Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 02 Julio 2020

Es falso que Duque pueda 'inaugurar la cadena perpetua' con los militares sindicados de violación de niña embera

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Aún no existe una ley que permita condenar a cadena perpetua a los violadores y asesinos de niñas y niños. Además, a quien corresponde decidir si pide cadena perpetua, es a la Fiscalía, no al gobierno.

En medio de la firma del acta de inicio de la obras del Regiotram de Occidente, el pasado 24 de junio, el presidente Iván Duque se refirió al caso de la menor de 13 años de la comunidad embera chamí víctima de violación presuntamente cometida por siete soldados del Ejército Nacional, que aceptaron el cargo de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

En el evento, el presidente Duque dijo: “Vamos a enfrentar a los violadores y asesinos de niños en este país con toda la contundencia”. E inmediatamente después afirmó: “Si nos toca inaugurar la cadena perpetua con ellos, lo haremos con ellos”.

Aunque suena bien en el discurso, lo que dice el presidente Duque es imposible desde la realidad penal del momento, porque aún no hay una ley vigente que permita la cadena perpetua para violadores de niñas y niños. Aparte de esto, Duque es presidente y no un juez de la República, quienes son los que dictan sentencia. Por eso, Colombiacheck califica como Falsa la afirmación del Presidente.

El Acto Legislativo

El 18 de junio, la plenaria del Senado aprobó, en último debate, el proyecto de Acto Legislativo que consagra la prisión perpetua para los asesinos y violadores de niños, niñas y adolescentes.

El proyecto “modifica el artículo 34 de la constitución política, suprimiendo la prohibición de la pena de prisión perpetua y estableciendo la prisión perpetua revisable”.

Al texto original del Artículo 34 de la Constitución Política se le modifica la prohibición de la prisión perpetua y se le añade el siguiente texto:  

De manera excepcional cuando un niño, niña o adolescente sea víctima de las conductas de homicidio en modalidad dolosa, acceso carnal que implique violencia o sea puesto en incapacidad de resistir o sea incapaz de resistir, se podrá imponer como sanción hasta la pena de prisión perpetua.

Toda pena de prisión perpetua tendrá control automático ante el superior jerárquico. En todo caso la pena deberá ser revisada en un plazo no inferior a veinticinco (25) años, para evaluar la resocialización del condenado.

Así se modificaría la Constitución Política para permitir que haya cadena perpetua en unos casos específicos. Sin embargo, con la aprobación en el Congreso del Acto Legislativo, no basta para que la pena se pueda utilizar con los soldados que aceptaron los cargos de acceso carnal abusivo en la menor embera. Aún hace falta la promulgación del mismo por parte del Secretario del Senado, Gregorio Eljach, para su entrada en vigencia. 

Pero además, como el mismo acto legislativo menciona, el gobierno tiene un año para radicar el proyecto en el que se reglamente la prisión perpetua y con ello sea incluida en el ordenamiento penal colombiano. Así dice la norma:

Parágrafo transitorio. El Gobierno nacional contará con un (1) año contado a partir de la fecha de promulgación del presente acto legislativo, para radicar ante el Congreso de la República el proyecto de ley que reglamente la prisión perpetua.

Se deberá formular en el mismo término, una política pública integral que desarrolle la protección de niños, niñas y adolescentes, fundamentada principalmente en las alertas tempranas, educación, prevención, acompañamiento psicológico y la garantía de una efectiva judicialización y condena cuando sus derechos resulten vulnerados.

Esto se debe a que un acto legislativo es una norma general que modifica la Constitución y que requiere un desarrollo a través de una ley ordinaria. Según le explicó a Colombiacheck Maria Camila Correa, docente de derecho penal de la Universidad del Rosario, esa ley tendrá que modificar el código penal aclarando los casos en que se contempla el acto legislativo y habría la posibilidad de prisión perpetua.

“A hoy [y al momento en que el presidente Duque hizo su afirmación], no existe esa pena”, dice Correa, y por lo tanto “no se puede imponer una pena que no existe”.

En un año, máximo, el Congreso deberá expedir esta ley y, por ser una norma tan polémica, que ha tenido más de 15 intentos fallidos en el Congreso, es posible que se demande. En ese caso, entraría la Corte Constitucional a revisar las demandas a la norma para determinar la exequibilidad de la misma.

Después de todo eso es que podríamos hablar de que Colombia tendría una cadena perpetua con la cual condenar a quienes cometan crímenes contra menores de 14 años. Antes no.

Pero, en el momento en que exista esta norma, igual no se le puede imponer a los soldados que violentaron a la niña embera porque, de acuerdo con Diego Castillo, especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, en el derecho penal hay dos principios fundamentales: legalidad y ultraactividad. La legalidad implica que no se puede ser condenado por delitos que no existieran formalmente en el momento en que se cometen los hechos, como ya explicamos. 

Y el principio de ultraactividad quiere decir que todas las normas empiezan a regir hacia el futuro y no hacia el pasado. Hay normas que tienen retroactividad, pero son excepciones, y la retroactividad choca con la seguridad jurídica: la posibilidad de reabrir casos ya cerrados.

“Como tenemos estos dos principios relacionados entre sí, ya no cabría de ninguna manera que esta sanción se pueda aplicar concretamente al caso de los soldados que presuntamente violaron a la menor”, dice Castillo.

Por otro lado, el constitucionalista Rodrigo Uprimny explicó en un hilo de Twitter los “tres errores protuberantes” que cometió el presidente Duque en su alocución “frente a principios constitucionales básicos.

El primero ya lo explicamos. El segundo tiene que ver con la separación de poderes: “Quien finalmente podría imponer la cadena perpetua en un caso concreto es el juez penal y no el gobierno, después de la acusación de la Fiscalía”, dice Uprimny en su trino.

Y el tercer error es la independencia de la Fiscalía: “A quien corresponde decidir si, conforme a la ley, pide cadena perpetua, es a la Fiscalía, no al gobierno. El presidente no puede siquiera solicitar la cadena perpetua”.

En esto coincide Correa quien dice que no “es correcto que el presidente, que es la cabeza de la rama ejecutiva, salga a decir ‘vamos a imponer’, porque eso está en cabeza de la Fiscalía. No tiene por qué hacer intromisión en las funciones de la Fiscalía. Ni puede imponerla, ni pedirla”.

De modo que el futuro de la prisión perpetua en Colombia, hasta el momento de publicar este chequeo, es incierto. 

En octubre de 2018 publicamos un explicador sobre el estado actual de las penas para el delito de acceso carnal en menores y la viabilidad de imponer la cadena perpetua como medida disuasoria para frenarlo.

Con todos estos elementos concluimos que lo dicho por el presidente Duque, de inaugurar la cadena perpetua con los soldados sindicados de violar a la menor embera de Pueblo Rico, en Risaralda, es falso.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 08 Julio 2020

‘Nunca he tenido relaciones institucionales con las fuerzas armadas, ni clandestinas’: Falso

Por Laura A. Gracia

Esta es una de las respuestas dadas por el expresidente Álvaro Uribe en su entrevista en La Silla Vacía. En Colombiacheck verificamos varias de sus afirmaciones.

-Claro, pero por todos procesos diferentes porque son dos acusaciones diferentes- le recalcó León.

-(sic) Yo nunca he tenido relaciones institucionales con las fuerzas armadas, ni clandestinas. Salí de la presidencia de la república y lo único que he tenido con las fuerzas armadas es que me han prestado un servicio de seguridad- contestó

-Lo interrumpo un segundito ahí, frente a la relación con los organismos de inteligencia, pues me parece que hay bastantes evidencias de los cercanas que han sido incluso después de salir de la presidencia, cuando usted filtró las coordenadas de la delegación de que salía el guerrillero Pablo Catatumbo de La Habana. Fue una filtración que le dio a alguien de los organismos de inteligencia. Ahorita recientemente en un artículo de Reuters hace menos de un mes hablaban sobre cómo los que estaban planeando el complot de tumbar a Maduro se comunicaban con usted también y con los organismos de inteligencia.
Entonces yo creo que usted sí tiene unas relaciones muy cercanas con los organismos de inteligencia-.

-(sic) La verdad Juanita es que yo he sido muy respetuoso de esas instituciones, yo no tengo ninguna relación con los organismos de inteligencia- insistió Uribe. 

Para verificar si el expresidente Álvaro Uribe ha tenido relación, tanto institucional, como clandestina, luego de su salida del Gobierno, tal como lo enfatiza él en la entrevista, revisamos los casos que Juanita menciona en los que él se ha visto involucrado. Así mismo, revisamos otros casos que tuvieron que ver con infiltración de información. 

Uno de los casos por los que indaga Juanita es una de dos filtraciones de información sensible del Ejército que ha hecho el expresidente por medio de su Twitter. 

El último hecho mencionado por Juanita, relacionado con la operación contra el Gobierno de Maduro, no tiene ninguna prueba. 

Infiltración de coordenadas ubicación para el traslado de Pablo Catatumbo a La Habana

Por medio de su cuenta de Twitter, Uribe trinó el 7 de abril de 2013, las coordenadas que ubicaban el sitio exacto en el que una comisión de la Cruz Roja sacaría de las selvas del Meta y Caquetá al jefe negociador de la guerrilla Pablo Catatumbo con destino a Cuba. 

Por medio de una búsqueda avanzada en Twitter dimos con el trino y aunque el enlace está roto, existe un pantallazo que contiene las coordenadas que según las investigaciones sólo conocían seis generales del Ejército, y adicionalmente otro trino confirmando el rechazo por parte del entonces presidente Juan Manuel Santos. 

Y aunque la Justicia Penal Militar abrió una investigación por esta filtración el caso fue cerrado el 2 de diciembre de 2013, pues el juez 84 de Instrucción Penal Militar, Dagoberto López, dictaminó que ‘fueron tantos los que conocieron la información confidencial sobre el lugar donde estaba ‘Pablo Catatumbo’, que resultó imposible determinar un responsable’, como lo reveló el periódico El Espectador, que conoció el fallo. 

El secuestro del general del Ejército Rubén Darío Alzate en Las Mercedes, Chocó

El 16 de noviembre de 2014, en el caserío Las Mercedes, fue secuestrado por las Farc, el general Alzate. El hecho, que puso en crisis el proceso de paz que avanzaba en La Habana, fue trinado por Álvaro Uribe antes de que llegara a la cúpula del Gobierno, según las declaraciones del entonces fiscal, Nestor Humberto Martínez. 

Realizamos una búsqueda avanzada y encontramos el trino original del senador Uribe con la información de primera mano sobre el secuestro de Alzate.

Y aunque no se trata de una filtración, en enero pasado el senador Uribe publicó este trino con una carta del comandante del Ejército, Nicasio Martínez, luego del escándalos de las interceptaciones ilegales.

En este trino, el mismo Martínez indica que designó como abogado a Jaime Granados, reconocido por ser el abogado del expresidente Uribe, como él mismo lo mencionó en este entrevista varias veces.

De otro lado, en abril de 2015 La Silla Vacía reveló en la nota “Los cariñitos de Uribe con los militares” cómo “justo después de la emboscada de las Farc a un pelotón militar en el Cauca que terminó con 11 soldados muertos y varios heridos, el ex presidente Álvaro Uribe visitó ayer en la mañana a uno de los soldados que sobrevivió al ataque, por invitación del soldado. Lo llamó ‘mi soldado’ y anunció que en los próximos días haría lo mismo con otras familias de los militares que quedaron heridos tras ese ataque”.

Aparte de estas evidencias, podemos recordar que el ex comandante de las Fuerzas Militares durante el gobierno Santos general retirado Leonardo Barrera Gordillo fue candidato a la Gobernación del Cauca por el Centro Democrático, en 2015, y luego candidato al Senado por el Centro Democrático, en 2018.

Barrero, nombrado como comandante de las Fuerzas Militares por Juan Manuel Santos en el 2013, salió del Ejército en febrero de 2014 por el escándalo de corrupción protagonizado por el coronel Robinson González del Río, detenido por falsos positivos

La revista Semana reveló unos audios en los que Barrero le decía a González del Río: “Aprovechen y únanse, hijueputa. Eso tiene uno que ser inteligente. Yo no lo puedo hacer, pero ustedes sí porque ustedes son los afectados (...) Hagan una mafia para denunciar fiscales y toda esa güevonada”.

Así que con todas estas evidencias concluimos que es Falso  que el senador y expresidente nunca ha tenido relaciones institucionales con las Fuerzas Armadas, ni clandestinas desde que dejó la Presidencia de la República, en 2001.