Pasar al contenido principal
Martes, 26 Marzo 2019

Foto trinada por David Ghitis, María Fernanda Cabal y otros no es de la minga sino del Caquetá en 2012

Por Ana María Saavedra

María Fernanda Cabal, David Ghitis y otros tuiteros compartieron una imagen de un hombre armado para criticar la minga indígena del suroccidente del país. La foto fue realmente tomada en 2012 en Caquetá. 

El columnista David Ghitis, cercano al Centro Democrático, publicó el pasado 25 de marzo una imagen con el mensaje: “Y la foto se titula: ‘¿De dónde es que un indígena en la minga consigue una M60?’”.

Ghitis

El trino ha sido compartido casi 2000 veces, una de ellas por la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal. Algunos seguidores de @Colcheck nos pidieron que verificáramos esta información.

En Twitter, el usuario @ingabrielc encontró una nota de 2015 que usaba la misma imagen.

 

En Colombiacheck revisamos la imagen, usando las herramientas Google, Yandex y Tineye, y encontramos que había sido usada en varios artículos que hablan de las Farc, desde 2013. Sin embargo, uno de los links hallados en Tineye nos apuntó a una página de Getty Images, un banco de fotos, y nos dio una pista más concreta de quién había sido el autor de la foto.

En el pie de foto se indicaba que había sido tomada por Luis Acosta de AFP en 2012.  Entonces, nos contactamos por correo electrónico con Acosta, quien nos confirmó que era su fotografía, “tomada en el Caquetá durante la liberación del periodista francés Romeo Langlois”.

AFP LUis

Asimismo, AFP nos respondió oficialmente que “esta foto de la agencia de noticias AFP fue tomada durante la liberación del periodista francés Romeo Langlois, retenido por la guerrilla en el 2012 en el Caquetá. No puede ser usada fuera de este contexto, con la fecha adecuada, además del crédito AFP y de la firma del fotógrafo, en respecto a la legislación sobre los derechos de autor”.

Además nos remitieron el archivo que está en la base de datos de la agencia, AFPFORUM, donde se puede encontrar con la caption original.

Romeo Langlois fue liberado por las Farc en la vereda  San Isidro del municipio de Montañitas, en Caquetá, el 30 de mayo de 2012. Durante ese cubrimiento, el reportero gráfico tomó la imagen del guerrillero con el arma.

En conclusión, una vez más (ya hemos chequeado otras dos fotos y dos vídeos) una imagen fue sacada de contexto para señalar a los indígenas de guerrillero durante la Minga Indígena que se lleva a cabo en el Cauca desde hace dos semanas. 

Actualización: Luego de la publicación de la nota, el columnista David Ghitis publicó este trino de aclaración. 

 

Viernes, 18 Mayo 2018

La FARC, Petro y un volante que no circula en Caquetá

Por Sania Salazar

El volante, que supuestamente circula en Caquetá, tiene el nombre de la antigua guerrilla de las Farc, pero múltiples imprecisiones hacen dudar sobre su autenticidad.

En redes sociales ha circulado en los últimos días notas de medios de derecha como Oiga noticias y El Nodo en las que se asegura que la Farc le está haciendo campaña al candidato Gustavo Petro en Caquetá. El supuesto volante ya había circulado en cadenas de WhatssApp.

Después de revisar el volante que supuestamente se está distribuyendo en Caquetá para invitar a votar por el candidato de la Colombia Humana, Colombiacheck califica la información como Falsa.

Primero, porque la antigua guerrilla de las Farc, como organización armada al margen de la ley que estaría distribuyéndolo, ya no existe, y porque tiene varias imprecisiones que hacen dudar de su autenticidad.

El equipo de prensa de la Farc revisó el volante y negó que haya sido autoría de ese grupo político. Según ellos, poner en un mismo documento el logo del partido legal y el escudo de guerra es una tontería que no cometería ninguno de sus integrantes.

“Las llamadas disidencias nunca pondrían el logo actual, ellos se quedan con el de guerra. ¿Qué razón tiene un tipo que dice que no cree en el proceso de paz, que esto es una traición a los ideales, para poner el logo de un partido que hizo un proceso de paz y una transición de la lucha armada a la lucha política?”, indicaron.

Además, resaltaron que sería absurdo que las disidencias, grupos desertores del proceso de paz, que siguen delinquiendo en el Caquetá y varias zonas del sur del país invite a creer en el proceso electoral y a votar, pues ellos no creen en la democracia.

Para el grupo de prensa de la Farc el supuesto volante es autoría de los medios de noticias falsas que lo están replicando. “Es la gente de la extrema derecha para meter miedo”, agregaron.

Por último, el equipo de prensa de la Farc indicó que ellos tienen medios de comunicación oficiales y legales para difundir sus comunicados y cuentas en redes sociales, por lo que no tienen por qué sacar panfletos como en la época en la que eran una guerrilla.

Autoridades en Caquetá no conocen el volante

Según el Comandante de la Policía de Caquetá, Javier Navarro Ortiz, en ese departamento no han visto circular el volante ni tienen denuncias al respecto. El oficial no se pronunció sobre la veracidad del contenido del volante.

La secretaria de Gobierno de Caquetá, Martha Rocío Ruiz, aseguró que esta semana realizaron comités de orden público y de alertas tempranas y ninguna autoridad ha alertado sobre el volante. Además, aseguró que cuando se trata de hechos que pueden ser verdad, la Policía le reporta los hechos y hasta ahora no lo han hecho.

Otras inconsistencias

El volante está a nombre de las “Fuerzas armadas revolucionarias-Ejército del Pueblo Farc-EP”, el antiguo nombre de la guerrilla de las Farc, pero al que le falta la palabra Colombia, pues el nombre completo era Fuerzas armadas revolucionarias de Colombia, Farc-EP.

Pero esa organización insurgente ya no existe, pues luego de firmar un acuerdo de paz con el Gobierno, se convirtieron en el partido político Fuerza Revolucionaria Alternativa del Común, Farc.

El logo que aparece debajo del título tampoco corresponde exactamente al de la exguerrilla. Como se puede ver en la página web de esa organización.

Además, en el texto se hace referencia equivocadamente a un “gabinete ministerial” encabezado por Rodrigo Londoño Echeverry, conocido en la vida guerrillera como Timochenko, y también por Iván Márquez, Jesús Santrich, Rodrigo Granda, Victoria Sandino, Pablo Catatumbo, Andrés París, Piedad Córdoba e Imelda Daza.

De acuerdo con los acuerdos de paz, la Farc no tendrá ministros en el nuevo gobierno, tendrá cinco representantes a la Cámara y cinco Senadores. En el Senado estarán Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Victoria Sandino, Carlos Antonio Lozada y Sandra Marín. En la Cámara estarán Byron Pérez, Jairo Quintero, Jesús Santrich (actualmente detenido porque está solicitado en extradición), Marco Calarcá y Olmedo Ruiz.

Aunque Rodrigo Granda y Andrés París hacen parte del partido Farc, no conforman el grupo de congresistas.

Piedad Córdoba ha hecho gran parte de su carrera política en el Partido Liberal. Fue hasta hace poco candidata presidencial, cargo al que se lanzó por firmas con el comité promotor Poder ciudadano. Ella ha insistido en que no es parte de las Farc.

Imelda Daza fue la fórmula presidencial de Timochenko, aunque no hace parte del partido Farc. Ella fue militante de la Unión Patriótica, estuvo exiliada en Suecia alrededor de 25 años, de donde regreso por la esperanza de cambio que le generó el proceso de negociación con las Farc. El partido Farc anunció en marzo pasado que por motivos de salud Timochenko no continuaría su campaña electoral a la presidencia y que a través de un comunicado publicado en abril invitaron a los colombianos a “votar por los candidatos que en sus programas de gobierno demuestren mayor compromiso con la construcción de la paz estable y duradera”.

El panfleto también es inexacto al sugerir que Gustavo Petro es guerrillero actualmente, pues él hizo parte de la guerrilla del M 19, pero ese grupo se desmovilizó en 1990 y se convirtió en el partido político Alianza Democrática M19.

Además, Petro ha negado apoyo de la Farc a su candidatura.

Daniel Medellín, coordinador de juventudes de la campaña de Petro, dijo que desconocía los volantes, pero que ese tipo de hechos son muestra de la estrategia electoral de los rivales de Petro. Resaltó que la campaña de la Colombia Humana no coincide en ningún punto del programa con la de la Farc y mucho menos han llegado con ellos a ningún acuerdo electoral. “Es evidente que nos quieren asociar a la Farc, a Venezuela, ante la ausencia de propuestas recurren a este tipo de cosas, pero nosotros seguimos llenando plazas”, concluyó Medellín.