Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 28 Marzo 2022

Estos trinos de Rodrigo Lara Sánchez son de una cuenta falsa

Por Alexander Campos Sandoval

En un perfil de Twitter se duplicó la información de la fórmula vicepresidencial de Federico Gutiérrez, generando más de una decena de publicaciones virales con contenido falso.

El pasado domingo 27 de marzo a las 11:40 de la mañana, Federico Gutiérrez presentó oficialmente en su cuenta de Twitter a Rodrigo Lara Sánchez, exalcalde de Neiva y miembro del Partido Verde, como su candidato a la vicepresidencia. Esa misma tarde y por un lapso de casi cuatro horas, una cuenta falsa suplantó a Lara y publicó a su nombre varios trinos que rápidamente se hicieron virales. 

Entre los supuestos trinos se encuentran mensajes como “Soy de centro pero la lucha contra el socialismo será mi estandarte”, “Trabajaremos por Colombia. Una Colombia libre de comunismo”, “Queremos una colombia en paz, soberana, tranquila, próspera y sobretodo libre de comunismo” (sic), entre otros.

El usuario real de la cuenta del hoy candidato a la vicepresidencia es @Rodrigo_LaraS. La cuenta falsa tomó el mismo usuario agregando al final un guión bajo (@Rodrigo_LaraS_). Esta era una diferencia casi imperceptible para quienes buscaban consultar las publicaciones de Lara. A las 9:01 p.m., el candidato denunció públicamente la suplantación, pero a día de hoy esta cuenta continúa abierta y sus trinos acumulan miles de likes y retweets.




Arriba, screenshot de la cuenta real. Abajo, screenshot de la cuenta fake.

Aunque la cuenta falsa imitó el usuario de Twitter y copió la foto del perfil real del candidato, así como su descripción y ubicación, varias diferencias demuestran la suplantación. Mientras la cuenta oficial se abrió en marzo de 2011 y acumula 11.500 trinos, la cuenta falsa se abrió en 2018 y sólo cuenta con 33 publicaciones. Además, esta última incluye un enlace a una página web que no funciona y añade la palabra (Fake) al final de la descripción.

Como hemos informado en chequeos anteriores, Twitter permite las cuentas que parodian a personalidades públicas, con las siguientes condiciones: “la biografía debe indicar claramente que el usuario no está vinculado al tema de la cuenta” y que “el nombre de la cuenta (nota: no es lo mismo que el nombre de usuario, o @usuario) debe indicar claramente que el usuario no está vinculado al asunto de la cuenta”. La palabra “Fake” que hace esta aclaración en el perfil falso de Rodrigo Lara no existía durante las primeras horas de actividad de la cuenta, como lo demuestra este trino que realizó la comparación entre el perfil real y el falso a las 7:35 p.m. del 27 de marzo. 

En uno de los trinos de la cuenta falsa, Lara supuestamente invita a Francia Márquez a un debate para comprobar que puede darle “sopa y seco”. En otro, se muestra supuestamente cercano al sector político que está en contra del aborto. Además, en varias de sus publicaciones incluye las palabras “socialismo” y “comunismo” como proyectos adversarios en la contienda electoral.

La publicación proveniente de esa cuenta que mayor repercusión alcanzó durante las últimas horas fue esta, que al momento de publicación de este chequeo está fijada en el perfil. En ella supuestamente el candidato acepta que su esposa es prima de la senadora Paloma Valencia y a la vez ataca a la senadora electa Piedad Córdoba.

El rumor de la supuesta relación entre la esposa de Lara Sánchez y Paloma Valencia circuló en redes sociales el mismo 27 de marzo. Fue igualmente desmentido por el candidato a la vicepresidencia.

La utilización de cuentas falsas y fotomontajes que atribuyen afirmaciones a figuras políticas es un método común de desinformación, como lo chequeamos en el caso del trino falso atribuido a la exrepresentante a la cámara Margarita Restrepo. También ha aparecido con fuerza este mecanismo en anteriores coyunturas electorales, como ocurrió contra Jorge Iván Ospina en las elecciones regionales de 2019 y con Alejandro Gaviria tras las recientes elecciones legislativas.

Calificamos, pues, como falsos los trinos difundidos en este perfil que intenta suplantar al candidato a la vicepresidencia Rodrigo Lara Sánchez.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 03 Diciembre 2019

Los pastelitos del video no provocan parálisis cerebral y no entraron a Colombia por el Urabá

Por Juan Camilo Morales, Nicolás Rodríguez e Isabel Caballero Samper

Una campaña kurda de boicot a productos turcos en el norte de Irak llegó hasta Colombia a través de un video viral que dice, erróneamente, que unos pastelitos de coco tienen por dentro pastillas tóxicas.

Desde el mes pasado circula en cadenas de WhatsApp un video en el que se ven unas manos que abren un paquete de pastelitos marca Luppo sabor a coco. Luego se ve como la persona saca un pastelito cubierto de chocolate y al desmenuzarlo encuentra dos pastillas blancas. Al final la persona dice algo en un idioma que en RedCheq no comprendimos. El video es compartido con un texto que dice: “Que viene de Turquía a Estados Unidos pero llegó a México y Colombia entro por uraba antioqueño provoca parálisis cerebral ojo: Compartanlo” (sic). 

Cadena de la Tía Luisa

Esta información es falsa: ni los pastelitos Luppo se venden en Colombia ni es verdad que contengan pastillas tóxicas. RedCheq encontró que la falsa alarma ya había sido compartida y desmentida en otros países: Perú, México, Estados Unidos, Israel, Italia, España y Turquía.

En primer lugar analizamos cuidadosamente el video utilizando la extensión “Frame by Frame for YouTube” para poder mirarlo cuadro por cuadro.

Justo después de abrir el paquete, el hombre saca sus manos y el pastelito fuera del cuadro del video: en este momento podría haber cambiado el pastelito que sacó del paquete por otro alterado. Al volver a entrar al cuadro, se puede ver que el recubrimiento de chocolate tiene unas marcas por donde pudieron haber sido introducidas las pastillas (antes el dedo del hombre tapaba esta parte así que no sabemos si estaban o no). Además nunca se ve la parte de abajo del pastelito así que también pudieron haber sido introducidas por ahí. Esto nos lleva a concluir que el video no es confiable.


Marquita en el chocolate

Por otro lado consultamos a Alexandra Aponte, secretaria de salud del distrito de Turbo, para preguntarle si es verdad que estos pastelitos entraron por el Urabá antioqueño y nos dijo que ni en su entidad, ni en la seccional de salud de Antioquia tenían conocimiento sobre la existencia de los pastelitos en Colombia ni sobre el hecho de que pudieran estar contaminados.

Hablamos también con Carlos Robles, director de bebidas y alimentos del Invima, y nos dijo que los pastelillos marca Luppo no tienen registro sanitario en Colombia y que “tampoco se registra la inspección en algún puerto de entrada de algún producto con esas características”.

Contactamos directamente a la marca Luppo, que pertenece a la empresa turca Şölen, a través de su página de Facebook y nos respondieron que se trata de una campaña de difamación en su contra que es “falsa y engañosa”. Además nos remitieron a un artículo de Snopes.com, chequeadores que como nosotros pertenecen al International Fact-Checking Network, a quienes la compañía entregó documentos que muestran que sus procesos de producción y certificaciones de seguridad cumplen con todos los requisitos internacionales.

Esin Bakirkaya Isik, gerente de comunicaciones de Şölen, le dijo a la agencia Associated Press (AP) que los pastelitos Luppo sabor a coco sólo se venden en Irak. La AP además corroboró que el idioma en el que el hombre habla al final del video es sorani, uno de los dialectos kurdos de Irak, y que lo que dice es: “Esto es para boicotear los productos turcos”.

France 24 identificó este video como parte de una campaña de boicot a productos turcos que activistas locales impulsaron en la región kurda del norte de Irak como protesta en contra del ataque de Turquía a las fuerzas kurdas en Siria de octubre de 2019.

Con todos estos elementos concluimos que no es verdad que en Colombia, ni en ninguna otra parte, estén vendiendo pastelitos Luppo con pastillas tóxicas que causan parálisis cerebral.