Pasar al contenido principal
Domingo, 12 Junio 2016

El conteo del horror

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Las cuentas sobre la cantidad de secuestrados en Colombia no cuadran. Hay diferencias entre las cifras del Ministerio de la Defensa con las de otras entidades. ¿Quién está mintiendo?

Días después del anuncio del presidente Juan Manuel Santos sobre el inicio de las negociaciones de paz con el ELN, el Ministerio de Defensa dijo que “4.590 personas habían sido secuestradas por ese grupo subversivo entre 1996 y 2016”. La cifra causó polémica y abrió el debate por el conteo de los rehenes en Colombia..

Los datos del Ministerio de la Defensa fueron publicados en Noticias RCN, luego se difundieron por las redes sociales y, finalmente, llegaron a oídos del periodista Herbin Hoyos, quien sin titubeos trinó que la información no corresponde a la realidad (vea aquí la información de Mindefensa).

 

 

La supuesta diferencia señalada por Hoyos ascendía, según su trino, a un total de 300 secuestrados, una cifra llamativa mucho más tratándose de vidas humanas que quedan suspendidas en medio de este delito considerado de lesa humanidad.

En apoyo al periodista, quien también se desempeña como presidente de la Federación Colombiana de Víctimas de las Farc (Fevcol), salió el tuitero Fabio Alberto López, un cibernauta quien en tono irónico aprovechó la oportunidad para criticar el gobierno Santos por la aparente despreocupación por los rehenes, aunque su trino es impreciso pues aumenta la cifra de la diferencia en 100 secuestrados.

 

 

Tras la polémica suscitada por las cifras divulgadas por la cartera de Defensa, Colombiacheck buscó a Hoyos, luego fue al Ministerio, acudió a otras entidades y finalmente obtuvo su propia conclusión: cifras de rehenes hay muchas y cada cual registra un número de acuerdo a su propia metodología. Por eso no se puede afirmar que alguno de los que llevan estás estadísticas del horror, esté mintiendo.

Herbin Hoyos manifestó que las cifras del gobierno no corresponden a la realidad porque sólo tienen en cuenta a las personas que denuncian sus casos ante alguna autoridad estatal. “Existe un gran número de secuestrados cuyas familias no denuncian y por esta razón el gobierno no los ha registrado como tales”, explicó.

La teoría respecto a que el número de rehenes es mucho mayor al que entregó el gobierno es reforzada también por el Observatorio Nacional de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh.

La información de dicho observatorio presenta “5.795 rehenes del ELN entre 1996 y 2015”, una brecha de 1.205 secuestrados, mucho mayor que la señalada por Hoyos y que representa un 21% más rehenes de los notificados por el Ministerio de la Defensa.

 

¿Cómo puede existir semejante diferencia entre dos entidades del Estado?

En cuanto a la metodología del Ministerio de Defensa, César Restrepo Flórez, director de Estudios Estratégicos de la entidad, explicó que los datos del Ministerio provienen exclusivamente de los registros de denuncias que emite la Fiscalía.

Restrepo Flórez argumentó que el conteo de los rehenes es un asunto complejo porque no en todas las ocasiones se sabe con claridad el autor del delito y no en todas las ocasiones se conoce ni se puede corroborar si en realidad son rehenes. “Luego de una investigación sobre si es o no un secuestro la Fiscalía nos remite la información y con eso construimos las estadísticas”, enfatizó Restrepo Flórez.

El director de Estudios Estratégicos de la cartera de Defensa recalcó que pueden existir otras formas de hacer el conteo de los rehenes diferentes al sólo hecho de tomar las denuncias, pero que el Ministerio de Defensa sólo se fía de las cifras que le remite la Fiscalía porque estas se dan luego de un complejo proceso de investigación.

Restrepo Flórez expresó que sus estadísticas son fiables y que de hecho varias organizaciones las usan como referentes (fuentes primarias) para emitir cifras de secuestrados.

 

Por el lado del Centro Nacional de Memoria Histórica, la metodología de medición de rehenes en bien distinta. Según la entidad, ellos realizan una contrastación de fuentes diversas para producir gran parte de la información que emiten, las cifras de rehenes no son la excepción.

Para establecer cuántos rehenes hay en Colombia, además de usar la base de datos del Ministerio de Defensa como fuente primaria, buscan otras bases de datos y maneras de obtener información. “La contrastación de fuentes diversas se hace con información de Mindefensa, Procuraduría, notas de prensa e información aportada por organizaciones de la sociedad civil, entre otras fuentes”, aseveró Claudia Báez, vocera del Observatorio de Memoria y Conflicto del Cnmh.

Colombiacheck también buscó a la fundación País Libre, entidad que al parecer tiene cifras de rehenes, pero hasta el momento de esta publicación no respondieron a nuestro llamado.

En síntesis, es un asunto complejo determinar cuál entidad maneja las cifras sobre número de secuestrados más precisas. Es fundamental entender que el Ministerio de Defensa sólo trabaja con la información que le remite la Fiscalía porque para ellos es mucho más fiable y menos proclive al error.

Acudir a otras fuentes de información para hacer el conteo de los rehenes como la prensa, los juzgados o la sociedad civil también es válido pero existe una mayor posibilidad de que esas fuentes de información sean mucho más imprecisas o se repitan, ya que no cuentan con el largo proceso de verificación que realiza la Fiscalía. "Con la información que produce nuestra oficina se planean varias operaciones militares, es por esto que debemos esmerarnos en que sea una información muy cercana a la verdad y lo más alejada a los márgenes de error", puntualizó Restrepo Flórez.

Martes, 19 Septiembre 2017

El conflicto dejó 260.000 muertos de los cuales el 80% era población civil

Por Óscar Felipe Agudelo B.

La frase es de Humberto de la Calle, aspirante a la Presidencia, y según datos del informe ¡Basta ya! y el Registro Único de Víctimas, resulta aproximada pues mencionan cifras cercanas a lo expresado por el exnegociador de paz.

En entrevista con el periódico Publimetro Humberto de la Calle, aspirante a la Presidencia de Colombia, habló de las propuestas que ejecutará en caso de convertirse en el próximo inquilino de la Casa de Nariño. Sin titubeos defendió el Acuerdo de Paz con las Farc en el que tuvo gran relevancia como jefe del equipo negociador del gobierno.

No es la primera vez que De la Calle pretende llegar a la Presidencia de la República, en 1993 aspiró al anhelado cargo mediante el Partido Liberal pero perdió la consulta popular con Ernesto Samper, de quien finalmente fue su vicepresidente en 1994 pero, debido al escándalo por los dineros del narcotráfico que infiltraron la campaña de Samper, decidió renunciar en julio de 1996.

Tras 27 años en el sector público y después de haber ocupado cargos como Registrador Nacional, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Ministro de Gobierno y del Interior, entre otros, De la Calle pretende ser la cabeza del Estado colombiano y para ello muestra, como gran logro en su carrera política, el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y las Farc en 2016.

En la entrevista mencionó distintas propuestas que tiene como aspirante a la Presidencia y una de ellas está enfocada en defender el Acuerdo de Paz. Para recordar el saldo que dejaron cinco décadas de conflicto armado, el aspirante presidencial sostuvo que dicho conflicto dejó “260.000 muertos de los cuales el 80% era población civil”, una afirmación que Colombiacheck decidió verificar.

Para evaluar la veracidad de lo manifestado lo contactamos con el objetivo de conocer el origen de sus aseveraciones pero pese a que lo buscamos en reiteradas ocasiones el aspirante no respondió a nuestra solicitud.

Emprendimos de manera propia la búsqueda de fuentes de información que permitieran verificar los datos expuestos por De la Calle y encontramos el informe ¡Basta Ya! coordinado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, que tiene información sobre el conflicto armado con corte hasta 2012.

Según ¡Basta Ya!, el número de personas muertas que dejó el conflicto desde 1958 a 2012 fue de 218.094. De esa cifra 177.307 fueron civiles y 40.787 combatientes.

Las anteriores cifras permiten expresar que de los muertos en el conflicto armado colombiano, en términos porcentuales, el 81.2% se trató de civiles y el 18.7% restante de combatientes.

Todo indica que el aspirante a la Presidencia se fundamentó en estos datos a la hora de su entrevista con Publimetro, sin embargo, no lo podemos afirmar porque De la Calle no atendió el llamado de Colombiacheck.

Este medio consultó al Cnmh para obtener cifras más actualizadas sobre los muertos por el conflicto armado pero nos explicaron que esas cifras se encuentran en sistematización y que se darán a conocer públicamente la última semana de octubre próximo.

Con el objetivo de conocer cifras más actualizadas este medio consultó al Registro Único de Víctimas, RUV, coordinado por el gobierno nacional por medio de la Red Nacional de Información sobre las víctimas.

De la entidad gubernamental nos remitieron el siguiente cuadro y nos explicaron que solo enviaron información sobre muertos de la Fuerza Pública y civiles. Es decir, no incluyeron los combatientes de grupos organizados al margen de la ley como guerrilleros o paramilitares.

Víctimas del conflicto civiles vs de la Fuerza Pública

Según explicó a Colombiacheck Luis Camilo Cárdenas de la subdirección del RUV, la exclusión de los combatientes se presenta porque la entidad gubernamental sólo maneja información de víctimas y no de victimarios. Según Cárdenas los combatientes ajenos a la Fuerza Pública (en este caso de grupos armados) se consideran victimarios.

Con la información aportada por el RUV (con corte a agosto 1 de 2017), los muertos que dejó el conflicto armado corresponden a 270.502 personas, el 99.5% civiles y el restante 0.5% miembros de la Fuerza Pública.

En definitiva, calificamos la afirmación de Humberto de la Calle como aproximada porque las dos cifras oficiales que encontró Colombiacheck son cercanas a lo que él expresó.

La del Cnmh relaciona 218.094 muertos por el conflicto, 41.906 menos de las mencionadas por De la Calle, pero en cuanto al porcentaje mencionado de los civiles muertos por el conflicto el aspirante presidencial solo erró por dos décimas: No se trata del 80% sino el 81.2% de los civiles que perdieron la vida.

En cuanto las cifras del RUV, más actualizadas, De la Calle falla por 10.502. Es decir, el número de muertos que dejó el conflicto no son 260.000 sino 270.502 de acuerdo al RUV. El porcentaje de civiles muertos en los datos del RUV es mayor en relación al informe ¡Basta Ya!, de 99.5% en buena medida porque el RUV no toma en cuenta los muertos que dejó el conflicto por parte de combatientes ajenos a la Fuerza Pública.