Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 25 Marzo 2020

Este no es el primer ministro de Italia, es el presidente de Brasil

Por Ana María Saavedra

Mensaje asegura que el líder italiano lloró por la situación de Covid-19 en su país, pero la imagen que supuestamente lo prueba es de Jair Bolsonaro de Brasil en una ceremonia religiosa en 2019.

Una imagen ha sido viralizada en redes sociales con el mensaje: “Primer ministro de Italia con lágrimas en sus ojos le dice a todo el pueblo hemos perdido la batalla contra el coronavirus, perdimos el control, solo Dios nos puede ayudar”.

El post ha sido compartido y comentado miles de veces en Facebook y Twitter, pero la foto no es de Giuseppe Conte, primer ministro de Italia, sino de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Incluso, detrás de la imagen, se puede observar la bandera de Brasil.

Esta imagen de Bolsonaro es de un video de un discurso que dio el 17 de diciembre de 2019 en el Palacio de Gobierno durante una ceremonia religiosa.

Esta es la descripción del video en YouTube: “El presidente Jair bolsonaro se emocionó al dar un discurso este martes (17) durante el Culto de Acción de Gracias en el Palacio Planalto. Bolsonaro recordó los momentos en los que estuvo en el hospital, tras haber sido apuñalado en Juiz de Fora, y en los que le pidió a Dios que no dejara a su hija huérfana”.

Por otro lado, esta es la foto de Conte.

Al buscar las últimas declaraciones de Conte no encontramos que haya dicho que Italia perdió la batalla contra el coronavirus (Covid-19).

Al contrario, Conte ha asegurado sobre Italia: "somos un país fuerte, ganamos esta batalla" en su página de Facebook.

Al momento de publicar esta nota, Italia registraba 69.176 contagios de Covid-19 y 6.820 muertos por esta enfermedad, cifra publicada en el mapa del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins en la mañana de hoy. Por ahora, es el país con mayor número de fallecidos y el segundo con mayor número de contagios.

Así que es falso el post que asegura mostrar al primer ministro de Italia (que realmente es el presidente de Brasil) llorando por la situación del coronavirus en su país. 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 26 Febrero 2020

No, libro de 1981 no ‘predijo’ el coronavirus

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Unas pocas coincidencias entre la novela "Los ojos de la oscuridad" y el Covid-19 han llamado la atención de usuarios en redes sociales. Pero no son más que coincidencias.

En varias partes del mundo está siendo noticia la historia de una novela escrita en 1981 que predijo el Covid-19, enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 (antes llamado 2019-nCoV). 

Varios usuarios en redes sociales trinaron el asombro que les generó ver cómo en la novela Los ojos de la oscuridad, escrita por el estadounidense Dean Koontz en 1981, se habla del “Wuhan-400”. Este es el nombre de virus que, en esta historia de ficción, fue creado por el Partido Comunista Chino con el fin de utilizarlo como arma biológica.

Incluso, medios de comunicación colombianos como El Tiempo publicaron la noticia de “El misterioso libro de los 80 que ‘predijo’ la llegada del coronavirus”.

Sin embargo, por más coincidencias que haya entre la novela de Koontz, y el virus que tiene en alerta a la Organización Mundial de la Salud, no por eso se trata de una predicción.

Es cierto que Koontz nombró en su novela al arma biológica ficticia “Wuhan-400”, y que Wuhan, en China, es la ciudad de la realidad donde se descubrió el brote del SARS-CoV-2. Pero ahí es donde comienzan y terminan las similitudes.

El medio de fact-checking Snopes ya había verificado el tema, en un artículo que publicó el pasado 18 de febrero, y encontró varios puntos en las que esta "predicción" se equivoca:

  • En la novela de Koontz, "Wuhan-400" es un arma hecha por el hombre. El coronavirus, por otro lado, no lo es.

  • En la novela, el "Wuhan-400" tiene una tasa de mortalidad del 100%. Mientras los investigadores todavía están aprendiendo sobre el coronavirus, la tasa de mortalidad actual se ubica en aproximadamente el 2%.

  • El "Wuhan-400" ficticio tiene un período de incubación extremadamente rápido de aproximadamente cuatro horas, en comparación con el Covid-19, que tiene un período de incubación de entre dos y 14 días.

Además, aunque las páginas del libro publicadas en redes sociales son genuinas, al hacer una búsqueda en Google Books de la edición de 1981 no hay referencias a Wuhan. En esa edición, el arma biológica se llama “Gorki-400”, en referencia a una ciudad rusa que, en la novela, es el lugar donde fue creado el virus.

En la reedición rústica de 2008 del libro, el nombre del arma biológica fue cambiado a “Wuhan-400”. Y aún así, independientemente del cambio de “Gorki” a “Wuhan” en la novela, esto no es una predicción, pues “Koontz no afirmó que los eventos que tuvieron lugar en su novela llegarían a buen término, y las similitudes entre ‘Wuhan-400’ y Covid-19 son mínimas”, señala Snopes. 

Por otro lado, el virus de Los ojos de la oscuridad solo puede afectar a seres humanos. “Y al igual que la sífilis, el Wuhan-400 no puede sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo por más de un minuto, lo que significa que no puede contaminar permanentemente objetos o lugares enteros como el ántrax y otros microorganismos virulentos”, dice un fragmento del libro reproducido por la sección de fact-checking del diario de Kenia Standard Digital

Y, como señalamos en un chequeo anterior, los coronavirus son un tipo de virus que existen para cada tipo de animal. Aunque no se ha determinado la cadena epidemiológica, lo que se sabe es que el Covid-19 es una mutación de un virus de otros animales que logró desarrollarse en seres humanos. “La hipótesis actual más probable es que un animal huésped intermediario ha desempeñado un papel en la transmisión”, señala la OMS.

El virus ficticio de Koontz afecta el tronco encefálico, mientras que, como hemos contado, el Covid-19 es una enfermedad respiratoria.

Finalmente, el hallazgo de las similitudes entre la novela y la emergencia sanitaria se dio después de que se hubiese informado del brote de Covid-19 en Wuhan, lo que hace que la predicción no sea más que una coincidencia.