Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 02 Julio 2020

Es falso que Duque pueda 'inaugurar la cadena perpetua' con los militares sindicados de violación de niña embera

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aún no existe una ley que permita condenar a cadena perpetua a los violadores y asesinos de niñas y niños. Además, a quien corresponde decidir si pide cadena perpetua, es a la Fiscalía, no al gobierno.

En medio de la firma del acta de inicio de la obras del Regiotram de Occidente, el pasado 24 de junio, el presidente Iván Duque se refirió al caso de la menor de 13 años de la comunidad embera chamí víctima de violación presuntamente cometida por siete soldados del Ejército Nacional, que aceptaron el cargo de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

En el evento, el presidente Duque dijo: “Vamos a enfrentar a los violadores y asesinos de niños en este país con toda la contundencia”. E inmediatamente después afirmó: “Si nos toca inaugurar la cadena perpetua con ellos, lo haremos con ellos”.

Aunque suena bien en el discurso, lo que dice el presidente Duque es imposible desde la realidad penal del momento, porque aún no hay una ley vigente que permita la cadena perpetua para violadores de niñas y niños. Aparte de esto, Duque es presidente y no un juez de la República, quienes son los que dictan sentencia. Por eso, Colombiacheck califica como Falsa la afirmación del Presidente.

El Acto Legislativo

El 18 de junio, la plenaria del Senado aprobó, en último debate, el proyecto de Acto Legislativo que consagra la prisión perpetua para los asesinos y violadores de niños, niñas y adolescentes.

El proyecto “modifica el artículo 34 de la constitución política, suprimiendo la prohibición de la pena de prisión perpetua y estableciendo la prisión perpetua revisable”.

Al texto original del Artículo 34 de la Constitución Política se le modifica la prohibición de la prisión perpetua y se le añade el siguiente texto:  

De manera excepcional cuando un niño, niña o adolescente sea víctima de las conductas de homicidio en modalidad dolosa, acceso carnal que implique violencia o sea puesto en incapacidad de resistir o sea incapaz de resistir, se podrá imponer como sanción hasta la pena de prisión perpetua.

Toda pena de prisión perpetua tendrá control automático ante el superior jerárquico. En todo caso la pena deberá ser revisada en un plazo no inferior a veinticinco (25) años, para evaluar la resocialización del condenado.

Así se modificaría la Constitución Política para permitir que haya cadena perpetua en unos casos específicos. Sin embargo, con la aprobación en el Congreso del Acto Legislativo, no basta para que la pena se pueda utilizar con los soldados que aceptaron los cargos de acceso carnal abusivo en la menor embera. Aún hace falta la promulgación del mismo por parte del Secretario del Senado, Gregorio Eljach, para su entrada en vigencia. 

Pero además, como el mismo acto legislativo menciona, el gobierno tiene un año para radicar el proyecto en el que se reglamente la prisión perpetua y con ello sea incluida en el ordenamiento penal colombiano. Así dice la norma:

Parágrafo transitorio. El Gobierno nacional contará con un (1) año contado a partir de la fecha de promulgación del presente acto legislativo, para radicar ante el Congreso de la República el proyecto de ley que reglamente la prisión perpetua.

Se deberá formular en el mismo término, una política pública integral que desarrolle la protección de niños, niñas y adolescentes, fundamentada principalmente en las alertas tempranas, educación, prevención, acompañamiento psicológico y la garantía de una efectiva judicialización y condena cuando sus derechos resulten vulnerados.

Esto se debe a que un acto legislativo es una norma general que modifica la Constitución y que requiere un desarrollo a través de una ley ordinaria. Según le explicó a Colombiacheck Maria Camila Correa, docente de derecho penal de la Universidad del Rosario, esa ley tendrá que modificar el código penal aclarando los casos en que se contempla el acto legislativo y habría la posibilidad de prisión perpetua.

“A hoy [y al momento en que el presidente Duque hizo su afirmación], no existe esa pena”, dice Correa, y por lo tanto “no se puede imponer una pena que no existe”.

En un año, máximo, el Congreso deberá expedir esta ley y, por ser una norma tan polémica, que ha tenido más de 15 intentos fallidos en el Congreso, es posible que se demande. En ese caso, entraría la Corte Constitucional a revisar las demandas a la norma para determinar la exequibilidad de la misma.

Después de todo eso es que podríamos hablar de que Colombia tendría una cadena perpetua con la cual condenar a quienes cometan crímenes contra menores de 14 años. Antes no.

Pero, en el momento en que exista esta norma, igual no se le puede imponer a los soldados que violentaron a la niña embera porque, de acuerdo con Diego Castillo, especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, en el derecho penal hay dos principios fundamentales: legalidad y ultraactividad. La legalidad implica que no se puede ser condenado por delitos que no existieran formalmente en el momento en que se cometen los hechos, como ya explicamos. 

Y el principio de ultraactividad quiere decir que todas las normas empiezan a regir hacia el futuro y no hacia el pasado. Hay normas que tienen retroactividad, pero son excepciones, y la retroactividad choca con la seguridad jurídica: la posibilidad de reabrir casos ya cerrados.

“Como tenemos estos dos principios relacionados entre sí, ya no cabría de ninguna manera que esta sanción se pueda aplicar concretamente al caso de los soldados que presuntamente violaron a la menor”, dice Castillo.

Por otro lado, el constitucionalista Rodrigo Uprimny explicó en un hilo de Twitter los “tres errores protuberantes” que cometió el presidente Duque en su alocución “frente a principios constitucionales básicos.

El primero ya lo explicamos. El segundo tiene que ver con la separación de poderes: “Quien finalmente podría imponer la cadena perpetua en un caso concreto es el juez penal y no el gobierno, después de la acusación de la Fiscalía”, dice Uprimny en su trino.

Y el tercer error es la independencia de la Fiscalía: “A quien corresponde decidir si, conforme a la ley, pide cadena perpetua, es a la Fiscalía, no al gobierno. El presidente no puede siquiera solicitar la cadena perpetua”.

En esto coincide Correa quien dice que no “es correcto que el presidente, que es la cabeza de la rama ejecutiva, salga a decir ‘vamos a imponer’, porque eso está en cabeza de la Fiscalía. No tiene por qué hacer intromisión en las funciones de la Fiscalía. Ni puede imponerla, ni pedirla”.

De modo que el futuro de la prisión perpetua en Colombia, hasta el momento de publicar este chequeo, es incierto. 

En octubre de 2018 publicamos un explicador sobre el estado actual de las penas para el delito de acceso carnal en menores y la viabilidad de imponer la cadena perpetua como medida disuasoria para frenarlo.

Con todos estos elementos concluimos que lo dicho por el presidente Duque, de inaugurar la cadena perpetua con los soldados sindicados de violar a la menor embera de Pueblo Rico, en Risaralda, es falso.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 29 Junio 2018

Los #TBT contra Duque

Por Carlos González

Después del triunfo de Iván Duque en las elecciones presidenciales, las redes sociales han revivido noticias viejas sobre Iván Duque y su círculo, sacándolas del contexto actual. Esta estrategia también fue usada en la campaña contra Gustavo Petro.

Aunque no pueden ser consideradas como noticias falsas, usuarios en redes sociales han compartido información descontextualizada que causa el mismo efecto que las ‘fake news’.

La particularidad en este caso es que las noticias sí son reales, pero fueron publicadas hace cuatro, ocho o, incluso, hace 16 años.

Bajo esta modalidad, una de las notas que más se ha viralizado en los últimos días es una que afirma que el electo presidente, Iván Duque, eliminará las primas extralegales para empleados públicos. La noticia, que fue publicada por Semana en 2002 bajo el título “Se eliminarán primas extralegales a funcionarios públicos”, explica que el expresidente Álvaro Uribe Vélez decidió eliminar estos reconocimientos para reducir el gasto del Estado a través del Decreto 1919 de 2002, lo que en su momento provocó el rechazo de las centrales obreras de todo el país.

Noticia de Semana sacada de contexto

La nota fue publicada en la revista en 2002, pero se ha querido presentar como si fuera vigente y Duque estuviera pensando en tomar esta medida. Desde las comunicaciones del próximo mandatario han resaltado que dicha información es falsa y otros usuarios han aclarado que se trata de una nota publicada hace 16 años.

Una de las razones por las que se ha propagado este tipo de contenidos es que las personas, aún después de elecciones, quiere seguir reafirmando posiciones, explicó Carlos Arias, experto en temas políticos, quien insistió en que, a pesar de esto, sí es evidente que la difusión de noticias falsas ha descendido en las últimas semanas.

Aunque esta fue una práctica que también se utilizó durante la campaña presidencial, pues opositores de Petro compartieron noticias de sus declaraciones sobre Hugo Chávez o su simpatía por el régimen venezolano, haciéndolas pasar como actuales.

Publicación fuera de contexto sobre relación entre Petro y Chávez

Así mismo, se compartían a diario noticias sobre cifras de desplazamiento, heridos por la guerra en el Hospital Militar e información relacionada con la paz, sin ser actual, solo para reafirmar que la mejor opción era apostar por el candidato que promovía esta opción.

Para Mauricio Guerrero, profesor de sociología de la Universidad Icesi de Cali, en términos de cómo se manejan las estrategias digitales se puede montar un portal para difundir noticias falsas o hacer uso de estas noticias viejas, que es mucho menos costoso pues no se requiere de redactores, de una página web o de publicidad, únicamente de buscar información publicada por otros y publicarla en redes sociales, a las que la mayoría de gente tiene acceso.

“La información es real, solo que traída desde el pasado. Estas prácticas parten de un usuario que está en la capacidad de acceder al archivo digital de todos los medios y entiende sobre la información para replicarla”, agrega Guerrero.

“En el tema digital el rótulo es muy poderoso, cuando se comparte en las redes sociales aparece es el título y el ‘copy’ que se le escribe, no la fecha. Muchas veces la gente lo comparte sin entrar, sin darle click, por eso las personas piensan que es una noticia actual, lo que lleva a la confusión”, finaliza.

Carrasquilla y la reducción del mínimo

La reducción del salario mínimo es otra noticia que ha revivido desde que Duque es presidente. En 2008, Alberto Carrasquilla, quien fue ministro de Hacienda entre 2003 y 2007, bajo el gobierno de Uribe, manifestó que el salario mínimo en Colombia era muy alto y que, para generar más empleo y hacer más competitivo al país, era necesario reducirlo.

La noticia salió a flote nuevamente debido al rol que desempeña el economista en la comisión de empalme con el saliente gobierno de Juan Manuel Santos, por lo que opositores a Duque en redes han expresado que la intención del nuevo gobierno será reducir el mínimo.

Publicación fuera de contexto sobre Carrasquilla y el salario mínimo

 

Publicación sin contexto sobre Carrasquilla y el mínimo

 

Cuando compartían la noticia en las redes sociales, en muchos de los ‘copy’ no aclaraban que era de 2008. Tampoco en el título que aparece en la nota en Facebook o Twitter. Solamente, al dar click en el portal que la compartió se aclara que la propuesta es de 2008.

Aunque es una noticia fuera de contexto, vale mencionar que Carrasquilla siempre ha mostrado su posición respecto al mínimo, por lo que lo normal es que siga pensando de la misma manera.

Según datos comparados de los bancos centrales de varios países de Latinoamérica, en un artículo de la Revista Semana, Colombia tiene actualmente uno de los salarios mínimos más bajos de la región, pues si se lleva a dólares, quedaría en US$295 (incluido el subsidio de transporte), por debajo de países como Argentina (US$544), Chile (US$456) o Uruguay (US$431).

Sin embargo, un informe de la Ocde de 2015 señala que el ingreso mínimo es Colombia es uno de los más altos del mundo en relación al ingreso medio de la población, pues alcanza el 81% de esta cifra.

A pesar de la discusión, esta información sobre una reducción del salario mínimo también ha sido desmentida y se ha dicho que estas fueron declaraciones de 2008, por lo que no pueden ser descontextualizadas.