Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 18 Marzo 2021

Es falso que ‘el 99 % de los homicidios se producen por armas ilegales’, como dice María Fernanda Cabal

Por Ana María Saavedra

La senadora dio esta cifra en un video de su cuenta de Twitter para defender su propuesta de flexibilizar los permisos de porte de armas. Sin embargo, la cifra de homicidios con arma de fuego no coincide con la oficial y tampoco se puede establecer cuántos fueron cometidos con armas ilegales.

El tema de la regulación del porte legal de armas de fuego volvió estar en la agenda de los debates en medios de comunicación y en las redes sociales luego de que congresistas del Centro Democrático radicaran en el Congreso un proyecto de ley que busca implementar una nueva regulación en este tema. 

La iniciativa, presentada por los congresistas María Fernanda Cabal y Christian Garcés,  busca eliminar la figura del porte especial, flexibilizando el uso de las armas de fuego como un mecanismo de defensa personal.

En medio de esta propuesta, la senadora Cabal publicó este trino, en el que asegura que “el 99 por ciento de los homicidios se producen por armas ilegales”.

 

Precisamente, en 2019 el representante a la Cámara, Cristian Garcés, había publicado un trino en el que indicó que “según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de 2010 a 2016, 7 de cada 10 homicidios en Colombia fueron cometidos con arma de fuego, mayoritariamente ilegales”.

En Colombiacheck verificamos su afirmación y encontramos que aunque Garcés tenía razón en decir que alrededor del 70 por ciento de los homicidios en Colombia se cometen con arma de fuego, se equivocó al concluir que la mayoría de esas armas eran ilegales, pues no hay cifras que lo comprueben. Por esa razón calificamos su afirmación de Cuestionable.

En esa ocasión, revisamos los informes de Medicina Legal en los que se basó el Representante y encontramos que, efectivamente, el porcentaje de homicidios cometidos con arma de fuego entre 2010 y 2016 osciló entre el 69 y el 77 por ciento. Lo que es similar a decir que entre 7 a 8  de cada 10 homicidios se perpetraron con armas de fuego. Pero Medicina Legal no indicaba en los informes si esas armas eran mayoritariamente ilegales, como lo aseguraba Garcés.

Asimismo, en ese chequeo consultamos a Pedro Piedrahíta, profesor de ciencia política de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y magíster en seguridad y defensa, quien le explicó a Colombiacheck que tanto las armas legales como las ilegales funcionan con los calibres aprobados por el Estado colombiano y distribuidos por la industria militar en el país, por lo que es prácticamente imposible saber qué porcentaje de los homicidios son cometidos con armas legales e ilegales.

Por su parte, Katherine Aguirre, investigadora del Instituto Igarapé de Brasil, nos aseguró que no hay estadísticas disponibles para determinar si las armas con las que se cometen los asesinatos son legales o ilegales. “Medicina Legal solo sabe con qué clase de mecanismo se cometió el delito, pero no tiene información sobre la procedencia o el permiso de porte del arma”, precisó.

Según la investigadora, esto solo se podría averiguar con una investigación de la Policía que determine de qué arma salió el proyectil y cuál es el estado de la misma. “El nivel de conocimiento del arma concreta de los actos de homicidio es muy bajo y requiere una investigación profunda que no se ha desarrollado mucho en Colombia”, concluyó.

Pese a no existir datos sobre si los homicidios se cometen con armas legales o ilegales, el representante Garcés publicó esta semana un nuevo trino en el que afirmó: 

“Respetados @katheaguirreCOL y @Rmayorga. La mayor parte de las armas implicadas en homicidios no sólo son ilegales, según datos de incautación de la @PoliciaColombia el 43% de las armas incautadas entre 2014-2016 eran hechizas (artesanales). El problema aquí es de ilegalidad vs. legalidad”.

Aguirre le contestó que “sería bueno conocer sus fuentes sobre relacionamiento de armas por tipo (con/sin permiso, hechizas, etc.) es un dato que no se encuentra disponible públicamente. Aparte, el % de las incautadas no dice nada sobre si asociación a los homicidios, ni tipo” (sic).

Al revisar las cifras de los homicidios dadas por Medicina Legal y la Policía encontramos que en 2019 se registraron en Colombia 11.880 homicidios, de los cuales 8.626 fueron cometidos con “proyectil de arma de fuego”, el 72 por ciento de los casos. En 2020 se presentaron 11.014 homicidios, 8.385 homicidios de ellos con arma de fuego, 76 por ciento de los casos. Estas cifras coinciden con el aproximado del 70 por ciento de los casos de los años anteriores.

También son similares a las que maneja la Policía, citadas en el informe Colombia: un gran mercado de armas sin incentivos para reducirlo de la Fundación Ideas para la Paz.  En otro informe de esta fundación indicaron que de 62.644 armas decomisadas por la Policía, el 24 por ciento eran legales.

Manuela Suárez, investigadora de la FIP, nos indicó que “en Colombia la información sobre tipo de arma que se utiliza en un homicidio (o en cualquier delito) sólo se obtiene por medio de la denuncia e investigación del caso. De acuerdo con la información de la Policía Nacional, actualmente entre el 70 y 80 por ciento de los homicidios se cometen con armas de fuego, pero no está la información si esa arma es legal o no”.

“El 24 por ciento de las armas incautadas por la Policía en Colombia entre el 2010 y el 2019 tenían algún tipo de permiso. La razón de la incautación no la dan, pero eso evidencia que tener permiso no es garantía que no se utiliza de manera ilegal o irregular”, agregó. 

En ninguno de los casos los datos dados por la senadora Cabal de que “el 99 por ciento de los homicidios se producen por armas ilegales” coinciden con las cifras oficiales. Por un lado, los homicidios cometidos con armas de fuego en el país son aproximadamente el 70 por ciento y por otro lado no se puede establecer de esta cifra cuántos fueron cometidos con armas ilegales.

Aunque contactamos al equipo de prensa de Cabal para preguntarle en qué datos basaba su afirmación, hasta el momento de publicar este chequeo no nos contestaron.

Así que con las evidencias anteriores calificamos su afirmación de falsa.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 06 Noviembre 2020

En EE.UU. ni hubo más votos que votantes registrados ni esto se debió al voto por correo, como dijo Cabal

Por Mónica Ospino Orozco

La senadora comparte la narrativa de fraude que ha impulsado el presidente estadounidense sin ninguna prueba. En ese país varios votantes pueden votar por correo. Y datos obsoletos se usaron como supuesta prueba del fraude.

La incertidumbre por conocer definitivamente quién ocupará la Casa Blanca a partir de enero de 2021 ha creado el perfecto cóctel para las desinformaciones que promueven fraudes y conspiraciones en el proceso electoral en Estados Unidos.

En redes sociales se ha afirmado que en algunos estados se han contado más votos que el número de votantes registrados y que este supuesto fraude se ha podido cometer gracias a votos por correspondencia. También se asegura que esto favorece al candidato demócrata, Joe Biden, en contra del republicano y actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sin embargo, nos dimos a la tarea de verificar estas afirmaciones y encontramos que ambas son falsas, pues se basan en informaciones que se sustentan en datos erróneos o mal interpretados.

El supuesto fraude

Algunas publicaciones de Facebook se preguntan “¿Cómo es esto posible?” al mostrar unas tablas en las que, al parecer, en algunos estados se contaron más votos que el número de votantes registrados. Sin embargo, lo que muestran las tablas son registros electorales obsoletos.

La publicación fue marcada por Facebook con un aviso de seguridad que advierte que la misma fue chequeada por verificadores externos como falsa (Colombiacheck hace parte de este programa de verificadores externos).

Estas desinformaciones también se han movido dentro de la política colombiana. Por ejemplo, la senadora María Fernanda Cabal dijo en un trino, en el que responde a otro tuitero que reporta que Biden ha ganado el voto popular: “Claro, si le llegaron cientos de miles de ‘mailing ballots’ que superan los registros electorales. Más votos que personas registradas para votar, y cero abstención. Ni al ñoño ni a musa se les hubiera ocurrido”. Pero esto tampoco es cierto.

Estos dos ejemplos siguen la narrativa infundamentada de fraude que ha sido impulsada por el presidente Trump quien, al momento de esta publicación, perdía el conteo de votos.

Las tablas estadísticas

En Facebook, Aaron Houghton se volvió viral tras publicar una tablas estadísticas en las que aparentemente el número de votantes en Carolina del Norte llega al 104,41% de los votantes registrados y en Wisconsin al 103.56%. Pero esas tablas corresponden al registro electoral de 2018.

Así lo pudo verificar PolitiFact, en esta nota en la que precisa que “los números incorrectos de votantes registrados incluidos en el reclamo parecen provenir de estadísticas obsoletas de registro de votantes de 2018”.

También lo pudimos verificar al hacer una búsqueda en las páginas de la Comisión Electoral de Winsconsin y la Mesa Electoral de Carolina del Norte. En el caso de Wisconsin, los ciudadanos registrados para votar en 2020 fueron 3’684.726 y en el caso de Carolina del Norte fueron 7’361.219.

(En la publicación viral, la tabla mostraba 3’240.275 votantes registrados en Wisconsin y 5’160.000 en Carolina del Norte, ambas cifras por debajo de lo que las fuentes oficiales presentan para este año).

El voto por correspondencia

Los “mailing ballots” que menciona Cabal son unos tarjetones electorales que se envían por correo y que luego son contados como votos, una modalidad de voto común en Estados Unidos, pero que fue más popular este año debido a la pandemia por coronavirus. 

Pero Trump ha cuestionado el uso de este sistema, en particular en los estados de Wisconsin, Michigan y Carolina del Norte. En los primeros dos los conteos inicialmente le daban ventaja a Trump, pero Biden terminó conquistando sus votos electorales después de que se contaran los votos por correspondencia. En Carolina del Norte Trump lleva la ventaja al momento de esta publicación, pero aún no se ha declarado un ganador.

Como ya lo verificamos en este chequeo, en muchos estados los votos por correo son los últimos en contarse y por eso se esperaba que hubiera un incremento en los votos demócratas mientras se avanzaba en el conteo. El partido Demócrata estimuló el voto por correo, al contrario de sus rivales republicanos, tal y como lo registró hace unos meses en este reportaje el diario The New York Times. 

En abril, en una de sus conferencias de prensa matutinas, según cita el diario neoyorquino, “Trump dijo que creía que se había abusado del voto por correo para dañar a los republicanos, y dijo ‘no lo toleraré’, aunque admitió que las boletas por correo podrían ayudar a algunos votantes mayores, parte de su base de votantes. Fue una leve modulación que vino a instancias de sus asesores”.

Por otra parte, no hubo más votos que votantes registrados, como insinúa Cabal en su trino. En algunos estados, como lo contaron nuestros colegas de PolitiFact en este artículo, se permite el registro para votar hasta el mismo día de la votación. Ese es el caso, por ejemplo, de Wisconsin (explicaremos el caso de otros estados más abajo).

Además, no hubo “cero abstención”, como aseguró la senadora. En el artículo en el que PolitiFact desmintió la publicación de Houghton se aclara que solo el 74,6% de los votantes registrados votaron en Carolina del Norte y 71% en Wisconsin.

Así que es falso que en varios estados de Estados Unidos se hayan contado más votos que el número de votantes registrados, así como es falso que los votos por correspondencia hayan causado eso.