Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 24 Febrero 2021

Duque no descontará 12.559 pesos a cada trabajador para pagar vacunación de migrantes venezolanos

Por Mónica Ospino Orozco

En ninguno de los 85 trinos publicados el 15 de febrero desde la cuenta de la Presidencia de la República se hizo un anuncio en tal sentido.

Con el anuncio de otorgar un Estatuto de Protección Temporal a cerca de un millón de migrantes venezolanos, hecho por el presidente de la República, Iván Duque, el pasado 8 de febrero, toda suerte de desinformaciones han circulado en las redes sociales y a través de la aplicaciones de mensajería instantánea.

Una de las más recientes es la que tiene que ver con un falso anuncio atribuido al primer mandatario en el sentido de que este, supuestamente, habría ordenado a los empresarios del país hacer un descuento de nómina a todos los trabajadores de 12.559 pesos para apoyar la vacunación de la población venezolana.

El supuesto anuncio fue publicado en la página de Facebook El avispero Bucaramanga.com, que se describe como “sitio web de noticias y medios de comunicación”.

En detalle, la desinformación objeto de este chequeo y que fue publicada el 15 de febrero pasado dice así: 

#ÚLTIMA_HORA Le ordenaré a los empresarios de Colombia para el descuento de nómina de $ 12.559 pesos  a cada trabajador para ayudar a los emigrantes venezolanos para poner la vacuna del covid a ellos, es una ley que mandaré al Senado para su aprobación, este descuento será en tres quincena de cada trabajador. Esto también será para las fuerzas armadas y públicas el descuento (sic).

La publicación, según una herramienta de Facebook a la que tenemos acceso por una alianza en la lucha contra la desinformación, ha sido vista por más de 28.000 personas y compartida por 506. Aunque algunos de los comentarios advierten que se trata de una información falsa, muchos otros creen que es verdad.

En Colombiacheck revisamos las declaraciones hechas por el presidente Iván Duque el día 15 de febrero y encontramos que ese día la agenda pública del primer mandatario estuvo dedicada, en la mañana, a anunciar la llegada del primer lote de vacunas de Pfizer, procedente de Bélgica. La transmisión con el anuncio se hizo a las 6:25 a.m. 

En ese momento Duque explicó en detalle cómo operaría el plan de vacunación en el país e hizo énfasis en que se adquirieron dosis para vacunar a 35’250.000 colombianos. Ningún anuncio relativo a “el descuento de nómina para pagar vacunación a emigrantes venezolanos”, fue hecho. 

Posteriormente, en la tarde, el presidente Duque se dirigió a los colombianos en dos ocasiones más: una desde el aeropuerto El Dorado, en donde estuvo presente para recibir el primer lote de vacunas contra el COVID-19. En su discurso reiteró la importancia de vacunarse y de no bajar la guardia con los protocolos de bioseguridad. La otra alocución fue desde la Casa de Nariño, en el marco de la transmisión del programa diario de televisión Prevención y Acción.

Tampoco en esas intervenciones, Duque hizo referencia alguna a posibles cobros a los trabajadores colombianos para vacunar a la población migrante venezolana.

Y en ninguno de los 85 trinos publicados ese 15 de febrero pasado por la cuenta de la Presidencia de la República se hizo un anuncio en tal sentido. Hicimos además una búsqueda avanzada en Twitter en la cuenta de @infopresidencia, entre el el 10 y el 20 de febrero, sobre este tema que no arrojó resultado alguno.

Además, nada aparece al respecto en la página web de la Presidencia, en donde está alojado este especial sobre el Estatuto de Protección Temporal.

Pero adicionalmente, revisamos la agenda legislativa de esa semana y tampoco entre los eventos programados figura algo relacionado con la falsa información, objeto de esta verificación, que en uno de sus enunciados dice que el presidente Duque mandará al Senado una ley sobre el tema para su aprobación.

Verificamos entre los proyectos de ley radicados ante el Senado de la República y tampoco figura alguno relacionado con la desinformación, que habla de pedir a los empresarios descuentos de nómina para vacunas a migrantes. El más reciente data del 26 de enero de 2021 y es de iniciativa partidista (Partido de la U) y busca que se le rinda un homenaje a las víctimas del COVID-19 en Colombia.

También, revisamos la ley que autorizó la vacunación gratuita contra el COVID-19 a los colombianos y ninguna mención relativa a aportes de trabajadores o descuentos de nóminas quedó consignada en ella.

Finalmente, nuestros colegas verificadores de La Silla Vacía contactaron al jefe de prensa del Ministerio de Salud, Hugo Arévalo, quien les ratificó que esto era falso.

Así es que tras revisar en detalle y encontrar todas las evidencias antes citadas concluimos que la publicación que asegura que el presidente Duque pedirá descuentos de nómina para pagar vacunaciones es falsa.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 24 Marzo 2021

No, la ONU no establece uso de microchip para identificar a la humanidad

Por Mónica Ospino Orozco

Aunque sí hay esfuerzos por mejorar los sistemas de identidad personal en el mundo, la ONU nunca ha hablado de insertar chips en los seres humanos.

De nuevo, la desinformación de que la pandemia es la excusa para controlar a la humanidad con artilugios tecnológicos circula por las redes sociales, pero esta vez no es Bill Gates el protagonista de la historia. Ahora es la Organización de las Naciones Unidas la que, supuestamente, se las ha ingeniado para obligar a los humanos a portar un chip que los identifique.

Un breve video, bastante precario y que junta tres fotogramas, entre ellos un titular de una vieja noticia en un periódico sin identificar, se ha vuelto viral en redes sociales como Facebook, y promueve la teoría de que la ONU ha propuesto el uso de un chip para la identificación de toda la humanidad. Sin embargo, encontramos que esta información es falsa.

Los tres fotogramas se repiten por treinta segundos con una música de fondo. En uno de ellos se ve la frente de un hombre que en apariencia tiene tres microchips insertados, en otro, se muestra una mano con un chip en la parte posterior de la muñeca y un tercero con una página de periódico de la que solo es legible el titular. La misma desinformación ya ha circulado en diferentes perfiles de Facebook (1, 2, 3).

Ya nuestros colegas de La Silla Vacía habían chequeado esta misma desinformación y en su indagación encontraron que la falsa noticia tiene que ver con un proyecto que fue puesto en marcha en el 2015 por la Agencia de la ONU para los Refugiados, en Tailandia con el propósito de identificar a los refugiados provenientes de países como Myanmar y Chad, ubicados en campamentos fronterizos de Tailandia.

Dicho proyecto, de acuerdo con esta nota publicada por ACNUR en su sitio web, lo que hizo fue entregar a al menos 110.000 refugiados birmanos una tarjeta biométrica con datos de identificación, registro del iris, huellas dactilares e incluso fotografías familiares.

Conocido como BIMS, el sistema de identificación biométrica “proporcionó a cada uno de los refugiados una tarjeta inteligente con datos biométricos y fotografías de su familia, que fueron cifrados de forma segura y pueden consultarse con los lectores de tarjetas de ACNUR, incluso en lugares remotos sin acceso a Internet”, agrega la información que publicó la agencia de la ONU.

Sin embargo, en el proyecto de la ACNUR no se menciona la implementación de ningún tipo de microchip.

AFP Factual también verificó una información similar que incluso afirmaba que para el 2030 toda la población mundial tendría que tener un chip, pero esta información tiene que ver con el objetivo del Banco Mundial para ese año de que todos los seres humanos cuenten con una identidad legal y un registro de nacimiento, de acuerdo con este documento publicado por esa entidad y titulado “Principios sobre identificación para el desarrollo sostenible: hacia una era digital”.

En dicho documento se consigna que al menos un billón de personas viven hoy sin documentos de identidad o con documentos que son de dudosa procedencia, o viven en países en los cuales los sistemas de identificación son débiles y poco confiables, lo que limita el acceso de estas personas a la sociedad, a la economía e incluso vulnera sus derechos, la posibilidad de acceder a servicios y oportunidades.

Sin embargo, dicho proyecto, que cuenta con el respaldo de la ONU, no menciona de ninguna manera la implantación de microchips.

Así que no es cierto que la ONU busque poner a la humanidad un microchip de identificación, pues hasta ahora, lo que se ha hecho son proyectos para identificar con tarjetas biométricas a miles de refugiados en países como Tailandia.