Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 22 Enero 2019

Disidencias de Farc no son principales responsables de asesinatos de líderes sociales

Por Sania Salazar

Organizaciones que hacen seguimiento de esos homicidios dicen que en la mayoría de los casos no se conoce la identidad de los asesinos.

Durante una entrevista con la W Radio, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez aseguró que “la mayor parte de todos estos líderes sociales han sido asesinados por esas disidencias de las Farc”.

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa de la Vicepresidente en qué fuente basó su afirmación, pero hasta la publicación de esta nota no habíamos obtenido respuesta.

Tras consultar varias fuentes, calificamos la frase de la Vicepresidente como falsa, pues las disidencias no aparecen como las mayores responsables de la autoría material ni intelectual de la mayoría de esos crímenes, según las fuentes expertas que consultamos.

Las disidencias están conformadas, como lo explica la Fundación Ideas para la Paz, FIP, por “exintegrantes de las Farc que decidieron formar nuevas facciones armadas”. Son personas que no estuvieron de acuerdo con la negociación con el Gobierno y se apartaron del proceso de paz, por lo que hoy no forman parte del partido político en el que se convirtió esa guerrilla.

Por otra parte, como explicamos hace unos meses, hay discrepancias entre el gobierno y varias organizaciones que monitorean crímenes contra líderes sociales sobre quién, exactamente, clasifica como “líder social”.

Pero, además, tanto las cifras oficiales como las extraoficiales sobre los asesinatos de líderes sociales concuerdan en que en buena parte de los casos no se ha podido establecer la identidad de los responsables.

Por ejemplo, el 10 de enero, tras la entrega de un informe de la Fiscalía a la Justicia Especial para la Paz, JEP, sobre la victimización a líderes sociales por parte de agentes del Estado, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aprovechó para aclarar cifras del fenómeno en general.

Según Martínez, entre 2016 y 2018, la Fiscalía había determinado la autoría en 126 de los 231 casos reconocidos por la entidad en ese período de tiempo. Es decir que en el 45,5 por ciento de los casos no se ha podido establecer quién fue el perpetrador. En los casos en los que sí se pudo determinar un responsable, Martínez dijo que los principales perpetradores eran el Clan del Golfo, disidencias de las Farc y el ELN.

El 11 de enero, el mismo Fiscal informó en una rueda de prensa que hubo "238 líderes asesinados entre los años 2016 y 2018, según las cifras entregadas por Naciones Unidas (siete más a partir de la noche del día de ayer)” y que “el Estado colombiano ha logrado el esclarecimiento, a la fecha del 53 por ciento de estos casos de homicidio”.

En la rueda de prensa, Martínez dijo que, “en un 65 por ciento de los casos [de asesinatos de líderes sociales], los homicidios se deben a organizaciones criminales” como “grupos armados organizados residuales, el Ejército de Liberación Nacional, el Clan del Golfo, la organización criminal que más está afectando en el territorio a nuestros líderes sociales y los Caparrapos [una facción que se separó del Clan del Golfo]”.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, aseguró en una columna de opinión titulada “Líderes sociales: en exterminio”, publicada el pasado 9 de enero, que desde el 24 de noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz, se han producido 229 homicidios de líderes sociales y que “el 30 por ciento de los homicidios fueron cometidos por las disidencias de las Farc, grupos posdesmovilización paramilitar, como el Clan del Golfo, el ELN, es decir, actores identificados”.

Ávila señaló además que “hay agentes legales, como supuestos empresarios, políticos, agentes estatales o élites locales, así como actores criminales que contratan sicarios para asesinar líderes sociales. Muchos sicarios no saben ni siquiera quién los contrata”.

El informe “Cómo va la paz: la reestructuración unilateral del Acuerdo de paz”, publicado por Pares en enero de 2019 señala que “los datos de victimarios aparecen en su mayoría registrados bajo la categoría “actores no identificados”, en realidad no se conoce quién los asesinó. En un 85 por ciento son agentes no identificados. (Actor no identificado + estructura armada criminal no identificada).

Grafico1

 

Estas cifras indican una tendencia opuesta a la que afirma la Vicepresidente, pues la responsabilidad de lo que en Pares denominan “Grupos armados pos Farc” es menor que las de otros grupos armados ilegales.

Finalmente, el informe de la Fundación Ideas para la paz, FIP, “Agresiones y homicidios de líderes sociales”, coincide en que no hay claridad sobre qué actores están detrás de las agresiones a líderes sociales. El informe indica que los homicidios representan el 30 por ciento de las agresiones contra líderes y que en el 58 por ciento de las agresiones en general no se conoce al responsable, mientras que en el 35 por ciento se responsabiliza a las facciones criminales y los grupos armados ilegales. El 3 por ciento de los señalamientos recae sobre las disidencias de las Farc.


Grafico2

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 03 Abril 2017

Incertidumbre por cifra de armas que dejarán las Farc

Por Óscar Felipe Agudelo B.

El Ministerio de Defensa manifestó que serían 14.000 las armas que dejarán las Farc, pero el Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU da una cifra bastante menor, “aproximadamente unas 7.000”, según su director, Jean Arnault. ¿Por qué la gran diferencia? ¿Qué está pasando? Colombiacheck verificó.

 

 

Respecto a la cifra dada a conocer por el Ministerio de Defensa, Luis Carlos Villegas puso la cara y explicó lo que podría ser el origen de esa información: “El general (Javier) Flórez del comando de transición me ha reportado que las Farc ya han puesto en manos de la ONU varios cientos de fusiles y el inventario bordea las 14 mil armas entre estas 11 mil fusiles", así lo manifestó en Blu Radio.

Colombiacheck indagó con Jean Arnault (minuto 41:48), quien dirige el Mecanismo de Monitoreo y Verificación, MM&V, sobre las diferencias de cifras entre Mindefensa y la Misión de la ONU: “Con respecto a la cifra del Gobierno vamos a ver. Ya tenemos una primera cifra de 7.000, que obviamente dista bastante de 14.000, pero nos quedan por los menos dos meses y medio de trabajo intenso para la recuperación de armas, vamos a tener que esperar un poquito antes de la formulación de cualquier juicio final sobre la recuperación del conjunto de las armas”.

Ante la ausencia de claridad en la cifra de armas que serán dejadas por las Farc, Colombiacheck califica la afirmación del Ministerio de Defensa como falsa.

Situación que genera incertidumbre y molestia entre los colombianos, sensación que fue puesta en evidencia por los opositores al proceso, como es el caso de Alfredo Rangel, uno de los alfiles del Uribismo que trinó.

 

 

La anterior crítica la realizó Rangel debido a que Carlos Antonio Lozada, integrante del secretariado de las Farc, sostuvo en una entrevista con el diario El Tiempo que “el número de armas no va a estar muy lejos del número de combatientes”, que según el propio Lozada está entre 6.900 y 7.000 guerrilleros. Algo que concuerda con las declaraciones de Arnault.

 

 

Los hechos tozudos revelan que solo las Farc han dejado 140 armas. El director de la Misión de la ONU en Colombia pidió paciencia y dijo, sin especificar las fechas, que en los próximos días el grupo en proceso de reintegración dejará unas mil armas más.

“La cifra de 1.000 armas corresponde a miembros de la Farc que tienen una serie de tareas por cumplir. Los que están en el MM&V, los de pedagogía de paz, 300 o un poco de más que van a la Unidad Nacional de Protección (UNP), los que participaran en el trabajo de desminado, de sustitución de cultivos”, explicó Arnault.

Por ahora no hay una cifra categórica del número de armas que dejarán los farianos. Existen los anuncios de las partes involucradas pero no hay documentos formales de seguimiento al cronograma de dejación que conozca la opinión pública, por lo menos hasta la fecha de publicación de este chequeo.

El principal argumento para el aplazamiento fue que las zonas en donde se están concentrando las Farc no estaban listas, pero sobre la disparidad en las cifras de armas que serán dejadas y el cruce de la información que ambas partes han entregado, solo hay una creciente incertidumbre entre los colombianos.

 

Actualización

En comunicado del 4 de mayo el MM&V anunció que el 5 de mayo ya tendría 1.000 armas más provenientes de las Farc, lo que sumaría unas 1.140 armas dejadas por los farianos. Sin embargo, el MM&V no se pronunció en lo absoluto sobre el incumplimiento en el Acuerdo Final referente a que el día D + 150 (1 de mayo) ya las Farc deberían haber dejado la totalidad de la armas. En entrevista con Red Más Noticias Iván Márquez, miembro de las Farc, sostuvo que la organización guerrillera solicitaría formalmente al MM&V una extensión para permanecer en las Zvtn y así poder culminar con la dejación de las armas. La extensión sería hasta el día D + 270, es decir, contrario a como se planteó en el Acuerdo Final en el que se estableció que los farianos estarían en las Zvtn hasta el D + 180 ó 29 de mayo.

Respecto al tema, el vicepresidente de los colombianos, Óscar Naranjo, sostuvo que "el plazo de dejación de armas no se va a modificar".