Pasar al contenido principal
Viernes, 06 Julio 2018

#NosEstánMatando: Los orígenes de las cifras de líderes sociales asesinados

Por José Manuel Cuevas

Colombiacheck revisa las diferentes cifras sobre los asesinatos de líderes sociales.

Colombiacheck identificó las razones de las diferencias entre algunos datos e informes sobre asesinatos de líderes sociales que se han publicado en los últimos días

Con los asesinatos recientes de Luis Barrios en Varela (Atlántico), Felicinda Santamaría en Quibdó (Chocó), Margarita Estupiñán en Tumaco (Nariño) y Ana María Cortés en Cáceres (Antioquia), el foco mediático se ha volcado sobre esta ola de violencia contra los líderes sociales.

Sin embargo, se han divulgado cifras muy diferentes sobre la cantidad de asesinatos que se han registrado en los últimos meses. En Colombiacheck les contamos de dónde surgen estas diferencias.

Aunque no es un fenómeno nuevo en Colombia, el asesinato de líderes sociales en el país volvió a estar en la agenda mediática desde finales de 2016, último año de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC y, en medio de un nuevo panorama de actores armados.

Desde entonces, los reportes oficiales y extraoficiales de líderes sociales asesinados han divergido.

Para el Gobierno, desde la firma del acuerdo de paz el 24 de noviembre de 2016, los líderes asesinados son 178 (33 de esos en 2018), cifra que dio esta mañana en una entrevista en Caracol Radio el coronel José Restrepo, director del cuerpo élite de la Policía para la protección de líderes sociales.

La cifra oficial, en la que también se apoya la Fiscalía General de la Nación, está basada en la verificación que hace la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la causa del asesinato y de la condición de líder social de la persona.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo ha reportado 311 líderes asesinados. Sin embargo, buena parte de la diferencia en estas dos cifras oficiales se debe a que la Defensoría del Pueblo está contando los asesinatos de líderes sociales entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año, como revela la leyenda de un mapa realizado por la entidad.

Por su parte, el Instituto de Estudios Sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) registra 385 entre el 1 de enero de 2016 y el 15 de mayo de 2018 que registra en su último informe.

Esta mañana, el periódico Publimetro usó las cifras de Indepaz para publicar su historia de portada en la que se dice que “si se toma el número de Indepaz y se suman los 14 asesinatos de líderes que se han reportado desde mayo a la fecha, llegaríamos a la alarmante cifra de 399 personas asesinadas en relación a su labor”. Sin embargo, la publicación no especifica de dónde toma el dato de las 14 víctimas adicionales.

Primera plana de Publimetro sobre asesinatos de líderes sociales

Por su parte, la ONG Somos Defensores, que habla no de líderes sociales sino de “defensores de derechos humanos”, registra 46 asesinatos en el primer trimestre de lo que va de año. Para su director, Carlos Guevara, las diferencias con las cifras del Gobierno radican en que Somos Defensores lleva más tiempo en la labor de registrar las víctimas. Además tienen distintas interpretaciones del concepto que se tiene de defensor de derechos humanos. Para la ONG, se trata de una persona que se preocupa por y defiende los derechos de su comunidad. También hay diferencias en cuestiones metodológicas, como considerar la condición de defensor y el papel activista de la persona más allá de su visibilidad, impacto o filiación política. Todo esto amplía el universo de defensores de derechos humanos para la ONG.

Pero al margen de las diferencias en los datos, según resalta Guevara, el informe de Somos Defensores de 2017 da cuenta de cómo “las causas, las zonas y los actores armados son los mismos y están provocando una verdadera matanza”.

Martes, 27 Septiembre 2016

Riña familiar acabó con récord de 147 días sin homicidios en Puerto Asís, Putumayo

Por Sania Salazar

Rafael Pardo, alto Consejero para el Posconflicto, resaltó el hecho en su cuenta de Twitter cuando se contabilizaban 133 días de tregua. Comandante de Policía de Puerto Asís dice que es histórico.

En medio de la campaña por el plebiscito, Rafael Pardo, Alto consejero para el Posconflicto, resaltó en su Twitter una cifra alentadora que las autoridades locales atribuyen a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc.

 

 

Pardo publicó este trino el pasado 3 de septiembre, el mismo día que estuvo en Puerto Asís, Putumayo. Colombiacheck califica como aproximada la frase de Pardo, porque aunque el récord en el casco urbano fue cierto, e incluso completó 147 días, en la zona rural se contabilizan dos casos en los últimos 100 días y no uno. Según las cifras proporcionadas por la Policía, hubo un asesinato el 4 de agosto y otro el 10 del mismo mes. Casos como esos no se presentaban fuera de la cabecera municipal desde el 28 de abril.

El récord terminó el pasado 18 de septiembre debido a un caso de violencia intrafamiliar y no debido al conflicto armado. El reporte de la Policía indica que un joven de 13 años mató al esposo de su mamá con un arma blanca dentro de una casa.

Colombiacheck quiso averiguar con el Alto consejero en qué cifras está basada la información, por lo que solicitamos una entrevista con él a su equipo de prensa, pero hasta la publicación de esta nota no hemos recibido respuesta.

El siguiente paso fue solicitar las cifras de homicidios de los últimos cuatro meses a la Estación de Policía de Puerto Asís, en las que consta que, efectivamente, al 3 de septiembre pasado se contabilizaban 133 días sin homicidios en el casco urbano de Puerto Asís. En ese momento el caso más reciente se había registrado el 24 de abril.

Según el informe, entre el 1 de enero y el 5 de septiembre de 2016 se registraron 15 asesinatos en Puerto Asís. En el mismo periodo de 2015 mataron a 37 personas. Las cifras también reflejan que estos delitos pasaron de 79 en 2014 a 48 en 2015, lo que significa una reducción de 31 casos.

Según el Comandante del Segundo Distrito de Policía de Puerto Asís, Teniente Paul Leandro Rodríguez Ocampo, de los 16 asesinatos que se han registrado en el año, 11 ocurrieron en zona rural y 5 en zona urbana.

“El acuerdo de paz nos ha ayudado mucho para que hoy Puerto Asís esté pasando por uno de sus mejores momentos en seguridad, ese dato es histórico”, resaltó el coronel, quien además indicó que esos buenos resultados se deben además a la efectividad de los planes de seguridad y prevención desarrollados por la Policía y a las estrategias que han implementado contra la violencia.

“Tengo que reconocer que los acuerdos adelantados en La Habana han ayudado sustancialmente a que esto se dé”, coincidió el Alcalde de Puerto Asís, Ómar Francis Guevara, quien aseguró que en la población, en la que han tenido influencia el Frente 48 de las Farc, la delincuencia común y otros actores armados, se siente una tranquilidad que hasta hace unos años era inusual.

“Semanalmente se presentaban 2, 3 homicidios, a veces más, a Puerto Asís le ha tocado vivir momentos duros, a veces había 4, 5 homicidios el mismo día”, concluyó el mandatario local.

Zona históricamente violenta

Al revisar las cifras de homicidios de algunos años en este municipio de Putumayo se entiende el alborozo de las autoridades por la tregua. Una monografía de Putumayo hecha por la Fundación Paz y Reconciliación empieza a dar una idea de la magnitud de la violencia en esa localidad: “se estima que entre 1982 y 1999 más de 1.000 personas fueron asesinadas por sicarios al servicio de los narcotraficantes”.

Un Diagnóstico del Putumayo hecho por la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, describe al departamento como una de las regiones de Colombia con más altos niveles de violencia en los primeros años del nuevo milenio “como consecuencia de la disputa territorial entre grupos irregulares (Farc, autodefensas y recientemente la presencia de bandas emergentes vinculadas con el narcotráfico) y la ofensiva adelantada por la Fuerza Pública para mantener el orden constitucional, que se vio reflejada en un incremento en las muertes en combate”.

El mismo documento indica que entre 2003 y 2006 los asesinatos subieron en un 40% en el departamento y pone en primer lugar de la lista de municipios afectados a Puerto Asís. Solo en 2006, “según la Policía Nacional, la modalidad más utilizada era el sicariato, que se presentó en 40% (154) de los homicidios, siendo el municipio de Puerto Asís el que concentre el 33% del total”.