cultivos ilícitos. No sé con qué intenciones han hecho eso las Farc, porque ellos fueron los que exigieron esas zonas”, aseguró.

El Director de sustitución de cultivos de la Presidencia de la República, Eduardo Díaz, aseguró que los cultivos no podían estar dentro de las Zvtn y que en los casos en los que se presentó esa situación, que fueron alrededor de 8, los cultivos ya se retiraron.

“Hay unas zonas que tienen cultivos ilícitos a un kilómetro, hay otras donde están más distantes, eso depende de la región, estamos trabajando en programas de sustitución voluntaria y son de los programas prioritarios para el Gobierno, pero eso no quiere decir que lo que dice el señor de El Heraldo sea cierto”, afirmó Díaz.

El funcionario recordó que las Zvtn tampoco pueden estar cerca de grandes poblados ni de carreteras, donde por lo general, no hay cultivos ilícitos, y que es precisamente en las zonas distantes, donde operan normalmente los grupos armados, donde hay actividades ilícitas como cultivos de coca.

Díaz indicó que en el caso de La Cominera, Cauca, no dieron resultados los diálogos con las comunidades para retirar los cultivos, por lo que desistieron de instalar allí Zvtn.

Otras miradas

Algunos medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales nacionales hicieron radiografías de las Zvtn y de los puntos. La Silla Vacía asegura que hay cultivos de coca en 12 zonas. La Fundación Paz y Reconciliación publicó un informe en el que indica que hay cultivos de coca en tres de las Zvtn: Buenos Aires, (Cauca); Puerto Asís, (Putumayo); y Cartagena del Chairá, (Caquetá).

En una entrevista con María Isabel Rueda para El Tiempo Daniel Rico, criminólogo con tesis de doctorado sobre cultivos de droga, habló sobre la situación de los cultivos de coca en el país e indicó que cuando se llegó a los sitios seleccionados para las Zvtn “se dieron cuenta de que se habían cundido (extendido, llenado) de coca algunas de estas zonas, con todas las dificultades adicionales que esto genera”.

La Fundación Ideas para la Paz, FIP, acaba de publicar el informe titulado Entornos y riesgos de zonas veredales y los Puntos Transitorios de Normalización en el que utilizó cinco variables para ponderar el grado de riesgo que presenta cada zona, entre ellas la continuidad de economías criminales (narcotráfico y minería ilegal).

“Llama la atención, según se aprecia en el cuadro, que la mayor concentración de cultivos coincide con las regiones donde se ubican la gran mayoría de zonas y puntos de concentración, con contadas excepciones. Tal es el caso de los departamentos de Nariño, Cauca, Putumayo, Caquetá y Norte de Santander, que suman el 81% de los cultivos ilícitos de todo el país”, indica el informe.

 

Según el estudio, hay cultivos de coca en 15 de las 19 veredas donde hay Zvtn y hay rutas de narcotráfico que pasan por 15 de las 19 zonas.

En cuanto a los puntos de concentración, hay cultivos de coca en 5 de las 7 veredas y 5 rutas del narcotráfico pasan por allí.

“Con pocas excepciones, todas las zonas y puntos de concentración están ubicados en regiones estratégicas donde por años han funcionado corredores de narcotráfico y, en general, de otros bienes que alimentan economías criminales. La continuidad de otros grupos armados y las presiones para que estas economías sigan operando debe ser un motivo de alerta para las poblaciones, miembros de las Farc en proceso de desmovilización y entrega de armas, así como para los miembros del MM&V (Mecanismo de Monitoreo y Verificación)”, resalta el informe.

“Un claro ejemplo es el corredor de más de 1.500 kilómetros que va desde el departamento del Guaviare hasta las fronteras con Brasil y Venezuela. Esta región del país sería, en teoría, la que se vería afectada por la disidencia del Frente 1 que, aunque tiene un radio de acción alejado de las dos zonas veredales de San José del Guaviare, ya ha demostrado que puede alterar el orden público como lo hizo en ese municipio el pasado 2 de octubre, día de la votación del plebiscito por la paz. De hecho, se cree que esta disidencia habría hecho contactos con miembros de las AGC o “Clan del Golfo” para repartir el control y las ganancias sobre este corredor”, señala el informe.