Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 20 Diciembre 2019

Fico le incumplió a Medellín en homicidios y tranvía de la 80

Por Morada Noticias

En la administración del alcalde Federico Gutiérrez, aumentaron los asesinatos, se embolató el sistema férreo para la 80 y hubo avances en vivienda pero muy por debajo de la meta.

Al iniciar su alcaldía en 2016, Federico Gutiérrez Zuluaga prometió para los medellinenses “una ciudad segura y legal, equitativa y sostenible”, con la base de recuperar la confianza ciudadana en las instituciones. Sin embargo, a diciembre de 2019, se destacan dos propuestas con las cuales Gutiérrez incumplió sus promesas consignadas en el plan de desarrollo de su cuatrienio de Gobierno (una de ellas porque se embolataron los recursos de la Nación) y otra que avanzó mucho menos de lo planteado.

 

Reducir la tasa de homicidios

No cumplida

Gutiérrez se comprometió a cumplir con el objetivo número 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible reduciendo “significativamente todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad” en Medellín, como sugiere la Organización de las Naciones Unidas

Para lograrlo, se propuso una reducción en las tasas de los delitos de homicidios y hurto a personas, y la cantidad de hurtos a viviendas y establecimientos comerciales. Sin embargo, encontramos que no cumplió con este compromiso, de acuerdo con un pronunciamiento de la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín. Estas metas no se cumplieron durante los tres primeros años de gestión y la tendencia en el cuarto no era cercana al cumplimiento. 

Llama la atención el comportamiento de la meta y los resultados reales en el homicidio, debido a que, frecuentemente y a través de redes sociales y medios de comunicación, el alcalde destaca la reducción este delito como un logro importante de su gestión.

Este resultado es disminución en la lógica de comparar cuatrienio con cuatrienio, pero haciendo un acercamiento a los últimos cuatro años, la tasa de asesinados por cada 100.000 habitantes ha aumentado de manera consecutiva: “544 muertes violentas durante el año 2016; 582 en 2017, y finalmente, la cifra pasó a 632 en el año 2018”, dice el pronunciamiento de la Veeduría.  

La meta del plan de desarrollo 2016-2019 se planteaba una reducción concreta de 5 puntos respecto a la tasa de 20,5 entregada por Aníbal Gaviria en 2015 (p.152). Sin embargo, de acuerdo con el informe del viernes 13 de diciembre de 2019 del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC), la tasa de homicidios se acerca este año a los 23 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Aunque al 13 de diciembre de 2019 han ocurrido 30 homicidios menos que para la misma fecha del 2018, esta reducción no es la meta global planteada en el plan de desarrollo en 2016.

“Hay que tener una perspectiva muy realista: el alcalde puede contribuir, pero no puede hacer todo para la disminución o el aumento de los homicidios”, afirma Camila Uribe Villa, investigadora de Casa de las Estrategias, el centro de estudios que contribuyó a formular el Protocolo “Nada Justifica El Homicidio” que puede activarse desde el 123 y busca atender a jóvenes en riesgo de ser asesinados. 

“Hay dinámicas propias del crimen que influyen en que los asesinatos aumenten o disminuyan: en algunos casos hay claramente pactos o control territorial con otras formas de violencia. Sin embargo, el alcalde contribuye en la política de seguridad que decida implementar y hay políticas que están científicamente probadas que pueden producir más homicidios en el corto y el mediano plazo, por ejemplo, las políticas de mano dura”, explica Uribe refiriéndose al plan choque “El que la hace la paga” de la Policía Nacional. 

De acuerdo con Uribe, es decisoria la labor del alcalde como jefe de la Policía, para que esta sea protectora y tenga el respeto a la vida como función fundamental. Las políticas de mano dura, por el contrario, pueden endurecer mucho más a los criminales y dar paso a una lucha frontal contra el Estado y contra la ciudadanía. 

“La ausencia de profesionales de la Alcaldía en los territorios, acompañando a los ciudadanos y llevando justicia cercana de lucha contra la impunidad, pero también de fortalecimiento de la base social; aporta al aumento del homicidio”, puntualiza. 

 

Construir 19.000 viviendas, 5.000 en el centro

En proceso

Cuando era candidato, Federico Gutiérrez mencionó en su programa de gobierno (p.142) la necesidad de suplir el déficit de 48.000 viviendas que tiene Medellín y su intención de recuperar el centro (la comuna 10) y habitarlo de nuevo para evitar que la ciudad continuara su crecimiento en las laderas.

En la presentación del Plan de Desarrollo de Medellín, realizada en junio de 2016, esta alcaldía prometió la construcción de 19.000 nuevas viviendas, 5.000 de ellas en el centro (diapositiva 39). 
  
Aunque las 5.000 viviendas del centro están en la página 395 del plan, no representan un indicador concreto en el “Proyecto: Re-habitación del Centro”. No obstante, la cifra de 19.000 sale de la sumatoria aproximada de dos indicadores del “Proyecto: Vivienda nueva”, a cargo del Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín- ISVIMED: número de viviendas de interés social construidas, con una meta de 3.864, y número de viviendas de interés social promovidas en alianza con el sector privado, con una meta de 15.000. 

Respecto a este compromiso, encontramos que hubo avances. En su rendición de cuentas 2019, el ISVIMED reportó un cierre de cuatrienio con 9 proyectos de vivienda entre fases de diseño y construcción final que equivalen a 2.057 viviendas nuevas, casi 17.000 por debajo de la meta inicial. 

Los nueve proyectos ya completaron sus fases de estudio de suelo, prefactibilidad y anteproyecto; 6 de ellos ya cuentan con licencia de construcción, una está en trámite y en dos el proceso de licenciamiento no se ha iniciado. Ninguno de estos nueve proyectos está ubicado en la comuna 10.

Gráfico de viviendas en ejecución según rendición de cuentas de ISVIMED

De acuerdo con la consulta que hicimos a Isvimed, a través de un correo electrónico a la oficina de comunicaciones de la entidad, dos proyectos (Colinas de Occidente y La Colinita) se realizan actualmente en alianza público privada con Comfenalco y Comfama, dos cajas de compensación familiar. 

Ante la pregunta por los factores impidieron que se cumpliera la meta del plan de desarrollo en vivienda, el instituto respondió: “gran parte de las dificultades para la construcción de vivienda VIS y VIP han sido la falta de suelo disponible en la ciudad y las dificultades presentadas para la adopción de los instrumentos que viabilizan el POT, como los Macro Proyectos de Ciudad, los Planes de Legalización y Regularización Urbanística y Planes Parciales; demoras en trámites con entidades externas; costos en los materiales que afectan los topes de los proyectos VIS y VIP; el desarrollo de las zonas comunes de los proyectos habitacionales que encarece la unidad de vivienda, pues hay subsidio de vivienda pero no para el hábitat asociado”.

También consultamos por qué no fue posible la formulación de proyectos de vivienda en el centro. “El extenso proceso de formulación y adopción de los instrumentos de planificación de segundo y tercer nivel determinados por el Acuerdo 048 de 2014 para el Área de Intervención Estratégica - AIE MED Rio Centro y el alto costo del suelo y falta del mismo en la zona centro que permitiera atender la población objeto”, contestó el instituto.

Respecto a la transformación urbanística y la recuperación del centro de la ciudad, se realizaron obras en la carrera Bolívar y los bajos de la estación San Antonio y Parque Berrío del Metro, como lo reportó el alcalde en su cuenta de Twitter.

Pero más allá, en el tramo entre la estación Parque Berrío y la estación Prado, zona que todavía pertenece a la comuna 10, la ciudad luce así: 

 

Hacer el tranvía de la 80

Se embolató

El programa de gobierno de Federico Gutiérrez prometía expresamente iniciar la ejecución del proyecto Tranvía de la 80, adelantando su primera fase en el norte de la ciudad (p. 93). Encontramos que esta promesa se embolató. 

En el Plan de Desarrollo Medellín 2016-2019, está planteado “empezar la ejecución del corredor de la 80, diseñando a punto, revisando los diseños frente al POT y evaluando con rigor todos los componentes del mismo para iniciar construcción de una primera fase en el norte de la ciudad, donde permite integrar gran parte de la oferta de educación superior al sistema integrado de transporte público” (página 335).

En este proyecto, denominado “Revisar y ajustar los diseños y desarrollar la primera fase del corredor de transporte de la 80”, no se especifica que será un sistema tipo tranvía. Sin embargo, en la presentación del plan, en junio de 2016, la diapositiva 31 ejemplifica un sistema de este tipo. Además, Gutiérrez anunció su intención de iniciar la construcción de un tranvía para este corredor vial en medios locales el 18 de abril de 2018.

En esta declaración pública, el alcalde afirmó que, en 2018, sacaría a licitación diseños fase 3 y construcción de la obra y a partir de enero o febrero de 2019 se empezaría a construir. Sin embargo, solo hasta el 16 de agosto de 2019 se convocó a contratistas para la “construcción, mantenimiento y adecuación de paraderos de buses en el corredor de la Avenida 80, entre la estación La Palma del sistema Metroplús y la Terminal de Transportes de Medellín”, poniendo así en ejecución, realmente, un corredor de buses y no un tranvía, con la adquisición de 64 buses eléctricos. 

La construcción de las estaciones inició el 6 de noviembre de 2019 de acuerdo con el SECOP 1, la plataforma en la cual las entidades estatales deben publicar los documentos de un contrato público, desde su planeación hasta su liquidación. El 15 de noviembre de este año, la Alcaldía y el Metro de Medellín anunciaron la entrada en operación de la línea O del sistema Metroplús, una línea de buses eléctricos que se convertiría en el corredor vial prometido en el plan de desarrollo.

En la presentación del corredor, el alcalde afirmó que se cubriría la ruta de la 80 con buses mientras el Gobierno nacional aprueba los recursos para la construcción de un tren ligero. La ruta se encuentra actualmente en operación con paraderos provisionales, ya que los licitados aún no han sido entregados.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Domingo, 22 Diciembre 2019

Alcalde de Manizales deja a medias su propuesta de campaña más popular

Por Sania Salazar y Laura Castaño Giraldo

Basados en los asuntos en los que actual alcalde de Manizales, José Octavio Cardona León, hizo énfasis durante su campaña, Colombiacheck seleccionó cuatro promesas de su programa de gobierno y encontró que no cumplió dos y tiene otras dos a medias:

educación e integración campo-ciudad, aspecto al que le dio relevancia debido a su origen rural. El Macroproyecto de San José, que ha tenido múltiples problemas en su ejecución. Subsidios para que estudiantes y personas de la tercera edad usen el Cable aéreo, una propuesta de la que se ha hablado por años en Manizales, sobre todo, porque se considera un aspecto clave para consolidarla como ciudad universitaria. Por último, quizá la propuesta más popular de Cardona, la construcción de un hospital público para mascotas, que ha recibido críticas debido a la inversión de recursos públicos en el proyecto que podrían servir para atender problemas de cobertura de la red de salud del municipio.

 

“Grado 12 en la zona rural: como manera de lograr que los jóvenes egresen con competencias para su inserción a la vida profesional o productiva, buscando que dichos egresados lo hagan en condición de tecnólogos”.
 

No cumplida

Debido a que esta acción del plan de gobierno de Cardona no tiene un verbo que defina en detalle la acción, le preguntamos al secretario de educación de Manizales, Jesús Antonio Bermúdez, si lo que se pretendía era crear un grado 12.

Lo que nos contestó fue: “lo que se creó no fue un grado 12, sino que creamos los programas Universidad en el campo y Universidad en tu colegio que posibilitan que desde los grados octavo y noveno empiecen ciclo profesional para obtener doble titulación como bachiller, técnico o tecnólogo y si al salir el grado once hacen un año adicional se pueden graduar en ciclo profesional”..

Pero un alcalde no puede modificar los grados de educación en Colombia, pues esto se hace por ley y no es potestad de los mandatarios locales hacer o modificar leyes. El artículo 11 de la Ley 115 de 1994 establece que la educación media tiene dos grados (décimo y once).

Además, ninguno de los dos programas a los que hace referencia Bermúdez se creó durante la gestión de Octavio Cardona. El programa Universidad en el campo es una alianza público privada entre la Gobernación de Caldas, CHEC, el grupo EPM, el Fondo Nacional del Café y el Comité de Cafeteros de Caldas que desde 2012 facilita a los jóvenes rurales el acceso a la educación superior, “en conexión con el emprendimiento y el empresarismo, para impulsar su proyecto de vida, el empalme generacional en el campo y la competitividad en la zona rural de Caldas”.

Y el programa Universidad en tu colegio, que existe hace alrededor de seis años, lo creó la Fundación Lúker. Su objetivo es facilitar el acceso de programas de formación técnica y tecnológica a jóvenes de colegios oficiales con universidades e instituciones para el trabajo y el desarrollo humano en la región. “Los programas son pertinentes a las necesidades del sector empresarial y se desarrollan mientras los estudiantes cursan grado 10° y 11° en contrajornada en los colegios, pues los profesores universitarios se desplazan a éstos”.

Cifras de la Secretaría de educación muestran que ambos programas han incrementado el número de matriculados en la actual administración (59 matriculados más en Universidad en el Campo y 409 en Universidad en tu colegio). Colombiacheck le pidió insistentemente a esta cartera cifras de la anterior administración sobre número de matriculados y número de programas ofertados para comparar y saber si la apuesta entonces fue fortalecerlos como nos lo aseguró Bermúdez, pero hasta la publicación de esta nota no las habíamos recibido.

Universidad en tu colegio

La experta en educación Sara Victoria Alvarado aseguró que es muy importante lo que se ha hecho por tratar de crear condiciones de aprendizaje útiles para que los jóvenes tengan oportunidades y puedan permanecer en el campo. 

Pero Alvarado también resaltó que esas estrategias deben ir acompañadas tanto de un proceso de formación en herramientas para vivir bien en el campo, como de políticas reales que favorezcan el desarrollo de las ruralidades. No se trata simplemente de que los jóvenes decidan quedarse en el campo porque aprendieron técnicamente a cultivar.

“Mientras la ruralidad no ofrezca condiciones más atractivas para los jóvenes y cuando digo trabajo no es solo trabajo y plata, sino que culturalmente para el joven signifique estar bien en el campo, va a ser muy difícil, porque se ve solo desde un concepto de la empleabilidad. Es válido lo que se está haciendo, pero hay que recoger información para ver los efectos que ha producido la estrategia, para saber si la tasa de migración ha bajado, si la empleabilidad en el campo ha subido”, concluyó.

*Esta verificación contiene información suministrada por Isabela Vallejo, estudiante de la Escuela de Comunicación social y periodismo de la Universidad de Manizales.

 

“Hospital Público Animal”. Centro público veterinario que se desarrolle a través del fortalecimiento de la infraestructura y de alianzas con instituciones de educación superior y organizaciones locales que propendan por el bienestar animal”.
 

En proceso

Como parte de las metas para 2019, el Plan de Desarrollo de la actual administración planteó en esa materia “implementar un Hospital Público Veterinario” (p. 250), bajo la responsabilidad de la Secretaría de Medio Ambiente.

Este es un proceso que partió de cero y su objetivo era contribuir a “brindar atención al 100% de la fauna doméstica vulnerable”.

Hospital veterinario Manizales

Fragmento del Plan de Desarrollo de Manizales 2016-2019

Según el Acta de Iniciación de la obra, que se encuentra en la página del SECOP I, la fecha de inicio de construcción era el 19 de julio de 2019, luego de que el contrato se le adjudicó a la proponente Mónica Liliana López por 2.912 millones de pesos, tal como lo comunicó la Secretaría de Obras Públicas en su cuenta de Twitter.

El acta previamente mencionada señala que el plazo de ejecución de la obra era de 167 días -cinco meses y medio- y la fecha de entrega era el 31 de diciembre de 2019. Colombiacheck visitó la obra y encontró que de la estructura de dos pisos que, según los planes, contará con urgencias, quirófanos y laboratorios, entre otros servicios, hay unas columnas y dos planchas.

Hospital veterinario ManizalesHospital veterinario Manizales

El secretario de Medio Ambiente, Ricardo Germán Gallo, le dijo a Colombiacheck que la obra tenía “tiempos muy ajustados, pero por temas de invierno y algunas cosas que implicó la construcción, se ha retrasado”. Además, indicó que la contratista “pidió una prórroga por tres meses más” y que la administración hace una revisión legal porque ya existía un compromiso de entrega que, según Gallo, era el 15 de diciembre. Aunque, como ya lo dijimos, el acta de iniciación de la obra indica que era el último día del 2019.

Pero este no ha sido el único retraso del Hospital Público Veterinario. El secretario explicó que planeaban construir este centro de atención detrás de una cancha del barrio La Asunción, pero que los estudios señalaron aspectos de riesgo por una quebrada que pasa por allí y que eso implicaba hacer unas pantallas especiales para poder construir en el sitio y por ende un incremento en los costos que podía oscilar entre 1.400 y 2.000 millones de pesos.

Por lo anterior, decidieron hacer el Hospital en un lote contiguo a la Unidad de Protección Animal, ubicado en la vía a La Linda.

Hospital veterinario Manizales

Este proyecto ha recibido múltiples críticas. Por ejemplo, el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Caldas, Jorge Uriel Carmona, le manifestó al periódico La Patria que "las personas asocian el hospital público con atención gratuita y en el caso de la cirugía, que es lo más costoso en veterinaria. Dudo de la sostenibilidad financiera que ese hospital tendrá a mediano y largo plazo".

Gallo calcula que el centro de atención se entregará entre finales de marzo y comienzos de abril de 2020.

 

“Continuar con la ejecución del Macro proyecto San José, previa conciliación de asuntos fundamentales con la comunidad, bajo principios de respeto con la ciudadanía, en defensa de la comunidad y en articulación con el desarrollo de la ciudad”

En proceso

Este es un proyecto de renovación urbana que inició en 2008 y que ha pasado por las manos de tres alcaldes.

En 2016 Octavio Cardona prometió en su plan de gobierno “continuar con la ejecución del Macroproyecto San José”.

El director de la Corporación Cívica de Caldas, Camilo Vallejo, indicó que las palabras terminar o continuar con el Macroproyecto no dan claridad sobre las acciones concretas que se quieren adelantar. Vallejo recordó que este es un proceso que tiene varias líneas de acción, como la construcción de viviendas (la más conocida), además de otros ejes relacionados con la Plaza de Mercado, el desarrollo urbanístico de la zona mixta, entre otros. 

En el Plan de Desarrollo Cardona planteó varias metas para 2019 que apuntan a distintos ejes del proyecto. Una de ellas es la “construcción de 640 viviendas nuevas”, propuesta que seleccionamos por ser una de las metas medibles.

La alcaldía y la Empresa de Renovación y Desarrollo Urbano (Erum) entregaron 281 apartamentos: 108 en 2018 y 173 en 2019. Es decir, faltan 359 para cumplir la meta.

El líder ciudadano y presidente del Comité Popular de Usuarios de Servicios Públicos Domiciliarios de Manizales, Moisés Gallego, le dijo a Colombiacheck que hay 39 apartamentos por entregar. “Ya están los opcionados, ya el Ministerio de Vivienda les dio el visto bueno, ya la interventoría que le hicieron a la Erum también le dio el visto bueno, y se niegan a entregarle a los ciudadanos sus apartamentos”, aseguró. 

Por su parte, la gerente de la Erum, Clara Lucía Gutiérrez, dijo que las otras 39 “están para asignación de subsidio en el Ministerio”. En cuanto a fecha de entrega, Gutiérrez indicó que no se sabe si será este año o el siguiente. 

Gallego aseguró que los apartamentos los entregan en obra negra, sin gas domiciliario y sin internet. En este video, La Patria registró el estado de entrega de los primeros 103 de la administración de Cardona.

“Hay muchos que ni siquiera tienen un piso puesto”, le dijo a Colombiacheck Didier González, habitante de uno de los apartamentos, quien calificó los apartamentos como “lugares invivibles”. 

Vallejo y Gallego coincidieron en que el Macroproyecto requiere una reformulación que incluya la participación de la ciudadanía, ya que lo que se ha desarrollado hasta ahora no satisface los requerimientos de la misma. En palabras de Gallego: “El avance de Octavio Cardona es muy poco, no es lo que se necesitaba”.

En ese mismo sentido, el arquitecto y doctor en urbanismo Luis Fernando Acebedo escribió en 2018 una columna para el periódico La Patria en la que afirmaba que el Macroproyecto era un ejemplo de “gentrificación social y productiva, despojo de la propiedad, derroche e ineficiencia de los recursos públicos, pésima gestión urbana y una violación sistemática de los derechos humanos de estas comunidades”.

El concejal liberal César Díaz dijo en El Matutino de UMFM que la financiación del Macroproyecto “es uno de los principales fracasos que tiene la clase política en la ciudad de Manizales porque, de una u otra forma, no se han dado los resultados esperados”. 

 

Establecer un sistema de subsidios para el transporte en el sistema del cable aéreo para estudiantes de colegios y universidades y personas de la tercera edad

No cumplida

El secretario de tránsito de Manizales, Carlos Gaviria, le dijo a Colombiacheck que en la ciudad no hubo subsidios de transporte y que desconoce las razones por las cuales no se asignaron esos beneficios.

Alejandro Ortiz Díaz, director de Manizales Campus Universitario, explicó que hubo reuniones con el gerente del Cable Aéreo y con Infimanizales y que manifestaron voluntad de hacerlo, pero que no se cuenta con el dinero necesario para otorgar esos beneficios. Además, que se espera que se construya una tercera línea del Cable que iría de Los Cambulos a la zona del Cable, donde están varias sedes universitarias, para obtener los recursos para aplicar esa tarifa diferencial para los universitarios.

El informe de gestión de la Asociación Cable Aéreo de Manizales de 2018 muestra que la empresa tiene un déficit presupuestal, situación que impide que se otorguen descuentos en el costo del pasaje. El informe también muestra que con respecto al 2017 bajaron el número de pasajeros y aumentaron los gastos de operación.

Para el director de la Corporación Cívica de Caldas, Camilo Vallejo, el Cable aéreo está mal administrado y ha incurrido en gastos innecesarios, como en contratación innecesaria. Además, resaltó que no es posible que esos subsidios salgan de la gestión del Cable, pues deben salir del presupuesto de la administración municipal. “Son dos discusiones distintas que están mezclando, si se decide subsidiar algo esos subsidios salen de otro lado, de donde el gobierno consiga los recursos y otra cosa es la financiación del sistema de transporte”, concluyó.