Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 31 Julio 2021

El expresidente de Haití, Jovenel Moïse, no estaba en contra de las vacunas contra el COVID-19

Por Laura Castaño Giraldo

En redes sociales circulan frases antivacunas que se le atribuyen, de manera equivocada, al difunto exmandatario haitiano. 

Desde que se conoció la noticia del asesinato del expresidente de Haití, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio de 2021, se ha difundido una desinformación en redes con respecto a la posición del exmandatario frente a las vacunas contra el COVID-19 como causa del atentado que se cometió en su contra.

En Facebook, por ejemplo, circula esta publicación con el mensaje:

Cadena sobre Moïse

“El presidente de Haití, Jovenel Moise Pierre fue asesinado por estar en contra de las vacunas, en las redes sociales circulan varios vídeos de la entrada de los mercenarios, pertrechados con armas largas y vestimentas militares, moviéndose sin ningún obstáculo. Los vecinos escucharon y vieron que los asesinos parecían agentes de la DEA (unidad antidrogas de EEUU) "¡Todo el mundo abajo, retrocedan!".

El primero ministro Claude Joseph de Haití describió el hecho como "un ataque altamente coordinado por un grupo altamente entrenado y fuertemente armado" .

Moise estaba en contra de las vacunas dijo en su momento:

“No veo con buenos ojos esta cuestión de la vacuna. No creo en estos dirigentes que tenemos que puedan verificar la fiabilidad de ellas una vez que lleguen. No creo en ellas”.

Los haitianos rechazan cualquier posibilidad de vacunarse porque no creen en la pandemia.

“Ya que no puedo evitar que venga (la vacuna), no van a entrar en el país por mí o por mi familia. Yo no la tomaría, y mucho menos los miembros de mi familia”.

A principios de abril pasado, el ex presidente Jovenel Moise y su Gobierno rechazó un lote de dosis de astraZeneca que le ofrecía la OMS, a través del mecanismo Covax, causo “un revuelo mundial”.

No queda más que agradecer una vez más a estos presidentes que tienen el valor de enfrentar y exponer esta farsa. ~Renato/KU~”

Debido al impacto del asesinato de Moïse, por el que detuvieron a 26 exmilitares colombianos, y a la difusión de la misma desinformación en diferentes publicaciones, en Colombiacheck decidimos realizar la verificación correspondiente.

Para ello, hicimos una búsqueda avanzada en Google con las expresiones “Presidente de Haití”, “vacunas” y “asesinato”, y como resultado obtuvimos varios artículos de medios verificadores que desmintieron la misma cadena que afirma que Moïse estaba en contra de las vacunas para combatir el COVID-19. 

Los colegas de AFP, por ejemplo, tomaron esta frase que la publicación le atribuye al expresidente de Haití: “No veo con buenos ojos esta cuestión de la vacuna. No creo en estos dirigentes que tenemos que puedan verificar la fiabilidad de ellas una vez que lleguen. No creo en ellas”, y la pasaron por el buscador de Google

De esta forma se dieron cuenta de que la autoría de la misma no correspondía al exmandatario Jovenel Moïse sino “a un ciudadano haitiano llamado Moise Pierre, quien fue entrevistado para un artículo de la agencia EFE” a principios de mayo de 2021, dos meses antes del atentado. Según dicha nota, Moise Pierre es mototaxista y estudiante universitario, y no ocupa ningún cargo público. 

En el mismo artículo de agencia EFE aparece otra frase que la publicación que estamos verificando le atribuye a Jovenel Moïse: “Ya que no puedo evitar que venga (la vacuna), no van a entrar en el país por mí o por mi familia. Yo no la tomaría, y mucho menos los miembros de mi familia”. Y, una vez más, se explica que esa declaración no fue de autoría del expresidente haitiano sino del ciudadano Moise Pierre. 

Además de lo anterior, el mensaje viral dice que “a principios de abril pasado, el ex presidente Jovenel Moise y su Gobierno rechazó un lote de dosis de astraZeneca que le ofrecía la OMS, a través del mecanismo Covax, causo ‘un revuelo mundial’”. Pero esto solo se trata de una afirmación sin contexto.

Si bien es cierto que el gobierno haitiano rechazó las vacunas AstraZeneca que le ofreció la Organización Mundial de la Salud (OMS) en abril de 2021 por temor a que la población se rehusara a recibir las dosis tras los casos de trombos detectados en Europa, tal como explica el medio haitiano Juno 7, cabe precisar que esta decisión cambió un mes después y fue comunicada por el co-presidente de la Comisión Multisectorial para la Gestión de la COVID-19, el doctor Jean William Pape, a EFE.

Según el diario El Universo, “este cambio de parecer se conoce un día después de que el presidente del país, Jovenel Moïse, se mostrara alarmado por el rebrote de la COVID-19”. 

Con el fin de no dejar ningún cabo suelto, en Colombiacheck decidimos hacer, una vez más, una búsqueda avanzada en Google para ver si encontrábamos algún registro que probara que el expresidente de Haití estaba en contra de las vacunas contra el nuevo coronavirus, pero no encontramos ninguna declaración así de su parte.

Con esta información en mano, nos permitimos calificar como falsa la desinformación que fue objeto de este chequeo. Jovenel Moïse no era ‘antivacuna’ y tampoco fue asesinado por ello. De hecho, es necesario precisar que su caso sigue siendo materia de investigación y que entre los acusados como autores de su homicidio hay exmilitares colombianos.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 27 Mayo 2020

No, esta foto no muestra la instalación de una antena 5G camuflada

Por Laura Rodríguez Salamanca

La imagen fue capturada por el fotógrafo James S. Wood en Tucson, Arizona, en 2009, antes de que se implementara la quinta generación de telefonía móvil.

Desde hace varias semanas está circulando en redes sociales y en cadenas de mensajería privada una foto que supuestamente muestra la reciente instalación de una antena 5G camuflada en forma de cactus. La imagen ha sido compartida miles de veces y se ha adjudicado a países como Estados Unidos, Perú, Paraguay, y a regiones como la Selva Lacandona y San Luis Potosí, en México.

Algunos usuarios han escrito en las descripciones que la imagen evidencia la intención de ocultar este tipo de tecnología porque “es peligrosa para la salud”. Y algunos señalan como responsables del hecho retratado a Bill Gates, Donald Trump e, incluso, al Comité de Seguridad Estatal de la Unión Soviética, KGB, que dejó de operar en 1991. 

Pero la fotografía no es actual, no evidencia la instalación de antenas 5G (tecnología que no se ha comprobado sea peligrosa para la salud), ni corresponde a una operación de ocultamiento de redes de telefonía que se haga a espaldas de los ciudadanos.  

Hicimos una búsqueda inversa de la imagen con la herramienta de Google y encontramos varias entradas que usaron la foto en diferentes tamaños en 2016, 2013, 2012 y en 2011. Varias tenían créditos poco fiables y de otros portales. Pero un artículo publicado el 21 de enero de 2011 por Tucson.com, el portal web del periódico local Arizona Daily Star, incluía más información: le daba el crédito de la imagen al fotógrafo James S. Wood, que según según su página web, está radicado en Tucson, Arizona. También se fechaba la captura en 2009 y se ubicaba a la imagen en Sunrise Drive, una carretera de la misma ciudad de Estados Unidos. 

Nuestros colegas de AFP también le pusieron la lupa a la imagen y se comunicaron con Wood para confirmar que era el autor. “Yo tomé la fotografía, en 2009, mientras trabajaba como fotoperiodista en el Arizona Daily Star en Tucson, Arizona. (...) Vi que estaban instalando esta torre de telefonía móvil en las colinas de Tucson y pensé en que podía convertirse en una linda foto para el periódico (...). Esta torre y muchas otras como ella aún existen en Tucson (...) No existía el 5G en aquel momento”, respondió el fotógrafo por correo electrónico. 

Y es que, al ser fotografiada en 2009, no es posible que la antena haga parte de la red 5G. La razón: la implementación de esta tecnología se inició en Estados Unidos en 2018 en ciertas ciudades seleccionadas, como lo indica un artículo de Digital Trends, un reconocido sitio web estadounidense sobre tecnología. 

Además, de acuerdo con una publicación de CNN Business, en abril de 2019,  sobre las ciudades estadounidenses que contaban con acceso a la tercera generación móvil, para esa fecha Tucson aún no tenía disponible el servicio. 

Así mismo, es importante tener en cuenta que el camuflaje de antenas de telefonía móvil no es considerada una mala práctica en Estados Unidos, sino que se realiza con propósitos paisajísticos. Algunas ciudades tienen reglamentación por zonas, y comunidades en todo el país tienen el poder de solicitar a las compañías de telefonía celular declaraciones de impacto visual y acciones para disimularlo.

De hecho, Larson Camouflage, una de las compañías pioneras en la ‘industria de ocultación inalámbrica’ en Estados Unidos nació y tuvo sede en Tucson hasta 2019, cuando fue comprada por otra empresa de estructuras. Hasta 2016 había construido más de 3.000 proyectos de este tipo en todo el mundo. 

Finalmente, como ya hemos explicado, la tecnología 5G no es la causa de la pandemia de COVID-19.

Así que es falso tanto que la imagen retrate una “antena 5G” (pues fue tomada antes de que existiera esta tecnología), como es falso que el cactus artificial que se ve esté siendo usada para esconder la antena porque “es peligrosa para la salud”, ya que esta afirmación no tiene asidero.